SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.78La corte de Isabel I: Ritos y ceremonias de una reina (1474-1504)Archivo Gomá: Documentos de la Guerra Civil. Tomo 1: julio-diciembre de 1936 índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Bookmark


Cuadernos de historia de España

versión On-line ISSN 1850-2717

Cuad. hist. Esp. v.78 n.1 Buenos Aires ene./dic. 2003

 

La historiografía francesa del siglo XX y su acogida en España. Actas reunidas y presentadas por Benoit Pellistrandi, Collection de la Casa de Velázquez, volumen Nº 80, Madrid, 2002, 480 páginas.

Gabriela Fernanda Canavese

   La publicación que se reseña en esta oportunidad recoge las actas del coloquio celebrado en Madrid los días 24, 25 y 26 de noviembre de 1999 por iniciativa de la Casa de Velázquez. Este encuentro se proponía debatir, discutir, reflexionar y promover un balance acerca del estudio de la historiografía francesa y su acogida en España. El mismo contó con la participación de renombrados especialistas, tanto historiadores franceses como españoles. La idea de este congreso nació a partir de la constatación del declinar de la influencia de la historiografía francesa en el espectro universitario español. Sin embargo, se parte de la reafirmación de uno de los grandes aportes franceses del siglo XX al campo profesional y académico de las ciencias sociales y humanísticas: la revolución historiográfica de los Annales que movilizó una radical y significativa renovación metodológica y temática.

   La presente obra pretende reflejar una visión retrospectiva de la influencia de la historiografía francesa en el campo de trabajo español. Con ese objetivo los debates planteados recorren los siguientes tópicos: las herramientas metodológicas propuestas por los franceses y su adaptación, por parte de los propios especialistas españoles, al campo historiográfico español y los cuestionamientos sobre los métodos, los temas de investigación y el status profesional del historiador, redefiniendo su invalorable función social e intelectual como intérprete y analista de la memoria histórica sometida a un constante proceso de transformación.

   El cronograma de trabajo de esta jornada de tres días no abarcó la totalidad de la disciplina histórica. En materia de períodos históricos, la historia antigua no fue expuesta ni considerada. En el orden temático, la historia social y la historia religiosa no fueron tratadas en su especificidad.

   La estructura de la obra se ha diseñado con el claro objetivo de presentar un libro que refleje y describa los problemas actuales de la historiografía. Con este propósito, primero, se expone la doble presentación hispano-francesa de los grandes maestros (Georges Duby, Fernand Braudel y François Furet), sus obras y su recepción en España; luego, una serie de reflexiones sobre distintas áreas temáticas (la recepción de los Annales, la historia económica, la historia política, la historia cultural, entre otras) que permite contrastar la variedad del planteamiento conceptual y del tratamiento metodológico de las dos historiografías. El apartado "La presencia francesa en España" ofrece un horizonte significativo pero incompleto de los principales ejes de investigación y de las influencias más notables.

   En el tópico I, "De maestros y obras", Jacques Dalarun y Reyna Pastor se ocupan de la presentación de la labor historiográfica y la recepción hispánica de la obra de Georges Duby; Maurice Aymard se concentra en Fernand Braudel mientras que Mona Ozouf y Antonio Morales Moya hacen lo propio con la trayectoria de François Furet.

   En el apartado "Logros y métodos", Pedro Ruiz Torres se ocupa de la influencia francesa en los comienzos de la renovación historiográfica española mientras que Manuel Peña Díaz expone un breve balance de la significativa influencia de la historiografía francesa en la historia cultural de la modernidad hispánica. En este mismo punto se incluyen las disertaciones de Gérard Chastagnaret, Marc Lazar, Elena Hernández Sandoica y Yves Marie Bercé, acerca de la historia económica francesa, la historia política en Francia y el contemporaneísmo español y la reciente aparición de la historia cultural.

   En el punto III, "La presencia francesa en España", se reúnen los trabajos de renombrados especialistas como Pierre Guichard, Bernard Vincent, Rosa Congost, Jordi Nadal, Jaime Contreras y Pierre Chaunu, que describen un arco temático amplio que va desde la evocación de los aportes sobre la España musulmana y la gestión del término Al Andalus hasta los debates que despertó la figura paradigmática y la obra de Pierre Vilar a partir del tratamiento de tres tópicos: la originalidad de su método histórico, la relevancia de su tesis sobre Cataluña y su dedicación a la enseñanza. Para reseñar el rol singular que desempeña la Casa de Velázquez, institución francesa dedicada a la investigación del mundo ibérico y a la difusión de las innovaciones intelectuales francesas, se recurre a la palabra y el recuerdo, en primera persona, de tres de sus ex directores: François Chevalier, Didier Ozanam y Joseph Pérez.

   El punto IV, "Trayectorias y generaciones: un balance crítico", reúne las reflexiones de Miguel Ángel Ladero Quesada, Pablo Fernández Albaladejo y Jordi Canal.

   El apartado final concentra los trabajos de Julio Aróstegui, Juan Sisinio Pérez Garzón y François Bédarida que describen un recorrido por el sentido de la actividad histórica en sí misma y la naturaleza, social y ética, de la profesión del historiador.

   El mayor aporte de esta obra reside en que es una historia de la historiografia francesa pero en "clave española", no un mero relato pormenorizado y exhaustivo de la trayectoria de la historiografía francesa y de la de los Annales. Los debates se centran en repasar el valor innovador de las herramientas metodológicas propuestas por los franceses y adaptadas, según el caso, a las necesidades de la propia historia española por los profesionales españoles. Por lo tanto este libro, también, ofrece un panorama, intelectual y cultural, singular, preciso y aggiornado de la historiografía española.

   "[...] Porque la actividad histórica no tiene sentido fuera de su trasfondo social y su compromiso ético",(1) la claridad de la exposición de las ponencias se combina con la riqueza de los debates, el calor de la polémica, la serenidad de la reflexión y la proyección, a futuro, del balance renovador.

Notas

1. Pellistrandi, B., "Presentación", en La historiografía francesa del siglo XX y su acogida en España. Actas reunidas y presentadas por Benoit Pellistrandi, Collection de la Casa de Velázquez, Volumen Nº 80, Madrid, 2002, p. XVI.