Scielo RSS <![CDATA[Acta bioquímica clínica latinoamericana]]> http://www.scielo.org.ar/rss.php?pid=0325-295720050003&lang=es vol. 39 num. 3 lang. es <![CDATA[SciELO Logo]]> http://www.scielo.org.ar/img/en/fbpelogp.gif http://www.scielo.org.ar <![CDATA[Células madre embrionarias]]> http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0325-29572005000300001&lng=es&nrm=iso&tlng=es <![CDATA[Apolipoproteína A-I en nefropatías: su relación con el status renal y las microproteínas urinarias]]> http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0325-29572005000300002&lng=es&nrm=iso&tlng=es El objetivo del presente estudio fue identificar la relación entre la presencia de Apolipoproteína A-I en orina y: a) el daño funcional renal tanto en patología predominantemente glomerular así como túbulo-intersticial; y b) los valores de alfa 1-microglobulina y beta 2-microglobulina, como marcadores de compromiso tubular. Se procesaron 97 orinas de 24 h de recolección. Se determinaron proteínas totales (Exton), alfa 1-microglobulina y beta 2-microglobulina (Inmunoturbidimetría, Roche, USA). Se realizó la técnica de SDS-PAGE, el uroproteinograma con tinción argéntica y el inmunobloteo con anticuerpo anti ApoA-I según procedimientos habituales. Se observó una asociación estadísticamente significativa entre la presencia de ApoA-I y los valores de proteinuria mayores a 3 g/L (p < 0,0001) y el perfil de eliminación glomérulo-tubular (p < 0,01). En los pacientes con insuficiencia renal (33) la asociación de ApoA-I con los valores alfa 1-microglobulina y beta 2-microglobulina fue estadísticamente no significativa, mientras que se halló una correlación entre ambas microproteínas y el clearence de creatinina (r = -0,48, p < 0,001 y -0,33, p < 0,05). La pérdida en orina de ApoA-I sería función de la alteración de la selectividad glomerular. Su utilidad como proteína marcadora de hematuria post-renal debe ser analizada en el contexto del perfil proteico evidenciado en el SDS-PAGE.<hr/>The objective of the present study was to identify the relationship between the presence of ApoA-I in urine and: a) the renal functional in damage predominantly glomerular as well as in tubulointersticial pathology b) the alpha 1-microglobulin and beta 2-microglobulin levels as markers of tubular dysfunction. Twenty-four hour collection urine was processed (97). Total protein (Exton), alpha 1-microglobulin and beta 2-microglobulin (Immunoturbidimetry, Roche, USA) quantitation were performed. SDS-PAGE, electrophoresis on cellulose acetate with silver stain, and immunobloting were performed according to habitual procedures. A statistically significant association between the presence of ApoA-I and proteinuria values greater than 3g/L (p < 0.0001) and a glomerulo-tubular profile (p < 0.01) was observed. In patients with renal failure (33), the association between the presence of ApoA-I and alfa 1-microglobulin and beta 2-microglobulin was statistically non-significant, while a correlation was found between both low molecular weight proteins and the clearence of creatinine (r = -0.48, p < 0.001 y -0.33, p < 0.05 respectively). Then, the ApoA-I loss could be a function of the glomerular selectivity. Its utility as a protein marker of post-renal hematuria and proteinuria must be analyzed in the context of the protein profile in the SDS-PAGE. <![CDATA[Farmacocinética de amicacina en ratones entrenados]]> http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0325-29572005000300003&lng=es&nrm=iso&tlng=es Los objetivos de este trabajo fueron determinar la bioquímica sanguínea y el comportamiento farmacocinético de amicacina en ratones con y sin entrenamiento físico. Se utilizaron 147 ratones sanos y con pesos de 25 a 35 g. Sesenta y un animales fueron asignados a la Experiencia 1 (E1) y 86 a la Experiencia 2 (E2). Los ratones de la E1 fueron entrenados nadando 20 minutos por día, 5 días a la semana durante 7 semanas. Los ratones de la E2 permanecieron sin entrenamiento. A 75 animales [n(E1) = 25 y n(E2) = 50] se les recolectó sangre para determinar la bioquímica sanguínea. A 72 animales [n(E1) = 36 y n(E2) = 36] se les administró amicacina (10 mg/kg) vía intramuscular y se tomaron muestras sanguíneas a tiempos controlados. Para los análisis cinético y estadístico se utilizaron un modelo no compartimental y ANOVA multifactorial, respectivamente. Los resultados bioquímicos se expresaron como (medias ± 1 DE): Se encontraron diferencias (P < 0,05) en los valores de creatina quinasa (1.266,9 ± 1181,3 y 66,0 ± 43,3 UI/L) y aspartato aminotransferasa (186,2 ± 23,8 y 150,1 ± 80,5 UI/L) de los ratones con y sin entrenamiento físico, respectivamente. Resultados farmacocinéticos (medias): Concentración máxima [Cmax (E1)] = 10,2 y (E2) = 14,8 µg/mL; tiempo en el que se logra la Cmax (E1 y E2) = 0,25 h; Constante de velocidad de eliminación (E1) = 0,31 y (E2) = 0,54 h-1 ; tiempo medio de eliminación (E1) = 2,2 y (E2) = 1,3 h y área bajo la curva (E1)= 13,9 y (E2) = 15,6 µg/mL/h. Las concentraciones de amicacina obtenidas durante la E1 y E2 no presentaron diferencias estadísticas (P > 0,05).<hr/>The aim of the present paper was to determine the blood biochemistry and the pharmacokinetic behavior of amikacin administered to mice with and without physical training. One hundred and forty seven, adult male mice, weighing 25 to 35 gram b.w. were used. Sixty one animals were randomly assigned for Experience 1 (E1) and 86 for Experience 2 (E2). During E1, the mice were trained swimming 20 minutes a day 5 days a week during 7 weeks. E2 mice remained without training. Blood samples from 75 mice and [n(E1) = 25 and n(E2)= 50] were collected to determine the blood biochemistry. Seventy-two mice [n(E1)= 36 and n(E2)= 36] were administered with a single dose of amikacin by intramuscular route (10 mg/kg b.w.). One blood sample per animal (E1 and E2) was taken postadministration of the antibiotic. For kinetic and statistical analyses, non-compartment model and multifactorial ANOVA were used, respectively. The data for each time point was averaged and these values were used to calculate the pharmacokinetics parameters. Statistical differences (P< 0.05) were found in biochemical values (means ± 1 S.D) of creatine kinase (1,266.9 ± 1,181.3 and 66.0 ± 43.3 UI/L) and aspartate aminotransferase (186.2 ± 23.8 and 150.1 ± 80.5 UI/L) in mice with and without training, respectively. Results [Pharmacokinetic parameters (means)]: Maximum plasma concentration (E1) = 10.2 and (E2) = 14.8 µg/mL; time to reach maximum concentration (E1 and E2) = 0.25 h; smallest disposition rate constant (E1) = 0.31 and (E2) = 0.54 h-1; elimination half-life (E1) = 2.2 and (E2) = 1.3 h; area under the curve (E1) = 13.9 and (E2) = 15.6 µg/mL/h. Amikacin concentration-times obtained during E1 and E2 were not statistically different (P > 0.05). <![CDATA[Disrupción endocrina: perspectivas ambientales y salud pública]]> http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0325-29572005000300004&lng=es&nrm=iso&tlng=es Los casos crecientes de disfunciones del aparato reproductivo, tales como disminución del recuento y la funcionalidad espermática, pubertad precoz en niños y niñas, aumento en la aparición de cáncer de mamas, próstata y testículos y de malformaciones asociadas con problemas hormonales genera cierta inquietud generalizada. Concomitantemente, se observan casos de alteraciones en la función reproductiva de una creciente cantidad de especies animales, por exposición a sustancias químicas persistentes, como pesticidas, detergentes, dioxinas y furanos. Como respuesta, en las últimas décadas se ha promovido una intensa actividad de investigación para caracterizar a estos compuestos en función de su capacidad de alteración de la homeostasis del sistema endocrino-reproductivo, asignándoles el nombre de disruptores endocrinos. Entre los compuestos disruptores reconocidos, se pueden citar fitoestrógenos, pesticidas organoclorados, alquifenoles-polietoxilados, clorofenoles bifenilos policlorados, ftalatos, estrógenos artificiales, dioxinas, furanos y algunos hidrocarburos policíclicos aromáticos, es decir, compuestos que se encuentran presentes en la vida cotidiana. Esta situación comporta un replanteo de los sistemas de regulación y control para las aproximadamente 50.000 nuevas sustancias químicas, muchas de ellas con la capacidad potencial de disrupción. Esto incluye nuevos tests toxicológicos y nuevos objetivos de investigación, replantear la metodología de evaluación de los compuestos químicos y la re-evaluación de los existentes, utilizando como criterio central la estimación de riesgo. A tal efecto, se plantean como ejes centrales: la articulación de una red internacional, con su consecuente base de datos global, el desarrollo y validación de nuevos ensayos biológicos para la detección de compuestos disruptores, y aunar criterios para la caracterización de riesgo y peligro asociado, sobre la base de estudios epidemiológicos.<hr/>The increase of reproductive dysfunction cases, such as diminution of count and spermatic functionality, precocious puberty in children, the increase of breast, prostate and testicles cancer and of malformations associated with hormonal problems generates certain uneasiness. At the same time, the description of alterations in the reproductive function of an increasing number of wild species, by exposure to persistent chemical substances, like pesticides, detergents, dioxins and furans, has promoted an intense activity of research that has given these compounds a central role in the interference (disruption) of the hormonal homeostasis. These compounds, endocrine disruptors, are characterized in the laboratory taking into account their hormonal or anti-hormonal capacity, and whether they can alter the homeostasis of the endocrine reproductive system. Some recognized disruptors are phytoestrogens, organochloride pesticides, alkylphenol-polyethoxylates, chlorophenols, PCBs, phtalates, artificial estrogens (contraceptive), dioxins, furans and aromatic polycyclic hydrocarbons, which are commonly used in our daily life. The recognition of their disruption capacity, implies a reframing of the regulation and control systems of approximately 50,000 new chemicals, many of wich with potential disruption capacity. This includes new toxicological tests and new research objectives, renewed evaluation methodology of chemical compounds and the re-evaluation of the existing one, using the risk estimation system as a principle. Thus, these priorities are considered: an international network, with a global data base; the validation of new biological tests for the detection of disruptor compounds, and the unification of criteria for the risk and associated damage characterization on the basis of epidemiological studies. <![CDATA[Homeostasis del hierro.: Mecanismos de absorción, captación celular y regulación]]> http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0325-29572005000300005&lng=es&nrm=iso&tlng=es El hierro es un elemento esencial para los organismos vivientes. En soluciones acuosas puede encontrarse en dos estados de oxidación estables: ferroso (Fe2+) y férrico (Fe3+), propiedad que le permite participar en reacciones que abarcan gran parte de la bioquímica. En el organismo, el hierro se encuentra formando parte de dos compartimientos: uno funcional y otro de depósito. El transporte de hierro unido a transferrina permite el intercambio del metal entre ambos compartimientos mientras que su exceso se deposita intracelularmente como ferritina o hemosiderina. En condiciones fisiológicas, el hierro se encuentra asociado a una proteína ya que su presencia en forma aislada puede producir daños graves en los tejidos. Esta toxicidad se debe a la habilidad del hierro libre de generar especies reactivas de oxígeno. Dado que tanto la deficiencia como la sobrecarga de este metal esencial son perjudiciales, su absorción, concentración y estado redox deben ser regulados cuidadosamente. En este trabajo se revisan las vías que median la absorción intestinal y la incorporación celular de hierro y se detallan los diferentes mecanismos que participan en su homeostasis. Finalmente, y considerando que el espectro de los desórdenes conocidos del metabolismo del hierro se ha expandido en los últimos años, se describen algunas de las alteraciones más comunes.<hr/>Iron is an essential nutrient required by every living being. This transition metal is involved in the majority of the metabolic processes, partly because of its ability to reversibly and readily cycle between ferrous (Fe2+) and ferric (Fe3+) oxidation states. Iron must be transported and stored as a component of protein complexes. Ferric ions circulate bound to plasma protein transferrin and accumulate within cells in the form of ferritin or hemosiderin. This is due to the fact that iron as a free cation can participate in a number of reactions to produce free radical species, which in turn can severely damage organs. Taking into account that both iron deficiency and iron overload are deleterious, a strict balance between iron absorption and utilization is required. In this work, the distinct pathways of gastrointestinal absorption and cellular uptake of iron are reviewed, giving details of the mechanisms involved in iron homeostasis under different conditions. Condition of iron deficiency and overload are discussed in terms of mechanisms leading to restoration of iron homeostasis. <![CDATA[Valores de referencia para marcadores tumorales séricos dosados por inmunoensayo]]> http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0325-29572005000300006&lng=es&nrm=iso&tlng=es El objetivo de este trabajo fue establecer valores de referencia (VR) para cinco marcadores tumorales de gran utilidad en clínica oncológica y comparar los valores establecidos con los recomendados por los fabricantes, así como determinar la influencia de la edad y del estado menstrual sobre los mismos. En el suero de 335 mujeres sanas (edad media de 38,20 ± 11,0 años con rango de 15 a 65 años) fueron determinados los niveles de CA 15.3, CA 125, ferritina (Ferr), antígeno carcinoembrionario (CEA) y prolactina (PRL). Las determinaciones fueron efectuadas con un sistema automatizado (Roche) que emplea técnicas de enzimoinmunoensayo con anticuerpos monoclonales. Los valores de referencia, definidos sobre la base del percentilo 95, fueron los siguientes en las mujeres premenopáusicas: CA 15.3 = 20 U/mL; CA 125 = 24 U/mL; CEA = 3 ng/mL; PRL = 25 ng/mL. En las mujeres sanas postmenopáusicas los valores de referencia calculados fueron los siguientes: CA 15.3 = 24 U/mL; CA 125 = 19 U/mL; CEA = 4 ng/mL; PRL = 19 ng/mL. Los VR sugeridos para Ferr sérica son: 138 ng/mL, 171 ng/mL, 286 ng/mL para mujeres menores de 40 años, entre 41 y 50 años y mayores de 51 años respectivamente. Los VR encontrados no fueron concordantes con los recomendados por los fabricantes, lo cual indica la importancia de la aplicación de los mismos en la clínica oncológica de acuerdo a la edad o al estado menopáusico de la mujer.<hr/>The aim of this work was to determine the reference values (RV) for five tumor markers of great usefulness in oncologic medicine. The stated values were compared to the ones recommended by the manufacturers and the influence of the menstrual state over them was also studied. The levels of CA 15.3, CA 125, ferritin (Ferr), carcinoembryonic antigen (CEA) and prolactin (PRL) were determined in the serum of 335 healthy women (aged 15 to 65 years old). The RV based on percentile 95 were as follows: CA 15.3 = 20 U/mL; CA 125 = 24 U/mL; CEA = 3 ng/mL; PRL = 25 ng/mL, in premenopausic women. In healthy postmenopausic donors the RV were as follows: CA 15.3 = 24 U/mL; CA 125 = 19 U/mL; CEA = 4 ng/mL; PRL = 19 ng/mL. The RV of Ferr were as follows: 138 ng/mL, 171 ng/mL, 286 ng/mL for women donors less than 40 years old, 41-50 and over 51 years old, respectively. The observed reference values were not concordant with those recommended by the manufacturers, suggesting the importance of women's age or menopausal stage in serum marker levels. <![CDATA[Transferencia de intervalos de referencia de C3, C4 e inhibidor de C1]]> http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0325-29572005000300007&lng=es&nrm=iso&tlng=es Ante la necesidad de contar con una valoración más certera en la evaluación de los resultados de muestras que requieren el estudio de los componentes del complemento C3, C4 e inhibidor de C1, este trabajo tuvo por objetivo verificar la factibilidad de transferencia de los intervalos de referencia establecidos por el fabricante para las mencionadas proteínas. Para ello, se seleccionaron sueros de adultos que concurrieron a realizarse el estudio prenupcial al Servicio de Laboratorio del Hospital. Los dosajes de C3 y C4 se realizaron por nefelometría cinética y los de Inhibidor de C1 por inmunodifusión radial. Para la aceptabilidad en la transferencia del intervalo de referencia de C3, C4 e inhibidor de C1 se aplicó un algoritmo de decisiones. Los intervalos de referencia propuestos por el fabricante para C3 y C4 resultaron transferibles a este laboratorio, siendo los porcentajes de inclusión de 96% y 100% respectivamente. Por el contrario, el intervalo de referencia propuesto por el fabricante para inhibidor de C1 no resultó transferible a la población del laboratorio.<hr/>Given the need to reach a more precise evaluation of results in analyses of samples that require the study of the C3 and C4 components of complement as well as the C1 inhibitor, this work had as an objective to verify the feasibility of interval-of-reference transfers as specified by vendor for the afore-mentioned proteins. For this purpose, the sera from adults that turned up for prenuptial tests at the Hospital Laboratory Service was selected. C3 and C4 were measured by means of kinetic nephelometry and the C1 inhibitor by means of radial immunodifussion. To ensure acceptability of the interval-of-reference transfer for C3, C4 and the C1 inhibitor, a decision algorithm was used. The intervals of reference proposed by the manufacturer for C3 and C4 proved to be transferable to the lab, with inclusion percentages of 96 and 100, respectively. On the other hand, the interval of reference proposed by the manufacturer for the C1 inhibitor proved not to be transferable to the lab population. <![CDATA[Guías para un uso más eficiente de la información bioquímica]]> http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0325-29572005000300008&lng=es&nrm=iso&tlng=es Con el fin de mejorar la eficiencia en el uso e interpretación de la información bioquímica se han establecido una serie de normativas a través de un Sistema de Mejora Continua de la Calidad que permitan alcanzar un óptimo impacto de los tests en las decisiones médicas."Un resultado exacto de laboratorio será tan bueno sólo si lo son la interpretación de su significado y su impacto sobre las decisiones médicas". Estas guías de mejora consisten en cinco pasos: 1) Estandarizar el uso de los tests en seis categorías específicas: diagnóstico, screening, evaluación y pronóstico, monitoreo de la terapia, estudio de recidivas y de investigación; 2) Estandarizar los protocolos de informes; 3) Generar bibliografía estandarizada de fácil consulta y rápido acceso; 4) Estandarizar las publicaciones científicas para la utilidad e interpretación de los tests; 5) Desarrollar un sistema de mejora continua que evalúe el impacto alcanzado por los resultados de los análisis clínicos y su relación costo-beneficio. La implementación de estas guías facilitará el esfuerzo para lograr un mejor uso e interpretación de la información bioquímica y también hacia una más adecuada relación costo-beneficio, aspecto de fundamental importancia para los países con menos recursos económicos asignados al sistema de salud.<hr/>The fast advances in clinical chemistry over the last years, together with the most up-dated technological resources and means of communication have generated a great volume of information that cannot be correctly organized in time for its use and interpretation, affecting its cost-effectiveness. Guidelines aimed at improving the efficiency in the use and interpretation of data in the clinical laboratory, have been established through a Continuous Quality Improvement System applicable to all tests, which will enable professionals to reach the best medical decisions. The guidelines consist of 5 steps: 1) Standardization of the use of tests according to six categories, i.e., screening, diagnosis, evaluation and prognosis, therapy monitoring, relapse and basic research; 2) standardization of laboratory reports; 3) generation of standardized, easily accessible bibliography; 4) standardized scientific publications and; 5) evaluation of the impact of laboratory results on medical decisions. The implementation of these guidelines will facilitate the efforts towards a better use and improvement of lab data, as well as towards a balance in the cost-benefit ratio - a crucial aspect in countries with less developed health care systems. <![CDATA[El laboratorio en distintos estadios de la enfermedad de Chagas]]> http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0325-29572005000300009&lng=es&nrm=iso&tlng=es Aproximadamente del 20% al 30% de los infectados chagásicos presentan compromiso cardíaco. El objetivo de este trabajo consistió en evaluar si la concentración de proteína C reactiva (PCR), parasitemia y/o títulos elevados de anticuerpos específicos podrían predecir riesgo de enfermedad. Se realizó un estudio en dos centros asistenciales de la Capital Federal: Hospital de Clínicas"José de San Martín" y Hospital"José María Penna" donde se seleccionaron 100 pacientes de los cuales 70 eran chagásicos crónicos con mas de 15 años de evolución, que presentaron dos o tres técnicas serológicas reactivas para Chagas. Se los dividió en tres grupos, a) Grupo I: 40 pacientes en etapa indeterminada (asintomáticos), b) Grupo II: 21 pacientes con cardiopatía A (arritmias y/o trastornos de conducción), c) Grupo III: 9 pacientes con cardiopatía B (cardiomegalia e insuficiencia congestiva). El 65% de los pacientes del grupo I presentaron títulos elevados de hemaglutinación indirecta (> 1/256). Este resultado indica la importancia de realizar un estudio prospectivo para evaluar si este hallazgo guarda relación con el inicio de los síntomas. Si bien el daño cardíaco podría explicarse como un proceso inflamatorio donde las células mononucleares del corazón estarían infiltradas por los parásitos (probables efectores del daño tisular), no se encontró correlación entre compromiso cardiaco y niveles séricos de PCR, presencia de parasitemia o títulos elevados de anticuerpos específicos.<hr/>Around 20 to 30% of Chagas infected people will suffer from cardiac problems. The aim of this work was to evaluate if C Reactive Protein (CRP), parasitemia and/or high titters of specific antibodies could predict risk of cardiac disease. The study was performed in two Capital Federal centers: Hospital de Clínicas"José de San Martin" and Hospital"José María Penna". 100 patients were selected, 70 of them were in the chronic stage of the disease, with more than 15 years of evolution and were positive for two or three serological Chagas techniques. The patients were divided into three groups, a) Group I: 40 patients in the indeterminate stage (asymptomatic), b) Group II: 21 patients with cardiopathy A (arrhythmias and/or conduction disorders), c) Group III: 9 patients with cardiopathy B (cardiomegaly and congestive insufficiency). 65% of patients in Group I presented high titters of indirect hemaglutination (>1/256). This result reveals the necessity of performing a prospective study to evaluate whether this finding is related to the onset of cardiac symptoms or not. Even though cardiac damage could be explained as an inflammatory process where cardiac mononuclear cells are infiltrated by parasites (probable effectors of tissue damage), there was no correlation found between cardiac alteration and serum levels of CRP, parasitemia or high levels of specific antibodies. <![CDATA[Actuación ante las anomalías cuantitativas y cualitativas de las plaquetas]]> http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0325-29572005000300010&lng=es&nrm=iso&tlng=es Aproximadamente del 20% al 30% de los infectados chagásicos presentan compromiso cardíaco. El objetivo de este trabajo consistió en evaluar si la concentración de proteína C reactiva (PCR), parasitemia y/o títulos elevados de anticuerpos específicos podrían predecir riesgo de enfermedad. Se realizó un estudio en dos centros asistenciales de la Capital Federal: Hospital de Clínicas"José de San Martín" y Hospital"José María Penna" donde se seleccionaron 100 pacientes de los cuales 70 eran chagásicos crónicos con mas de 15 años de evolución, que presentaron dos o tres técnicas serológicas reactivas para Chagas. Se los dividió en tres grupos, a) Grupo I: 40 pacientes en etapa indeterminada (asintomáticos), b) Grupo II: 21 pacientes con cardiopatía A (arritmias y/o trastornos de conducción), c) Grupo III: 9 pacientes con cardiopatía B (cardiomegalia e insuficiencia congestiva). El 65% de los pacientes del grupo I presentaron títulos elevados de hemaglutinación indirecta (> 1/256). Este resultado indica la importancia de realizar un estudio prospectivo para evaluar si este hallazgo guarda relación con el inicio de los síntomas. Si bien el daño cardíaco podría explicarse como un proceso inflamatorio donde las células mononucleares del corazón estarían infiltradas por los parásitos (probables efectores del daño tisular), no se encontró correlación entre compromiso cardiaco y niveles séricos de PCR, presencia de parasitemia o títulos elevados de anticuerpos específicos.<hr/>Around 20 to 30% of Chagas infected people will suffer from cardiac problems. The aim of this work was to evaluate if C Reactive Protein (CRP), parasitemia and/or high titters of specific antibodies could predict risk of cardiac disease. The study was performed in two Capital Federal centers: Hospital de Clínicas"José de San Martin" and Hospital"José María Penna". 100 patients were selected, 70 of them were in the chronic stage of the disease, with more than 15 years of evolution and were positive for two or three serological Chagas techniques. The patients were divided into three groups, a) Group I: 40 patients in the indeterminate stage (asymptomatic), b) Group II: 21 patients with cardiopathy A (arrhythmias and/or conduction disorders), c) Group III: 9 patients with cardiopathy B (cardiomegaly and congestive insufficiency). 65% of patients in Group I presented high titters of indirect hemaglutination (>1/256). This result reveals the necessity of performing a prospective study to evaluate whether this finding is related to the onset of cardiac symptoms or not. Even though cardiac damage could be explained as an inflammatory process where cardiac mononuclear cells are infiltrated by parasites (probable effectors of tissue damage), there was no correlation found between cardiac alteration and serum levels of CRP, parasitemia or high levels of specific antibodies. <![CDATA[Evaluación externa de calidad para el diagnóstico serológico de la enfermedad de Chagas: 3 años de evolución]]> http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0325-29572005000300011&lng=es&nrm=iso&tlng=es En Argentina, aproximadamente dos millones de personas se encuentran infectadas con Tripanosoma cruzi, agente etiológico de la enfermedad de Chagas, que es endémica en toda Latinoamérica, cuyo vector es el Triatoma infestans. Si bien la seroprevalencia ha disminuido desde 5,8 % en 1981 a 1,8 % en 1994, sus implicancias para la salud pública constituyen un desafío para el laboratorio clínico. El Subprograma de Inmunoserología del Programa de Evaluación Externa de Calidad de la Fundación Bioquímica Argentina ha incorporado desde octubre de 2000 un suero control para la determinación de serología para Chagas, con el propósito de evaluar el desempeño de los laboratorios participantes y de las pruebas serológicas. Cuatrocientos noventa y tres laboratorios de todo el país participan de este subprograma. Se envía trimestralmente un suero control preparado en el Laboratorio de Referencia y Estandarización en Bioquímica Clínica (LARESBIC). Como conclusión se pudo establecer que se obtuvieron valores aceptables en más del 90% de los laboratorios, independientemente de la metodología empleada.<hr/>In Argentina, about 2 million people are infected with Trypanosome cruzi, the etiological agent of Chagas disease, which is endemic in Latin America and whose vector is Tryatoma infestans. Although its seroprevalence diminished from 5.8% in 1981 to 1.8% in 1994, the implications for public health constitute a challenge for the clinical laboratory. The Immunoserology Program of External Quality Assurance of Fundación Bioquímica Argentina has added a control serum for Chagas serology since October 2000, with the purpose of assessing laboratories performance in serology tests. Cuatrocientos noventa y tres laboratories do participate in the whole country. Every three months each laboratory receives a control serum prepared in the Reference and Standardization Laboratory of Clinical Biochemistry (LARESBIC). As a conclusion, it has been established that more than 90% of laboratories had acceptable results regardless of the methodology employed. <![CDATA[Guías del laboratorio para screening, diagnóstico y monitoreo de la lesión hepática]]> http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0325-29572005000300012&lng=es&nrm=iso&tlng=es En Argentina, aproximadamente dos millones de personas se encuentran infectadas con Tripanosoma cruzi, agente etiológico de la enfermedad de Chagas, que es endémica en toda Latinoamérica, cuyo vector es el Triatoma infestans. Si bien la seroprevalencia ha disminuido desde 5,8 % en 1981 a 1,8 % en 1994, sus implicancias para la salud pública constituyen un desafío para el laboratorio clínico. El Subprograma de Inmunoserología del Programa de Evaluación Externa de Calidad de la Fundación Bioquímica Argentina ha incorporado desde octubre de 2000 un suero control para la determinación de serología para Chagas, con el propósito de evaluar el desempeño de los laboratorios participantes y de las pruebas serológicas. Cuatrocientos noventa y tres laboratorios de todo el país participan de este subprograma. Se envía trimestralmente un suero control preparado en el Laboratorio de Referencia y Estandarización en Bioquímica Clínica (LARESBIC). Como conclusión se pudo establecer que se obtuvieron valores aceptables en más del 90% de los laboratorios, independientemente de la metodología empleada.<hr/>In Argentina, about 2 million people are infected with Trypanosome cruzi, the etiological agent of Chagas disease, which is endemic in Latin America and whose vector is Tryatoma infestans. Although its seroprevalence diminished from 5.8% in 1981 to 1.8% in 1994, the implications for public health constitute a challenge for the clinical laboratory. The Immunoserology Program of External Quality Assurance of Fundación Bioquímica Argentina has added a control serum for Chagas serology since October 2000, with the purpose of assessing laboratories performance in serology tests. Cuatrocientos noventa y tres laboratories do participate in the whole country. Every three months each laboratory receives a control serum prepared in the Reference and Standardization Laboratory of Clinical Biochemistry (LARESBIC). As a conclusion, it has been established that more than 90% of laboratories had acceptable results regardless of the methodology employed. <![CDATA[Astrobiología, el origen de la vida y el cambio global]]> http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0325-29572005000300013&lng=es&nrm=iso&tlng=es En 1996, la Administración Nacional de Aeronáutica y Espacio de los Estados Unidos (NASA) invitó a la comunidad científica a crear un Instituto de Astrobiología. El primer taller sobre el tema se realizó en NASA Ames y marcó el comienzo oficial de esta rama de la ciencia que tiene sus raíces en la Exobiología de los Estados Unidos y la Biología Cósmica de la ex Unión Soviética. En el nuevo concepto, las Ciencias de la Tierra tienen una presencia mayor y se pone el acento en el enfoque interdisciplinario. En otros talleres se analizaron los méritos de los componentes a incluir en el"mapa de ruta" de la Astrobiología. El taller organizado por Carlos Lasta y colaboradores en Mar del Plata (1999) analizó las costas y estuarios como colectores de señales complejas de ecosistemas continentales y trató varias facetas de la actividad humana y el cambio ambiental. Hoy la Astrobiología trata de responder las siguientes preguntas: ¿Cómo comienza y evoluciona la vida? ¿Existe vida en otros lugares del universo? ¿Cuál es el futuro de la vida en la Tierra y más allá? Algunas evidencias recientes sumadas al desarrollo de la Bioquímica y Biología Molecular estimulan la formulación de hipótesis sobre el origen espontáneo, el de un antecesor común muy simple y aun desconocido, o su procedencia desde el espacio exterior. La emergencia de la vida cambió la composición química de la atmósfera con la inyección de oxígeno, producto de la fotosíntesis, y enseguida formó la capa de ozono estratosférico que cambió las condiciones para la vida en la tierra facilitando la colonización de los continentes. Las etapas más recientes de la historia humana introdujeron otra clase de cambio. En 1896 el químico sueco Svante Arrhenius predijo que la temperatura global de la Tierra ascendería varios grados si la concentración de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera se duplicaba. El CO2 y otros gases transparentes a la luz y opacos al calor producen el"efecto invernadero" que da a la Tierra su clima típico. Este efecto se ve aumentado con la inyección de CO2 en la atmósfera a causa del uso de combustibles fósiles que han provisto energía a la revolución industrial. La NASA retomó las ideas de Arrhenius y analizó otros cambios inducidos por la humanidad en la composición y balance de la atmósfera, hidrosfera, geosfera y biosfera para definir la Ciencia del Sistema Tierra con el fin de estudiar el cambio global. Esta disciplina integra el saber de las ciencias naturales en todas las escalas y usa todos los mecanismos de verificación, desde cromatógrafos hasta satélites. La astrobiología ofrece un marco de integración y referencia para los tres temas del título de este artículo. <![CDATA[Más IRAM en ISO: Informe de la Décimo Primera Reunión Plenaria del ISO/TC 212, Clinical Laboratory Testing and in vitro Diagnostic Test Systems, 4 al 6 de mayo de 2005, Washington, DC, EEUU]]> http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0325-29572005000300014&lng=es&nrm=iso&tlng=es En 1996, la Administración Nacional de Aeronáutica y Espacio de los Estados Unidos (NASA) invitó a la comunidad científica a crear un Instituto de Astrobiología. El primer taller sobre el tema se realizó en NASA Ames y marcó el comienzo oficial de esta rama de la ciencia que tiene sus raíces en la Exobiología de los Estados Unidos y la Biología Cósmica de la ex Unión Soviética. En el nuevo concepto, las Ciencias de la Tierra tienen una presencia mayor y se pone el acento en el enfoque interdisciplinario. En otros talleres se analizaron los méritos de los componentes a incluir en el"mapa de ruta" de la Astrobiología. El taller organizado por Carlos Lasta y colaboradores en Mar del Plata (1999) analizó las costas y estuarios como colectores de señales complejas de ecosistemas continentales y trató varias facetas de la actividad humana y el cambio ambiental. Hoy la Astrobiología trata de responder las siguientes preguntas: ¿Cómo comienza y evoluciona la vida? ¿Existe vida en otros lugares del universo? ¿Cuál es el futuro de la vida en la Tierra y más allá? Algunas evidencias recientes sumadas al desarrollo de la Bioquímica y Biología Molecular estimulan la formulación de hipótesis sobre el origen espontáneo, el de un antecesor común muy simple y aun desconocido, o su procedencia desde el espacio exterior. La emergencia de la vida cambió la composición química de la atmósfera con la inyección de oxígeno, producto de la fotosíntesis, y enseguida formó la capa de ozono estratosférico que cambió las condiciones para la vida en la tierra facilitando la colonización de los continentes. Las etapas más recientes de la historia humana introdujeron otra clase de cambio. En 1896 el químico sueco Svante Arrhenius predijo que la temperatura global de la Tierra ascendería varios grados si la concentración de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera se duplicaba. El CO2 y otros gases transparentes a la luz y opacos al calor producen el"efecto invernadero" que da a la Tierra su clima típico. Este efecto se ve aumentado con la inyección de CO2 en la atmósfera a causa del uso de combustibles fósiles que han provisto energía a la revolución industrial. La NASA retomó las ideas de Arrhenius y analizó otros cambios inducidos por la humanidad en la composición y balance de la atmósfera, hidrosfera, geosfera y biosfera para definir la Ciencia del Sistema Tierra con el fin de estudiar el cambio global. Esta disciplina integra el saber de las ciencias naturales en todas las escalas y usa todos los mecanismos de verificación, desde cromatógrafos hasta satélites. La astrobiología ofrece un marco de integración y referencia para los tres temas del título de este artículo.