SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.62 número3-4Nuevas citas y huéspedes de Phenacoccus para la Argentina (Hemiptera: Pseudococcidae)Las Veliidae y Gerridae del Uruguay (Hemiptera) índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

Compartir


Revista de la Sociedad Entomológica Argentina

versión On-line ISSN 1851-7471

Rev. Soc. Entomol. Argent. v.62 n.3-4 Mendoza ago./dic. 2003

 

Nuevas especies de Chorizococcus de la Argentina y Uruguay (Hemiptera: Pseudococcidae)

New species of Chorizococcus from Argentina and Uruguay (Hemiptera: Pseudococcidae)

Granara de Willink, María C.

Instituto Superior de Entomología “Dr. Abraham Willink” (INSUE), Facultad de Ciencias Naturales e Instituto Miguel Lillo, Universidad Nacional de Tucumán.  Miguel Lillo 205. 4000 San Miguel de Tucumán, Tucumán, Argentina; e-mail: ewillink@arnet.com.ar

RESUMEN. Se describen e ilustran dos especies nuevas: Chorizococcus achalensis sp. nov. de la Argentina y Chorizococcus uruguayensis sp. nov., de Uruguay. Se incluye la clave de Chorizococcus McKenzie para la región Neotropical y se citan nuevos huéspedes de Chorizococcus rostellum (Lobdell).

PALABRAS CLAVE. Cochinillas harinosas. Neotropical. Argentina. Uruguay. Huéspedes.

ABSTRACT. Descriptions and illustrations of Chorizococcus achalensis sp. nov. from Argentina and Chorizococcus uruguayensis sp. nov. from Uruguay, are given. Also Chorizococcus Mc Kenzie neotropical key and new hosts plants of Chorizococcus  rostellum (Lobdell) are included.

KEY WORDS. Mealybugs. Neotropical. Argentina. Uruguay. Host plants.

INTRODUCCIÓN

El género Chorizococcus McKenzie (1960) contiene 47 especies (Ben-Dov, 1994), distribuidas en las distintas áreas biogeográficas, sin embargo en la región Neotropical está pobremente representado, especialmente si se compara con la región Neártica. Es muy similar a Spilococcus   Ferris (1950), presente también en la región Neotropical e incluso con otros géneros como Atrococcus Goux, con los cuales tienen numerosos caracteres comunes. Diferentes autores, como Williams (1962), Miller & McKenzie (1973), Matile-Ferrero (1979), han discutido sobre la división arbitraria entre Chorizococcus y Spilococcus, pero a pesar de ello, todavía no se realizó una revisión de este grupo que actualmente comprende algo más de 100 especies.

El objetivo de este trabajo es dar a conocer las nuevas especies y ampliar la lista de huéspedes y distribución de algunas otras, encontradas en la Argentina y los países vecinos.

MATERIAL Y MÉTODOS

El material estudiado fue depositado en la Colección del Instituto y Fundación Miguel Lillo, Tucumán, Argentina (IMLA). Los valores de las medidas que figuran entre paréntesis en las descripciones, corresponden al  intervalo de los paratipos estudiados. La terminología usada en las descripciones morfológicas, es la traducción y adaptación de la presentada por Williams & Granara de Willink (1992).

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

Chorizococcus McKenzie 1960

Diagnosis: uno a cinco pares de cerarios abdominales, sin setas auxiliares con excepción del anal. Conductos tubulares con borde oral, están presentes en el dorso o venter  o en ambas superficies; conductos tubulares con collar oral normalmente en el venter, aunque pueden estar presentes también, marginalmente en el dorso. Poros multiloculares en el venter, raramente en el dorso. Antenas con seis a ocho segmentos. Círculo ausente o presente y en ese caso, normalmente pequeño sin línea intersegmental. Patas con poros en coxas y algunas veces en tibias posteriores.

Comentarios: Chorizococcus y Spilococcus   difieren sólo en el número de cerarios; McKenzie (1960) propuso el género Chorizococcus para agrupar las especies con uno a cinco pares de cerarios; mientras que Spilococcus contiene a las que poseen seis y hasta 17 pares. Este criterio fue tomado por la autora hasta tanto se realice la revisión de ambos géneros.

Chorizococcus achalensis

sp. nov. (Fig. 1)


Fig. 1
.- Hembra adulta de Chorizococcus achalensis sp. nov.

Diagnosis: dos pares de cerarios abdominales; antenas con seis segmentos; círculo ausente; poros translúcidos en coxa y tibia; poros multiloculares y conductos tubulares con collar oral en el abdomen, ausentes en el cefalotórax; conductos tubulares con borde oral: en el venter, en tórax y hasta el II segmento abdominal; en el dorso, son escasos, cuatro o cinco ubicados en tórax y abdomen.

Descripción de la hembra adulta: cuerpo de forma oval, de 2,3 mm de largo (2,3 - 3,6) y 1,3 mm (1,3 - 2,5) de ancho. Antenas con seis segmentos de 331 µ de largo (300 - 330). Patas bien desarrolladas con poros translúcidos, escasos, en la coxa y en la zona distal de la tibia; trocánter más fémur de 261 µ (253 - 269); tibia más tarso de 261 µ (253 - 261); digitígulas tarsales cortas, delgadas, terminan en punta y no sobrepasan la mitad de la uña; sin dentículo en la superficie inferior de la uña, con digitígulas delgadas y ligeramente espatuladas en el ápice, de longitud aproximadamente igual que la uña. Aparato bucal con rostrum y labium de aproximadamente igual longitud. Dos pares de ostíolos. Anillo anal de 98 µ de diámetro con dos vueltas de poros y seis setas de 105 µ de largo. Círculo ausente. Dos pares de cerarios; el anal formado por dos setas cónicas alargadas, con uno a tres setas auxiliares y alrededor de 15 a 20 poros triloculares; penúltimo cerario, muy reducido, sólo con dos setas cónicas similares a las del cerario anal, separadas entre sí, y con uno o dos poros triloculares cercanos a la base de las mismas. Lóbulos anales con tres o cuatro setas de distinta longitud, la mayor aproximadamente una y media veces el diámetro del anillo.

Superficie dorsal: con poros triloculares abundantes y discoidales más escasos. Setas escasas,  flageladas, levemente curvadas. Conductos tubulares con collar oral, ausentes, excepto marginalmente en los últimos segmentos abdominales. Conductos tubulares con borde oral, escasos, dos en el protórax, uno en metatórax y uno o dos  en el abdomen. Setas dorsales del segmento VIII cortas, de 12 µ aproximadamente.

Superficie ventral: con poros triloculares y discoidales en menor número que los dorsales, dispersos en toda la superficie; multiloculares desde el VIII al III segmento abdominal, son numerosos, en tres o cuatro vueltas en el borde anterior y posterior de los segmentos VI y VII y en el margen posterior de los segmentos V al III. Conductos tubulares con collar oral, en líneas transversales en los segmentos abdominales; ausentes en el cefalotórax. Conductos tubulares con borde oral, cinco o seis en el mesotórax y en el metatórax por detrás del espiráculo y hasta el II abdominal. Setas flageladas más largas que las dorsales.

Material Tipo: Holotipo hembra adulta de Argentina: Córdoba, Pampa de Achala, El Cóndor, Ruta 20, Parque Nacional El Condorito (2000 m s.n.m.), IV-1998, sobre raíces de planta no determinada, Granara de Willink col. y 4 Paratipos hembras con iguales datos de colección que el Holotipo (2 depositados en IMLA y 2 en USNM).

Comentarios: en algunos paratipos se observan conductos tubulares con borde oral, hasta el V segmento dorsal del abdomen pero en un solo lado del cuerpo. La ausencia de círculo y escaso número de conductos tubulares con borde oral en ambas superficies, distinguen a esta especie de las conocidas en la región Neotropical. Fue encontrada en un montículo de tierra y raíces, posiblemente de gramíneas, asociadas con hormigas. Es similar a Chorizococcus caribaeus Williams & Granara de Willink y Chorizococcus nakaharai  Williams & Granara de Willink, porque carecen de círculo, pero ellas poseen un par de cerarios y numerosos conductos tubulares con borde oral en ambas superficies, mientras que Chorizococcus achalensis sp. nov. tiene menor número de conductos tubulares con borde oral, antena con seis segmentos y dos pares de cerarios. Es similar a Chorizococcus uruguayensis sp. nov., que también carece de círculo y posee un número reducido de conductos tubulares con borde oral, pero se diferencia de ella, porque los conductos tubulares con collar oral y poros multiloculares llegan hasta el tórax.

Etimología: el epíteto achalensis hace referencia a La Pampa de Achala, localidad donde fue encontrada esta especie.

Chorizococcus uruguayensis

sp. nov. (Fig. 2)


Fig. 2
.- Hembra adulta de Chorizococcus uruguayensis sp. nov.

Diagnosis: antena con siete u ocho segmentos; círculo ausente; un par de cerarios; coxas posteriores con poros translúcidos; poros multiloculares ventrales abundantes en el abdomen y escasos en la zona media del tórax; conductos tubulares con borde oral, escasos, ventrales, en el mesotórax y metatórax y primer segmento abdominal. Dorso sin poros multiloculares, ni conductos tubulares, excepto marginalmente en los últimos segmentos abdominales con algunos conductos con collar oral.

Descripción de la hembra adulta: contorno del cuerpo de forma oval, de 1,5 mm de largo (1,5 - 2,2) y 0,9 mm (0,9 - 2,0) de ancho. Antenas con siete u ocho segmentos de 343 µ (350 - 390) de largo. Patas bien desarrolladas; coxa posterior ligeramente agrandada y con numerosos poros translúcidos; coxa anterior: 124 µ (97 - 117) de  ancho; media: 124 µ (98 - 127) y posterior de 168 µ (136 - 183). Longitud del trocánter más fémur, 242 µ (237 - 277); tibia más tarso 246 µ (242 - 285);  uña con digitígulas largas delgadas y espatuladas en el ápice, digitígulas tarsales delgadas espatuladas y más largas que la uña. La razón entre la tibia de 163 µ y el tarso de 89 µ es 1,8; entre el fémur de 187 µ y la tibia es 1,14. Aparato bucal desarrollado, el rostrum de 159 µ y el labium de 144 µ. Círculo ausente. Anillo anal de 81 µ de diámetro con dos vueltas de poros  y seis setas de aproximadamente 117 µ de largo cada una. Dos pares de ostíolos, con uno o dos setas y poros triloculares, el abdominal con dos o tres setas y poros con el borde de los labios levemente esclerosados. Un par de cerarios correspondiente a los lóbulos anales, formados por dos setas cónicas delgadas de 15 µ de largo aproximadamente y cinco o seis setas flageladas auxiliares de 39 µ. Lóbulos anales con cuatro setas de distinta longitud, entre 50 µ y 85 µ de largo y la apical de 175 µ.

Superficie dorsal: poros triloculares abundantes y poros discoidales de aproximadamente igual tamaño que un poro trilocular, dispersos en la superficie. Conductos tubulares con collar escasos y marginales, en el abdomen. Setas de la superficie  flageladas, fuertes y de distinta longitud, entre 7 y  22 µ.

Superficie ventral: poros triloculares dispersos en la superficie; multiloculares en todos los segmentos abdominales en vuelta simple o doble, llegan hasta el borde del cuerpo, y en el margen anterior y posterior de los segmentos V al VII, y desde el II al IV segmentos, en el margen posterior; son muy escasos en la zona media del tórax. Poros discoidales dispersos en la superficie. Conductos tubulares con collar oral son abundantes en el abdomen, distribuidos en línea transversal  en los segmentos y en grupos en los márgenes;  escasos en la zona media del tórax y marginal del metatorax y segmentos II y III del abdomen; normalmente ausentes en la cabeza. Conductos tubulares con borde oral, en el metatórax y primer segmento abdominal en número de dos o tres. Setas flageladas, más largas que las dorsales.

Material Tipo: Holotipo hembra adulta de URUGUAY: Paysandú: Tentación, 7-XII-1996, sobre Baccharis sp., “carqueja”, Scatoni y Granara de Willink col.; 12 Paratipos hembras con iguales datos de colección que el Holotipo (10 depositados en IMLA y 2 en USNM).

Comentarios: algunos paratipos poseen conductos tubulares con borde oral en el mesotórax y metatórax. Es similar a Spilococcus radicalis  Granara de Willink, de la Argentina, la cual posee escasos conductos tubulares con borde oral en los primeros segmentos abdominales ventrales y carece de círculo; pero posee mayor número de cerarios y carece de poros multiloculares y conductos tubulares con collar oral en el tórax. Al igual que C. caribaeus, C. nakaharai y la nueva especie encontrada en la Argentina (ver en Chorizococcus achalensis sp. nov.), carece de círculo. Esta es la primera cita del género para Uruguay.

Etimología: el epíteto “ uruguayensis ” es la forma latina para referir el país donde fue encontrada la especie.

Chorizococcus rostellum

(Lobdell)

Diagnosis: un par de cerarios; círculo pequeño sin línea intersegmental; antena con ocho segmentos; poros translúcidos en coxas posteriores;  conductos tubulares con borde oral en el dorso y en el venter en el metatórax; poros multiloculares  numerosos, en línea transversal en los segmentos abdominales posteriores hasta el IV segmento y escasos en los primeros segmentos abdominales y tórax;  un grupo de poros multiloculares y /o conductos tubulares con collar oral, entre la coxa anterior y el primer espiráculo.

Material examinado: Argentina: Tucumán: San Miguel de Tucumán, III-1993, sobre Cynodon dactylum (L.) Pers., Virla col., 6 hembras; idem, XII-1994, sobre Sorghum caffrorum (Thunb.) P. Beauv., Virla col., 4 hembras; Burruyacú, Piedra Tendida, 28-X-1989, sobre gramínea, Granara de Willink col., 2 hembras; Tafí del Valle, La Quebradita, III-1989, sobre gramínea, Granara de Willink col., 1 hembra; Taruca Pampa, II-1990, sobre Paspalum sp., Granara de Willink col., 4 hembras (IMLA).

Clave de las especies de Chorizococcus de la región Neotropical

CONCLUSIONES

El género Chorizococcus cuenta actualmente con siete especies en la región Neotropical, de las cuales C. rostellum es la especie más difundida. La presencia de Chorizococcus uruguayensis sp. nov. constituye la primera cita del género para Uruguay.

AGRADECIMIENTOS

Este trabajo se realizó con subsidios otorgados por el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), Agencia de Promoción de la Ciencia y Tecnología (F oncyt) y Consejo de Investigaciones de la Universidad Nacional de Tucumán.

Se agradece el apoyo de la Ing. Agr. Iris Scatoni de la Facultad de Agronomía de Montevideo, Uruguay.

BIBLIOGRAFÍA CITADA

1. BEN-DOV, Y. 1994. A systematic catalogue of the mealybugs of the world (Insecta: Homoptera: Coccoidea: Pseudococcidae and Putoidae) with data on geographical distribution, host plants, biology and economic importance. Intercept LTD. UK.         [ Links ]
2. FERRIS, G. F. 1950. Atlas of the scale insects of North America. Serie V. The Pseudococcidae (Part I). Stanford University Press California. USA.         [ Links ]
3. MATILE FERRERO, D. 1979. Description d'un Chorizococcus nouveau inféode au riz au Camerou: remarques sur les renges voisins. (Homoptera: Cocoidea: Pseudococcidae). Revue Française d' Entomologie (N.S) 1: 70-74.         [ Links ]
4. McKENZIE, H. L. 1960. Taxonomic study of California mealybugs with descriptions of few species (Homoptera; Coccoidea: Pseudococcidae).  Hilgardia 29: 681- 770.         [ Links ]
5. MILLER, D. & H. L McKENZIE. 1973. Seventh taxonomic study of North American Mealybugs (Homoptera: Coccoidea: Pseudococcidae) Hilgardia 41: 489-542.         [ Links ]
6. WILLIAMS, D. J. 1962. The British Pseudococcidae (Homptera: Coccoidea). Bulletin of the British Museum (Natural History) Entomology 12: 1-79.         [ Links ]
7. WILLIAMS, D. J. & M. C. Granara De Willink. 1992. Mealybugs of Central and South America.  C.A.B. International, Wallingford. UK.         [ Links ]

Recibido: 13-III-2002
Aceptado: 7-X-2003

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons