SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.110 número5El desafío de las publicaciones científicas... cómo seguir siendo elegidas por los lectoresLa difícil tarea de tratar el asma índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Bookmark


Archivos argentinos de pediatría

versión impresa ISSN 0325-0075

Arch. argent. pediatr. vol.110 no.5 Buenos Aires oct. 2012

 

COMENTARIOS

"Los efectos del mercurio sobre la salud humana y el medio ambiente" y una consideración especial a la vulnerabilidad en la fase temprana de la vida

"Impact of mercury on human health and the environment" and special consideration to vulnerability in early life

 

http://dx.doi.org/10.5546/aap.2012.372

 

En un reciente artículo publicado en Archivos Argentinos de Pediatría, de Gaioli et al.,1 sobre "Los efectos del mercurio sobre la salud humana y el medio ambiente", los autores correctamente enfatizan los daños irreversibles al sistema nervioso central (especialmente en las etapas más vulnerables de la vida), y al mismo tiempo llaman la atención sobre su uso en centros médicos. Con relación a la exposición al mercurio durante "la fase de la vida más vulnerable" -los fetos, recién nacidos y niños-, y respecto de productos "médicos", habría que extender el análisis a las vacunas que contienen timerosal (VCT), compuesto utilizado como conservante en frascos de dosis múltiples. El timerosal se degrada en etilmercurio (Hg es el 49,6% en peso de la molécula de timerosal) y fue retirado de las vacunas para niños en los países desarrollados. Con la excepción de Chile, todos los países de América latina utilizan VCT. Por lo tanto, es importante llamar la atención sobre las vulnerabilidades específicas de los fetos, recién nacidos y niños frente a la exposición a etilmercurio (etHg).
Estudios experimentales (in vitro e in vivo) mostraron que el timerosal en las concentraciones halladas en las vacunas puede afectar a las células cerebrales y a las respuestas neurológicas.2 Recientemente, los estudios en animales (monos, hámsters y dos cepas de ratas) mostraron cambios del comportamiento neurológico después de dosis de timerosal equivalentes a las recibidas en los calendarios de vacunación en los niños pequeños. Los monos expuestos a la vacuna contra la hepatitis B con timerosal mostraron un retraso en la respuesta de los tres reflejos de supervivencia: el de búsqueda, el de deglución y el de succión, cuando se los comparó con los animales no expuestos. También en ratas, tratadas con dosis de timerosal equivalentes a las del calendario de vacunación, se informó un umbral de dolor significativamente elevado, en relación al uso de un plato caliente que puso a prueba el tiempo latente transcurrido entre lamer la pata y saltar.2 A pesar de que ningún estudio en animales ha modelado neonatos prematuros o recién nacidos de bajo peso para el tiempo gestacional, la exposición al timerosal durante el embarazo afecta las reacciones seroto-ninérgicas y monoaminérgicas3 de las neuronas de rata4 y la expresión genética en ratas macho.5
Los primeros estudios en gran escala en niños (entre 2003 y 2009) realizados en EE.UU., Reino Unido e Italia, que midieron el desarrollo neurológico -aparte de los trastornos generalizados del desarrollo (autismo)- no muestran resultados consistentes. Sin embargo, no son satisfactorios para negar una asociación entre la toxicidad de la VCT y las complicaciones del comportamiento neurológico. Estos estudios se pueden resumir del siguiente modo: "a) hay una ambigüedad en algunos estudios que informan resultados del desarrollo neurológico que parecen depender de variables confusas; b) el riesgo de neurotoxicidad debido a dosis bajas de timerosal es plausible, al menos para los niños susceptibles; c) se necesita llevar a cabo estos estudios en países menos desarrollados que todavía utilizan VCT en las madres embarazadas, recién nacidos y niños de corta edad".6 Desde entonces, los estudios que abordan VCT y resultados neurológicos aparecieron en los EE.UU., Brasil, Polonia y Corea.
El riesgo de asociación entre la exposición al timerosal y de tics fue significativo en los niños de los EE.UU.7 En Brasil, se evaluó a los 6, 36 y 60 meses una cohorte de niños nacidos de madres con un relativo aumento del consumo de pescado con Hg (visto en cabello-Hg) y se verificó un conjunto de efectos en el desarrollo neurológico. Cuando se examinan estos datos mediante análisis de regresión se muestra que las demoras en el desarrollo a los 6 meses se asociaron significativamente con la medida anterior de exposición a Hg (cabello-Hg y VCT).8
Al comparar niños alimentados con leche materna de madres expuestas a diferentes consumos de pescado con Hg, los puntajes más altos de desarrollo neurológico se asociaron negativamente con la exposición adicional a VCT a los 6 meses de edad.9 En Polonia, una cohorte de niños pequeños mostró que la exposición a VCT al nacer (vacuna anti-hepatitis B) y durante el primer año se asociaba significativamente con el índice de desarrollo mental (IDM) al año de edad.10 También, una interacción débil pero significativa se observó entre los registros de vacunación y el IDM en niños coreanos.11
En muchos países se ha encontrado que los niños son más susceptibles que los adultos a reaccionar a la "prueba del parche" de alergia al
timerosal y al contacto con timerosal debido a la exposición a VCT. En efecto, la "prueba del parche" para timerosal positiva muestra un patrón que ha cambiado con el uso (o suspensión) de VCT en los niños. En los países que eliminaron el timerosal de las vacunas, como Austria, Dinamarca, Polonia, Grecia y los EE.UU., se observó una disminución en las reacciones a "la prueba del parche" de timerosal.12 Ninguno de estos efectos pueden compararse con los óbitos evitados por vacunas (incluida las VCT en los países pobres), pero debido a la reciente evidencia científica de los posible efectos adversos del etHg en niños vulnerables, en América latina debe tenerse en cuenta la protección de nuestros niños con los protocolos aprobados para las vacunas libres de timerosal.

Dr. José G. Dórea

Departamento de Nutrición, Facultad de Ciencias de la Salud, Universidad de Brasilia, Brasil.
dorea@rudah.com.br

BIBLIOGRAFÍA

1. Gaioli M, Amoedo D, González D. Impacto del mercurio sobre la salud humana y el ambiente. Arch Argent Pediatr 2012;110(3):259-64.

2. Dórea JG. Integrating experimental (in vitro and in vivo) neurotoxicity studies of low-dose thimerosal relevant to vaccines. Neurochem Res 2011;36(6):927-38.

3. Ida-Eto M, Oyabu A, Ohkawara T, Tashiro Y, et al. Embryonic exposure to thimerosal, an organomercury compound, causes abnormal early development of serotonergic neurons. Neurosci Lett 2011;505:61-4.

4. Ida-Eto M, Oyabu A, Ohkawara T, Tashiro Y, et al. Prenatal exposure to organomercury, thimerosal, persistently impairs the serotonergic and dopaminergic systems in the rat brain: Implications for association with developmental disorders. Brain Dev 2012 May 31 [Epub ahead of print].

5. Khan A, Sulkowski ZL, Chen T, Zavacki AM, Sajdel-Sulkowska EM. Sex-dependent changes in cerebellar thyroid hormone-dependent gene expression following perinatal exposure to thimerosal in rats. J Physiol Pharmacol 2012;63:277-83.

6. Dórea JG. Making sense of epidemiological studies of young children exposed to thimerosal in vaccines. Clin Chim Acta 2010;411:1580-6.

7. Barile JP, Kuperminc GP, Weintraub ES, Mink JW, Thompson WW. Thimerosal exposure in early life and neuropsychological outcomes 7-10 years later. J Pediatr Psychol 2012;37:106-18.

8. Marques RC, Dórea JG, Bernardi JV, Bastos WR, Malm O. Prenatal and postnatal mercury exposure, breastfeeding and neurodevelopment during the first 5 years. Cogn Behav Neurol 2009;22(2):134-41.

9. Dórea JG, Marques RC, Isejima C. Neurodevelopment of Amazonian infants: antenatal and postnatal exposure to methyl- and ethylmercury. J Biomed Biotechnol 2012;2012:132876.

10. Mrozek-Budzyn D, Majewskal R, Kieltyka A, Augustyniak M, et al. The influence of neonatal exposure to Thimerosal containing vaccines on infants development in the first years of life. Ped Res 2011a;70:338-40.

11. Lee BE, Ha EH. 2011. Response to commentary "Co-exposure and confounders during neurodevelopment: We need them in the bigger picture of secondhand smoke exposure during pregnancy". Environ Res 2012;112:235.

12. Dórea JG. Concern regarding early exposure to thiomersal and mercury poisoning: comment on the article by Bensefa-Colas et al. Rev Med Interne 2012;33:115-6.