SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.71 número3Sobre diásporas, tango y mundo globalizadoEvolución de la Medicina índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Bookmark


Medicina (Buenos Aires)

versión impresa ISSN 0025-7680

Medicina (B. Aires) vol.71 no.3 Ciudad Autónoma de Buenos Aires jun. 2011

 

CARTA AL COMITÉ DE REDACCIÓN

Fuga de cerebros. Los que se fueron...y los que volvieron

 

Vuelvo
Quiero creer que estoy volviendo
Con mi peor y mi mejor historia;
Conozco este camino de memoria,
Pero igual me sorprendo
MARIO BENEDETTI

A diferencia de uno de los protagonistas del Editorial de la Dra. Pasqualini1, al subir al avión con mi familia (en ese entonces mi esposa y sólo dos hijas de seis y cuatro años) mi pensamiento era "pronto volveré a mi lugar y a los míos".
Aclaro que no soy un investigador, ya que siempre practiqué la medicina asistencial, matizada con la docencia y la investigación clínica.
Esto no es un hecho menor, ya que creo que el investigador vive una verdadera pasión a la que se subordinan otras opciones. En la Universidad de Campinas (Brasil), donde trabajé muy feliz y a tiempo completo esos 5 años, circulaba un cuento donde la esposa de un investigador, a quien éste le confesaba que un retardo inesperado se debía a un fortuito encuentro con un viejo amor, lo desenmascaraba diciendo: "mentiroso, seguro que te fuiste al laboratorio".
Como contrapartida, quiero mencionar el gran número de médicos de países latinoamericanos que en la actualidad vienen a la Argentina a completar su formación; si bien nuestra idiosincracia incluye la queja frecuente, es justo reconocer que en muchos casos su traslado se debe a que nuestro país les ofrece opciones ventajosas, ya que en el suyo la especialización implica un costo que no pueden pagar. Puedo dar testimonio del excelente nivel y dedicación al trabajo de muchos de ellos. Fotografiando un pase de sala donde una pareja de jóvenes colegas colombianos tomaba mate, imaginé la dificultad de la opción que podría significar para ellos la vuelta a casa, dejando atrás entre otras cosas la ciudad de Buenos Aires. Cuando pienso que desde los doce años mi educación -a la que hasta hoy debo mi bienestar y el de mi familia- fue absolutamente gratuita, no puedo menos que sentir gratitud.
Volvimos a fines de 1982 -ya con cuatro hijos- y seguimos aquí hasta hoy muy felices.
Coincido en que hoy la creación del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, la construcción del Polo Científico Tecnológico en Palermo, y el Programa "Raíces", que ya ha facilitado el retorno de más de 800 "cerebros", contribuyen a generar esta opción aun para aquellos "enamorados" de la Investigación Científica.

Daniel A. Manigot

e-mail: damanigot@intramed.net

1. Pasqualini CD. Fuga de cerebros. Los que se fueron... y los que volvieron. Medicina (Buenos Aires) 2011; 71: 191-3.         [ Links ]