SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.40 número2Influencia de la agitación y la aireación en la producción de xantano por Xanthomonas campestris pv. pruni cepa 101 índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Bookmark


Revista argentina de microbiología

versión On-line ISSN 1851-7617

Rev. argent. microbiol. v.40 n.2 Ciudad Autónoma de Buenos Aires abr./jun. 2008

 

La RAM voló desde el SciELO al SCIE en su 40° aniversario

El 13 de marzo próximo pasado el Comité Editor (CE) de la Revista Argentina de Microbiología (RAM) recibió la gratísima noticia sobre la inclusión de nuestra revista en el Science Citation Index Expanded® (SCIE) a partir del primer número de 2008. La evaluación a la que fue sometida la RAM por Thomson Scientific -organismo antes conocido como The Institute for Scientific Information o ISI (7)- durante el año 2007 en Filadelfia, EE.UU., resultó favorable y finalmente estamos donde nos lo propusimos, tal vez con timidez, pero también con convicción, en el año 2006.
¿Qué significa para la RAM esta distinción? Ante todo, el reconocimiento de que la revista ha alcanzado la madurez y calidad científicas que la posicionan internacionalmente, respaldada por sus 40 años de existencia ininterrumpida.
Quiero destacar que este logro es el resultado del esfuerzo mancomunado de muchas personas a través de muchos años de labor en la Asociación Argentina de Microbiología (AAM). Los éxitos actuales se apoyan y se han construido sobre los férreos cimientos que nos legaron los CE que nos precedieron y que nosotros hemos sabido mejorar y enriquecer. Deseo recordar a través de sus directores a los sucesivos CE que hicieron de la RAM lo que es hoy, desde junio de 1969 en que vio la luz. Debutó el Dr. Roberto Cacchione, a quien sucedieron la Dra. Elda Fraile, la Dra. Hebe Bianchini, la Dra. Elsa Damonte y el Dr. Osvaldo Rossetti. A todos ellos nuestro reconocimiento. También agradezco a la Comisión Directiva actualmente presidida por el Dr. Jorge Santoianni, y a todo el personal administrativo de la AAM, cuyo apoyo incondicional nos permite a diario desempeñar nuestra tarea con eficacia y alegría. Especial mención merecen los asesores científicos nacionales e internacionales y los revisores, que destinan parte de su valioso tiempo a la corrección y el mejoramiento de los trabajos científicos. También deseo destacar el apoyo de las autoridades del CAICYT y de SciELO Argentina ( Scientific Electronic Library Online) (5), portal al que la RAM ha sido integrada desde el primer número de 2004 y gracias al cual ha adquirido mayor visibilidad, accesibilidad y certificación internacional de calidad (4). Por último, quiero señalar que nada se hubiese obtenido sin el aporte de los autores, actores irremplazables y hacedores indiscutidos de este logro. Agradezco enormemente a todos ellos, a los del país y a los del exterior, que confiaron en la RAM para dar a conocer al menos parte de su producción científica y gracias a quienes hoy nuestra revista figura en el SCIE.
¿Pero qué es el SCIE y por qué es importante figurar en él? El SCIE es una base de datos que provee el acceso a información bibliográfica actual y retrospectiva, con resúmenes de autores y referencias citadas de unas 5.900 revistas líderes en ciencia y tecnología que abarcan alrededor de 150 disciplinas. El formato Science Citation Index Expanded® está disponible a través de la Web of Science® (8), que se actualiza semanalmente y brinda información desde 1945, y mediante la versión online SciSearch, que provee información desde 1980. Hasta abril de 2008 ascendía a 7.167 el número de revistas internacionales y regionales incluidas en el SCIE; son aquellas que superaron la rigurosa evaluación que realiza Thomson Scientific (6). Unas 2.000 revistas son evaluadas cada año, de las cuales sólo alrededor del 10% son finalmente aceptadas por sus características cuali y cuantitativas.
Los científicos y las instituciones (universidades nacionales y privadas, institutos de investigación y de referencia, hospitales, etc.) son a menudo evaluados a través del número de publicaciones en revistas indexadas en el SCIE y que poseen un elevado factor de impacto (FI), y a través del número de citaciones que sus trabajos reciben (1). Las posibilidades de un investigador de obtener subsidios, dirigir becarios y ascender en la carrera dependen de su producción científica evaluada, aún en la actualidad, a través del mítico FI de las revistas en las cuales publica. Se deduce entonces que es preceptivo contar con él. El FI sólo lo tienen las revistas que figuran en el SCIE.
Y ¿qué es el FI? Es un valor numérico que se calcula tomando como base el número de veces que las revistas del ISI han citado durante un año los artículos publicados por una revista determinada durante los dos años anteriores (2, 3). Este parámetro es calculado y publicado anualmente por Thomson Scientific. Aunque criticado, es el "sistema métrico" de evaluación más reconocido por la comunidad científica nacional e internacional para categorizar a las revistas científicas.
Frente a esta realidad innegable, en el CE de la RAM nos hemos impuesto una nueva meta. Ya no sólo queremos contar con el FI -que indudablemente tendremos-; además, lo queremos alto. Para ello necesitamos que todos aquellos que confiaron en la RAM hasta ahora, lo sigan haciendo, y convocamos a los otros, a los que peinan canas en la ciencia argentina y son referentes nacionales e internacionales en las distintas disciplinas de la Microbiología, a que publiquen algunos de sus trabajos en la RAM. Nuestra revista los necesita a todos, necesita el apoyo concreto, no sólo declamativo, para lograr el prestigio y la riqueza científica que anhelamos. Apoyen lo que tenemos y contribuyan a mejorarlo. Si esperaron que la RAM estuviera en el SCIE, pues ya está. De Uds., de todos, depende la posibilidad de alcanzar esta meta.
Es importante advertir que el FI que nos corresponda lo estaremos gestando de ahora en más. El inglés es el idioma científico universal; es fundamental que los trabajos que se publiquen en la RAM puedan ser leídos en muchos otros países para que sean citados. El FI depende de ello. El idioma no debe ser una barrera que aísle a los trabajos y a sus autores.
A modo de cierre, quiero manifestar que toda la riqueza humana que nos rodea y la enorme capacidad de trabajo y compromiso con la RAM que ha demostrado todo el CE me permiten ser optimista. En su 40° aniversario la RAM recibió un regalo: la indexación en el SCIE. Sé que entre todos vamos a lograr el próximo objetivo: un muy buen FI. Hago votos para que así sea.

Silvia Carla Predari
Directora Revista Argentina de Microbiología
E-mail: scpredari@lanari.fmed.uba.ar

Bibliografía

1. Cataldi A. Las RCN van al SciELO. Rev Argent Microbiol 2006; 38: 117-8.        [ Links ]

2. Garfield E. The Thomson Scientific impact factor. Disponible en: http://scientific.thomson.com/free/essays/journalcitationreports/impactfactor/. Consultado 6/5/2008.        [ Links ]

3. Gupta P, Choudhury P. Impact factor and Indian Pediatrics. Indian Pediatr 2006; 43: 107-10.        [ Links ]

4. Packer AL. El SciELO para nuestras revistas científicas. Interciencia 2002; 27: 274.        [ Links ]

5. SciELO Argentina. Disponible en: www.scielo.org.ar. Consultado el 6/5/2008.        [ Links ]

6. The Thomson Scientific journal selection process. Disponible en: http://scientific.thomson.com/free/essays/selectionofmaterial/journalselection/. Consultado el 6/5/2008        [ Links ]

7. Thomson Scientific. Disponible en: http://scientific.thomson.com. Consultado el 6/5/2008.        [ Links ]

8. Web of Science. Disponible en: http://scientific.thomson.com/products/wos. Consultado el 6/5/2008.         [ Links ]