SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.42 número2¿La moral de Tartufo? índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Bookmark


Revista argentina de microbiología

versión On-line ISSN 1851-7617

Rev. argent. microbiol. v.42 n.2 Ciudad Autónoma de Buenos Aires abr./jun. 2010

 

EN MEMORIA

Dr. Roberto Cacchione
1920 - 2010

Nos ha dejado un hombre grande con un espíritu joven, pleno de iniciativas, incansable, de voluntad férrea, con notable apego al trabajo y objetivos claros. En su larga y fructífera carrera profesional como Médico Veterinario y Microbiólogo, desempeñó la docencia de pre y de posgrado en las Universidades de Buenos Aires, Nacional de La Plata y Nacional de La Pampa. Como microbiólogo se destacó en el estudio de las leptospiras y la leptospirosis, temas que lo apasionaron desde su juventud. Fue jefe del Equipo de Leptospirosis de la Unidad de Zoonosis Bacteriana y coordinador del Programa de Patología Animal del INTA - Castelar (1973-1985). Fue nombrado Académico de la Academia Nacional de Veterinaria de la República Oriental del Uruguay y Consultor en Leptospirosis de la Organización Mundial de la Salud para Brasil y Cuba, entre otras distinciones.
Su espíritu inquieto lo llevó a incursionar en diferentes sociedades científicas a las cuales ayudó a crecer en múltiples aspectos y a través de toda su vida. Una de esas sociedades fue la Asociación Argentina de Microbiología (AAM), la cual lo tuvo entre sus miembros y ocupando diversos cargos, entre ellos el de presidente, en los períodos 1971-1975 y 1987-1989.
El Dr. Cacchione fue un hacedor, un pionero, principal gestor de brillantes iniciativas que se plasmaron en el Boletín de la AAM y en la Revista Argentina de Microbiología, de la cual fue fundador y primer director (1969-1971). Además, fue presidente de las Primeras Jornadas Argentinas de Microbiología (1968) y del VII Congreso Latinoamericano de Microbiología (1977). Por su iniciativa se compró la primera sede social de la AAM, en 1977.
El Dr. Roberto Cacchione perteneció a esa estirpe de hombres que, como bien dice el poema de Antonio Machado, "hacen camino al andar", que se preocupó por el crecimiento de toda la comunidad de microbiólogos que lo rodeaba y que contribuyó a la inserción de la AAM en América Latina y en el mundo.
La AAM lo distinguió con el Premio Día del Microbiólogo en 1993 y el Primer Premio a la Trayectoria en 2005.
Nos ha dejado sólo físicamente, porque su hidalguía de hombre de bien, su optimismo, su permanente interés por encarar nuevos proyectos, su leal compromiso con la AAM y su inquebrantable vocación de servicio, sin esperar ni pretender réditos personales, son un ejemplo para todos aquellos que deberemos continuar su obra.

Comité Editor