SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.46 número2Recognition and implications of globigerinathekids (Eocene planktic foraminifera) in coal-bearing successions of the forearc of south-central Chile (37º45'-41º50'S) índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Bookmark


Ameghiniana

versión impresa ISSN 0002-7014

Ameghiniana vol.46 no.2 Buenos Aires abr./jun. 2009

 

NECROLÓGICAS

† Prof. Dr. Alfredo José Cuerda (1920-2009)

El pasado 3 de julio, faltando pocos días para cumplir los 89 años, se produjo en Buenos Aires el fallecimiento del Dr. Alfredo José Cuerda, Profesor de la Universidad Nacional de La Plata y un especialista del Paleozoico de Argentina. El despertar de su profunda vocación naturalista, la obtuvo recorriendo los médanos y acantilados de los alrededores de su Lobería natal, junto a su entrañable amigo Ángel Vicente Borrello. Ambos recorrieron un camino profesional conjunto en instituciones nacionales vinculadas a la exploración de combustibles fósiles y luego en el ámbito académico dentro de la División Geología del Museo de La Plata y la Cátedra de Geología Histórica. Como alumno de la Carrera de Geología logró el apoyo de YPF y ya doctorado en 1945, comenzó a trabajar en la Sección Combustibles Sólidos Minerales que más tarde fuera YCF. También tuvo actividad profesional en diversos organismos provinciales y nacionales. Hacia 1958 da inicio a su carrera científica y académica que no será interrumpida por más de 45 años. En la parte docente cubrió cargos por concurso desde Jefe de Trabajos Prácticos hasta acceder a Profesor Titular y finalmente en 1988 es designado Profesor Emérito de la UNLP. Asimismo, producido en 1971 el fallecimiento del Dr. Angel Borrello, pasa a ocupar el cargo de Jefe de la División Geología del Museo de La Plata, que desempeñó hasta 1998.
Desarrolló una actividad docente brillante, dejando una impronta profunda en el recuerdo de sus exalumnos y discípulos. Poseedor de un claro sentido de la didáctica, amenizaba sus clases o charlas con perfiles y columnas estratigráficas que ocupaban todos los pizarrones que tuviera disponibles. En 1960, comenzó con algo que fue su pasión hasta último momento, el estudio de los graptolitos, que eran claves para desentrañar la bioestratigrafía y con ello la evolución del Paleozoico inferior de la Precordillera y Noroeste Argentino. Así fue que a instancias de su amigo Angel Borrello, decide volcarse plenamente al estudio de los graptolitos del Silúrico primero y del Ordovícico después. Sus trabajos, con el reconocimiento de nuevas unidades litoestratigráficas aún vigentes y la bioestratigrafía del Paleozoico inferior son cita obligada para los estudiosos y especialistas, convirtiéndose en verdaderos clásicos de la literatura geológica argentina. Publicó varias síntesis sobre los Sistemas Ordovícico, Silúrico y Devónico, sin descuidar en una etapa de su vida científica el Paleozoico superior también, pero apoyada aquí en el aprendizaje logrado de la interpretación paleoambiental de las unidades que estudiaba. Por la relevancia de los temas que abordó, siempre presentados con mapeos y perfiles detallados y por los hallazgos paleontológicos realizados, sus trabajos son conocidos también en el exterior. Numerosos son los artículos científicos que Alfredo Cuerda ha publicado, esto es ya dominio de la comunidad geológica-paleontológica por lo que no voy a extenderme en ellos, pero quisiera remarcar que siempre cuando ha encarado una tarea puso todo su entusiasmo contagioso y brindó sin egoísmos todo el caudal de sus conocimientos. Su permanente deseo de aprender lo llevó a obtener en 1969 apoyo económico de la Academia de Ciencias de Alemania, para estudiar en el Servicio Geológico de Hannover, las colecciones de graptolitos que había reunido durante sus trabajos de campo. Luego regresa a ese país en 1972, ahora con apoyo del Gobierno Alemán, para trabajar en Berlín, con uno de los mejores especialistas en graptolitos del mundo, el Prof. Hermann Jaeger. Su dedicación, su interés, su esfuerzo y su facilidad con el manejo del idioma, le permitieron atesorar un bagaje de conocimientos durante la estadía en el exterior, que lo marcaría para siempre. Los precisos detalles con que completaba sus dibujos con lupa binocular, demuestran su formación académica y responsabilidad en el análisis paleontológico. Cabe señalar que los numerosos ejemplares, prolijamente estudiados y catalogados de graptolites que Alfredo Cuerda ha dejado en las colecciones del Museo de La Plata, conforman un acervo relevante para Sudamérica, constituyendo así un patrimonio paleontológico que quedará preservado para la consulta de especialistas.
A partir de 1970 comienza a recibir designaciones honorarias: de la Academia de Ciencias Exactas y Naturales de Buenos Aires, de la Asociación Geológica Argentina, de la Asociación Paleontológica Argentina. Luego se le otorgó el Premio Guillermo Bodenbender de la Academia de Ciencias Exactas y Naturales de Buenos Aires; el Premio Pellegrino Strobel, que le otorgara la Universidad de Buenos Aires por su labor científica y finalmente fue designado Presidente Honorario de la 7ª Conferencia Internacional de Graptolitos, que se llevó a cabo conjuntamente con el 9º Simposio Internacional del Sistema Ordovícico, en Argentina, en 2003. Después de 1982, con la apertura de la cooperación internacional entre la Royal Society (Gran Bretaña) y el CONICET de Argentina, viaja a Cambridge, Inglaterra, para trabajar con el Dr. Richard Barrie Rickards en el Museo Sedgwick y poder actualizarse en la temática de la bioestratigrafía de graptolitos. Con toda la labor realizada de campo y gabinete, Alfredo Cuerda se convirtió en un referente del Paleozoico de la Precordillera y otras comarcas de Argentina, liderando proyectos del Paleozoico inferior de América del Sur, sin descuidar la dirección de Trabajos de Licenciatura y Tesis Doctorales en varias Universidades argentinas.
Alfredo Cuerda, ha sabido transmitir a discípulos y colegas su profunda vocación, su dedicación por el trabajo, su alegría contagiosa en el desarrollo de algún tema irradiando siempre una positiva energía. Aquellos que compartieron sus trabajos, no olvidarán sus claras explicaciones y enseñanzas cuando graficaba en su libreta de campo con esmerada prolijidad los perfiles, contactos, relaciones estratigráficas, que había observado, siempre matizando todo con anécdotas de su fino humor, dignas de una recopilación, que fluían rápidamente por su sólida cultura general. Con Alfredo Cuerda desaparece un geólogo"regionalista" y bioestratígrafo, ejemplo y maestro de muchas camadas de estudiantes, que ha dejado además una fecunda producción científica valorada nacional e internacionalmente.

Carlos Cingolani

División Geología del Museo de La Plata Universidad Nacional de La Plata Paseo del Bosque, La Plata, Argentina