SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.78Asociacionismo y religiosidad: Una mirada en torno al espacio cofradiero abulense en el tránsito de la modernidadLos intereses locales de una monarquía universal: La venta de jurisdicciones en Córdoba en la época de Felipe II índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Bookmark


Cuadernos de historia de España

versión On-line ISSN 1850-2717

Cuad. hist. Esp. v.78 n.1 Buenos Aires ene./dic. 2003

 

La colectoría de España en época de Carlos V: cuentas del nuncio y colector General Giovanni Poggio (1529-1546)*

Juan M. Carretero Zamora

Universidad Complutense de Madrid

* Este estudio se enmarca en el proyecto de investigación del Ministerio de Ciencia y Tecnología de España (referencia: BHA2001-1449).

Abreviaturas utilizadas

AC Archivio Capitolino di Roma

AEER Archivo de los Establecimientos Españoles en Roma (Monserrato)

AGS Archivo General de Simancas

Angelica Biblioteca Angelica (Roma)

ASR Archivio di Stato di Roma

ASV Archivio Segreto Vaticano

IVDJ Instituto Valencia de D. Juan (Madrid)

RESUMEN

Las "Colectorías" fueron unas instituciones fundamentales en las finanzas del Papa. Existió una "Colectoría" por cada uno de los reinos europeos católicos, destacando las "Colectorías" correspondientes a la monarquía de los Habsburgo: España, Nápoles y Portugal. La más importante fue la "Colectoría" de España, que comprendía las Coronas de Castilla y Aragón. Esta "Colectoría" alcanzó su definitiva configuración en época del nuncio en España Giovanni Poggio, un personaje que ocupó altos cargos en las finanzas de Roma.

PALABRAS CLAVE: Colectoría - Finanzas - Papado - Giovanni Poggio - Siglo XVI.

ABSTRACT

The "Colectorías" were basic institutions of the Pope's finances. There was a "Colectoría" in each European Catholic kingdom, chiefs of which were those belonging to the Habsburg Monarchy: Spain, Naples and Portugal. The most important was the Spanish "Colectoría", which included the kingdoms of Castile and Aragon. This "Colectoría" reached its definitive configuration in the times of the Papal nuncio in Spain, Giovanni Poggio, an important person who held high offices in Rome's finances.

KEY WORDS:"Colectoría" - Finances - Papacy - Giovanni Poggio - Sixteenth century.

1. Introducción: la Colectoría de España y las finanzas pontificias

   Quizá nada más debatido que el asunto de los dineros que la Cámara Apostólica de Roma obtenía de los reinos de España; quizá, también, nada tan poco conocido como el verdadero volumen financiero que llegó a gestionar la Colectoría de España durante la época moderna. Porque, en efecto, son innumerables las referencias tanto coetáneas como historiográficas acerca de las rentas que de la Iglesia de España se trasvasaban a Roma, de los males financieros que producía este fenómeno en los territorios hispánicos y, como corolario, de las tensas relaciones que con frecuencia se suscitaron entre la monarquía hispánica y el Papado por el control de unas rentas, cuyo volumen real fue siempre abultado y en constante crecimiento.

   Y en este punto convendría señalar que los historiadores nos encontramos incluso sobrados, por reiterativos, de testimonios doctrinales, de literatura política, de quejas y protestas de todo tipo, y absolutamente deficitarios de información cuantitativa precisa y solvente.

   La Colectoría era una institución que percibía ciertos derechos económicos que la Cámara Apostólica de Roma poseía sobre los obispados, beneficios y derechos de naturaleza eclesiástica. Estos derechos no eran homogéneos en toda la Cristiandad, sino que cada Colectoría gozaba de una situación específica. En España, estos derechos fueron básicamente las rentas de los espolios de los obispos fallecidos y, sobre todo, el producto de los frutos de las sedes vacantes. En Nápoles, por citar otro ejemplo, los mayores rendimientos de su Colectoría provenían de las décimas sobre los beneficios eclesiásticos y los espolios episcopales.

   En la época moderna, la Colectoría de España comprendía las jurisdicciones eclesiásticas de las Coronas de Castilla y Aragón, así como las del reino de Navarra. A su frente se encontraba un colector general que, por lo común, también era el nuncio ante el rey católico. No obstante, ambos cargos (colector general y nuncio) poseían entidad propia (de hecho, el nuncio percibía un salario propio, y el colector tenía asignado el "derecho de décima" sobre los ingresos de la Colectoría). De hecho, Giovanni Poggio ejerció ininterrumpidamente el cargo de colector entre 1529 y 1553, aunque sólo fue nuncio entre 1529-1535 y 1541-1553. En su ausencia de España (1536-1540),(1) Poggio nombró un subcolector general, aunque las cuentas de la Colectoría siempre fueron liquidadas por Poggio.(2) El colector era auxiliado por subcolectores que, salvo excepción, tenían jurisdicción sobre uno o dos obispados.

   La gestión de las rentas de la Colectoría de España observó los mecanismos típicos de las haciendas regias del Antiguo Régimen: se apoyó en el sistema de arrendamiento, especialmente en el caso de los frutos de las sedes vacantes, toda vez que los espolios casi siempre fueron negociados directamente con los herederos de los prelados fallecidos. Y ello nos lleva a plantear un aspecto esencial: ¿quiénes fueron los arrendadores?

   Hacia 1577 se decía en Castilla que los genoveses habían acaparado todo el mercado de arrendamiento de sedes vacantes y, además, se precisaba que sus beneficios podían ascender a más de 50.000 ducados al año.(3) Ello era cierto y, sobre todo, tenía una lógica financiera: los depositarios generales de la Cámara Apostólica en Roma eran banqueros genoveses y, evidentemente, se apoyaban en sus compañeros de negocios afincados en España. Con frecuencia, más que compañeros, eran sus propios hermanos y sobrinos, dentro de un mismo negocio familiar.

   Aunque no es el objeto de este trabajo, convendría citar a algunos arrendadores de este período del colector y nuncio Giovanni Poggio:

SEDE ARRENDADA ARRENDADORES VECINDAD NACION
Coria (1529) J. Brizzi y F. Tedaldi Valladolid ¿Génova?
Zaragoza (1531) Agostino de S. Stefano no consta Génova
Burgos (1536) Bernabé de Grimaldo y    
  Esteban Salvago(4) Valladolid Génova
Calahorra (1541) Diego Navarro no consta ----
Lérida (1542) Guillermo Saporta ¿Zaragoza? Aragón
Salamanca (1544) Juan Hdez. de Paredes Valladolid Castilla
Canarias (1545) Juan de Ortega   Castilla
  Rodrigo Calderón Valladolid Castilla
Santiago (1546) Juan Hdez. de Paredes Valladolid Castilla
Varios obispados Juan de Verio Pamplona Navarra

   En todo caso, el presente artículo pretende ser sólo una primera aproximación al estudio de la Colectoría de España en el siglo XVI, a partir del análisis de los cuadernos de cuentas presentados a la Cámara Apostólica por Giovanni Poggio. Para ello, insistiremos en dos aspectos fundamentales: las fuentes de renta (espolios y sedes vacantes) y los gastos realizados a partir de la Colectoría, singularmente el destino de las rentas españolas (la Depositaría General de Roma y el pago de la deuda pontificia). Siempre desde la perspectiva del enorme movimiento de dinero (siempre en crecimiento) que generó el negocio de las rentas eclesiásticas de España:

EVOLUCIÓN DEL VALOR ANUAL DE ALGUNOS ARRENDAMIENTOS DE SEDES VACANTES EN LOS SIGLOS XVI Y XVII

SEDE VACANTE VALOR HACIA 1540 VALOR HACIA 1650(5)
Burgos 11.218 ducados 33.000 ducados
Calcadora 2.505 ducados 15.200 ducados
Córdoba 5.819 ducados 30.000 ducados
Santiago de Compostela 7.925 ducados 40.000 ducados
Sevilla 13.808 ducados 61.000 ducados
Sigüenza 7.660 ducados 29.000 ducados

2. Fuentes de renta de la Colectoría (i): los espolios

2.1. Obispos pobres, prelados ricos: la renta de los espolios

   Por lo común, la historiografía más tradicional ha tendido a infravalorar los ingresos procedentes de los espolios de los prelados españoles. Es cierto que muchos de estos espolios de los siglos XVI y XVII produjeron escasos o nulos ingresos para las arcas pontificias, ante obispos pobres o llenos de deudas. También ha influido en esta difundida opinión el hecho de que muchos altos eclesiásticos de España (casi siempre procedentes de las grandes familias nobiliarias, o con oficios en los Consejos de la monarquía hispánica) dispusieran de mecanismos legales (con la sanción del pontífice) para proteger los bienes y los derechos sucesorios de sus familiares y deudos de las aspiraciones de la Cámara Apostólica de Roma.

   Ahora bien, sin minusvalorar estas circunstancias, es preciso que reinterpretemos el papel económico de los espolios de España en la época moderna, en el sentido de que en ocasiones -como a continuación veremos- algunos espolios produjeron importantes rendimientos para la Colectoría de España. Vayamos por partes en el análisis de este aspecto tan controvertido como, aparentemente, contradictorio; nada mejor que comenzarlo con una visión de conjunto de los espolios producidos durante el período de estudio, sintetizados en el siguiente cuadro:

CUENTAS AÑO SEDE TITULAR BRUTO (6) NETO
1531-1532 Zaragoza Juan de Aragón 5.000 4.500
1531-1532 Coria Guillermo de Vandenese 225
1531-1532 Urgel Juan d'Espés 3.000 2.700
Fines 1532 C. Rodrigo Gonzalo Maldonado 1.600 1.600
1534 Tarragona Luís de Cardona 312
1535-1536 Osma Francisco de Zamora (7) 191
1535 Lugo Monseñor Ribera 405
1535 Toledo Alonso de Fonseca 1.500 1.350
1535 Burgos Íñigo de Mendoza 4.000 3.600
1537-1538 Cuenca Diego Ramírez 500 417
1537-1538 Tortosa Cardenal Hinefort 500
1537-1538 Segorbe No consta el obispo 55
1539 Osma Doctor Manso 6.150 5.535
1541 Canarias No consta el prelado 1.543 1.250
1541 No consta Patriarca de Jerusalén 1.200 1.080
1541 Astorga Fray N. Osorio 4.000 3.500
1541 No consta Cardenal de Trento 873
1541 Zaragoza Fadrique de Portugal 10.000 4.000(8)
1542-1545 Astorga Fray Álvaro Osorio 8.250
1542-1545 Segovia Diego de Rivera 6.686 5.115
1542-1545 Calahorra Alonso de Castilla
1542-1545 Cuenca Cardenal Cesarino 3.733 3.306
1542-1545 Lérida Jaime Concillos 363 327
1542-1545 Cartagena Cardenal Salzemburg 2.200 1.623
1542-1545 Zaragoza Federico de Portugal   13.949
1542-1545 Zaragoza Fray S. Agustín 85 76
1542-1545 ¿Ampurias? Jorge de Ateza 114 102
1542-1545 Huesca (9) Fray Aznar López 121 37
1542-1545 Lérida Abad de Ager (10) 40 36
1542-1545 Sevilla Juan de Mompalao (11) 600
1542-1545 Sevilla Obispo de Gaeta (12) 206
1542-1545 Sevilla Baltasar del Río(13)
1542-1545 Málaga Patriarca Alejandrino 4.000
1542-1545 Jaén Fernando de Rojas 40 08
1542-1545 Salamanca Rodrigo de Mendoza
1542-1545 Valencia Francisco de Borja 100 90
1542-1545 Valencia Fray de la Trinidad (14) 100 90
1542-1545 Jaén Francisco de Mendoza 1.000 900
1542-1545 Mondoñedo Antonio de Guevara 1.000 900
1542-1545 Canarias Fray Virués
1542-1545 Varias García de Gibraleón (15) 5.345
1546 Toledo Cardenal Tavera 16.000 14.400
1546 Santiago Cardenal Ávalos 2.866 2.549
1546 Sevilla Cardenal Loaisa 1.300 1.170

   Es cierto que muchos de estos espolios, como observamos, apenas si aportaron sumas significativas para la Cámara Apostólica. Algunos prelados o habían sido verdaderamente pobres o habían alcanzado un grado de endeudamiento insoportable. En efecto, las cuentas de la Colectoría confirman que existían obispos realmente pobres, especialmente los procedentes del clero regular. En el cargo del período 1542-1545 se asentaron varios casos de pobreza evidente: el antiguo carmelita fray San Agustín, al morir en Zaragoza, sólo pudo ser espoliado por valor de 76 ducados; el obispo Jorge de Ateza legó tan sólo 102 ducados; la testamentaria de fray Aznar López (obispo Santuriense), al fallecer en Santa Cecilia (diócesis de Jaca), contenía una pequeña cantidad de plata evaluada en 121 ducados,(16) pero las deudas se elevaban a más de 80 ducados, por lo que la Cámara Apostólica sólo ingresó la cantidad de 37 ducados; el abad de Ager (titular del obispado de Nicopoli) aportó a la Colectoría un espolio de 36 ducados.

   No obstante, el problema fundamental de los espolios no eran los prelados con escasos o nulos patrimonios personales; realmente, la Colectoría poco podía obtener de la pobreza. Lo verdaderamente lesivo a los intereses pontificios eran los obispos que, poseyendo patrimonios saneados, presentaban espolios cuantitativamente muy bajos, fruto de las prácticas de inundar sus testamentarias de deudas, o de diseñar (con la connivencia de familiares y deudos) estrategias tendentes a vaciar las arcas personales; así, los subcolectores responsables de ejecutar los espolios se encontraban con resultados económicos ridículos. Los ejemplos de tales prácticas fueron innumerables.

   Entre los obispos con testamentarias plenas de deudas se encuentra N. de Osorio, titular de Astorga; en las cuentas de la Colectoría de 1541 se asienta un ingreso por espolio de 4.000 ducados, pero las deudas ascendían a más de 3.500.(17) Fray Álvaro Osorio, fallecido en Roma en diciembre de 1539, propició un excelente espolio para la Cámara Apostólica de más de 8.000 ducados, aunque las gozosas expectativas económicas del colector sufrieron un notable revés cuando se presentaron deudas por valor de más de 3.500 ducados. Un caso de pobreza y endeudamiento extremo fue el del obispo de Salamanca D. Rodrigo de Mendoza; la Colectoría de España no pudo obtener cantidad alguna de su espolio porque, ante la presión de los acreedores, el Consejo de Castilla determinó que se subastaran las ropas del difunto prelado.

   Fray Antonio de Guevara, obispo de Mondoñedo, al fallecer en abril de 1545 legó a la Colectoría un espolio enormemente complejo: su principal acreedor era el mismísimo Carlos V y, en segundo lugar, su poderoso hermano Hernando de Guevara, entonces miembro del Consejo del emperador. La Colectoría, ante la calidad de los acreedores, decidió con buen criterio asentar un ingreso nulo por el espolio. No obstante, podía llegarse a extremos incluso más adversos para las arcas pontificias: que, ante la magnitud de la deuda del prelado difunto, la propia Cámara Apostólica debiera ayudar a los herederos a pagar las deudas pendientes, como ocurrió con el espolio del arzobispo de Santiago cardenal D. Pedro Sarmiento, fallecido en octubre de 1541; el informe del colector a los responsables romanos de la Cámara Apostólica nos evita cualquier otro comentario:

   San Jacomo, spoglio. Il cardinale di san Jacomo in Compostella, Don Pietro Sarmento, muorse a 3 di ottobre l'anno 1541 in Luca (sic), et perche si truovo che teneva molti debiti non solo ni fu spoglio, ma nostro Signore mando, per breve che del ritratto della sede vacante, si dessero a suoi testamentarii mille scudi per aiutare a pagare li suoi debiti.(18)

   Aun más lesiva para las arcas de la Colectoría fue la extendida costumbre de minusvalorar las testamentarias. El método era fácil y muy rentable para los familiares de los prelados: éstos entregaban en vida la mayor parte de sus bienes a sus futuros herederos, especialmente cuando alcanzaban la ancianidad o se encontraban gravemente enfermos. D. Diego Ramírez, obispo de Cuenca, había sido un prelado muy rico, pero el subcolector sólo pudo espoliar por valor de 417 ducados, porque el prelado había transmitido casi todos sus bienes en los últimos años de su vida.(19) Más adverso para las arcas pontificias fue el espolio de D. Alonso de Castilla, fallecido el 21 de febrero de 1541, que no produjo ingreso alguno; en efecto, la mayor parte de sus bienes los había donado en vida y tenía un rico inventario de propiedades obtenidas con anterioridad a su promoción episcopal. Dejó al morir infinidad de deudas y, además, poseía la facultad para testar por cantidad de 10.000 ducados; el colector en un informe a Roma precisaba que, aunque se había ordenado el secuestro de sus bienes, no esperaba obtener gran cosa del espolio: Et tuttavia furono sequestrati tutti i suoi beni in nome della Camara Apostolica, ma non si spera cavarne cosa alcuna.

   Ahora bien, tales prácticas no sólo fueron consentidas por Roma, sino que en ocasiones se vieron auspiciadas por un derecho emanado directamente de la gracia pontificia: "la facultad de testar". Este derecho consistía en que algunos prelados distinguidos, o bien situados en la política romana, siempre con licencia directa del Papa, podían liberar del espolio una determinada cantidad en favor de sus herederos. En ocasiones, esta facultad condujo a espolios casi simbólicos para Roma.(20) Veamos, en el siguiente cuadro, algunos de los prelados que gozaban de este privilegio y la cuantía de la exención:

PRELADO SEDE MUERTE CANTIDAD EXENTA
Guillermo de Vandenese Coria 12-5-1530 10.000 ducs.
Diego Ramírez Cuenca 11-8-1537 12.000 ducs.
Álvaro Osorio Astorga 31-12-1539 3.000 ducs.
Diego de Rivera Segovia 7-2-1543 4.000 ducs.
Alonso de Castilla Calahorra 21-2-1541 10.000 ducs.
Baltasar del Río Roma fines de 1541 8.000 ducs.
Cardenal Tavera Toledo 1-8-1545 33% de bienes

Cardenal Loaisa Sevilla 26-4-1546 19.000 ducs.

   Otro instrumento que utilizaron las familias de los prelados difuntos para frenar las aspiraciones económicas de la Colectoría fue el recurso al pleito, especialmente cuando los herederos pertenecían a las más poderosas familias nobiliarias de España. Y en este sentido cabe subrayar que, con gran frecuencia, los responsables de la Colectoría de España prefirieron acuerdos con los beneficiarios de los testamentos, antes que entablar gravosos y dilatados pleitos judiciales. En definitiva, el colector aplicó una norma no escrita del buen gestor de rentas del Antiguo Régimen: mejor una cantidad pequeña ahora, que una voluminosa en el futuro tras costoso pleito; sobre todo, si enfrente se tenían como rivales a familias como los Mendoza, los Hinerfort, los Cesarino, o poderosas instituciones como el Justicia Mayor de Aragón. Analicemos sólo algunos acuerdos.

   El primer acuerdo de la Colectoría contenido en las cuentas del nuncio Giovanni Poggio fue herencia de la gestión de su antecesor el nuncio Vaison: el espolio del obispo de Urgel D. Juan d'Espés; fue un acuerdo lleno de sensatez, porque frente al colector se oponían la condesa de Sástago y, sobre todo, el Justicia Mayor de Aragón. Poggio señala la necesidad de un acuerdo: et per evitar spese et fastidio si concordaron che dariano tre milla ducs.(21)

   Otros grandes acuerdos fueron:

1. El espolio del cardenal D. Íñigo de Mendoza y Zúñiga, arzobispo de Burgos, muerto en junio de 1536. Se negoció con sus poderosos testamentarios el conde de Miranda (mayordomo de la emperatriz Isabel de Portugal) y el comendador mayor de Castilla. Hubo un gran debate y, por breve de Clemente VII, se llegó a un acuerdo: la Colectoría percibiría un espolio de 3.600 ducados.

2. En las cuentas de 1537-1538 se asentó un acuerdo con los familiares del cardenal Hinefort (muerto en 1534 y obispo de Tortosa). Fue un proceso muy complejo en Roma, y la Colectoría tuvo que contentarse con 600 ducados.

3. Espolio del cardenal Cesarino (1543). Hubo muchos gastos y gestiones tanto en España como en Roma. Al final, un buen acuerdo: la Cámara Apostólica renunciaba a proseguir el pleito y admitió la oferta de los herederos del cardenal: 4.000 escudos romanos (esto es, 3.733 ducados castellanos).

4. Gran pleito por el espolio del cardenal Salzemburg, titular de Cartagena, fallecido en Alemania en marzo de 1540. El proceso se prolongó durante tres años y llegó a estar implicado el Consejo de Castilla; toda la negociación fue dirigida por el obispo de Coria (subcolector general de la Colectoría de España por ausencia de Giovanni Poggio, entonces en Roma). El acuerdo se sustanció con la entrega a la Cámara Apostólica de 2.200 ducados.

2.2. Algunos grandes espolios. El espolio de un seglar poderoso: García de Gibraleón

   Durante el período estudiado de 1531 a 1546, las cuentas del futuro cardenal Giovanni Poggio registraron un total de 44 espolios; una cifra ciertamente significativa que comprende 33 espolios a eclesiásticos y un espolio efectuado sobre la testamentaria de un seglar: el poderoso, como veremos, García de Gibraleón. Todos los más importantes espolios del período se concentran en las cuentas de los años 1542 a 1546, sin duda por la personalidad de los espoliados: D. Diego de Rivera (obispo de Segovia), D. Federico de Portugal (arzobispo de Zaragoza), el patriarca Alejandrino (titular de Málaga), D. Juan de Tavera (arzobispo de Toledo y presidente del Consejo de Castilla) y el citado García de Gibraleón (abreviator y secretario apostólico en Roma).

   D. Diego de Rivera, obispo de Segovia, murió en Mojados el 7 de febrero de 1543. Hizo donación de todos sus bienes a su hermana Da. Francisca de Silva, a D. Alonso de Silva (suo nepote) y a Gonzalo Copete. Poseía licencia pontificia para testar en cantidad de 4.000 ducados. El colector precisaba que el espolio era complejo en su negociación; textualmente señalaba en su informe a la Cámara Apostólica de Roma:

   Perche stando il detto spoglio et robbe in mano de diverse persone potenti et principali... che prima si havese ad fare aventario et tassatione de tutti li beni et robbe che lasso il detto vescovo, et che cavati dal montone quattro mila ducati per li debiti... del rimanente sene facesero quattro parti et che una di esse fusse della Camara Apostolica libera per il suo dritto et per le spese fatte, et l'altre tre quarti parti fussero delli donatarii per le sue pretensioni.(22)

   La liquidación final del espolio fue la siguiente:

Ingreso bruto 6686.6.14
Costas 457.5.5
Décima 568.4.17
Restos 545.1.4
Neto para Cámara Apostólica 5115.6.22

   D. Federico de Portugal, arzobispo de Zaragoza, falleció en Barcelona el 6 de enero de 1539. El espolio se negoció en Roma a través del cardenal camarlengo y por orden del Papa en un total de 10.000 escudos. Se liquidaron en Roma 4.000 escudos directamente en las arcas de la Cámara Apostólica. Se ordenó, asimismo, que se adjudicase a los herederos una hijuela por valor de 23.000 ducados. Al final, tras deducirse ciertos gastos, especialmente los de entierro y funerales, y ciertas deudas, los familiares se dieron por contentos con un neto de 4.220 ducados. Liquidación del espolio:

Pagados en Roma por Benedetto Olivieri 4000.0.0
Contante al nuncio-colector 2635.4.16
Subcolector de Barcelona 500.0.0
Pagado por los herederos al nuncio 300.0.0
Entregado al cardenal Farnese en Barcelona 1600.0.0
Pagado a los testamentarios 1479.2.0
TOTAL 10514.6.16
- Neto a ingresar a la camera 435.4.16,5

   El tercer gran espolio eclesiástico de la Colectoría de la época de Giovanni Poggio fue el del patriarca Alejandrino, obispo de Málaga, fallecido en Venecia el 19 de diciembre de 1540. Este espolio presenta cierto interés para el estudio de los negocios financieros de la Cámara Apostólica de Roma. En efecto, se localizaron en Málaga bienes espoliables por unos 4.000 o 5.000 ducados; sin embargo, dichos bienes fueron adscritos (según decisión adoptada en Roma) al banquero Juan Bautista Salvago, sin duda como parte de algún negocio suscrito entre la Cámara y el citado mercader y banquero genovés.(23)

   Como es lógico, el espolio más significativo por su volumen económico fue el del cardenal primado D. Juan de Tavera, muerto en Valladolid el 1 de agosto de 1545. Tavera gozaba de la facultad pontificia de poder testar por valor de los dos tercios de su fortuna personal. El cardenal camarlengo Santafiore llegó a un acuerdo con los herederos, garantizándose que la Colectoría de España percibiría un total de 16.000 ducados (de ellos, el colector obtendría una décima de 1.600, esto es, una cantidad superior a lo que tenía asignado como salario anual como nuncio).(24)

   El último gran espolio de este período correspondió a un seglar: García de Gibraleón, que ejercía en Roma en el momento de su desaparición los oficios de abreviator y secretario apostólico.(25) Gibraleón era un verdadero personaje de los ambientes españoles de Roma. En efecto, la presencia de Gibraleón en los ambientes romanos se remontaba a la época de Fernando el Católico, y se encuentra bien documentada y analizada.(26) Este personaje conservó una intensa relación epistolar con el tesorero Alonso de Morales.(27) Además, Fernando el Católico solicitó a Jerónimo de Vich el 24 de octubre de 1510 que se informase del propio Gibraleón del pleito que se seguía en Roma entre D. Diego de Colón e Isabel de Gamboa. ¿Por qué la elección de Gibraleón como "informante"? Gibraleón era el procurador en la Corte de Roma de Isabel de Gamboa. ¿Por qué la elección de Gibraleón como procurador de la Corte de Roma por parte de Isabel de Gamboa? Suponemos que Isabel de Gamboa era familia directa de Juan de Gamboa, quien a su vez era oficial de los libros del tesorero general de Castilla Francisco de Vargas o, lo que es lo mismo, el heredero directo en el cargo de Alonso de Morales. A pesar de todo ello, Fernando el Católico dio a Gibraleón la orden directa de favorecer a don Diego Colón.(28) Así, como hemos señalado, García de Gibraleón será uno de los castellanos estantes en Roma de mayor importancia, lo cual se traducirá en la fundación de misas en el Hospital de Santiago de los Españoles;(29) mientras que la propia Iglesia le facilitó una casa en Piazza Navona.(30)

   Gibraleón fue sometido a espolio porque una parte significativa de los bienes que acumuló a lo largo de su vida procedían de ciertos beneficios eclesiásticos, repartidos por las sedes episcopales de Burgos, Cuenca, Sevilla, Córdoba, etc. De hecho, su nombre es frecuente en la documentación de la Cámara Apostólica de Roma pagando derechos por bulas para el goce de tales beneficios eclesiásticos.(31) El espolio de Gibraleón(32) arrojó la siguiente liquidación:

1. En Burgos, tras pagar décima y otros gastos, quedó neto para la Cámara Apostólica 121.4.30
2. En Burgos, idem, de una memoria 256.8.30
3. En Cuenca, idem, de créditos y rentas perteneciente al dicho Gibraleón, neto 189.4.1
4. En Sevilla, idem, tuvo un total el espolio en ingresos brutos enorme (6785.9.21), pero quedaron netos 4343.2.4
5. En Cádiz, idem, bruto 762.2.10, netos 437.1.16

   Hubo también cuentas en Córdoba y Jaén. En Córdoba se consumieron en gastos, y en Jaén se localizaron 1.065 ducados que Gibraleón dejó a su mujer e hijos, los cuales fueron secuestrados por orden de Su Santidad en Génova en poder de los herederos de Ansaldo de Grimaldi (mercader y banquero genovés, además de depositario general de la Cámara Apostólica de Roma); en efecto, la gestión financiera del espolio de Gibraleón estuvo a cargo de los delegados en España del citado depositario Ansaldo de Grimaldi, esto es, Bernabé de Grimaldi y Estefano Salvago (mercaderes con negocios en Valladolid).

3. Fuentes de renta de la Colectoría (ii): las sedes vacantes

3.1. La rentas de las sedes vacantes: características básicas

   Aunque el análisis de los espolios nos ha permitido profundizar en algunos aspectos cualitativos de la vida cotidiana personal del episcopado español entre 1531 y 1546: situación y vínculos familiares, capacidad económica, volumen de deuda personal, estrategias familiares y clientelares, derechos pontificios para exentar parte del patrimonio personal ante la Colectoría, etc., es innegable que el número de procesos por espolio (aun siendo elevado) fue inferior al de obispos y altos eclesiásticos fallecidos. En todo caso, desde una perspectiva meramente cuantitativa, el peso económico de los espolios -como ya se ha analizado- fue muy inferior al producto de las sedes vacantes.

   En efecto, aunque algunos espolios llegaron a aportar cantidades de cierta importancia (recuérdese el correspondiente a Tavera), la renta más saneada de la Colectoría de España fue siempre la procedente del arrendamiento de la sedes vacantes. Como sabemos, la Cámara Apostólica de Roma poseía el derecho a percibir la renta de los frutos de las sillas episcopales españolas desde el momento de la muerte (o promoción a otra sede) del prelado titular, hasta la provisión del nuevo pastor. En efecto, producida la vacante, el colector general cedía la gestión de los frutos a particulares, obteniendo de éstos una cantidad en concepto de arrendamiento. Veamos, en síntesis, las vacantes incluidas en las cuentas de la Colectoría, tomando como modelo los primeros años del período estudiado:

RENTA DE SEDES VACANTES ASENTADA EN LOS LIBROS DE LA COLECTORÍA (CUENTAS DE 1531-1538)

CUENTAS AÑO SEDE VACANTE INGRESO BRUTO (33) INGRESO NETO
1531-1532 Coria no consta 1254.7.13
1531-1532 Salamanca 618.16.15 557.0.0
1531-1532 Huesca 2206.0.0 100.3.0
1531-1532 Burgos no consta 12034.4.22
1531-1532 Ávila no consta 2283.1.23
1531-1532 Urgel 1567.7.20 272.4.0
1531-1532 Salamanca no consta 2000.0.0
1531-1532 Lugo 826.7.22 826.7.22
fines de 1532(34) Coria 884.4.25 884.4.25
fines de 1532 Salamanca 4618.10.0 800.0.0
fines de 1532 Canarias 400.0.0 360.0.0
1533 Ávila más de 4.300 ducs. 216.9.11
1533 Ciudad Rodrigo no consta 133.1.22
1533 Oviedo no consta 2000.0.0
1533 Lugo no consta 1435.0.0
1533 Zaragosa no consta 3600.0.0
1533 Gerona 833.0.0 750.0.0
1533 Mallorca no consta 1000.0.0
1534 Lugo no consta 816.7
1534 Geroma no consta 1858.7.22
1534 Zaragosa no consta 1125.8.30
1534 Tortosa 1000.0.0 900.0.0
1535-1536 Tortosa no consta 1500.0.0
1535-1536 Toledo 9000.0.0 8100.0.0
1535-1536 Santiago 1500.0.0 1350.0.0
1535-1536 Burgos 11218.0.0 4550.0.0
1535-1536 Palencia 8500.0.0 3147.0.0
1535-1536 Jaén 8500.0.0 5898.0.0
1535-1536 Canarias 4500.0.0 3174.0.0
1535-1536 Tarazona 5160.0.0 3768.0.0
1535-1536 Tortosa 3300.0.0 2970.0.0
1537-1538 Burgos 9000.0.0 5647.0.0
1537-1538 Palencia no consta 1215.3.0
1537-1538 Jaén 8500.0.0 3031.0.0
1537-1538 Burgos 2410.0.13 2169.1.0
1537-1538 Salamanca 1916.4.0 893.2.0
1537-1538 Cuenca 3561.0.10 1831.6.0
1537-1538 Valencia 2321.1.0 2321.1.0
1537-1538 Canarias 2400.0.0 1200.0.0

   Sirvan estos datos como ejemplo de la contabilidad que llevaba la Colectoría. Sin embargo, dicha contabilidad oficial -aun siendo en sí misma interesante- adolece de graves imperfecciones que impiden el correcto conocimiento del verdadero volumen alcanzado por la renta de las sedes vacantes. Debemos, pues, efectuar un análisis más pormenorizado, incorporando nuevos datos, que superen las "ocultaciones e imperfecciones" de las cuentas del colector. En efecto, hemos de saber realmente el valor inicial del arrendamiento, los gastos de gestión, las pensiones pagadas, las cantidades adelantadas a cuenta, los derechos del propio nuncio (décima) y, sobre todo, qué porcentaje se detraía de los arrendamientos y se incorporaba directamente en las cuentas de los agentes que el depositario pontificio tenía en España.

   En primer lugar, intentemos establecer el volumen real y originario de algunos arrendamientos de sede vacante, estableciendo para ello el número de días bajo contrato de arrendamiento, el valor teórico anual de los frutos arrendados y, en consecuencia, el valor bruto de los mismos. Veamos algunos ejemplos significativos:

AÑO SEDE ARRENDADA DÍAS VALOR DÍA(35) VALOR VACANTE
1530 Salamanca 145 31,8 4.618
1534 Toledo (36) 82 109,7 9.000
1535 Burgos 365 30,7 11.218
1536 Palencia 277 23,3 6.454
1536 Burgos 365 24,6 9.000
1537 Palencia 107 23,3 2.491
1537 Jaén 185 23,3 4.308
1537 Burgos 107 24,6 2.638
1537 Salamanca 83 23,1 1.919
1537 Pamplona 268 16,6 4.451
1538 Cuenca 142 25,0 3.561
1538 Sevilla 210 65,7 13.808
1538 Osma 180 30,5 5.500
1539 Zaragoza 84 41,1 3.457
1539 Sigüenza 161 47,8 7.660
1539 León 9 20,4 184
1540 Cartagena 330 30,9 11.300
1540-1541 Córdoba 118 49,3 5.819
1541 Santiago 180 44,0 7.925
1541 Calahorra 126 19,9 2.505
1542 Astorga 207 12,3 2.556
1542 Cuenca 108 27,9 3.020
1543 Segovia 179 27,7 4.955
1544 Salamanca 365 23,3 8.500
1544 Valencia 196 13,9 2.722
1545 Toledo 159 219,8 34.949
1546 Sevilla 126 115,1 14.498
1546 Cartagena 102 40,8 4.166

   La enorme calidad de esta información de los valores de arrendamiento por día de las sedes vacantes españolas nos permite determinar toda una jerarquía económica de las mitras, destacando las sillas arzobispales de Toledo y Sevilla, así como las sedes de Córdoba, Santiago, Sigüenza y Zaragoza. No obstante, si analizamos la evolución de algunas sedes, observaremos un notable incremento del valor de los arrendamientos a partir de 1539-1541. En efecto, si tomamos los valores de las dos principales sedes, concluiremos que los arrendamientos se duplicaron entre 1534 y 1545; por ejemplo, los frutos del arzobispado de Toledo fueron arrendados en 1534 en 109 ducados por día, valor que se elevó a 219 en el arrendamiento de 1545; análogo comportamiento se detecta en Sevilla, cuyos frutos evaluados en 65 ducados/día, llegaron a cotizar a 115 ducados en 1546. Los límites de este estudio nos impiden un análisis más pormenorizado, pero los datos aportados son en sí mismos reveladores de una realidad tan interesante como el arrendamiento de sedes vacantes.

   Una vez que se evaluaba el montante final del arrendamiento de la sede vacante, comenzaba la liquidación de la misma, toda vez que los arrendadores deducían del valor de los frutos arrendados todos los gastos que habitualmente gravaban las rentas episcopales, especialmente las pensiones asentadas contra ellas. Y ello nos conduce a otro análisis no menos importante: ¿quiénes eran los beneficiarios de las pensiones? Aunque al estudiar, a continuación, algunas importantes sedes vacantes incorporaremos las pensiones y sus beneficiarios, convendría adelantar alguna información referida a las vacantes de Palencia, Tarazona, Canarias, Burgos, Salamanca, Cuenca y Calahorra (1536-1546):

BENEFICIARIO SEDE AÑO VALOR DUCADOS
Obispo de Zamora Palencia 1536 2.000
Cardenal de Celiomonte Palencia 1536 500
D. Francisco de Mendoza Palencia 1536 500
Protonotario Perrenot (37) Palencia 1536 600
D. Francisco Manrique Palencia 1536 400
D. Alonso Sgomberg Tarazona 1536 973
D. Pedro Manrique (38) Canarias 1536 500
D. Guillermo Popets (39) Canarias 1536 500
Cardenal de Capua Burgos 1536 2.800
D. Pedro de Toledo Burgos 1536 800
Cardenal Doria Salamanca 1537 2.000
Marqués de Brandemburg Salamanca 1537 2.000
D. Francisco de Mendoza Cuenca 1538 3.000
D. Juan Pimentel Cuenca 1538 1.000
D. Bartolomé de la Cueva Calahorra 1541 1.000
D. Rodrigo Manrique Calahorra 1541 1.000
Fray Alonso de Herrera Calahorra 1546 300
Licenciado Mondragón Calahorra 1546 200
D. Diego de Zúñiga Calahorra 1546 200
D. Sancho de Castilla Calahorra 1546 400
D. Pedro de Castilla Calahorra 1546 300
D. Cristóbal de Rojas Calahorra 1546 400
Doctor Ortiz Calahorra 1546 400
Doctor Moscoso Calahorra 1546 400

3.2. Las "sede vacante" de las principales mitras de España

   Aunque las cuentas de la época de la Colectoría de Giovanni Poggio presentan calidades muy desiguales (circunstancia que será corregida en época de Felipe II, cuando las cuentas de los colectores alcancen una cierta homogeneidad en sus contenidos), hemos podido reconstruir las interioridades, tanto cuantitativas como cualitativas, del arrendamiento de las sedes vacantes de las principales mitras castellanas; más en concreto, las vacantes de Jaén (1537), Santiago de Compostela (1541), Salamanca (1543-1545) y, sobre todo, las grandes vacantes del cardenal Tavera en Toledo (1545) y la del arzobispado de Sevilla (1546).

   La vacante de Jaén comenzó el 1 de enero de 1537, y se prolongó hasta que el 6 de julio se proveyó la sede en favor del cardenal Cesarino; esto es, duró 6 meses y 5 días. La Cámara Apostólica arrendó la vacante en Roma por valor de 8.500 ducados al año (la Camera Apostolica affittato in Roma il detto vescovato a ragion de otto millia cinquencento ducati), y se detrajeron 1.946 por 2.000 ducados de oro de Cámara que se pagaron de pensión al cardenal de Toledo. La Colectoría, tras pagar otros gastos, asentó un ingreso neto final de 3.031 ducados.

   Santiago de Compostela vacó a la muerte del cardenal D. Pedro Sarmiento en octubre de 1541. Estuvo, pues, en sede vacante 6 meses, hasta que fue provisto D. Gaspar de Ávalos (arzobispo de Granada) el 3 de marzo de 1542. Estuvo en arrendamiento de varias personas (Fu affittato per il detto tempo a diverse persone), y se obtuvieron unos frutos brutos de 7.925 ducados, 10 reales y 8 maravedíes. Salamanca permaneció en sede vacante desde el 4 de noviembre, en que falleció D. Rodrigo de Mendoza, hasta el 18 de febrero de 1544, en que el obispado fue provisto en beneficio de D. Pedro de Castro. El valor de los frutos ascendió a 1.719 ducados. El año 1544 fue evaluado en 8.500 ducados y puesto bajo arrendamiento de Juan Hernández de Paredes. Todo el proceso fue evaluado por la Colectoría en 10.961 ducados de los que, deducidos gastos, pensiones y transferencias de dinero a Roma, quedaron netos en las cuentas un total de 4.766 ducados.

   No obstante, las dos grandes sedes vacantes recogidas en las cuentas del futuro cardenal Poggio fueron las de Toledo y Sevilla; esto es, los dos arzobispados más productivos de la Colectoría de España, incluidos en las liquidaciones de 1546.(40) Por muerte del cardenal D. Juan de Tavera el 1 de agosto de 1545, Toledo estuvo en sede vacante hasta el 8 de enero de 1546, en que fue provisto al maestro Silíceo. Fueron, pues, 159 días de frutos de vacante, que produjeron más de 13 millones de maravedíes (34.949 ducados aproximadamente).(41) Sobre este ingreso se asentaron numerosos gastos, especialmente las pensiones que obraban contra los frutos del arzobispado:(42)

BENEFICIARIO PENSIÓN ANUAL
Pensión para la Capilla de Granada 1.808 ducados
A don Íñigo de Velasco 800 ducados
A don Tristán de Beaumont 2.000 ducados
A don Federico de Huida (sic) 2.000 ducados
A los niños del colegio de Granada 1.643 ducados
A Domenico Centurione 400 ducados
A don Juan de Pimentel 2.000 ducados
A don Alfonso Fonseca 1.000 ducados
A don Gaspar de Zúñiga 500 ducados
A don Leopoldo de Austria 2.000 ducados
A don Diego de Mendoza 400 ducados
A Eustaquiio Capuccio 500 ducados

   La segunda gran sede vacante del período de Giovanni Poggio fue producida por el fallecimiento del cardenal Loaisa en abril de 1546. La vacante se prolongó durante 126 días. Álvaro de Encinas, importante mercader castellano (muy vinculado con el negocio financiero de la época, incluso con operaciones de crédito en el ámbito del emperador Carlos V), estuvo interesado en arrendar la vacante; a través de algún agente suyo en Roma, llegó a ofrecer al cardenal camarlengo un arrendamiento evaluado en 40.000 ducados por año. Desde Roma se informó al colector de que este ofrecimiento contaba con la anuencia de la Cámara Apostólica: ...che fusse piu utile alla Camera valersi del danaro alla mano a ragione delli 40000 mille ducati l'anno, che aspettare il lungo et tardo ritratto dell'amministratione... No obstante, parece ser que el colector de España logró del citado Álvaro de Encinas un acuerdo aun más favorable: 42.000 ducados que, por los citados 126 días de vacante, arrojaron un beneficio bruto de 14.498 ducados. Encinas liquidó con el colector Poggio la siguiente cuenta final:

Ingreso bruto de 126 días de arrendamiento 14.498 ducados
Gastos: Salarios de oficiales 410 ducados
  Pensiones 662 ducados
  Décima del colector 1.342 ducados
Neto asentado en cuentas de la Colectoría 12.083 ducados

4. Libranzas y gastos. La Colectoría y las operaciones financieras del Pontificado a partir de las rentas de España

   La riqueza documental de las cuentas de la Colectoría de España es verdaderamente extraordinaria, tanto (como hemos visto) en su cargo o cuenta de ingresos como en su data o relación de pagos efectuados. Para el período estudiado, hemos analizado varios cientos de libranzas de la más variada tipología: desde pagos realizados por compra de obras de arte, hasta importantísimas operaciones de crédito sostenidas con cargo a las rentas pontificias de España. Veamos, en apretada síntesis, algunos de estos aspectos.

   El primer concepto de gasto de la Colectoría fue su propio mantenimiento administrativo. El colector general (también denominado en ocasiones "comisario general de la Cámara Apostólica") tenía asignados 1.440 ducados de salario anual por su cargo de nuncio en España; a ello se añadía el "derecho de décima" (10% de todas las cantidades percibidas por la Colectoría) que, en definitiva, era la asignación oficial del colector general. Esto es, el nuncio tenía asignados dos conceptos salariales: en tanto nuncio, 1.440 ducados; en cuanto colector general, el 10% de la recaudación de la Colectoría. En ocasiones, contra los ingresos de España se pagó el salario del nuncio de Portugal.(43) También se incluían como asalariados de la Colectoría, el subcolector general (que sustituyó a Giovanni Poggio cuando éste estuvo en Roma), los subcolectores de obispado, el secretario general de la Colectoría Oliverio (unos 100 ducados al año), el procurador fiscal de la Cámara en España (Juan Pérez del Roncal), el solicitador que en Roma gestionaba los asuntos de la Colectoría cerca de la Cámara Apostólica (en esta época era Carlo Tassano, que percibía de salario 100 ducados al año) y los notarios apostólicos (que siempre eran, al mismo tiempo, escribanos reales), localizados preferentemente en Roma, Toledo, Valladolid y Madrid, lugares donde el colector, o bien cerficaba las cuentas que se remitían a Roma, o bien establecía los contratos de arrendamiento de las sedes vacantes.

   Vinculados a los gastos en salarios y administración general de la Colectoría, se encontraban los viajes dentro de España, siguiendo al emperador, incluso en Alemania, y las relaciones con motivo de gestiones ante las autoridades pontificias en Roma. En casi todas las cuentas entregadas por Poggio podemos encontrar innumerables asientos de gastos por viajes; por ejemplo, sobre la liquidación de 1539 (44) se asentaron:

1. Viaje de Giorgio Palleano a Roma, 170 ducados.

2. Viaje del mismo Palleano de Roma a España, 166 ducados.

3. Un correo a Roma anunciando la muerte de la emperatríz Isabel de Portugal, 140 ducados.(45)

4. En mayo de 1539, por un correo que fue a Roma a avisar de la existencia de una sede vacante, 150 ducados.

5. Al "señor Mateo", maestro de postas del Papa, por un correo a Roma por comisión del cardenal Farnese, 150 ducados.

6. A Alejandro Guidiccione, auxiliar del nuncio Giovanni Guidiccione, por un viaje a Roma, 300 ducados.

7. Por un correo a Piacenza, anunciando la salida del emperador Carlos V de España hacia Flandes, 122 ducados.

8. Otro viaje de Giorgio Palleano a Roma, 374 ducados.

9. Al cardenal Farnese, por gastos de un viaje de España a Roma (por Zaragoza y Barcelona), 500 ducados.

   También se asentaron importantes pagos por la compra de objetos artísticos, unos adquiridos en España, otros pagados con las rentas pontificias españolas. Destacan, sobre todas, las adquisiciones de tapices; en las cuentas de 1531, la Colectoría asentó el pago por la compra de tapices (realizados en época del nuncio Vaison) por un total de 8.272 ducados; el pago lo realizó en nombre de la Cámara Apostólica Renaldo Strozzi, a cuenta de un total de 21.640 ducados que se debían a Juan Bautista Minuroli (mercader de Lucca). En 1532, por citar otro ejemplo significativo, las cuentas recogen dos compras de tapices: unos ejecutados por encargo del Papa en Alcaraz (li tapeti che si son fatti et si fano in Alcaraz per la Santita di N. Signore) (46) y, sobre todo, los magníficos tapices comprados en Flandes a Hugo Moreau y Juan de Borgoña, remitidos a Roma y pagados con las rentas de España mediante, al menos, dos cartas de pago: una en 1532 de 2.000 ducados y otra en 1533 por 5.000 ducados. Asimismo, el cardenal Farnese comisionó al nuncio para que adquiriese en Córdoba algunos coranes encargados por el pontífice; en concreto, se evaluaron en 800 ducados, y fueron asentados en las cuentas de gasto de 1542-1545.

   Constan en las cuentas curiosas informaciones, como la enorme afición del pontífice y de algunos miembros de la Curia por los caballos españoles (pagos de casi 1.000 ducados en las cuentas de 1535-1536). La relación de pagos sería interminable.

   Ahora bien, el grueso de las datas o libranzas (pagos de más de 5.000 ducados) estaban vinculadas a las operaciones financieras de la Cámara Apostólica de Roma. En efecto, el Papa (igual que el resto de los monarcas de la época) ordenaba sus sistemas de pagos con recurso sistemático al crédito; de hecho el crédito (como he señalado de manera reiterada en mis estudios) no fue nunca un accidente o adversidad del sistema hacendístico, sino un elemento estructural del mismo. En este sentido, el Papa a través de la Cámara ordenaba pagos, que eran efectuados por un depositario general. Este depositario tenía como función básica ofrecer continuamente liquidez al pontífice, casi siempre mediante créditos, avalados por ciertas rentas de la Cámara Apostólica; en el caso que nos ocupa, la rentas eran el producto de los espolios y sedes vacantes de la Colectoría de España.

   No es casual, pues, que los grandes movimientos financieros de la Colectoría estuvieran monopolizados por banqueros italianos (genoveses, florentinos y luqueses). Como tampoco parece inocente que los mercaderes y banqueros que más dinero movieron de la Colectoría de España fueran los familiares, agentes y compañeros de negocio de los depositarios generales de la Cámara en Roma. En el período de 1531-1546, los personajes centrales de todo el movimiento financiero de España serán dos grandes familias de depositarios: los florentinos Strozzi y los genoveses Grimaldi. Veamos las principales operaciones contra la Colectoría de España:

AÑO BENEFICIARIO CONCEPTO DUCADOS
1531 Juan B, Minuroli A cuenta de 8.000 ducados 5.368.1531
  Renaldo Strozzi A cuenta de 21.640 ducados 8.272.1533
  Juan de Borgoña Compra de tapices 5.000
1535 Renaldo Strozzi A cuenta de 25.000 ducados (47) 9.000
1536 Bernabé Grimaldi A cuenta de la depositaria 16.000
1536 Renaldo Strozzi A cuenta de 17.000 ducados 11.104
1536 Francesco Corsini A cuenta de 17.000 ducados 7.500
1537 Bernabé Grimaldi Por orden de Ansaldo Grimaldi 5.647
1539 Agentes Grimaldi Para el depositario general (48) 20.000
1541 Cardenal Farnese Legación en Flandes 6.000
1541 Esteban Salvago Para la depositaría general 10.000
1542-1545 Duque de Camerino Ayuda giornata di Algier 5.454
1542-1545 Duque de Camerino Por diversas cuentas 5.000
1542-1545 Carlo Cataneo Devolución de un préstamo 6.015
1542-1545 Bernabé Grimaldi Para la cuenta del depositario 5.266
1542-1545 Giovanni Poggio Salario y provisión del nuncio 5.760
1546 Cia. Affaitadi Cantidad adeudada a Olivieri (49) 6.000
1546 Cia. Affaitadi Varios banqueros romanos (50) 9.958
1546 Cia. Affaitadi Varios banqueros romanos 12.162

   Como vemos, el grueso de los grandes pagos superiores a 5.000 ducados correspondían a las operaciones ordinarias de la Colectoría para nutrir de numerario a la Depositaría General de la Cámara Apostólica de Roma. Los dos depositarios generales de la época del colector y nuncio Giovanni Poggio fueron Filipo Strozzi, florentino, y el genovés Ansaldo de Grimaldi. Los Strozzi de Roma, como he señalado, gestionaban la Depositaría pontificia adelantando pagos o gestionando la recepción de las rentas de la Cámara Apostólica. En el caso de la Colectoría de España, las rentas eran percibidas por los agentes que los Strozzi tenían en España (bien del colector, bien de los arrendadores). Para ello el depositario general Filipo Strozzi contaba con la casa bancaria familiar de Valladolid, donde trabajaba Renaldo Strozzi; también se citan con frecuencia en el negocio de la Colectoría otros Strozzi (Lorenzo y Julio) y un mercader relacionado con la feria de pagos de Medina de Rioseco: Francesco Corsini.

   Posteriormente, la Depositaría General de Roma quedó bajo la direccción del banquero genovés Ansaldo de Grimaldi. Éste reprodujo en España el mismo sistema de recaudación y pagos de los Strozzi, aunque quizá con mayor eficacia, debido a que los Grimaldi poseían sólidas y antiguas relaciones con el sistema de financiación de la monarquía hispánica. En efecto, Ansaldo de Grimaldi contaba en España con agentes de su propia familia: Gaspar, Esteban y Antonio de Grimaldi, así como otros genoveses peritos en el negocio del crédito (la familia de los Salvago).

   Por último, además de las operaciones de la Depositaría General, las cuentas de la Colectoría asientan numerosas operaciones de crédito; esto es, contra las rentas de España se estaban negociando créditos contraídos en Roma por el Papa: evidentemente, ante los futuros ingresos provenientes de España, la Cámara Apostólica tomaba dinero en Roma y notificaba al colector que devolviese los préstamos con los correspondientes intereses. Muchas de estas operaciones se efectuaban en el marco de las ferias financieras castellanas, singularmente Medina del Campo. Veamos sólo algunas operaciones de crédito contra las rentas pontificias de España.

   En la feria financiera de Villalón de 1543 se realizó contra las rentas de la Colectoría un pago a Benvenuto Olivieri (banquero de Roma), que representaba los intereses de los herederos del banquero de Bolonia, Carlo Cataneo. Éste había prestado al Papa 5.000 escudos. Al final la operación fue dirigida por los Strozzi de Valladolid: ellos ejercieron de agentes de Olivieri y éste liquidó con sus clientes (los herederos de Carlo Cataneo). En definitiva, un crédito tomado en Bolonia acabó siendo devuelto en Villalón.

   En 1545, en Medina del Campo, se produjeron una serie de pagos contra la Colectoría, en referencia a operaciones de crédito efectuadas por la Cámara Apostólica en Roma. El 9 de diciembre de 1545 Giovanni Pietro y Giovanni Batista Affaitadi y compañía, como agentes del banquero romano Olivieri, percibieron 6.000 ducados. Entre diciembre de 1545 y enero de 1546 los citados Affaitadi, en funciones de agentes de prestamistas de la Cámara Apostólica, recibieron pagos como procuradores de las compañías bancarias de Roma de Hieronimo Ubaldini y Bindo Altovite, en tanto Renaldo Strozzi efectuaba lo mismo respecto a los intereses de la también compañía romana del banquero Alejandro Bartoli. Los propios Affaitadi asentados en Castilla cobraron (15 de abril de 1546) 530 ducados que habían adelantado al arzobispo de Rossano, cuando ejerció la nunciatura cerca del emperador Carlos V.

   Sin embargo, la mayor operación de crédito contra las rentas de la Colectoría de España se produjo en 1546, siendo una vez más los banqueros Affaitadi los agentes en el negocio. En efecto, un grupo de banqueros romanos prestaron 25.000 ducados de oro a la Cámara Apostólica. Por un mandato cameral de 18 de mayo de 1546, el cardenal camarlengo dispuso que el citado crédito se liquidaría contra las rentas pontificias de España:

   Piu deve dare ducati dodici mila cento sessanta dua pagati a di otto de decembre (1546) alli detti Giovanni Battista et Giovanni Pietro Affaitadi et compagni, come procuratori di Sebastiano Montaguto, Luigi Rucelay, Brido Altoviti, Thomasso Cavalcanti, et Giovanni Giraldi, Pietro Antonio, et Aleman Bandim, Hieronymo Ubaldini, Thobia Pallavicino, Luca Giustiniano et Baldessare Olgiati, mercanti di Roma, a conto di uno assegnamento di venticinque mila ducati d'oro dato loro sopra la Collettoria di Spagna, come appare per un mandato camerale di 18 di maggio 1546.

APÉNDICES

I. RELACIONES SUMARIAS DE CUENTAS DE LA COLECTORÍA DE ESPAÑA ENTRE 1533 Y 1546.

1. Relación de ingresos ("Introito liquido") de la Colectoría de España en 1533 (edición del original en lengua italiana)(51)

INTROITO LIQUIDO

- Avila. Della sede vacante del vescovato de Avila a di 7 di gennaro 1533 (52)

216.9.11
- Salamanca. Della sede vacante di Salamanca a 12 del detto  280.1.4
- Ciudad Rodrigo. Della sede vacante de Ciudad Rodrigo a di detto 133.1.22
- Oviedo. Della sede vacante de Oviedo a 28 di genaro 1530       2000.0.0
- Lugo. Della sede vacante di Lugo a di detto  1435.0.0
- Zamora. Della sede vacante di Zamora a di detto 400.0.0
- Toledo. Della sede vacante di Toledo a 6 di febraro 1533 200.0.0
- Tarragona. Della sede vacante di Tarragona a 15 di luglio 1533 787.8.0
- Saragoza. Della sede vacante di Saragoza a 20 di settembre 1533 3600.0.0
- Burgos. Della compositione fatta con il succollettor di Burgos per li

residii della sede vacante di quel vescovato a 12 di ottobre 1533                            
2565.0.0
- Girona. Della sede vacante de Girona a 17 del detto 750.0.0

- Urgel. Della sede vacante de Urgell sesanta nove ducati, tre reali,

per ottanta tre libre e tre soldi moneta catalana 

69.3.0
- Oscha. De una meza annata nel vescovato de Hosca 27.0.0
- Burgos. De altra meza annata nel vescovato de Burgos 12.7.0
- Urgel. De altra meza annata nel vescovato de Urgel  13.6.0
- Magliorica. Della sede vacante de Magliorica  1000.0.0
 
Suma universal di tutto il cargo     13490.3.3

2. Relación de ingresos ("Introito liquido") de la Colectoría de España correspondiente a 1535 y 1536 (edición del original en lengua italiana)(53)

INTROITO LIQUIDO

- Resto. De li conti saldati in Camera Appca. sotto de 19 junio 1535 1781.5.30
- Tortosa. Del subcollector de Tortosa 1500.0.0
- Descargo de conscienza. Legato secretario Francisco Oliverio 90.0.0
- Toledo. Composition de la sede vacante de Toledo. Anno 1534 (54 8100.0.0
- Burgos. Residui de Burgos  287.0.0
- Siragoza. Dal subcollector de Siragoza a conto de la sede vacante 835.0.0
- Elva. Dal subcollector de Elva a bon conto anno 1533 130.0.0
- Canaria. Dal subcollector de Canaria a bon conto 700.0.0
- Salamanca. Dal subcollector de Salamanca a bon conto 402.5.0
- Zamora. Dal vescovo de Palentia per residui de Zamora 69.5.0
- Osma. Dal subcollector de Osma del spolio del vescovo

Francesco de Zamora
191.2.0
- Lugo. De composition del spolio del vescovo de Lugo 405.0.0
- Urgel. Dal subcollector de Urgel per resto del spolio del vescovo 11.10.0
- Partito de 20.000 ducati (55)      16000.0.0
- Spolio Eboracensis et sede vacante Compostella. Composition de la sede

vacante dell`anno 1524 com li heredi del arcevescovo de Toledo morto et

spolio del cardinal Eboracensis
1350.0.0
- Sancto Jacobo in Compostella. Composition com il rmo. de Toledo sede

vacante de Sancto Jacobo in Compostella, anno 1524
270.0.0
- Sancto Jacobo in Compostella. Composition com il arcevescovo

Compostellano sede vacante del anno 1534
720.0.0
- Spolio Eboracensis. Compositio com il arcevescovo compostellano 630.0.0
- Burgos. Composition com li heredi del cardinal de Burgos

don Íñigo de Mendoza
3600.0.0
- Idem. Sede vacante del anno 1535 4550.0.0
- Palentia. Rata de sede vacante de Palentia anno 1536 3147.0.0
- Jaen. Sede vacante de Jaen anno 1536 5898.0.0
- Canaria. Sede vacante de Canaria 1536 3174.0.0
- Tarazona. Dal subcollector de Tarazona per la sede vacante 1536 3768.0.0
- Tortosa. Dal subcollector de Tortosa per sede vacante 1536 2970.0.0
- Esna. Dal subcollector de Esna sede vacante 1536 1080.0.0
- Avila. Dal subcollector de Avila, residue 69.9.0
- Descargo de conscienza. De legato de Joan Paulo Oliverio 90.0.0
- Toledo. Dal subcollector de Toledo residui 49.5.0
- Meze annate 343.10.0
 
Suma universal del cargo 62213.8.0

3. Cuentas de la Colectoría de España (ingresos y libranzas) entre septiembre y diciembre de 1532 (56)

INGRESOS:

- Débito a favor de la Cámara Apostólica 1.5.2
- Dinero recuperado por el subcolector de Granada de antiguos débitos a

favor de la Colectoría
500.0.0
- Vacante de Ciudad Rodrigo entre el 27 de junio de 1530 y el 10 de noviembre

de 1530 por muerte del obispo don

Gonzalo Maldonado (renta de 136 días)
866.5.21
- Vacante de Coria 884.4.25
- Vacante de Salamanca durante 145 días de 1530, a cuenta

de un total de 4.618 ducados
800.0.0
- Procedente del espolio de los bienes de don Gonzalo Maldonado,

obispo de Ciudad Rodrigo
1440.0.0
- Vacante del obispado de Canarias desde el 1 de enero hasta

el 5 de marzo de 1532
360.0.0
 
TOTAL INGRESOS 4882.4.14

LIBRANZAS:

- Salario del secretario de la Colectoría de España Francisco Oliverio

correspondiente a 1532
100.0.0
- A Renaldo Strozzi, mercader genovés de Valladolid, por una cantidad

adelantada en Roma a Vaison (posiblemente se trataba de un préstamo de la

compañía bancaria de familia Strozzi)
1062.0.0
- A Gaspar de Grimaldi, mercader genovés, en representación de Hugo Moreau

y Juan de Borgoña, en cuenta de un pago de 5.500 ducados por unas tapicerías

para Su Santidad 
2000.0.0
- Por unos tapices realizados en Alcaraz por encargo de Su Santidad

y remitidos a Roma
170.0.0
- Diversos gastos de la época del nuncio anterior 248.4.0
- Salario de cuatro meses del nuncio en España por su trabajo como colector

general y las gestiones que realizó en la corte de la emperatriz Isabel
400.0.0
 
TOTAL LIBRANZAS 3980.4.0

4. Cuentas (ingresos y libranzas) de la Colectoría de España correspondientes a 1537 y 1538 (57)

INGRESOS:

- Sede vacante de Burgos durante 1536 5647.0.0
- Liquidación final de las cuentas del arrendamiento de los frutos de la sede

vacante del obispado de Lugo
453.3.1
- Sede vacante del obispado de Palencia desde el 1 de enero hasta el

18 de abril de 1537
1215.3.0
- Cuentas de la sede vacante de Jaén desde 1 de enero hasta el 6 de julio de 1537 3031.0.0
- Frutos de la sede vacante de Burgos desde el 1 de enero hasta el 18 de abril

de 1537 (107 días de arrendamiento)
2169.1.0
- Cuentas de la sede vacante del obispado de Salamanca durante el arrendamiento

de 83 días (18 abril-11 de julio de 1537)
893.2.0
- Espolio del obispo de Cuenca D. Diego Ramírez, fallecido el 11 de agosto

de 1537
417.0.0
- Liquidación de la sede vacante del obispado de Cuenca durante el período

del 11 de agosto de 1537 al 1 de enero de 1538
1831.6.0
- Cuentas de la sede vacante del arzobispado de Valencia

(73 de arrendamiento en 1537 y 213 días en 1538)
4321.1.0
- Liquidación de la sede vacante de Canarias 1200.0.0
- Espolio del cardenal "Hinefort", obispo de Tortosa, muerto el día

21 de julio de 1534
600.0.0
- Un espolio sin especificar en el obispado de Segorbe 55.9.0

LIBRANZAS:

- Cantidades en favor del colector adeudadas por la Cámara Apostólica de Roma

de cuentas anteriores
2778.10.0
- Al canónigo Ayala por gastos de viaje cuando, bajo mandato de Su Santidad,

vino a España con la Bula de San Pedro
50.0.0
- Idem al dicho canónigo por andar in posta a Roma 100.0.0
- Gastos realizados por D. Juan Pérez del Roncal en el viaje que efectuó a Roma

por asuntos de la Bula de Cruzada y la Bula de la Fábrica de San Pedro
100.0.0
- A Bernabé de Grimaldo y Esteban Salvago y compañías, mercaderes y

banqueros genoveses en España, por orden del depositario de la Cámara

Apostólica en Roma (Ansaldo de Grimaldi)
5647.0.0
- A Fabio Glianello, nuncio de Su Santidad 100.0.0
- Pago prometido a ciertos arrendadores de las sedes vacantes producidas a

lo largo de 1536 por no exigir "Visitas"
600.0.0(58)
- Salario del secretario y contador de la Colectoría 100.0.0
- Emolumentos de Carlo de Tano, solicitador y curador en Roma de los

negocios de la Colectoría de España
97.5.0
- Salario del nuncio y colector general en España a razón de 120 ducados al mes 1440.0.0
- Pagos efectuados a diversos correos desde la corte de España a Roma

(y viceversa) con diversas cartas y avisos de los cardenales Farnese y "Jacobaro"
1539.0.0
- Pago a un obispo por orden del tesorero general 400.0.0
- Al cardenal "Jacobaro", legado pontificio 847.7.2
- Ayuda de costa al canónigo Ayala cuando vino de Roma a España por orden

del cardenal Farnese
150.0.0
- Pagado por orden del señor Carlo Gualteruci 97.5.0
- Salario del secretario y contador de la Colectoría 100.0.0
- Salario del nuncio y colector general de España 1440.0.0
- A Sforza, conde de Santafiore, por varias órdenes de pago de Su Santidad y

mandato del tesorero general de Roma
2900.0.0
- Idem anterior 540.0.0
- A Carlo de Fano, solicitador de la Colectoría de España en Roma, por gastos

en la expedición de breves pontificios
40.0.0
- Pagado en Roma (sin especificar causa) por el nuncio 476.2.0
- Al correo Tonino (59) por un viaje a Roma desde Barcelona 60.0.0

5. Relación de ingresos ("Introito liquido") de la Colectoría de España correspondiente a 1540 y 1541 (edición del original en lengua italiana) (60)

INTROITO LIQUIDO

Primo saldo di conti del 37, 38, 39 (61) 5973.4.18
Canaria, sede vacante 1250.0.0
Patriarcha de Jherusalem, spolio 1080.0.0
Siguença, sede vacante 6170.0.0
Astorga, spolio 3500.0.0
Astorga, sede vacante 2608.2.0
Cartagena, sede vacante 8550.10.0
Orense, residui 42.4.0
Cardenal de Trento, spolio 873.0.0
Mallorca, sede vacante 733.7.0
Tortosa, sede vacante 2680.0.0
Ciudad Rodrigo, sede vacante 300.0.0
Lugo, sede vacante 200.0.0
Cordova, sede vacante 2123.0.0 (62)

6. Relación de ingresos ("Introito liquido") de la Colectoría de España correspondiente a 1546 (edición del original en lengua italiana) (63)

INTROITO LIQUIDO (64)

Toledo, spoglio 14400.0.0
Toledo, sedevacante (65) 18900.0.0
Giaen, sedevacante 5155.7.29
Canaria, sedevacante 2545.1.17
Mondognedo, sedevacante 784.1.0
San Jacomo, spoglio et sedevacante 2549.5.13
Idem, sedevacante 3892.7.5
Siviglia, spoglio 1170.0.0
Siviglia, sedevacante 12083.8.17
Cartagena, sedevacante 1520.0.15
San Jacomo, descargo de conscienza 27.0.0
Partido delli 20.001 ducati et 3 reali(66) 178.8.17

II. RELACIÓN PORMENORIZADA DE LAS CUENTAS DE INGRESOS DE LA COLECTORÍA DE ESPAÑA DE 1542-1545 (67)

1.1. Cargo de liquidación de cuentas de 1540-1541. Se carga al colector lo que quedó a deber como deudor tras la liquidación a la Cámara Apostólica del ejercicio anterior (esto es, se recaudó una cantidad superior a lo gastado)      2888.5.11

1.2. Sigüenza, restos de sede vacante. Sigüenza estuvo en sede vacante en 1539 durante 161 días, desde que fue promocionado el cardenal D. García de Loaisa a la iglesia de Sevilla, y fue provisto en favor de D. Fernando de Valdés, presidente del Consejo de Castilla. Las cuentas de la sede vacante fueron:

Ingresos generales 7660.8.24
Décima para el colector 766.0.29
Gastos 265.4.15
Pensiones 257.6.22
Pagado por el colector en la cuenta de 1541 6170.0.0
 
Quedó como cantidad neta para la Cámara 201.7.26

1.3. Córdoba, restos de sede vacante. Quedaron pendientes de pago en 1541, 2.123 ducados y 7 maravedíes. Se pagaron 64 ducados en salarios y otros gastos, así como más de 27 ducados en sufragar el viaje de Pedro del Roncal para gestionar en Antequera un spoglio d'un povero vescovo titulare. Neto para la Cámara      2020.9.24

1.4. Ciudad Rodrigo, sede vacante. El obispado estuvo en vacante en 1539 por promoción de D. Pedro Pacheco al obispado de Pamplona. El arrendamiento de los frutos por 88 días se evaluó en 898 ducados y se detrajeron las siguientes cantidades: 193.6.19 en gastos diversos, 44.10.11 en derechos de décima del colector, 241.0.24 en una pensión del cardenal de Ravena (68) y 300 ducados que fueron liquidados en cuentas anteriores. Neto, pues,       119.2.4

1.5. Ciudad Rodrigo, sede vacante. Estuvo en sede vacante por promoción de obispo D. Antonio Ramírez de Haro desde el 27 junio de 1541 hasta el 22 de mayo de 1542. Fue provisto al obispo D. Francisco de Navarra, antiguo prior de Roncesvalles. La sede vacante fue administrada por Juan de Tansida, subcolector, y produjo una renta neta de 3531.0.30 que, deducidos los gastos generales y pensión del citado cardenal de Ravena, quedó reducida a      1811.1.8

1.6. San Jacomo spoglio. Il cardinale di san Jacomo in Compostella, Don Pietro Sarmento, muorse a 3 di ottobre l'anno 1541 in Luca, et perche si truovo che teneva molti debiti non solo ni fu spoglio, ma nro. Sre. mando per breve che del ritratto della sede vacante si dessero a suoi testamentarii mille scudi per aiutare a pagare li suoi debiti.(69)

1.7. Santiago, sede vacante de 1541. Estuvo en sede vacante 6 meses hasta que fue provisto en D. Gaspar de Avalos, arzobispo de Granada, el 3 de marzo de 1542. En este período fue arrendado a diversas personas en 7925.10.8, asentándose en las cuentas de la Colectoría una cantidad neta de        5372.4.4

1.8. Astorga, espolio. El obispo titular fray Álvaro de Osorio murió en Roma el 31 de diciembre de 1539. Se recuperaron por espolio 8.250 ducados pero, como el obispo tenía facultad de testar por 3.000 ducados y se dedujeron grandes deudas, la Cámara Apostólica sólo pudo obtener líquidos        4253.5.15

1.9. Astorga, sede vacante de 1542. Este obispado estuvo vacante desde el 3 de junio hasta el 31 de diciembre de 1542, al ser promovido su obispo D. Esteban de Almeida a la mitra de León. Produjo una renta neta final de    1363.4.30

1.10. Astorga, sede vacante de 1543. El obispado siguó en situación de sede vacante hasta el 8 de junio en que fue provisto en el licenciado D. Diego de Alba. Neto para la Cámara       1003.6.24

1.11. Sevilla, espolio. El arzobispo D. Diego de Rivera murió en Mojados en febrero de 1543, e hizo donación de sus bienes a la familia Silva. El colector, ante el poder de los beneficiarios, se conformó con un cuarto de la herencia. Cantidad final      5115.6.22

1.12. Segovia, sede vacante. Este obispado estuvo en sede vacante desde el 7 de febrero hasta el 6 de agosto de 1543, en que se proveyó en D. Antonio Ramírez de Haro. Fueron, pues, 179 días de sede vacante. La Cámara arrendó los frutos del obispado a Diego de Sepúlveda y a Diego de Villicia a razón de 10.000 ducados por año. Por los dichos 179 días correspondieron a la Cámara 4955.7.27; descontados salarios, pensiones y décima del colector quedó neto    3706.7.28

1.13. Calahorra, espolio. Murió D. Alonso de Castilla el 21 de febrero de 1541 y la mayor parte de sus bienes los había donado en vida; poseía un rico inventario de propiedades adquiridas antes de ser nombrado obispo. Dejó al morir infinidad de deudas y como, además, gozaba de la facultad para testar por 10.000 ducados, la Cámara Apostólica no obtuvo cantidad alguna. De hecho, el colector informó a Roma que et tuttavia furono sequestrati tutti i suoi beni in nome della Camara Apostolica, ma non si spera cavarne cosa alcuna.

1.14. Calahorra, sede vacante. Desde la muerte el 21 febrero de 1541 de D. Alonso de Castilla, hasta el 27 de junio que fue promovido D. Antonio Ramírez de Haro, hubo sede vacante durante 126 días. La vacante estuvo arrendada a Diego Navarro, a razón de 7.200 ducados por año, que por 126 días de arrendamiento ascendieron a la suma de 2505.2.8; deducidos costas, pensiones y otros gastos, quedó neto para la Cámara Apostólica un total de    1489.6.29

1.15. Cuenca, espolio. El obispo titular (cardenal Cesarino) falleció el 13 de febrero de 1542. Tras muchas gestiones, se acordó en Roma con sus herederos un espolio evaluado en 4.000 escudos (3.733 ducados), los que, deducidos costas (60 ducados) y derechos del colector (367 ducados), produjeron         3306.0.1

1.16. Cuenca, sede vacante de 1542. Estuvo en sede vacante desde el citado 13 de febrero de 1542 (muerte del cardenal Cesarino) hasta el día 2 de junio de 1542, en que fue provisto en Roma D. Antonio Ramírez de Villaescusa. Fueron, en definitiva, 108 días de sede vacante, y los frutos arrendados en Roma al cavalier Alessandro Poggio; el arrendamiento se protocolizó en Toledo, actuando como representante Alesandro Guidiccione; el montante bruto por los dichos 108 días ascendió a 3020.10.26, y la renta neta final para la Cámara      2459.7.22

1.17. Liquidación de una deuda de Alessandro Poggio. Por orden del camarlengo, los señores Cavalcanti y Giraldi (mercaderes) pagaron en Roma a Alejandro Poggio 2782.8.0 ducados para ayuda del pago de 6.015 ducados que debía a Su Santidad.(70) Dicha ayuda se asentó como ingreso del colector Giovanni Poggio         2782.8.0

1.18. Lérida, espolio. El obispo D. Jaime Concillos murió el 3 de abril de 1542; falleció muy viejo, habiendo distribuido la casi totalidad de sus bienes a lo largo de su vida y estableciendo un beneficio en favor del hospital de Zaragoza. El colector sólo pudo obtener un espolio neto de         327.3.0

1.19. Lérida, sede vacante de 1542. La sede fue arrendada a Guillermo Saporta por un total de 3.931 ducados que, deducidos los gastos de gestión y pago de la décima al colector, produjo un ingreso final a la Cámara Apostólica de     2603.3.6

1.20. Lérida, sede vacante de 1543. Siguió en arrendamiento del citado Saporta desde el 1 de mayo hasta el 5 de agosto de 1543 al ser provisto el obispado en D. Francisco de Loaces. Los tres meses y cinco días de arrendamiento produjeron una renta de        310.10.6

1.21. Cartagena, espolio. El titular del obispado, cardenal de Salzemburg, murió a finales de marzo en Alemania. Tras grandes negociaciones el espolio fue evaluado en        1623.6.33

1.22. Zaragoza, espolio. El arzobispo D. Federico de Portugal murió en Barcelona el 6 de enero de 1539. El espolio fue negociado en Roma por el cardenal camarlengo. Liquidación del espolio:

- Pagados en Roma por Benedetto Olivieri  4000.0.0
- Contante al nuncio-colector 2635.4.16
- Subcolector de Barcelona 500.0.0
- Pagado por los herederos al nuncio 300.0.0
- Pagado al cardenal Farnese en Barcelona 1600.0.0
- Pagado a los testamentarios 1479.2.0
TOTAL 10514.6.16
Neto para Cámara Apostólica 3435.4.16,5

1.23. Zaragoza, espolio. El obispo titular fray S. Agustín había sido carmelita y pobre; su espolio fue evaluado en   76.10.0

1.24. Espolio de D. Jorge de Ateza, obispo fallecido en Calatayud el 2 de septiembre de 1543. Sólo produjo  102.6.20

1.25. Espolio del obispo Santuriense. Fray Aznar López falleció en Santa Cecilia (diócesis de Jaca) a comienzos de 1539. Era muy pobre, y sólo se pudo expoliar una pequeña cantidad de plata que se evaluó en 121 ducados. Deducidos los gastos, neto 37.1.21

1.26. Espolio del obispo de Nicopoli. El abad de Ager era obispo titular de Nicopoli y sólo pudo expoliarse por valor de 36.0.0

1.27. Sevilla, espolio. D. Juan de Mompalao, obispo de Armenia, murió en Sanlúcar de Barrameda en 1540. El subcolector del arzobispado de Sevilla evaluó su espolio en      600.0.0

1.28. Sevilla, espolio. D. Baltasar del Río, obispo de Scala, falleció a fines de 1541 y tenía bienes en Sevilla, pero la totalidad de ellos se habían aplicado en favor de una capilla de la catedral hispalense. No se obtuvo nada del espolio.

1.29. Málaga, espolio y sede vacante. El titular del obispado era el patriarca Alejandrino, y murió en Venecia el 19 de diciembre de 1540; en Málaga se localizaron bienes por valor de unos 5.000 ducados. Los frutos de la sede vacante (2.054 ducados) fueron adscritos al nuevo obispo D. Bernardo Manrique, y los bienes del espolio fueron negociados en Roma con el banquero Juan Bautista Salvago, quien obtuvo un total de 2.054 ducados. La Colectoría de España no obtuvo, pues, ningún ingreso de ambas operaciones.

1.30. Toledo, antiguas cuentas y descargo de conciencia. El subcolector de Toledo (Juan Ruiz de Rivera) incorporó en su testamento un "descargo de conciencia" de 100 ducados en favor de la Colectoría.(71) Además, se contabilizaron restos de la sede vacante de la época del cardenal de Croy por 141 ducados. Deducidos los correspondientes gastos, quedó neto     30.9.13

1.31. Cuentas de subcolector de Palencia. El licenciado Miranda (subcolector del obispado de Palencia) falleció, y su hermano Pedro de Miranda liquidó con el colector una serie de cantidades que estaban en posesión de su hermano: venta de ropa del espolio del obispo de Cuba, rentas de varios censos, etc. Se entregó por todo ello una cantidad de    21.8.30

1.32. Censo de Valladolid. El subcolector de Palencia asentó la renta de un censo de la iglesia de Santa María de Valladolid por valor neto de      41.10.26

1.33. Ingreso de varios censos de 1542-1545. La Colectoría sentó unos ingresos por renta de censos de 93 ducados; deducidos los gastos de gestión y décima del colector, quedó neto       74.4.31

1.34. Jaén, espolio. El obispo titular D. Fernando de Rojas murió en Antequera y su espolio fue evaluado en 240 ducados. La mitad lo obtuvo Luis de Torres (secretario apostólico) por merced del Papa. El resto, tras pago de limosnas y derechos, produjo neto    108.0.0

1.35. Calahorra, sede vacante. Este obipado estuvo en vacante durante 1543 por la promoción de D. Antonio Ramírez de Haro a Segovia, hasta su provisión en favor de D. Juan Yáñez. Se evaluó la sede vacante en 1242 ducados, 7 reales y 20 maravedíes. La liquidación de la gestión de la vacante fue la siguiente:

Pago de pensiones 457.3.23
Salarios y otros gastos 73.8.1
Décima del colector 71.1.27
En moneda contante para el nuncio 100.0.0
Cantidades pendientes de recuperar 540.5.4
Quedó, pues, neto para la Cámara Apostólica 100.0.0

1.36. Salamanca, espolio. El obispo D. Rodrigo de Mendoza falleció en noviembre de 1543. Era pobre y dejó innumerables deudas. La Colectoría no pudo asentar ingreso alguno.

1.37. Salamanca, sede vacante entre 1543 y 1545. Este obispado estuvo en sede vacante desde el 4 de noviembre, en que falleció D. Rodrigo de Mendoza, hasta el 18 de febrero de 1544, en que fue provisto en D. Pedro de Castro; el valor de los frutos durante 1543 (4 de noviembre a 31 de diciembre) fue de 1.719 ducados. Todo el año de 1544 fue evaluado en 8.500 ducados, y estuvo bajo arrendamiento de Juan Hernández de Paredes. En 1545, hasta la provisión del nuevo obispo el 18 de febrero, aportó una rata de 642 ducados más. Liquidación de la sede vacante:

Ingreso bruto 10961.8.0
Pensiones 4569.8.3
Salario y gastos 946.9.27
Décima 529.6.11
Pendiente de pago 149.3.25
Cantidad neta para la Cámara Apostólica 4766.2.2

1.38. Valencia, espolio. A la muerte de D. Francisco de Borja y Cardador, obispo de Tiano, la Colectoría sólo pudo obtener de sus herederos un ingreso neto de      90.0.0

1.39. Valencia, espolio. El obispo fray de la Trinidad falleció en Valencia. Era pobre y, tras acuerdo con el provincial de Nuestra Señora del Remedio de Valencia, se asentó un ingreso de    90.0.0

1.40. Valencia, descargo de conciencia. Se recibió de Juan de Perelló, mercader de Valencia, de descargo de cierta bulla de santa Catalina del Monte Sinaí, afirmando que pertenecía a la Cámara Apostólica o a la Fábrica de San Pedro. Tras deducirse 8 ducados de derechos de décima del colector, quedó neto     76.1.27

1.41. Valencia, sede vacante en 1544. Estuvo el arzobispado de Valencia en sede vacante desde S. Juan de 1544, por promoción de D. Jorge de Austria al obispado de Lieja, hasta el 10 de octubre que fue provisto a fray Tomás de Villanueva. Por los documentos del arrendamiento, la vacante duró 3 meses y 16 días. La liquidación final fue la siguiente:

Ingreso bruto 2722.3
Salarios 30.8
Décima para colector y subcolector 269.1.23
Quedó como ingreso neto de la Cámara 2422.4.11

1.42. Jaén, espolio. El titular de este obispado, D. Francisco de Mendoza falleció en Spira (Alemania) el 22 de marzo de 1544. Sus bienes fueron secuestrados por el Consejo de Castilla ante la presión de ciertos acreedores. También intervino como heredero el conde de Tendilla. La Colectoría se aseguró un ingreso por espolio de 1.000 ducados, que quedaron pendientes de cobro.

1.43. Jaén, sede vacante. El obispado de Jaén estuvo en sede vacante desde el 22 de marzo de 1544, fecha de la muerte de D. Francisco de Mendoza, hasta el 20 de enero de 1545, en que fue promovido D. Pedro Pacheco, obispo de Pamplona. La Colectoría de España ha recuperado hasta el momento     3000.0.0

1.44. Mondoñedo, espolio. Fray Antonio de Guevara, obispo de Mondoñedo, murió el Viernes Santo a 3 de abril de 1545. Hizo testamento y debía mucho dinero al rey y a sus parientes. Se hizo inventario y se llegó a un acuerdo con el doctor D. Hernando de Guevara del Consejo Secreto de la Majestad Cesárea, su testamentario, en 1000 ducados. Deducido el derecho de décima del colector (100 ducados) quedó libre para la Cámara    900.0.0

1.45. Canarias, espolio. El obispo de Canarias fray Virués murió el 19 de enero de 1545 y no dejó ninguna cantidad para ser expoliada, porque era pobre y las rentas del obispado estaban muy cargadas de pensiones.(72) No se obtuvo ingreso alguno.

1.46. Lugo, sede vacante los años 1530-1533. El obispado de Lugo estuvo en sede vacante, por muerte de D. Pedro de Ravena, desde el 14 de septiembre de 1530 hasta 1534, en que fue provisto en favor del inquisidor Calvete. La liquidación de la sede vacante fue:

Ingreso bruto 10371.3.6
Salarios y otros gastos 1154.4.29
Remitido al colector 5494.10.27
Décima 621.8.19
Resto pendiente de cobro 2998.3.3
Ingreso neto final para el nuncio 101.8.30

1.47. León, sede vacante. El obispado de León estuvo en sede vacante 9 días por promoción del obispo D. Pedro de Acosta al obispado de Osma, hasta que fue provisto en Roma en D. Esteban Almeida. Liquidación de la sede vacante:

Ingreso bruto 184.6.8
Pensiones 40.8.30
Décima del colector y nuncio 14.4.4
Neto para Cámara Apostólica 129.4.9

1.48. Espolio de García de Gibraleón. Gibraleón era un personaje importante en Roma y gozaba de los oficios de "abreviator" y secretario apostólico. Falleció en Roma en 1534. Se recuperaron de este espolio las siguientes partidas:

En Burgos, tras pagar décima y otros gastos, 121.4.30
En Burgos, de una memoria 256.8.30
En Cuenca, de créditos y rentas, 89.4.1
En Sevilla, ingresos brutos (6785.9.21), neto 4343.2.4
En Cádiz, 437.1.1

SUMARIO GENERAL DE INGRESOS (original italiano):

Introito liquido del carico

In prima resto degl'altri conti 2888.5.11
Siguenza, residui 201.7.26
Corduba, residui 2020.9.24
Citta Rodrigo, rata de 1539 1811.1.8
Santo Jacobo, rata de 1541 et 1542 5372.4.4
Astorga, spolio 753.5.15
Astorga, sede vacante de 1542 1363.4.30
Astorga, rata de 1543 1003.6.24
Segovia, spolio 5115.6.22
Segovia, sede vacante de 1542 3706.7.28
Calahorra, sede vacante de 1541 1489.6.29
Cuenca, spolio 3306.0.1
Cuenca, sede vacante de 1542 2459.7.22
Riceputi in Roma de Cavalcanti et Giraldi 2782.8.0
Lerida, spolio 327.3.0
Lerida, sede vacante de 1542 2603.3.6
Idem, Lerida, rata de 1543 310.10.6
Cartagena, spolio 1623.6.33
Siragoza, spolio de l'arcivescovo don Federico de Portugal 3435.4.16,5
Idem, spolio del vescovo don Giorgio di Ateza 102.6.20
Idem, Siragoza, spolio del vescovo carmilita 76.10.0
Huesca, spolio del vescovo Santuriense 37.1.21
Spolio del vescovo de Nicopoli 36.0.0
Siviglia, spolio del vescovo Mompalau 600.0.0
Idem, Seviglia, spolio del vescovo di Gaieta 206.7.12
Toledo, residui et discarico di conscienza 30.9.13
Succollettor di Palentia et censi di Vagliadolid 21.8.30
Idem, censi de Vagliadolid in due partite 116.4.22
Spolio del vescovo don Fernando de Rojas 108.0.0
Calahorra, sede vacante de 1543 100.0.0
Idem, Calahorra, rata de 1544 et 1545 1016.3.0
Salamanca, rate delli 1543, 1544 et 1545 4766.2.2
Valentia, spolio 90.0.0
Idem, Valentia, spolio 90.0.0
Idem, Valentia, discarico de conscienza 76.1.22,5
Valentia, sede vacante de 1544 2422.4.11
Giaem, sede vacante de 1544 3000.0.0
Mondognedo, spolio 900.0.0
Lugo, residui vecchi 101.8.30
Leon, rata de 1539 129.4.9
Gibraleon, spolio:
  Nel vescovato di Burgos 121.4.30
  Idem, Burgos 256.8.30
  Cuenca 189.4.1
  Seviglia 4343.2.4
  Caliz 437.1.16
   
  Somano in tutto 61950.8.6.

Notas

1. ASR, Camerale I, Mandati Camerali (1540-1543), consta en Roma como Johanni Poggio, thesaurario generali.

2. Por ejemplo, en 1539 Giovanni Poggio no se encontraba en España, pero en la liquidación consta como colector (ASR, Camerale I, Collettorie, 1198, 2 B, cuentas de 1539, Ragione et conto ch' da Giovanni Poggio, nuntio e collettor, per sua Sanctita et sua Camera Apostolica ne regni de Hispana, per lo administrato et recuperato... de primo di gennaro 1539 per tutto decembre del detto anno).

3. IVDJ, envío 91, arrendamiento de vacantes (1577).

4. Como más adelante veremos, Grimaldi y Salvago eran agentes de Ansaldo de Grimaldi, depositario general de la Cámara Apostólica en Roma.

5. Angelica, Manoscritti, 1659, fs. 261r-264r: Memoria de las vacantes de arçobispados y obispados arrendados por el ilustrísmo y reverendísimo señor don Camilo de Maximi, patriarca de Jerusalem y colector apostólico en estos reynos de España.

6. Todas las cifras, como es habitual en este trabajo, van expresadas siempre (salvo contrario) en ducados de 375 maravedíes. En la mayoría de los casos, las cifras van formado grupos de tres módulos separados por puntos (ducados.reales.maravedíes); por ejemplo, 2378.5.12 debe leerse: 2.378 ducados, 5 reales y 12 maravedíes.

7. Fray Francisco de Zamora, título de "episcopus Tiburiensis", falleció en mayo de 1535.

8. A.S.R., Camerale I, Collettorie, 1198, 2 B. Este espolio ocasionó importantes litigios en España y Roma. Se llegó a un acuerdo por 10.000 ducados, de los que se han recuperado de momento 4.000, que fueron liquidados directamente en Roma en manos del depositario general de la Cámara Apostólica.

9. Era obispo titular "Santuriense"; falleció en Santa Cecilia, diócesis de Jaca, aunque su espolio fue realizado por el subcolector de Huesca.

10. El abad de Ager era obispo titular de Nicopoli.

11. Obispo titular de Armenia, fallecido en Sanlúcar de Barrameda en 1540.

12. Poseía ciertos beneficios en la diócesis de Sevilla, sobre los que se aplicó el correspondiente espolio.

13. Obispo titular de Scala; falleció en Roma en 1541 y poseía bienes en Sevilla que legó en su totalidad en beneficio de una capilla de la iglesia de Sevilla.

14. Consta como obispo "clunense" y falleció estando en Valencia.

15. Seglar y gran personaje en Roma; poseía beneficios y negocios de naturaleza eclesiástica.

16. ASR, Camerale I, Collettorie, 1198, 2 B: Era povero e non segli truovo senon certo argento che peso 167 oncie et meza... valse 121 ducati et 9 reali.

17. ASR, Camerale I, Collettorie, 1198, 2 B.

18. ASR, Camerale I, Collettorie, 1198, 2 B, f. 82 v: Conti e Ragione che da Mons. Gio. Poggio, vescovo di Tropea, nuntio et collettor generale nei regni di Spagna, di quello che ha ricevuto et ricuperato degli emolumenti et redditi appertinenti alla Collectoria di Spagna, dopo degl'ultimi conti che furono dati in Camara Apostolica a 20 di decembre 1542, che furono di tutto quello si era ricuperato sino alla fine dell'anno 1541. Todas las citas textuales respetan la grafía de la época.

19. Ibidem: ...como de quattro o cinque anni, in qua sempre stese in puncto de morir de vecchio decrepito, distribuere, ordino et dere in vita, di modo ch'alla morte sua non si trovo quasi per pagar li servitori et funeralie sue.

20. Por ejemplo, en las cuentas de 1531-1532 (ASR, Camerale I, Collettorie, 1198, 2 B, fs. 1-9), se describe el espolio del obispo de Coria D. Guillermo de Vandenesse, fallecido en Borgoña el 12 de mayo de 1530. Como poseía la facultad de testar por 10.000 ducados, su hermano vino a España y recuperó los bienes del difunto prelado. La Colectoría sólo pudo asentar un espolio por 225 ducados.

21. ASR, Camerale I, Collettorie, 1198, 2 B, fs. 1-9, cuentas de 1531-1532.

22. ASR, Camerale I, Collettorie, 1198, 2 B, f. 84.

23. De hecho, para facilitar que Salvago ocupase los bienes del patriarca, la Cámara Apostólica decidió que la Colectoría de España se inhibiese de los citados bienes.

24. ASR, Camerale I, Collettorie, 1198, 3 C: Primieramente, da conto et ragione como lo Reverendisimo don Giovanni Tavera, arcivesco de Toledo, muori in Vagliadolid a di primo di agosto 1545, et fece testamento, in vertu della licenza et faculta che havena di possere testare et disponere delle dua terza de suoi beni et spoglio. Si fece inventario di tutto, et venendosi sopra dicio in differenza et controversia con si heredi et testamentarii del Reverendisimo arcivesco et cardinale, et dipoi a termini di compositione et concordia, fu consultato prima con Nostro Signore et col Reverendisimo cardinale Santafiore, camorlengo. Per volunta de quali, fu composito tutto l'interesse che havena la Camara Apostolica sopra detto spoglio per sedecimila ducati de iguali detrattine, mille et seicento per la decima appartenente al collettore generale et succollettore, restano netti alla camara ducati quattordici mila et quattrocento, et di tanti si fa carico il monsignore nuntio in questa partita: Introito, 16.000. Decima, 1.600. Neti, 14.400 ducati.

25. A.C., Archivio Urbis, Sezzione I, vol. 586, libr. 5 (Vázquez, Christophorus), fs. 99v y 100r.

26. Alonso García, D., Fisco, poder y monarquía en los albores de la modernidad. Castilla, 1504-1525, tesis doctoral inédita, Madrid, Universidad Complutense, 2003. Asimismo, Carretero Zamora, J. M. y Alonso García, D., Hacienda y negocio financiero en tiempos de Isabel la Católica. El Libro de Rentas de 1503, Madrid, 2003, p. 22.        [ Links ]         [ Links ]

27. AGS, Diversos de Castilla, leg. 37, Nº 18.

28. AGS, Cámara de Castilla, Libros de Cédulas, libro 22, f. 357v.

29. AEER, VII-C-5, f. 63r.

30. Ibid, A-II-60 (s. f.). Sobre la presencia española en Italia, vid la bibliografía recogida por Vaquero Piñeiro, M., "Mercaderes catalanes y valencianos en el Consulado de Roma", en Narbona, R., op. cit., pp. 151-172.

31. ASV, Camera Apostolica, Registri dei pagamenti bullaria, 12 (1532-1533).

32. ASR, Camerale I, Collettorie, 1198, 2 B, fs. 81-122 (cuentas de 1542-1545).

33. Expresadas todas las cuentas, como es habitual en este estudio, en el módulo "ducados.reales.maravedíes".

34. En concreto, desde el 1 de septiembre hasta el 31 de diciembre de 1532 (ASR, Camerale I, Collettorie, 1198, 2 B, fs. 10-13).

35. Expresados sólo en ducados.

36. La vacante de Toledo no fue arrendada a la muerte el 5 de febrero de 1534 de D. Alonso de Fonseca, sino que se llegó a un acuerdo con su sucesor.

37. Se dice que es el hijo de "el señor de Granvela"; esto es, el beneficiario es Antonio Perrenot, futuro cardenal Granvela.

38. Obispo de Ciudad Rodrigo.

39. Fratello de monsignore de Lasciao.

40. ASR, Camerale I, Collettorie, 1198, 3 C: Conto et ragione che da monsignore Poggio, vescovo di Tropea, nuntio et collettore generale nei regni di Spagna....

41. Ibidem: ... et tocco alla Camera secondo appare per il libro et conto della detta amministratione col testimonio del contador maggior del re et della santa chiesa de Toledo, tredici conti cento sei mila et diece maravedis, che sono ducati trenta quattro mila e novecento quaranta nove et quattro reali....

42. Ibidem: Alle quali pensioni tocca pro rata deli detti cento et cinquanta sei giorni, che sono cinque mesi... cinque mila ottocento otto ducati, un reale et dodici maravedis.

43. ASR, Camerale I, Collettorie, 1198, cuentas de 1531. 466 ducados, 7 reales y 11 maravedíes por el valor de 500 escudos del sol pagados al reverendo obispo de Sinagaglia, nuncio en Portugal, por virtud de un breve dado en Roma a 28 de abril de 1532, por comisión al nuncio en España "monsignore di Vasione".

44. ASR, Camerale I, Collettorie, 1198, 2 B, fs. 67-74: Ragione et conto ch' da Joan Poggio, nuntio e collettor, per sua Sanctita et sua Camera Apostolica, ne regni de Hispana per lo administrato et recuperato delli emolumenti pertinenti alla Santita di N. Signore et sua Camera Apostolica, de primo di gennaro 1539 per tutto decembre del detto anno.

45. Ibidem, Et piu tre de maggio cento quaranta ducati che si dettero a Piloya, corrier che parti in diligentia de Toledo per Roma, con l'aviso de la morte de la imperatrice.

46. Estos tapices eran realizados por los monjes de Alcaraz y, por lo visto, gozaban de gran estima para el Papa y el cardenal Farnese. En 1534 se asentó una nueva compra de tapices, por 130 ducados: ...alli monache de Alcharaz, per mano di Gonsalvo Darenaper, far li tapeti ordinati di Papa Clemente et hora ne finito uno grande qual esere molto bello.

47. En las cuentas de 1534 se describe minuciosamente este asiento contable (ASR, Camerale I, Collettorie, 1198, 2 B); textualmente: Item, deve la Camera Apostolica mille cinquecento undice ducati, reali nove, maravedis diecesette, fatti buoni a Renaldo Strozzi a conto delli 25000 ducati assignati sopra questa Collettoria a Philippo Strozzi....

48. Et piu si pagano in feria de maggio de Medina del Campo alli agenti e respondenti del depositario... per diversi ordine de Sua Santita et di monsignore tesorero generale vinti millia ducati.

49. Los Affaitadi eran agentes en Medina del Campo de Benvenuto Olivieri y Compañía de Roma.

50. Concretamente, las compañías bancarias de Thomasso Cavalcanti, Giovanni Giraldi y Hieronimo Ubaldini.

51. ASR, Camerale I, Collettorie, 1198, 2 B, fs. 15-19: Ragione et conto che da mons. Joan Poggio, collector general appco. in le regni di Spagna per l'administrato et recuperato delli emolumenti pertinenti alla Sta. di N. Sr. et sua Camera Appca. depoi delli ultimi conti dati a di primo di genaro 1533 che finisse il conto tenuto del tempo di monsre. di Vasion sino a di primo di genaro 1534.

52. La vacante de Ávila produjo una renta para la Cámara Apostólica de más de 4.500 ducados. Se remitieron a Roma sólo 216 ducados, 9 reales y 11 maravedíes porque, previamente, el subcolector de Ávila había entregado al mercader genovés afincado en Valladolid Renaldo Strozzi 4.299 ducados.

53. ASR, Camerale I, Collettorie, 1198, 2 B, fs. 33-46: Ragione et conto che da mons. Joan Poggio nuntio et collettor per sua Sta. et sua Camera Apca. ne regni de Hispania per lo administrato et recuperato delli emolumenti pertinenti alla Sta. di N. Sre. et sua Camera Appca. poi dell'ultimi conti dati a di primo di gennaro 1535 sino a di primo di gennaro del anno 1537.

54. La renta de la vacante fue realmente de 9.000 ducados, aunque el nuncio y colector percibió un porcentaje sobre los frutos de la vacante de 900 ducados (los citados derechos de décima de los que gozaba el colector general de España).

55. Se trataba de diversas cantidades que se adeudaban a la Cámara Apostólica. Se creó una comisión para evaluar el alcance de la deuda y, mediante varios breves pontificios, se llegó a un acuerdo con Juan de Berrio y compañía de Pamplona para que gestionase la recuperación de la deuda. A tal efecto, la Colectoría de España firmó un contrato con el citado Juan de Berrio ante el escribano de Madrid Juan de Lávez (15 de enero de 1536) por el que la Cámara Apostólica aceptaba una liquidación de 16.000 ducados.

56. ASR, Camerale I, Collettorie, 1198, 2 B, fs. 10-13, Ragione et conto che da mons. Joan Poggio, collector general apostolico in le regni di Spagna, per lo administrato et recuperato deli emolumenti pertinenti a la Santita di Nostro Signore et sua Camera Apostolica, de poi deli ultimi conti dati a di primo di septembre 1532 sino a di primo di genaro 1533 che finisce il conto tenuto del tempo di mons. di Vasone.

57. ASR, Camerale I, Collettorie, 1198, 2 B, fs. 54-60: Ragione et conto che da mons. Joanne Poggio, nuntio et collettor per sua Sanctita et sua Camera Apostolica ne regni de Hispania, per lo administrato et recuperato deli emolumenti pertinenti alla Santita di Nostro Signore et sua Camera Apostolica, poi deli ultimi conti dati a di primo di genaro 1537, sino a di primo di gennaro del anno 1539.

58. Esta cantidad fue reducida a 400 ducados por los responsables de la Cámara Apostólica de Roma.

59. Este "Tonino" aparece con frecuencia en las cuentas de la Colectoría, siempre como correo entre Roma y España. Es casi seguro que estuvo vinculado al cardenal Farnese.

60. ASR, Camerale I, Collettorie, 1198, 2 B, fs. 77-83: Ragione et conto che da il Reverendo. Joan Poggio, vescovo de Tropea, nuntio et collettor per la Sanctita di Nostro Signore et sua Camera Apostolica nelli regni di Spagna, per lo administrato et recuperato delli emolumenti pertinenti ad Sua Santita et sua Camera Apostolica, dal primo di genaro mille cinquecento quaranta, sino a di ultimo di decembre 1541.

61. Era un saldo deudor del colector a la Cámara Apostólica de restos de cuentas por liquidar de los años 1537 a 1539.

62. Los ingresos netos para la Cámara Apostólica de Roma ascedieron a 36.084 ducados, 5 reales y 18 maravedíes.

63. ASR, Camerale I, Collettorie, 1198, 3 C: Conto et ragione che da monsignore Poggio, vescovo di Tropea, nuntio et collettore generale nei regni di Spagna, di quello ha ritratto et ricuperato de gl'emolumente et redditi appartenenti alla Camera Apostolica et Collettoria di Spagana, dal primo de gennaro 1546 insino al di primo di gennaro 1547.

64. Los ingresos oficiales netos ascendieron a 63.206 ducados, 3 reales y 11 maravedíes.

65. El valor bruto del arrendamiento de la sede vacante de Toledo, entre el 1 de agosto de 1545 hasta el 8 de enero de 1546 (esto es, 159 días), ascendió a 13.106.010 maravedíes o 34.949 ducados y 4 reales (...et tocco alla Camera, secondo appare per il libro et conto della detta amministratione, col testimonio del contador maggior del re et della santa chiesa de Toledo, tredici conti cento sei mila et diece maravedis, che sono ducati trenta quattro mila e novecento quaranta nove et quattro reali...).

66. El Partito delli 20.001 ducati et 3 reali eran cantidades antiguas, procedentes de diversos obispados, no percibidas en su momento por la Colectoría. Como se ha señalado, la Cámara Apostólica asignaba su recaudación a un intermediario mediante un contrato. La liquidación de este Partito fue textualmente la siguiente:

Assegnamento incerto verificato
Primeramente Saragossa in ducati 5808.6.9 5808.6.9
Urgel in ducati 200.0.0 200.0.0
Osca in ducati 463.8 418.8.17
Tortosa in ducati 2000.0.0 2000.0.0
Tarracona in ducati 2500.0.0 2606.9.13
Elna (sic) in ducati 700.0.0 700.0.0
Leone in ducati 1500.0.0 1000.0.0
Mondognedo in ducati 100.0.0 100.0.0
Salamanca in ducati 426.6.0 426.6.0
Avila in ducati 601.0.0 601.0.0
Canaria in ducati 2000.0.0 2657.7.12
Giaen in ducati 5000.0.0 3680.5.17

67. ASR, Camerale I, Collettorie, 1198, 2 B, fs. 81-112: Conti e Ragione che da Monsignore Giovanni Poggio, vescovo di Tropea, nuntio et collettor generale nei regni di Spagna di quello che ha ricevuto et ricuperato degli emolumenti et redditi appertinenti alla Collectoria di Spagna, dopo degl'ultimi conti che furono dati in Camara Apostolica a 20 di decembre 1542, che furono di tutto quello si era ricuperato sino alla fine dell'anno 1541.

68. La pensión contra los frutos del obispado de Ciudad Rodrigo estaba evaluada en 1.000 ducados al año.

69. ASR, Camerale I, Collettorie, 1198, 2 B, f. 82v.

70. La deuda de Poggio con la Cámara Apostólica contemplaba unos intereses de demora de 12 % anual.

71. Posiblemente, el canónigo Juan Ruiz de Rivera había ejercido el oficio de fiscal general de la Cámara Apostólica en España, además de subcolector del arzobispado de Toledo.

72. Perche dice che entro molto povero e il vescovato stai molto carico di pension.