SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.45 número2Implementación diagnóstica de la deficiencia de acil-CoA deshidrogenasa de cadena muy larga índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Bookmark


Acta bioquímica clínica latinoamericana

versión impresa ISSN 0325-2957

Acta bioquím. clín. latinoam. vol.45 no.2 La Plata abr./jun. 2011

 

EDITORIAL

Biomarcadores en proteómica clínica

 

Una búsqueda constante entre la correlación de un componente proteico específico relacionado con la enfermedad constituye la meta permanente entre la Medicina y la Bioquímica Clínica.
En esta investigación la Food and Drug Administration (FDA) de los Estados Unidos ha aprobado hasta el 2008, 109 proteínas del plasma o suero como marcadores únicos de importancia y 62 pruebas adicionales para péptidos, proteínas post-translacionales modificadas (PTMS), complejos proteicos y proteínas de los glóbulos rojos.
Hasta el año 2009 existen 42.452 pruebas diagnósticas aprobadas en Estados Unidos por el Clinical Laboratory Improvement Amendments (CLIA) regulados por la FDA disponibles, en formato de texto en http://www.fda.gov/MedicalDevices/DeviceRegulationandGuidance/Databases/ucm.142.437.htm.
Los exámenes aprobados representan el 1% de los productos de los genes definidos como proteoma en la práctica clínica y es un hecho relevante que en los últimos 15 años se han aprobado en promedio 1,5 proteínas por año.

Detalle de las proteínas aprobadas por FDA como analitos del suero o plasma

Analitos no aprobados por la FDA

Dentro de estos únicos marcadores proteicos, 87 (80%) fueron aprobados antes de 1993, existiendo -entre 1 a 3 laboratorios de referencia- y seguramente serán descartados por absoletos ante el empleo de inmunoensayos que utilizan anticuerpos monoclonales. El 22% restante fue introducido en los últimos quince años. Resulta evidente la necesidad de incorporar más laboratorios de control referencial y de incrementar nuevos y específicos marcadores.

El diagnóstico del futuro

Últimamente han aparecido nuevos marcadores en la enfermedad de Alzheimer (proteína ß amiloide), en la enfermedad obstructiva pulmonar crónica; cualquier evento cardiovascular oclusivo que producirá hemorragia (stroke) y marcadores oncológicos de última generación.
Las 109 proteínas aprobadas por la FDA representan 0,5% de las proteínas humanas, teniendo en cuenta los 20.500 genes que las codifican. Las 96 proteínas que integran el listado, que la FDA no ha aprobado, han sido estudiadas por los laboratorios de desarrollo de test (LD.Ts) y por los laboratorios de DORA (Directorio de análisis raros).
La incorporación de 2-DIGE (electroforesis bidimensional en Gel de poliacrilamida) o ISO. DALT desarrollado por N. Leigh Anderson y la espectroscopia de MS (MALDI) han permitido un desarrollo explosivo para la identificación y validación de proteínas.
Otro aspecto importante ha sido el formato de la plataforma rígida de captura de ligandos inmobilizados en un soporte plano rígido bidimensional. Este sistema múltiplex permite la determinación simultánea y en paralelo de proteínas de la misma especie, permitiendo el seguimiento en la medicina personalizada de las alteraciones de distintas proteínas en el mismo paciente.
Lo expuesto es un claro exponente de los extraordinarios avances en el conocimiento del origen y variaciones proteicas del paciente y de sus aplicaciones a la medicina personalizada.

DR. Juan Miguel Castagnino

Director de Acta Bioquímica Clínica Latinoamericana

Bibliografía

1. Sánchez JC, Corthals GL, Hochstrasser DF. Biomedical Applications of Proteomics. WILEY-VCH. Verlag. GmbH & Co; 2004.         [ Links ]

2. Anderson NL. The Clinical Plasma Proteome: A Survey of Clinical Assays for Proteins in Plasma and Serum. Clín Chem 2010; 56 (2): 177-85.         [ Links ]