SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.13Para romper el silencio, hay que tomar concienciaLa embajadora de la paz: la gira internacional de Eva Perón índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Bookmark


La aljaba

versión On-line ISSN 1669-5704

Aljaba v.13 n.13 Luján ene./dic. 2009

 

MISCELÁNEAS

Mujeres, música y memoria en San Juan. 1900-1930

Womens, music and memory in San Juan city. 1900-1930

Mag. Profesora Patricia Blanco

Universidad Nacional de San Juan

Resumen

Esta miscelánea se refiere a mi libro publicado en 2008 con el título "Mujeres, música y memoria en San Juan. 1900-1930". El mismo trata de la memoria (y la identidad) musical femenina de un San Juan que despertaba al siglo XX incorporándose al mundo moderno tanto en lo tecnológico como en lo cultural.
Resalta el protagonismo de las mujeres en el mundo de la música, en este caso de la provincia de San Juan, Argentina; significando un aporte único y esperanzador porque ofrece no sólo una historia de la mujer en la música sino que, a su vez reconstruye una parte de la historia de San Juan poco frecuentada hasta hoy.

Abstract

This miscellany refer to my book has been published in 2008 under the title "Women, music and memory in San Juan. 1900-1930. " It deals with memory (and identity) of a female musical San Juan who woke up to the twentieth century incorporated into the modern world in terms of both technological and in terms of culture.
Highlights the role of women in the music world, in this case in the province of San Juan, Argentina; signifying a single input and hopeful because it offers not only a story of women in music but who, in turn rebuilds a part of the history of San Juan rare until now.

Desde siempre tuve curiosidad por descubrir cuales serían los mandatos familiares o culturales que me habían convertido en profesional de la música. Suponía que mi experiencia estética y el disfrutar del hacer música procedían de mi entorno mas cercano sin sospechar que un siglo atrás se había formado un "mar de fondo"que impregnó la cultura y permitió lo que he dado en llamar "liberación espiritual"de tantas mujeres.
En medio de las lecturas, los archivos, los diarios de época y las cajas empolvadas con partituras amarillas de pelusa desgastada, se insinuaban las mujeres, las presentía.... Hasta que un día encontré en palabras de Rosa Montero la respuesta a mis preguntas...:¿Cuándo y cómo se expresaron las mujeres?; ¿Y por qué sólo mujeres?
Pues por esa sensación (...) de abrir las aguas quietas y extraer de allí abajo un montón de sorprendentes criaturas abisales. (...) Porque hay una historia que no está en la historia y que sólo se puede rescatar aguzando el oído y escuchando los susurros de mujeres.
A partir de allí supe que ellas se develarían en mi corazón y comencé a verlas; sencillamente allí estaban.
El historiador francés Pierre Chaunu ha dicho que "para introducirnos en el corazón de nuestra identidad tenemos necesidad de recuperar la memoria" 1. Y este se constituyó en un objetivo primordial. En este caso, se trata de la memoria (y la identidad) musical femenina de un San Juan que despertaba al siglo XX incorporándose al mundo moderno tanto en lo tecnológico como en lo cultural. Nadie podría suponer que un terremoto décadas después destruiría gran parte de esa memoria (no completamente porque, como sabemos, hoy se está haciendo un esfuerzo por rescatar la memoria del San Juan pre-terremoto por medio de la historia oral).
En su libro "Mujer que sabe latín..."la escritora mexicana Rosario Castellanos analiza el valioso papel desempeñado por mujeres en el mundo de la cultura. Parafraseando a Castellanos, esta obra podría titularse "Mujer que sabe música..."ya que el objetivo de la misma es justamente resaltar el protagonismo de las mujeres en el mundo de la música, en este caso de la provincia de San Juan, Argentina. Es por ello considero el aporte de esta investigación único y esperanzador porque ofrece no sólo una historia de la mujer sanjuanina en la música sino que, a su vez reconstruye una parte de la historia de San Juan poco frecuentada hasta hoy.
El libro contiene un Prólogo a cargo de la Dra.Celia López Chavez, académica de la Universidad de Alburquerque (USA), especialista en Historia Latinoamericana. También consta de una Introducción y dos partes: Espacio Público y Espacio Privado.
El eje o leit motiv que atraviesa todos los temas abordados es: Las prácticas musicales femeninas en San Juan entre 1900 y 1930. En el ámbito público el tema es analizado desde la perspectiva de un proyecto nacional destinado a valorizar la importancia de este arte en la educación. También se describe un contexto provincial, el de San Juan, su geografía, su sociedad y su marco urbano donde la música se ejecutaba. Además hay un contexto relacionado con el espacio musical en sí: los lugares donde la música se convertía en vehículo de socialización, sobre todo de la clase media y alta que es la que tenía acceso al mundo "culto"de la música (el de la ópera, por ejemplo). Por último, dentro de este espacio público, he analizado las prácticas musicales que los mandatos culturales les permitieron elegir, agrupadas como intérpretes de instrumentos, cantantes y compositoras.
Las indagaciones me hicieron posible llenar el espacio de la composición musical, el cual aparecía aparentemente vacío, pudiendo constatar la presencia de su música en salones.
Pero este no fue un problema local, también a nivel mundial sucedía lo mismo, o sea que en este campo prevaleció una relación asimétrica generada por una situación de inclusión y exclusión con relación a las oportunidades de formación específica de las mujeres. A la vez, las posibilidades de circulación de sus obras musicales, se vieron dificultadas por la discriminación de la cual ellas eran objeto en esa época. Por otra parte, fueron las mismas mujeres las que se mantuvieron fuera del canon salvo algunas excepciones.
El espacio privado por su parte era el del ámbito hogareño, en el que las niñas pertenecientes a las familias burguesas aprendían las primeras lecciones musicales, especialmente aprender a tocar el piano, junto a las típicas labores de la casa. Estas niñas y mujeres fueron destinatarias de un tipo de literatura musical producida especialmente para ellas.
La investigación culmina con el análisis del espacio privado proporcionandouna mirada a historias personales de mujeres que se destacaron en la música como intérpretes y docentes en el ámbito de los conservatorios. He reconstruido sus vidas musicales por medio de fuentes orales y escritas y el análisis se adentra en "lo paradójico"de la vida de estas mujeres que transcurrió entre dos espacios, entre dos mundos si se quiere: el público y el privado, logrando combinar ambos heroicamente en algunos casos y, en otros, renunciando finalmente al público.
En este sentido, el análisis de estas vidas femeninas en San Juan es un ejemplo más de las dificultades que a principios del siglo XX las mujeres en general tenían para ejercer su profesión.
Porque en San Juan hubo un espacio público y uno privado cuyos límites fueron imprecisos, recuperar la historia de la mujer no sólo implica describir las diversas actividades musicales sino tratar de interpretarlas en el marco de las relaciones de poder que las determinaron, sin olvidar factores como los de clase social, estado civil, edad y otros de índole cultural que siempre fueron cambiantes.
La creciente actividad cultural y social promovió la construcción de espacios necesarios para llevar a cabo conciertos, veladas, bailes y puestas en escena de óperas y zarzuela, de modo tal que a comienzos del siglo XX, biógrafos y teatros fueron los lugares donde se afianzaron los modelos "para ver y para ser"que impregnaron el siglo. Además de ser las protagonistas de la vida artística de la provincia, también se desempeñaron como mecenas y organizadoras de todo el quehacer literario-musical agrupándose en Sociedades y Asociaciones.
Domingo Faustino Sarmiento llevó a cabo acciones que posibilitaron el acceso de las jóvenes a la educación formal tempranamente en San Juan, lo que fue un factor desencadenante para que ellas vivieran una situación de privilegio social y cultural con respecto a otras realidades femeninas del país. Tanto la alfabetización como la posibilidad de aprender música dentro del ámbito de los conservatorios privados, permitió a las mujeres insertarse en el campo laboral dentro de una profesión, prácticamente la única para las mujeres de clase media-alta en estos años: la docencia.
Si bien no se consideraba una profesión, más bien se la relacionaba a una idea de vocación y maternidad, les abrió puertas para desplegar sus aptitudes y potencialidades dentro de los mandatos culturales. De este modo las mujeres se desempeñaron como docentes de música sin necesidad de enfrentar el modelo vigente, puesto que contaban con la aprobación de la sociedad, que a su vez les confiaba la formación musical de sus hijos.
En síntesis, las prácticas musicales permitieron a las mujeres pertenecientes a un grupo social hegemónico, superar el rol de domesticidad. Sumado a ello, factores de poder y de familia incidieron en su desarrollo musical profesional, situación que finalmente favoreció sus propias condiciones de existencia.
Restituirles la historia es devolverles su pasado y la memoria en general.

Notas

1Chaunu, Pierre, Memoria de la eternidad 1979 Madrid, Ediciones Rialp, p. 20.         [ Links ]