SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.67 número4Hemiplejía con dos signos de BabinskiAneurismas coronarios presuntamente secundarios a enfermedad de Kawasaki índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Bookmark


Medicina (Buenos Aires)

versión On-line ISSN 1669-9106

Medicina (B. Aires) v.67 n.4 Buenos Aires jul./ago. 2007

 

Neurocisticercosis

Hombre de 80 años que ingresó en el hospital por presentar un estado de mal epiléptico, fue medicado con difenilhidantoína y diazepam. Vivía en Perú y estaba de vacaciones en Buenos Aires. Tenía antecedentes de tabaquismo, sífilis secundaria e hipertensión arterial esencial, tratada con 10 mg de enalapril diarios.
Cuando recuperó la conciencia no tenía signos anormales en el examen físico. La resonancia nuclear magnética (RNM) del encéfalo, con gadolinio, en secuencia T1 (Fig. 1) evidenció múltiples lesiones quísticas corticosubcorticales (flechas) que no comprometían la circulación del líquido cefalorraquídeo (LCR). Uno de estos quistes tenía un nódulo mural compatible con un escólex (cabeza de flecha).

Se realizó una punción lumbar. El LCR tenía pleocitosis linfocitaria, hiperproteinorraquia y glucorraquia normal; el examen microbiológico directo y el cultivo para gérmenes comunes, micobacterias, hongos y la VDRL fueron negativos. No se realizó serología para cisticercosis.
Se interpretó que estos hallazgos eran compatibles con el diagnóstico de neurocisticercosis.
El paciente fue medicado con metilprednisona 1 mg/kg/día, por vía oral. A los quince días se agregó albendazol 30 mg/kg/día, durante 10 días, manteniendo los corticoesteroides.
Un mes después de haber finalizado el tratamiento el enfermo estaba asintomático y la RNM mostró la desaparición de las lesiones encefálicas (Fig. 2).

Bernardo Bergroth, Damián M. Contardo, Mariano E. Mazzei, Matías E. Abuchanab, Marcelo J. Melero

Departamento de Medicina, Hospital de Clínicas José de San Martín, Facultad de Medicina, Universidad de Buenos Aires e-mail: sala2primeracatedra@hotmail.com