SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.50 issue1A description of hereditary skew group algebras of Dynkin and Euclidean type author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Article

Indicators

  • Have no cited articlesCited by SciELO

Related links

  • On index processCited by Google
  • Have no similar articlesSimilars in SciELO
  • On index processSimilars in Google

Bookmark


Revista de la Unión Matemática Argentina

Print version ISSN 0041-6932

Rev. Unión Mat. Argent. vol.50 no.1 Bahía Blanca June 2009

 

Roque Scarfiello (1916-2008)

Foto de Roque Scarfiello

Cuando recién comenzaba el nuevo período lectivo se difundió la triste noticia del fallecimiento del ingeniero Roque Scarfiello, ocurrida el 12 de febrero. Scarfiello era Profesor Emérito de la Universidad de Buenos Aires, socio honorario de la Unión Matemática Argentina y miembro titular de la Academia Nacional de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales. Por su labor docente e institucional así como por sus trabajos de investigación se hizo acreedor al homenaje que le rinde la comunidad matemática de nuestro país.

Scarfiello había nacido en Entre Ríos en 1916, graduándose de Ingeniero Civil en la Facultad de Ingeniería de la UBA en 1941, y al año siguiente comenzó su larga y prolífica carrera de profesor universitario. Primero como Ayudante de Trabajos Prácticos del curso de Análisis III que dictaba Rey Pastor y del que era Jefe de Trabajos Prácticos Alberto González Domínguez, hombre de excepcional cultura, lector infatigable, interesado tanto por las Matemáticas como por la Literatura y la Lingüística. De esa época data la entrañable amistad entre ambos que se mantuvo a lo largo de los años.

Vale la pena ceder la palabra al mismo González Domínguez para conocer los intereses que compartían. En su presentación del Ingeniero Scarfiello a la Academia Nacional de Ciencias Exactas, González escribió: “Juntos hemos pasado felices y larguísimas horas degustando a Ungaretti, a Montale, a Quasimodo, a Rimbaud, a Baudelaire y a Borges. ¡Hermosa y romántica fue aquella edad heroica, para mí henchida de imborrables recuerdos, en que todo lo sacrificábamos a la matemática, que era nuestro amor”. Y termina González su luminoso párrafo con una cita del poeta Aretino: “Todo tiempo no dedicado al amor es tiempo perdido”.

En permanente contacto con Rey Pastor y con González, en compañía de condiscípulos igualmente atraídos por los estudios matemáticos (entre ellos Alberto Calderón y Emilio Roxin), floreció la vocación de Scarfiello.

Si brillantes fueron sus primeros maestros, el siguiente no les fue en zaga. En 1952 Scarfiello obtuvo una beca del gobierno francés para estudiar en el Instituto Henri Poincaré. Allí trabajó intensamente bajo la dirección de Laurent Schwartz y produjo su resultado más importante. La contribución de Scarfiello a las transformadas de Fourier de corrientes de De Rham fue publicada en la revista Nuovo Cimento e incorporada casi textualmente a la segunda edición del famoso libro Théorie des distributions del mismo Schwartz (Hermann, Paris, 1966).

El Ingeniero Scarfiello fue Secretario de la UMA en tres períodos entre 1957 y 1965, siendo presidente de la institución el Ingeniero José Babini.

Entre los años 1960 y 1961, encontramos a Scarfiello trabajando en el Courant Institute of Pure and Applied Mathematics dependiente de la Universidad de Nueva York, en uso de una beca otorgada por el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas. Allí se dedica al estudio de la integración en espacios funcionales.

Maestro responsable y dedicado, de regreso en el país Scarfiello cumplió una importante labor docente en la Facultad de Ciencias Exactas de la UBA, en la Escuela Superior Técnica del Ejército y en el Instituto Tecnológico de Buenos Aires. Varias generaciones de estudiantes de esas instituciones aprendieron de Scarfiello el análisis de las funciones de varias variables y la teoría de las distribuciones.

En él, como en sus colegas de aquella generación, debemos admirar su generosa contribución a afianzar y a difundir la magnífica obra de Rey Pastor en la Argentina. Con su labor y con su inclaudicable actitud de entusiasmo y veneración a los auténticos valores científicos, Scarfiello contribuyó significativamente a forjar en nuestro medio la tradición matemática que ha perdurado hasta nuestros días. Motivo por el que la Unión Matemática Argentina ha decidido con plena justicia honrar su memoria en la reunión anual del 2008.

Norberto Fava
Mendoza, 24 de septiembre de 2008