Scielo RSS <![CDATA[Revista argentina de radiología]]> http://www.scielo.org.ar/rss.php?pid=1852-999220150002&lang=en vol. 79 num. 2 lang. en <![CDATA[SciELO Logo]]> http://www.scielo.org.ar/img/en/fbpelogp.gif http://www.scielo.org.ar <![CDATA[Basics for writing a manuscript]]> http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1852-99922015000200001&lng=en&nrm=iso&tlng=en <![CDATA[Neuralgia del trigémino: estudio funcional mediante tensor de difusión de alta densidad como herramienta diagnóstica]]> http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1852-99922015000200002&lng=en&nrm=iso&tlng=en Objetivo: El objetivo del presente artículo es demostrar la alteración de la fracción de anisotropía (FA) en la neuralgia esencial del trigémino (NET). Materiales y métodos: Se evaluaron 10 pacientes con diagnóstico de neuralgia esencial del trigémino mediante secuencias de tensor de difusión de alta densidad e imágenes anatómicas 3D en un resonador de alto campo 3 Tesla. En todos los casos se localizaron los nervios. Las imágenes obtenidas se posprocesaron para realizar la tractografía y medir la FA en 20 nervios. Resultados: Se correlacionaron los hallazgos patológicos entre la medición de la FA y la clínica de los pacientes. De los 10 casos, 6 presentaron compresión neurovascular de lado con neuralgia y un valor de FA descendido con respecto al contralateral en rango normal; mientras que 2 mostraron compresión neurovascular bilateral, pero solo descenso del valor de FA del lado afectado clínicamente. En los otros 2 pacientes no se determinó compresión neurovascular, aunque en el lado con manifestación clínica neurálgica la FA se encontraba descendida. Conclusión: La realización de la difusión anisotrópica de alta densidad y la medición de la FA pueden ser una herramienta en la evaluación de la neuralgia esencial del trigémino, ya que es un método reproducible y seguro que permite estudiar la función del nervio.<hr/>Objective: The objective of this article is to demonstrate the alteration of the anisotropy factor (FA) in essential trigeminal neuralgia. Materials and methods: Ten patients with essential trigeminal neuralgia were studied with sequences of high density diffusion tensor and anatomic 3D images with a high-field 3 Tesla resonator. The nerves were located in all cases studied. The obtained images were post-processed to perform tractography and FA was measured in 20 nerves. Results: There was correlation of pathological findings between measuring FA and clinical presentation of the patients. Six of the ten patients studied with neurovascular compression at the neuralgia side had decreased FA values compared to contralateral normal range. Two of the ten patients showed bilateral neurovascular compression, but only abnormal values of FA were found at the clinically affected side. In the remaining two patients no neurovascular compression was determined; however the FA was lower at the clinical manifestation neuralgic side. Conclusión: The performing of high density anisotropic diffusion and the measurement of the FA may be useful in the evaluation of Trigeminal neuralgia, since it is a safe and reproducible method that allows the study of nerve function. <![CDATA[Examen Doppler de la insuficiencia venosa de miembros inferiores: consenso entre especialistas]]> http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1852-99922015000200003&lng=en&nrm=iso&tlng=en Se logró un consenso entre especialistas del Diagnóstico por Imágenes y cirujanos flebólogos en el protocolo de realización de los estudios Doppler para la insuficiencia venosa de miembros inferiores (MMII), incluyendo un acuerdo sobre la fisiopatología de la enfermedad, la nomenclatura y diámetros de los vasos que componen los distintos sistemas venosos y los parámetros Doppler a utilizar en la confección del informe de los estudios. Se realizó una reunión entre 6 cirujanos vasculares y 10 especialistas en Diagnóstico por Imágenes, donde se discutieron los distintos ítems planteados. Además, durante el encuentro se realizaron dos estudios Doppler de miembros inferiores a manera de ejemplo y se elaboró un documento preliminar con los puntos acordados. El resultado de este encuentro multidisciplinario es el punto de partida para comenzar a manejar una terminología común que permita mejorar el diagnóstico y la conducta terapéutica de esta patología.<hr/>A consensus among Diagnostic Imaging specialists and vascular surgeonson a protocol for carrying out Doppler studies for lower limb venous insufficiency is presented. This includes an agreement on the pathophysiology of the disease, the nomenclature and vessel diameters that make up the different venous systems, as well as the Doppler parameters to be used in the for reporting the studies. A meeting was held with 6 vascular surgeons and 10 imaging specialists in which these different items were discussed. Two Doppler studies of the lower limbs were performed during this meeting as an example, and a draft document was prepared on the points agreed. The result of this meeting is the starting point for using a common terminology in order to improve the diagnosis and treatment of this disease. <![CDATA[Variantes anatómicas del septum pellucidum]]> http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1852-99922015000200004&lng=en&nrm=iso&tlng=en El septum pellucidum es un fino tabique formado por dos láminas gliales dispuestas entre el cuerpo calloso en dirección cefálica y el trígono ubicado caudalmente. Durante la vida embrionaria existen variantes anatómicas del septum pellucidum que se disponen en sentido rostro-dorsal. Estas son el cavum del septum pellucidum, el cavum vergae y el cavum velum interpositum. Su presencia o ausencia puede estar relacionada con alteraciones del desarrollo del sistema nervioso y trastornos cognitivo-psiquiátricos, por lo que deben conocerse bien para evitar diagnósticos erróneos.<hr/>Septum pellucidum consists of a two thin laminae situated caudal to the corpus callosum and cephalic to the fornix (trigonum). Anatomical variations of septum pellucidum appear during fetal life in the ventro-dorsal position. These variations are: cavum septi pellucidi, cavum vergae and cavum veli interpositi. The presence or absence of these cavities can be related to the presence of nervous system or neuropsychiatric dysfunction, therefore they have to be well known to avoid a wrong diagnoses. <![CDATA[Hemorragia abdominal espontánea: evaluación por imágenes]]> http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1852-99922015000200005&lng=en&nrm=iso&tlng=en Se define como hemorragia intraabdominal espontánea a aquella que no es de causa traumática. Su presentación clínica es inespecífica, por lo que el diagnóstico suele realizarse en base a los hallazgos imagenológicos. El estudio de imágenes cumple tres funciones básicas: realizar el diagnóstico al detectar la presencia de sangre intraabdominal, localizar el origen del sangrado y determinar la presencia o no de extravasación arterial activa. Las causas del hemoperitoneo no traumático son diversas y se pueden clasificar, según el órgano de origen, en hepáticas, esplénicas, pancreáticas, adrenales, renales, gineco-obstétricas, vasculares y de partes blandas (peritoneales y musculares).<hr/>It defines spontaneous abdominal hemorrhage that is not traumatic. Its clinical presentation is nonspecific and usually not suspected by the emergency physician, so the diagnosis is usually made based on imaging findings. The study of images serves three basic functions, which are to perform the diagnosis by detecting the presence of blood intraabdominal, locating the source of bleeding and determining the presence or absence of active arterial extravasation. The causes of non traumatic hemoperitoneum are diverse and can be classified according to the organ of origin in liver, spleen, pancreas, adrenal, kidney, obstetric-gynecology, vascular and soft tissue (peritoneal and muscular). <![CDATA[Persistencia y repermeabilización del conducto de Cuvier izquierdo]]> http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1852-99922015000200006&lng=en&nrm=iso&tlng=en La hepatopatía crónica favorece la redistribución del flujo hacia la circulación sistémica. Si bien es poco frecuente, la repermeabilización de los conductos venosos embrionarios causa el aumento de la presión en la circulación portal. Nuestro objetivo es dar a conocer la persistencia y permeabilidad del conducto venoso de Cuvier izquierdo y su presentación en imágenes.<hr/>The increased pressure in the portal circulation due to a chronic liver disease favours the redistribution of the flow to the systemic circulation. Although rare, reperfusion of embryonic venous channels may be a possibility. The aim of this article is to determine the persistence and the patency of the ductus venosus, called the left duct of Cuvier, and its presentation in images. <![CDATA[Quiste gigante de vesícula seminal: presentación atípica de una patología infrecuente]]> http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1852-99922015000200007&lng=en&nrm=iso&tlng=en Se presenta el caso de un niño de 14 años que hizo una consulta de control por un encondroma en el fémur izquierdo. La resonancia magnética (RM) de caderas reveló, accidentalmente, un quiste gigante de la vesícula seminal derecha. Si bien se indicó una urografía por RM, esta fue suspendida por un cuadro de claustrofobia del paciente y se realizó una tomografía computada abdómino-pélvica con y sin contraste endovenoso. La patología de las vesículas seminales (VS) puede clasificarse en congénita o adquirida. El primer tipo tiene baja prevalencia (siendo el quiste y la agenesia los más comunes en la práctica diaria) y puede coexistir, a menudo, con anomalías ipsilaterales del tracto urinario superior y genital, debido a la estrecha relación en los hombres de los sistemas reproductor y urinario durante la embriogénesis. También se ha descrito su vinculación con anomalías óseas y vasculares. La escasa frecuencia de presentación y el amplio espectro de potenciales hallazgos asociados suelen dificultar el diagnóstico. Lo habitual es iniciar la evaluación con una ecografía abdominal o transrectal, según la edad y tolerancia del paciente, y continuar con una RM, aunque para confirmar los hallazgos pueden ser necesarios otros procedimientos, como la vesículo-deferentografía (VDG). Esta fue tradicionalmente el método de referencia para el diagnóstico, pero en la actualidad se aplica en casos seleccionados. El tratamiento de las malformaciones está restringido a pacientes sintomáticos y usualmente consiste en una vesiculectomía, con o sin extirpación del riñón displásico o hipoplásico.<hr/>The case is presented of a 14 year-old boy with a previous diagnosis of left femur enchondroma. The pelvic and hip magnetic resonance imaging (MRI) unexpectedly revealed a right giant seminal vesicle cyst. He was evaluated by performing abdominal-pelvic computed tomography, with and without intravenous contrast. The pathology of the seminal vesicles (SV) can be classified as congenital and acquired. The first type has low prevalence (cyst and agenesis being the most frequently encountered in daily practice) and often co-exists with ipsilateral abnormalities in the upper urinary tract and genital organs, due to the close relationship of the male reproductive and urinary systems during embryogenesis. The association with bone and vascular anomalies has also been described. Abdominal and trans-rectal ultrasound, followed by abdominal and pelvic MRI, are the most accurate methods for preoperative diagnosis. Vesiculo-de/erentography (traditionally the gold standard test for diagnosis) is only applied in selected cases. The treatment, vesiculectomy, with or without removal of dysplastic or hypoplastic kidney, is restricted to symptomatic patients. <![CDATA[Valué of 18F-FDG-PET/CT in Wegener's granulomatosis severe disseminated]]> http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1852-99922015000200008&lng=en&nrm=iso&tlng=en Se presenta el caso de un niño de 14 años que hizo una consulta de control por un encondroma en el fémur izquierdo. La resonancia magnética (RM) de caderas reveló, accidentalmente, un quiste gigante de la vesícula seminal derecha. Si bien se indicó una urografía por RM, esta fue suspendida por un cuadro de claustrofobia del paciente y se realizó una tomografía computada abdómino-pélvica con y sin contraste endovenoso. La patología de las vesículas seminales (VS) puede clasificarse en congénita o adquirida. El primer tipo tiene baja prevalencia (siendo el quiste y la agenesia los más comunes en la práctica diaria) y puede coexistir, a menudo, con anomalías ipsilaterales del tracto urinario superior y genital, debido a la estrecha relación en los hombres de los sistemas reproductor y urinario durante la embriogénesis. También se ha descrito su vinculación con anomalías óseas y vasculares. La escasa frecuencia de presentación y el amplio espectro de potenciales hallazgos asociados suelen dificultar el diagnóstico. Lo habitual es iniciar la evaluación con una ecografía abdominal o transrectal, según la edad y tolerancia del paciente, y continuar con una RM, aunque para confirmar los hallazgos pueden ser necesarios otros procedimientos, como la vesículo-deferentografía (VDG). Esta fue tradicionalmente el método de referencia para el diagnóstico, pero en la actualidad se aplica en casos seleccionados. El tratamiento de las malformaciones está restringido a pacientes sintomáticos y usualmente consiste en una vesiculectomía, con o sin extirpación del riñón displásico o hipoplásico.<hr/>The case is presented of a 14 year-old boy with a previous diagnosis of left femur enchondroma. The pelvic and hip magnetic resonance imaging (MRI) unexpectedly revealed a right giant seminal vesicle cyst. He was evaluated by performing abdominal-pelvic computed tomography, with and without intravenous contrast. The pathology of the seminal vesicles (SV) can be classified as congenital and acquired. The first type has low prevalence (cyst and agenesis being the most frequently encountered in daily practice) and often co-exists with ipsilateral abnormalities in the upper urinary tract and genital organs, due to the close relationship of the male reproductive and urinary systems during embryogenesis. The association with bone and vascular anomalies has also been described. Abdominal and trans-rectal ultrasound, followed by abdominal and pelvic MRI, are the most accurate methods for preoperative diagnosis. Vesiculo-de/erentography (traditionally the gold standard test for diagnosis) is only applied in selected cases. The treatment, vesiculectomy, with or without removal of dysplastic or hypoplastic kidney, is restricted to symptomatic patients. <![CDATA[Ischiopubic synchondrosis syndrome (Van Neck-Odelberg disease)]]> http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1852-99922015000200009&lng=en&nrm=iso&tlng=en Se presenta el caso de un niño de 14 años que hizo una consulta de control por un encondroma en el fémur izquierdo. La resonancia magnética (RM) de caderas reveló, accidentalmente, un quiste gigante de la vesícula seminal derecha. Si bien se indicó una urografía por RM, esta fue suspendida por un cuadro de claustrofobia del paciente y se realizó una tomografía computada abdómino-pélvica con y sin contraste endovenoso. La patología de las vesículas seminales (VS) puede clasificarse en congénita o adquirida. El primer tipo tiene baja prevalencia (siendo el quiste y la agenesia los más comunes en la práctica diaria) y puede coexistir, a menudo, con anomalías ipsilaterales del tracto urinario superior y genital, debido a la estrecha relación en los hombres de los sistemas reproductor y urinario durante la embriogénesis. También se ha descrito su vinculación con anomalías óseas y vasculares. La escasa frecuencia de presentación y el amplio espectro de potenciales hallazgos asociados suelen dificultar el diagnóstico. Lo habitual es iniciar la evaluación con una ecografía abdominal o transrectal, según la edad y tolerancia del paciente, y continuar con una RM, aunque para confirmar los hallazgos pueden ser necesarios otros procedimientos, como la vesículo-deferentografía (VDG). Esta fue tradicionalmente el método de referencia para el diagnóstico, pero en la actualidad se aplica en casos seleccionados. El tratamiento de las malformaciones está restringido a pacientes sintomáticos y usualmente consiste en una vesiculectomía, con o sin extirpación del riñón displásico o hipoplásico.<hr/>The case is presented of a 14 year-old boy with a previous diagnosis of left femur enchondroma. The pelvic and hip magnetic resonance imaging (MRI) unexpectedly revealed a right giant seminal vesicle cyst. He was evaluated by performing abdominal-pelvic computed tomography, with and without intravenous contrast. The pathology of the seminal vesicles (SV) can be classified as congenital and acquired. The first type has low prevalence (cyst and agenesis being the most frequently encountered in daily practice) and often co-exists with ipsilateral abnormalities in the upper urinary tract and genital organs, due to the close relationship of the male reproductive and urinary systems during embryogenesis. The association with bone and vascular anomalies has also been described. Abdominal and trans-rectal ultrasound, followed by abdominal and pelvic MRI, are the most accurate methods for preoperative diagnosis. Vesiculo-de/erentography (traditionally the gold standard test for diagnosis) is only applied in selected cases. The treatment, vesiculectomy, with or without removal of dysplastic or hypoplastic kidney, is restricted to symptomatic patients. <![CDATA[A visit to the Roentgen birth place house in 2010]]> http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1852-99922015000200010&lng=en&nrm=iso&tlng=en Se presenta el caso de un niño de 14 años que hizo una consulta de control por un encondroma en el fémur izquierdo. La resonancia magnética (RM) de caderas reveló, accidentalmente, un quiste gigante de la vesícula seminal derecha. Si bien se indicó una urografía por RM, esta fue suspendida por un cuadro de claustrofobia del paciente y se realizó una tomografía computada abdómino-pélvica con y sin contraste endovenoso. La patología de las vesículas seminales (VS) puede clasificarse en congénita o adquirida. El primer tipo tiene baja prevalencia (siendo el quiste y la agenesia los más comunes en la práctica diaria) y puede coexistir, a menudo, con anomalías ipsilaterales del tracto urinario superior y genital, debido a la estrecha relación en los hombres de los sistemas reproductor y urinario durante la embriogénesis. También se ha descrito su vinculación con anomalías óseas y vasculares. La escasa frecuencia de presentación y el amplio espectro de potenciales hallazgos asociados suelen dificultar el diagnóstico. Lo habitual es iniciar la evaluación con una ecografía abdominal o transrectal, según la edad y tolerancia del paciente, y continuar con una RM, aunque para confirmar los hallazgos pueden ser necesarios otros procedimientos, como la vesículo-deferentografía (VDG). Esta fue tradicionalmente el método de referencia para el diagnóstico, pero en la actualidad se aplica en casos seleccionados. El tratamiento de las malformaciones está restringido a pacientes sintomáticos y usualmente consiste en una vesiculectomía, con o sin extirpación del riñón displásico o hipoplásico.<hr/>The case is presented of a 14 year-old boy with a previous diagnosis of left femur enchondroma. The pelvic and hip magnetic resonance imaging (MRI) unexpectedly revealed a right giant seminal vesicle cyst. He was evaluated by performing abdominal-pelvic computed tomography, with and without intravenous contrast. The pathology of the seminal vesicles (SV) can be classified as congenital and acquired. The first type has low prevalence (cyst and agenesis being the most frequently encountered in daily practice) and often co-exists with ipsilateral abnormalities in the upper urinary tract and genital organs, due to the close relationship of the male reproductive and urinary systems during embryogenesis. The association with bone and vascular anomalies has also been described. Abdominal and trans-rectal ultrasound, followed by abdominal and pelvic MRI, are the most accurate methods for preoperative diagnosis. Vesiculo-de/erentography (traditionally the gold standard test for diagnosis) is only applied in selected cases. The treatment, vesiculectomy, with or without removal of dysplastic or hypoplastic kidney, is restricted to symptomatic patients. <![CDATA[Whirlpool sign: intestinal malrotation and midgut volvulus]]> http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1852-99922015000200011&lng=en&nrm=iso&tlng=en Se presenta el caso de un niño de 14 años que hizo una consulta de control por un encondroma en el fémur izquierdo. La resonancia magnética (RM) de caderas reveló, accidentalmente, un quiste gigante de la vesícula seminal derecha. Si bien se indicó una urografía por RM, esta fue suspendida por un cuadro de claustrofobia del paciente y se realizó una tomografía computada abdómino-pélvica con y sin contraste endovenoso. La patología de las vesículas seminales (VS) puede clasificarse en congénita o adquirida. El primer tipo tiene baja prevalencia (siendo el quiste y la agenesia los más comunes en la práctica diaria) y puede coexistir, a menudo, con anomalías ipsilaterales del tracto urinario superior y genital, debido a la estrecha relación en los hombres de los sistemas reproductor y urinario durante la embriogénesis. También se ha descrito su vinculación con anomalías óseas y vasculares. La escasa frecuencia de presentación y el amplio espectro de potenciales hallazgos asociados suelen dificultar el diagnóstico. Lo habitual es iniciar la evaluación con una ecografía abdominal o transrectal, según la edad y tolerancia del paciente, y continuar con una RM, aunque para confirmar los hallazgos pueden ser necesarios otros procedimientos, como la vesículo-deferentografía (VDG). Esta fue tradicionalmente el método de referencia para el diagnóstico, pero en la actualidad se aplica en casos seleccionados. El tratamiento de las malformaciones está restringido a pacientes sintomáticos y usualmente consiste en una vesiculectomía, con o sin extirpación del riñón displásico o hipoplásico.<hr/>The case is presented of a 14 year-old boy with a previous diagnosis of left femur enchondroma. The pelvic and hip magnetic resonance imaging (MRI) unexpectedly revealed a right giant seminal vesicle cyst. He was evaluated by performing abdominal-pelvic computed tomography, with and without intravenous contrast. The pathology of the seminal vesicles (SV) can be classified as congenital and acquired. The first type has low prevalence (cyst and agenesis being the most frequently encountered in daily practice) and often co-exists with ipsilateral abnormalities in the upper urinary tract and genital organs, due to the close relationship of the male reproductive and urinary systems during embryogenesis. The association with bone and vascular anomalies has also been described. Abdominal and trans-rectal ultrasound, followed by abdominal and pelvic MRI, are the most accurate methods for preoperative diagnosis. Vesiculo-de/erentography (traditionally the gold standard test for diagnosis) is only applied in selected cases. The treatment, vesiculectomy, with or without removal of dysplastic or hypoplastic kidney, is restricted to symptomatic patients. <![CDATA[Diagnóstico por Imagen en Pediatría]]> http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1852-99922015000200012&lng=en&nrm=iso&tlng=en Se presenta el caso de un niño de 14 años que hizo una consulta de control por un encondroma en el fémur izquierdo. La resonancia magnética (RM) de caderas reveló, accidentalmente, un quiste gigante de la vesícula seminal derecha. Si bien se indicó una urografía por RM, esta fue suspendida por un cuadro de claustrofobia del paciente y se realizó una tomografía computada abdómino-pélvica con y sin contraste endovenoso. La patología de las vesículas seminales (VS) puede clasificarse en congénita o adquirida. El primer tipo tiene baja prevalencia (siendo el quiste y la agenesia los más comunes en la práctica diaria) y puede coexistir, a menudo, con anomalías ipsilaterales del tracto urinario superior y genital, debido a la estrecha relación en los hombres de los sistemas reproductor y urinario durante la embriogénesis. También se ha descrito su vinculación con anomalías óseas y vasculares. La escasa frecuencia de presentación y el amplio espectro de potenciales hallazgos asociados suelen dificultar el diagnóstico. Lo habitual es iniciar la evaluación con una ecografía abdominal o transrectal, según la edad y tolerancia del paciente, y continuar con una RM, aunque para confirmar los hallazgos pueden ser necesarios otros procedimientos, como la vesículo-deferentografía (VDG). Esta fue tradicionalmente el método de referencia para el diagnóstico, pero en la actualidad se aplica en casos seleccionados. El tratamiento de las malformaciones está restringido a pacientes sintomáticos y usualmente consiste en una vesiculectomía, con o sin extirpación del riñón displásico o hipoplásico.<hr/>The case is presented of a 14 year-old boy with a previous diagnosis of left femur enchondroma. The pelvic and hip magnetic resonance imaging (MRI) unexpectedly revealed a right giant seminal vesicle cyst. He was evaluated by performing abdominal-pelvic computed tomography, with and without intravenous contrast. The pathology of the seminal vesicles (SV) can be classified as congenital and acquired. The first type has low prevalence (cyst and agenesis being the most frequently encountered in daily practice) and often co-exists with ipsilateral abnormalities in the upper urinary tract and genital organs, due to the close relationship of the male reproductive and urinary systems during embryogenesis. The association with bone and vascular anomalies has also been described. Abdominal and trans-rectal ultrasound, followed by abdominal and pelvic MRI, are the most accurate methods for preoperative diagnosis. Vesiculo-de/erentography (traditionally the gold standard test for diagnosis) is only applied in selected cases. The treatment, vesiculectomy, with or without removal of dysplastic or hypoplastic kidney, is restricted to symptomatic patients. <![CDATA[Pig-face]]> http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1852-99922015000200013&lng=en&nrm=iso&tlng=en Se presenta el caso de un niño de 14 años que hizo una consulta de control por un encondroma en el fémur izquierdo. La resonancia magnética (RM) de caderas reveló, accidentalmente, un quiste gigante de la vesícula seminal derecha. Si bien se indicó una urografía por RM, esta fue suspendida por un cuadro de claustrofobia del paciente y se realizó una tomografía computada abdómino-pélvica con y sin contraste endovenoso. La patología de las vesículas seminales (VS) puede clasificarse en congénita o adquirida. El primer tipo tiene baja prevalencia (siendo el quiste y la agenesia los más comunes en la práctica diaria) y puede coexistir, a menudo, con anomalías ipsilaterales del tracto urinario superior y genital, debido a la estrecha relación en los hombres de los sistemas reproductor y urinario durante la embriogénesis. También se ha descrito su vinculación con anomalías óseas y vasculares. La escasa frecuencia de presentación y el amplio espectro de potenciales hallazgos asociados suelen dificultar el diagnóstico. Lo habitual es iniciar la evaluación con una ecografía abdominal o transrectal, según la edad y tolerancia del paciente, y continuar con una RM, aunque para confirmar los hallazgos pueden ser necesarios otros procedimientos, como la vesículo-deferentografía (VDG). Esta fue tradicionalmente el método de referencia para el diagnóstico, pero en la actualidad se aplica en casos seleccionados. El tratamiento de las malformaciones está restringido a pacientes sintomáticos y usualmente consiste en una vesiculectomía, con o sin extirpación del riñón displásico o hipoplásico.<hr/>The case is presented of a 14 year-old boy with a previous diagnosis of left femur enchondroma. The pelvic and hip magnetic resonance imaging (MRI) unexpectedly revealed a right giant seminal vesicle cyst. He was evaluated by performing abdominal-pelvic computed tomography, with and without intravenous contrast. The pathology of the seminal vesicles (SV) can be classified as congenital and acquired. The first type has low prevalence (cyst and agenesis being the most frequently encountered in daily practice) and often co-exists with ipsilateral abnormalities in the upper urinary tract and genital organs, due to the close relationship of the male reproductive and urinary systems during embryogenesis. The association with bone and vascular anomalies has also been described. Abdominal and trans-rectal ultrasound, followed by abdominal and pelvic MRI, are the most accurate methods for preoperative diagnosis. Vesiculo-de/erentography (traditionally the gold standard test for diagnosis) is only applied in selected cases. The treatment, vesiculectomy, with or without removal of dysplastic or hypoplastic kidney, is restricted to symptomatic patients.