SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.72 número1Imágenes en Medicina Nuclear índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Bookmark


Medicina (Buenos Aires)

versión impresa ISSN 0025-7680

Medicina (B. Aires) vol.72 no.1 Ciudad Autónoma de Buenos Aires ene./feb. 2012

 

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO

En busca de la sensatez en medicina. Alberto Agrest, Buenos Aires: Editorial libros del Zorzal, 2011, 176 pp

 

"¿Qué es la sensatez? Podríamos definirla como una sabiduría práctica; hacer bien lo que hay que hacer y no hacer ni bien ni mal lo que no hay que hacer."
"Hasta hace apenas décadas, las insensateces eran resultado de la ignorancia y de las creencias; en los últimos tiempos el conocimiento científico ha ido reduciendo las insensateces de la ignorancia y sin embargo no ha sido tan exitoso en reducir las de las creencias."
Así comienza este libro en que el autor denuncia insensateces y propone cambios progresivos para atenuarlas, comenzando por preguntarse "¿Cómo pensamos los médicos?"
Reconoce luego que la medicina ha aportado muchos recursos para mejorar la calidad de vida, tanto diagnósticos como terapéuticos y señala una relación básica en estos recursos. Define calidad de vida "como la posibilidad de una persona de autosatisfacer sus expectativas personales". ¿Qué pueden hoy los médicos a la hora de mejorar esa calidad de vida?
Expresa su pensamiento sobre las condiciones médico-sociales que ayudarán a vivir, comenzando por denunciar la hipocresía de proclamar el derecho a la salud (como no hay un derecho a la lluvia, dice Agrest). Lo que sí hay es un derecho a la atención médica.
Dedica una especial atención a los problemas éticos en la práctica médica, enumera trece temas y dedica un comentario a cada uno. En un momento dado dice "la tecnología se ha convertido en una religión" y advierte que debe distinguirse entre tecnología que no es mala y la tecnoadicción que es enfermiza.
En muchos tramos del libro escribe frases pegadizas: "la medicina basada en la evidencia solo debiera pretender desterrar la medicina basada en el "Capricho Personal"; en el "Pálpito" o en "Mi Experiencia".
Sus reflexiones sobre la información actualizada, la experiencia, el conocimiento, la incertidumbre y la relación médico paciente van sustentando un razonamiento que sugiere ideas básicas para un proyecto médico racional, que propone conductas específicas (se atreve a proponer 27 conductas específicas), algunas de las cuales escandalizarían a más de un médico.
Meditando sobre lo leído me permito imaginar un diálogo entre Alberto Agrest y Elizabeth Kübler Ross, en el que esa sensata psiquiatra suiza que tanto trabajó con moribundos, coincidiría con Agrest y aun aportaría lo suyo: "creo que la medicina moderna se ha convertido en una especie de profeta que ofrece una vida sin dolor. Eso es una tontería. Lo único que a mi juicio sana verdaderamente es el amor incondicional". (La rueda de la vida. Byblos, 2004).

Amadeo P. Barousse