SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.38 número4Modelo teórico 3D de la ß-lactamasa PER-2 y detalle de la estructura de su sitio activoSensibilidad in vitro de micobacterias a dos péptidos sintéticos híbridos con actividad antimicrobiana índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Bookmark


Revista argentina de microbiología

versión On-line ISSN 1851-7617

Rev. argent. microbiol. v.38 n.4 Ciudad Autónoma de Buenos Aires oct./dic. 2006

 

Lesiones cutáneas por Mycobacterium marinum en un paciente VIH positivo

S. Kaufman1, B. Bonneu1, S. Tutzer1, G. Bem2, H. Pérez2, P. Cahn2.

Secciones: 1Microbiología, 2Infectología, Hospital General de Agudos Juan A. Fernández. Cerviño 3356 (1425) Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina.
E-mail: sarakaufman@fibertel.com.ar

Paciente de sexo masculino, 50 años, VIH positivo, jardinero. Presentó lesiones en manos y brazos que siguieron trayecto ganglionar, de 6 meses de evolución (Figura 1). Se realizó biopsia de piel y estudio de la supuración de mano para cultivo de gérmenes comunes, micobacterias y hongos. Los cultivos para gérmenes comunes y hongos fueron negativos. La baciloscopía fue positiva. Las siembras para micobacterias se incubaron a 30 y 37 °C. Desarrolló Mycobacterium marinum (Figura 2). Esta micobacteria expresa pigmento amarillo al exponerse a la luz. El paciente refirió haber limpiado una fuente con peces en varias oportunidades.
El estudio de sensibilidad se muestra en la Tabla 1. El paciente fue tratado con claritromicina y ciprofloxacina y evolucionó favorablemente (Figura 3).

M. marinum es una micobacteria no tuberculosa ambiental, que compromete a peces de agua dulce y salada y eventualmente a humanos. Su localización más frecuente es en extremidades superiores, donde forma nódulos y placas. El período de incubación es de 2-8 semanas. La infección se adquiere por vía cutánea, en un sitio con trauma previo. Suele estar limitada a la piel, pero en pacientes inmunosuprimidos puede diseminarse al tejido celular subcutáneo, tendones y hueso. Es un agente infrecuente y de difícil diagnóstico. Requiere 30 °C para el desarrollo in vitro, luego se adapta a los 37 °C. Los trabajadores de acuarios y de la industria pesquera están en situación de mayor exposición. Los diagnósticos diferenciales a considerar frente a estas lesiones son: nocardiosis, esporotricosis, cromomicosis, sarcoidosis, tularemia, carcinoma y reacción de cuerpo extraño.