SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.37 número4Caracterización fenotípica y genotípica de la resistencia enzimática a las cefalosporinas de tercera generación en Enterobacter spp.Evaluación de PetrifilmTM para la enumeración de bacterias aerobias en queso de cabra Crottin índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Bookmark


Revista argentina de microbiología

versión On-line ISSN 1851-7617

Rev. argent. microbiol. v.37 n.4 Ciudad Autónoma de Buenos Aires oct./dic. 2005

 

Diversidad de levaduras en canopias y suelos asociados con Bulnesia retama y Larrea divaricata

M.E. Toro1*, N.P. Oro1, 2, A.D. Vega1, 2, Y.P. Maturano1, 2, M.C. Nally1, 2, E. Fernández2, E. Pucheta2, 3, F. Vázquez1, 2

1Instituto de Biotecnología- Facultad de Ingeniería- Universidad Nacional de San Juan Avda. San Martín 1109 (0este) (5400) San Juan. Argentina.
2Dto. Geofísica, Astronomía y Biología. Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales - U.N.S.J. - CUIM - Av. I. De la Roza y Meglioli (5400) San Juan. Argentina.
3IMBIV-Universidad Nacional de Córdoba. CC 495 (5000) Córdoba. Argentina.
*Correspondencia. E-mail: mtoro@unsj.edu.ar

RESUMEN
Los ambientes áridos están dominados por vegetación arbustiva, con acumulación de nutrientes bajo la canopia de los arbustos y con suelos relativamente infértiles en los interparches. Los distintos componentes de los vegetales constituyen uno de los hábitat más comunes para las levaduras. Existen numerosos antecedentes acerca de investigaciones sobre levaduras cuyo hábitat lo constituyen árboles y arbustos, sin embargo no existen referencias sobre levaduras asociadas a las Zigofiláceas, una familia de matorrales preponderantes en la Provincia de Monte argentino. El objetivo de este trabajo fue conocer la biodiversidad de levaduras en suelos y canopias asociados con Bulnesia retama y Larrea divaricata, en los Médanos Grandes de Caucete, San Juan, Argentina. Sobre un total de 87 aislamientos de levaduras identificados, se observó una mayor diversidad taxonómica en las asociadas tanto al suelo como a la parte aérea de B. retama, respecto de L. divaricata. A partir de la canopia de B. retama y su suelo asociado se aislaron 9 y 10 especies de levaduras respectivamente, mientras que de la parte aérea y suelo de L. divaricata 4 y 3. Los géneros identificados fueron: Candida, Debaryomyces, Dekkera, Saccharomyces, Torulaspora, Sporidiobolus y Pichia. En total se encontraron 14 especies en todos los microambientes.

Palabras clave: diversidad de levaduras, Bulnesia retama, Larrea divaricada, suelos y canopias

SUMMARY

Yeast diversity in Bulnesia retama and Larrea divaricata canopies and associated soils. Bush like vegetation dominates arid environments, and there is nutrients accumulation under shrub canopies and relatively unfertile soils between vegetal patches areas. Plants are one of the most common habitats for yeasts. There are many reports about yeasts inhabiting different plant components. Nevertheless, there are no reports about yeasts associated with Zigophyllaceae, an important shrub family of the Argentinean Province of Monte. The objective of this work was to analyzed yeast biodiversity of Bulnesia retama and Larrea divaricata canopies and associated soils, at Médanos Grandes of Caucete, San Juan, Argentina. Eighty seven (87) isolated yeasts were identified. From B. retama canopy and associated soil was observed a larger taxonomical diversity respect to L. divaricata. Nine (9) and ten (10) species were isolated from canopy and associated soil of B. retama, respectively. From L. divaricata canopy were 4 species and 3 species from its associated soil isolated. Identified genera were: Candida, Debaryomyces, Dekkera, Saccharomyces, Torulaspora, Sporidiobolus and Pichia. Fourteen (14) species were found at all microenvironments.

Key words: yeast diversity, Bulnesia retama, Larrea divaricata, soils and canopies

INTRODUCCIÓN

Las investigaciones en la biodiversidad microbiana relativamente baja de los ambientes áridos permite la individualización de las interacciones climáticas y biológicas que determinan las estructuras de las comunidades de microorganismos tanto en el suelo como en la superficie de los vegetales. En los ecosistemas áridos los nutrientes son escasos y se encuentran distribuidos en forma desigual (7). Estos ambientes están dominados por vegetación arbustiva, donde las propiedades del suelo se encuentran distribuidas en "islas de fertilidad", con acumulación de nutrientes bajo la canopia de los arbustos y con suelos relativamente infértiles en los interparches (25). Existen microorganismos asociados con estas islas de fertilidad los cuales son importantes para el crecimiento de las plantas, ya que favorecen la toma de nutrientes (3).
Las levaduras están distribuidas ampliamente en el ambiente natural. Esta distribución no es azarosa, ya que forman comunidades de especies. Cada comunidad está definida por su hábitat y por los nichos que ocupan las especies que lo componen. El hecho que asimilen derivados orgánicos de animales y plantas, las convierte en importantes eslabones de la cadena de descomposición, aunque algunas especies son patógenas para animales y plantas (10). Los vegetales constituyen uno de los hábitat más comunes para las levaduras fundamentalmente en exudados, néctar floral, frutos, superficies foliares y componentes vegetales en distintos estados de putrefacción. Ejemplo de esto pueden ser las nuevas especies aisladas de flores de Hibiscus spp. (Kodamaea kakaduensis, Candida tolerans) (14) o Pichia sporocuriosa, aislada de Rambutan (Nephelium lappaceum) (27). En algunos casos, las levaduras son componentes fundamentales de la microbiota superficial de algunas plantas como Clavispora opuntiae y en la superficie y tejidos necróticos de Opuntia spp (15). Se conocen varias especies de insectos que sirven de transporte para las levaduras, no obstante, el nicho original de estos hongos es la filósfera o cualquier otro componente vegetal, tal es el caso de Wickerhamiella lipophila, Metschnikowia lochheadii y M. drosophilae, Pichia ramenticola, Candida piceae y C. wyomingensis (11, 12, 13). Algunas especies pertenecientes a los géneros Ashbya y Eremothecium son fitopatógenos (32).
Si bien pueden aislarse numerosas especies de levaduras del suelo, donde se las puede encontrar en forma de espora, son pocas las que en él constituyen su hábitat exclusivo. Algunos ejemplos pertenecen a los géneros Debaryomyces, Lipomyces y Candida (10, 22, 39).
Existen numerosos antecedentes acerca de investigaciones sobre levaduras cuyo hábitat lo constituyen árboles y arbustos. Especies pertenecientes a los géneros Bullera, Candida, Cryptococcus, Debaryomyces, Kluyveromyces y Pichia, son ejemplos de esto (34, 35). Estas levaduras, normalmente asociadas a diferentes exudados vegetales, conviven con distintas poblaciones de bacterias, gusanos y larvas de numerosos insectos (6, 28, 34, 35).
Sin embargo, no existen referencias sobre levaduras asociadas a las Zigofiláceas, una familia de matorrales preponderantes en la Provincia de Monte argentino. Esta ocupa una gran extensión de las regiones más áridas de la Argentina, desde el paralelo 27 al 44 aproximadamente. La fisiografía es variada y muestra un clima seco y cálido en la porción septentrional y más fresco en la meridional. La precipitación varía de 80 a 250 mm anuales, mientras el promedio anual de la temperatura oscila entre 13 a 15,5 °C (2).
La zona en estudio se sitúa en Los Médanos Grandes que se encuentran ubicados en el Departamento Caucete, Provincia de San Juan (aproximadamente 31° 43' Sur, 68° 09' Oeste), sobre el piedemonte oriental de la Sierra Pie de Palo, a 576 msnm, aproximadamente a 45 Km al sudeste de la ciudad Capital. Posee un clima seco y cálido, con inviernos frescos. La temperatura media de enero y julio para el área de estudio, en 10 años de registros, es de 25,1 y 7,7 °C respectivamente (4). Las precipitaciones son principalmente estivales y ocurren con mayor frecuencia entre los meses de octubre y marzo, alcanzando un promedio de 103 mm para 8 años de registros (4). Es una extensa llanura de origen eólica e hídrica cuaternaria, con suelos arenosos, profundos y muy permeables, interrumpida por grandes dunas longitudinales.
La vegetación está dominada por las especies Bulnesia retama, Larrea divaricata y Prosopis flexuosa, y forma parches de vegetación dispersos en una matriz de suelo casi desnudo o "interparches".
El objetivo de este trabajo fue conocer la biodiversidad de levaduras en suelos y canopias asociados con Bulnesia retama y Larrea divaricata

Materiales y Métodos

Medios de cultivo
YEPD: (g l-1): extracto de levadura 10,0; peptona 20,0 y glucosa 20,0; agar 20,0 pH = 4,6, Agar Papa Glucosada: (g l-1): glucosa 5,0; agar 20,0 y extracto de papa 100 ml l-1.

Toma de muestras

El diseño experimental para la extracción de muestras de suelo fue en bloques al azar con 6 repeticiones. Las muestras se tomaron mediante un testigo esterilizable in situ, extrayendo los primeros 5 cm del suelo (aproximadamente 200 cm3), debajo de la canopia de B. retama a 1m del tallo principal y debajo de la canopia de L. divaricata a 0,3-0,4 cm del tallo principal y en los interparches. En cada parche se extrajeron 3 muestras al azar y en interparches se tomó una muestra. En cada uno de los vegetales se tomaron 6 muestras al azar con elementos esterilizables. Las muestras se colocaron en bolsas estériles y se llevaron al laboratorio para realizar los aislamientos. De cada muestra de suelo se pesó 1g en condiciones estériles y se lo colocó en Erlenmeyers de 250 ml de capacidad con 100 ml de solución fisiológica (8,5 g l-1de NaCl), esterilizados. Las muestras se agitaron en shaker (250 rpm) durante 3 horas a temperatura ambiente para ser homogeneizados. Las muestras de la canopia de B. retama y L. divaricata se trataron en forma equivalente, seccionando los vegetales, previo a colocarlos en solución fisiológica (11).
De cada sobrenadante se hicieron diluciones y se sembraron 50 µL en placas de Petri con cada uno de los medios de cultivo mencionados. Las placas se incubaron durante 72 hs. a una temperatura de 28 °C. Las colonias con diferentes macromorfologías, compatibles con levaduras fueron aisladas e identificadas taxonómicamente mediante la metodología convencional basada en características morfológicas, esporulación, fermentación y asimilación de fuentes de carbono y nitrógeno, según los protocolos de Kurtzman & Fell (9).

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

Se realizaron 96 aislamientos de levaduras a partir de las canopias de B. retama, L. divaricata y sus suelos asociados.
Sobre un total de 87 aislamientos de levaduras identificados, se observó una mayor diversidad taxonómica en las asociadas tanto al suelo como a la parte aérea de B. retama, respecto de L. divaricata (Tabla 1). A partir de la canopia de B. retama y su suelo asociado se aislaron 9 y 10 especies de levaduras respectivamente, mientras que de la parte aérea y suelo de L. divaricata 4 y 3. Los géneros encontrados en el área de estudio fueron: Candida, Debaryomyces, Dekkera, Saccharomyces, Torulaspora, Sporidiobolus y Pichia. En total se encontraron 14 especies en todos los microambientes. La especie de la que se realizó el mayor número de aislamientos -33- fue Candida catenulata tanto para canopia como para suelo, con excepción del suelo asociado a L. divaricata, donde no se aisló esta especie.

Seis de las catorce especies aisladas (C. sake, C. rugosa, D. anomala, D. vanrijiae, S. cerevisiae y T. delbrueckii) han sido asociadas, en trabajos previos (5, 23, 26, 29, 31, 37), a ambientes relacionados con la vitivinicultura. El 42.5% de los aislamientos corresponde a estas especies. Su presencia podría explicarse porque en un radio de 10 Km se encuentran dos establecimientos vitivinícolas. De hecho, en el Departamento de Caucete, San Juan, coexisten zonas cuya flora no ha sido alterada (Provincia de Monte), como es el caso de la que se estudia en este trabajo, y áreas con plantaciones de vid y bodegas asociadas.
El caso de S. cerevisiae merece un análisis particular. Esta especie fue aislada tanto de canopias como de suelos asociados a los vegetales en estudio y aun de los interparches. Sobre esta especie persisten controversias acerca de su origen (24). Se contraponen hipótesis acerca de su origen salvaje (8, 33) y la asociada con las prácticas enológicas (30, 38). Esta especie se asocia a frutos cultivados en descomposición tales como uvas, ciruelas, frutillas, cerezas y grosellas, siendo el suelo circundante a estos vegetales el reservorio de invierno para las esporas de S. cerevisiae (20). Se ha señalado que la variedad de cepas de esta levadura que se encuentra en el suelo asociado a estos vegetales puede proveer (debido quizá a las distintas presiones de selección) levaduras para uso industrial (19). Aún admitiendo un origen antrópico de S. cerevisiae, existen datos contradictorios sobre su abundancia en ambientes enológicos (1, 36).
No se aislaron especies de Saccharomyces a partir de vegetales de ambientes semiáridos de la Argentina en estudios tomados como antecedente (34, 35), más allá de haberse realizado los aislamientos a partir de exudados con alto contenido de azúcar. Sí, en cambio, se aislaron 17 especies de este género asociados a especies del género Prosopis en Creta, en una zona también dedicada a la vitivinicultura (16, 29). En el presente estudio los aislamientos de S. cerevisiae realizados no estuvieron asociados a frutos azucarados, por lo que cabe realizar estudios más profundos para determinar si su origen tiene que ver con emprendimientos enológicos relativamente cercanos o se relaciona con los vegetales en estudio.
Aproximadamente el 46% de los aislamientos corresponde a las especies osmotolerantes C. apis, C. bombicola y C. catenulata (21), por lo que podría asociárselas a algún exudado de los vegetales en estudio (34, 35). Tanto L. divaricata como B. retama poseen exudados que posibilitarían el desarrollo de levaduras (17, 18). Por otro lado, la combinación de altos contenidos de azúcar con taninos y otras sustancias tóxicas en los exudados puede contribuir a disminuir la variedad de especies asociadas a esos microambientes (34, 35). Estas especies fueron también aisladas del suelo asociado a los vegetales e incluso del suelo desnudo existente entre ellos (interparche), lo cual establece una relación entre la microflora de la parte aérea de la planta y los suelos asociados. Esta posibilidad se ve reforzada si se tiene en cuenta que los suelos del ambiente árido objeto de estudio no constituyen, en sí mismos un substrato ideal para el desarrollo de levaduras. En el presente estudio esto se hace evidente por el hecho de que ninguna de las especies aisladas es exclusiva del suelo situado en los interparches, todas ellas pueden encontrarse asociadas al ámbito de B. retama y algunas al de L. divaricata. De hecho, no existe gran cantidad de ejemplos reportados de levaduras que desarrollen en el suelo la totalidad de su ciclo de vida (22, 39).
En el suelo desnudo existente entre los vegetales (interparche), se realizaron 30 aislamientos de levaduras pertenecientes a 8 especies distintas, lo cual representa una mayor variedad taxonómica, incluso respecto del número de aislamientos, que los pertenecientes tanto a la canopia como al suelo asociado de L. divaricata (7 especies diferentes a partir de 22 aislamientos). Es probable que este hecho esté asociado con las propiedades físicas del suelo del área de muestreo. De características arenosas, se encuentra sometido a fuertes vientos durante la mayor parte del año lo que puede conducir a la remoción de la parte superficial del mismo y, por consiguiente, a una relativa homogeneización del sustrato.
De los datos se concluye que la mayor parte de los géneros de levadura aislados de suelo (a excepción de Sporidiobolus identificado solamente en el parche de B. retama), se encontraron representados en la parte aérea de B. retama y L. divaricata. Además no puede descartarse, en el caso de algunas especies (S. cerevisiae), que su origen tenga que ver con ambientes distintos al estudiado. Los datos aportados por el presente estudio pueden contribuir a elucidar los orígenes de la principal levadura de vinificación.

BIBLIOGRAFÍA

1. Bisson LF, Kunkee RE (1991) Microbial interactions during wine production. In Zeikus G Johnson EA (Eds), Mixed Cultures in Biotechnology, Mc Graw-Hill Inc. p. 37-68.         [ Links ]
2. Cabrera AL, Willink A (1980) Regiones Biogeográficas en América Latina. En Eva Chesneau (Ed), Biogeografía de América Latina, Secretaría de la Organización de los Estados Americanos, Programa de Desarrollo Científico y Tecnológico, Capítulo 8, Serie de Biología, Monografía N° 13, p. 29-107.         [ Links ]
3. Davison J (1988) Plant beneficial bacteria. Biotechnology. p. 6: 282-286.         [ Links ]
4. De Fina AL (1992) Aptitud Agroclimática de la República Argentina, Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria, Buenos Aires, p. 402.         [ Links ]
5. Fernández MT, Ubeda JF, Briones AI (1999) Comparative study of non-Saccharomyces microflora of musts in fermentation, by physiological and molecular methods. FEMS Microbiol. Lett. 173: 223-229.         [ Links ]
6. Figueroa LIC, Martínez MA, Spencer JFT (2004) Yeasts: Ecology in Northwest Argentina. In Spencer JFT, ALR de Spencer (Eds), Methods in Biotechnology, Environmental Microbiology Protocols, Humana Press, Totowa, New Jersey, p. 83-96.         [ Links ]
7. García-Moya E, Mckell CM (1970) Contribution of shrubs to the nitrogen economy of a desert-wash plant community. Ecology. 51: 81-88.         [ Links ]
8. Kunkee RE, Amerine MA (1970) Yeast in winemaking. In AH Rose, JS Harrison (Eds), The Yeast III, Yeast Technology, Academic Press, London, pp 5-71.         [ Links ]
9. Kurtzman CP, Fell JW (1998) The Yeasts: A Taxonomic Study. Kurtzman CP, JW Fell (Eds), 4th edition, Elsevier, Amsterdam, p. 1-1055.         [ Links ]
10. Kurtzman CP, Sugiyama J (2001) Ascomycetous yeasts and yeastlike taxa. In: McLaughlin/ McLaughlin/Lemke (Ed), The Mycota, Springer-Verlag, Berlin Heidelberg VII Part A, Sistematics and Evolution, p. 179-200.         [ Links ]
11. Kurtzman CP (2000) Three new ascomycetous yeasts from insect-associated arboreal habitats. Can. J. Microbiol. 46: 50-58.         [ Links ]
12. Lachance M-A, Bowles JM, Kwon S, Marinoni G, Starmer WT, Janzen DH (2001) Metschnikowia lochheadii and Metschnikowia drosophilae, two new yeast species isolated from insects associated with flowers. Can. J. Microbiol. 47: 103-109.         [ Links ]
13. Lachance M-A, Bowles JM, Mueller C, Starmer WT (2000) On the biogeography of yeasts in the Wickerhamiella clade and description of Wickerhamiella lipophila sp. nov., the teleomorph of Candida lipophila. Can. J. Microbiol. 46: 1145-1148.         [ Links ]
14. Lachance M-A, Bowles JM, Starmer WT, Barker JSF (1999) Kodamaea kakaduensis and Candida tolerans, two new ascomycetous yeast species from Australian Hibiscus flowers. Can. J. Microbiol. 45: 172-177.         [ Links ]
15. Lachance M-A, Starmer WT, Bowles JM, Phaff HJ, Rosa CA (2000) Ribosomal DNA, species structure, and biogeography of the cactophilic yeast Clavispora opuntiae. Can. J. Microbiol. 46: 195-210.         [ Links ]
16. Marakis SG, Karagouni AD (1985) Screening of carob bean yeasts. Chemical composition of Schizosaccharomyces versatilis grown on aqueous carob extract. Biotechnol. Lett. 7: 831-836.         [ Links ]
17. Martínez Carretero E (1993) Regional development and desertification control through ecologicalk farming: three examples in Argentina. Desertification Bulletin 23: 35-38.         [ Links ]
18. Martínez Carretero E, Dalmasso AD (1992) Litter yield in shrubs of larrea in the Andean piedmont of Mendoza, Argentina. Vegetatio 101: 21-33.         [ Links ]
19. Martini A, Ciani M, Scorzetti G (1996) Direct enumeration and isolation of wine yeasts from grape surfaces. Am. J. Enol. Vitic. 47:435-440.         [ Links ]
20. Martini A, Martini AV (1989) Grape must fermentation: past and present. In Spencer JFT, Spencer DM (Eds) Yeast Technology, Springer-Verlag, London, p. 105-123.         [ Links ]
21. Meyer SA, Payne RW, Yarrow D (1998) Candida Berkhout. In Kurtzman CP, Fell JW (Ed), The Yeasts: A Taxonomic Study, Elsevier Science BV, The Netherlands, p. 474-574.         [ Links ]
22. Mokwena TA, Jansen van Rensburg E, Myburgh J (2000) The isolation and classification of Candida mokoenaii sp. nov. A new yeast isolate from South African soil. Antonie van Leeuwenhoek 77: 43-47.         [ Links ]
23. Mora J, Barbas JI, Ramis B, Mulet A (1988) Yeast microflora associated with some Majorcan musts and wines. Am. J. Enol. Vitic. 39: 344-346.         [ Links ]
24. Mortimer R, Polsinelli M (1999) On the origins of wine yeasts. Res. Microbiol. 150: 199-204.         [ Links ]
25. Noy-Meir I (1985) Desert ecosystem structure and function. In Ecenari M. et al. (Eds), Hot Deserts and Arid Shrublands, Elsevier Science Publishers, Amsterdam, pp 93-103.         [ Links ]
26. Pardo I, García MJ, Zúñiga M, Uruburu F (1989) Dynamics of microbial population during fermentation of wines from the Utiel-Requena region of Spain. Appl. & Environm. Microbiol. 55: 539-541.         [ Links ]
27. Péter G; Tornai-Lehoczki J, Dlauchy D, Vitányi G (2000) Pichia sporocuriosa sp. nov., a new yeast isolated from rambutan. Antonie van Leeuwenhoek. 77: 37-42.         [ Links ]
28. Phaff HJ, Starmer WT (1987) Yeasts associated with plants, insects and soil. In Rose and Harrison (Eds), The Yeasts, Academic Press Inc., London, Biology of Yeasts, p. 123-180.         [ Links ]
29. Pramatftaki PV, Lanaridis P, Typa MA (2000) Molecular identification of wine yeasts at species or strain level: a case study with strains from two vine-growing areas of Greece. J. Appl. Microbiol. 89: 236-248.         [ Links ]
30. Pretorius IS (2000) Tailoring wine yeast for the new millennium: novel approaches to the ancient art of winemaking. Yeast 16: 675-729.         [ Links ]
31.Pretorius IS, van der Westhuizen TJ, Augustyn OPH (1999) Yeast biodiversity in vineyards and wineries and its importance to the South African wine industry - A review.S. Afr. J. Enol. Vitic. 20: 61-74.         [ Links ]
32.Prillinger H, Schweigkofler W, Breitenbach M., Briza P, Staudacher E, Lopandic K, et al. (1997) Phytopathogenic filamentous (Ashbya, Eremothecium) and dimorphic fungi (Holleya, Nematospora) with needle-shaped ascospores as new members within the Saccharomycetaceae. Yeast 13: 945-60.         [ Links ]
33. Querol A, Fernández- Espinar MT, del Olmo M, Barrio E (2003) Adaptative evolution of wine yeast. Int. J. Food Microbiol. 86: 3-10.         [ Links ]
34. Spencer DM, Spencer JFT, de Figueroa LI, Garro O, Fengler E (1996) Yeasts associated with pods and exudates of algarrobo trees (Prosopis spp.) and species of columnar cacti in northwest Argentina. Appl. Microbiol. Biotechnol. 44: 736-739.         [ Links ]
35. Spencer DM, Spencer JFT, Fengler E, de Figueroa LI (1995) Yeasts associated with algarrobo trees (Prosopis spp.) in northwest Argentina: a preliminary report. J. Ind. Microbiol. 14: 472-474.         [ Links ]
36. Török T, Mortimer RK, Romano P, Suzzi G, Polsinelli M (1996) Quest for wine yeasts: an old story revisited. J Ind. Microbiol. 17: 303-313.         [ Links ]
37.Tredoux HG, Kock JLF, Lategan PM, Muller HB (1987) A rapid identification technique to differentiate between Saccharomyces cerevisiae strains and other yeast species in the wine industry. Am. J. Enol. Vitic. 38: 161-164.         [ Links ]
38. Van der Westhuizen TJ, Augustyn OPH, Pretorius IS (2000) Geographical distribution of indigenous Saccharomyces cerevisiae strains isolated from vineyards in the Coastal regions of the Western Cape in South Africa. S. Afr. J. Enol. Vitic. 21: 3-9.         [ Links ]
39. Walker GM (1999) Introduction to yeasts. In: John Willey and Sons Ltd (Eds). Yeast Physiology and Biotechnology, John Willey and Sons Ltd., England, Chapter 1, p. 1-9.
        [ Links ]

 

Recibido: 25/04/05
Aceptado: 24/10/05