SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.79 número2Dr. Alberto Raúl Lapuente: 1938-2011)¿La prueba del frío podría predecir la aparición de eventos cardiovasculares en pacientes sin enfermedad coronaria demostrada? índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Bookmark


Revista argentina de cardiología

versión On-line ISSN 1850-3748

Rev. argent. cardiol. vol.79 no.2 Ciudad Autónoma de Buenos Aires mar./abr. 2011

 

CARTAS DE LECTORES

"Lo que el mono ve, el mono hace" o el aporte de las neuronas espejo al aprendizaje

 

Al Director

La motivadora carta del Dr. Hernán Doval, aparecida en el número 1 de este año de la Revista, (1) despierta el interés por tratar de dilucidar los conceptos y las teorías que subyacen en el proceso de la enseñanza de la medicina clínica. Además de recomendar la lectura del ensayo, me pareció oportuno recordar el descubrimiento de las neuronas espejo, en este caso como una herramienta conceptual para la transmisión y la enseñanza de las destrezas motoras.
Giacomo Rizzolatti, de la universidad de Parma, identificó por primera vez a las llamadas neuronas espejo al implantar electrodos en la corteza premotora (área F5) de Macaca nemestrina (parientes de los monos Rhesus, pero más dóciles). (2)
Esta área F5 está compuesta por un conjunto de neuronas motoras que controlan el movimiento de la mano. Según refiere una de las anécdotas sobre la primera observación de una neurona espejo en la década de los ochenta, en el laboratorio había un mono sentado a la espera de que se le asignara la próxima tarea, cuando uno de los experimentadores que se hallaba delante de él agarró algo con la mano e inmediatamente la computadora que estaba conectada a los electrodos del animal indicó una descarga de actividad neuronal del área F5. Para sorpresa del experimentador, el mono seguía sentado y tranquilo, sin pretender agarrar nada y, sin embargo, esta neurona motora vinculada con el acto prensil se había activado sin que el animal moviera la mano. (3) A la luz del conocimiento tradicional, las neuronas motoras conectadas anatómicamente a los músculos que mueven las manos no tendrían por qué activarse cuando se encuentran en reposo y el animal no hace más que observar el movimiento que otro realiza. Más tarde, estas observaciones llegaron a descubrir que el 80% de las neuronas del área F5 son motoras y el resto corresponden a este tipo especial de neuronas espejo, que tienen la característica de comportarse en parte como motoras y en parte como neuronas perceptivas, lo que contradice el concepto de que la acción y la percepción son procesos independientes. De alguna forma, la existencia de neuronas espejo indican que ni el mono ni el humano pueden observar el movimiento que realiza otro individuo sin invocar en el cerebro los planes motores necesarios para realizar ellos mismos la acción. En experimentos posteriores hechos en humanos, con empleo de resonancia magnética funcional y estimulación magnética transcraneal, se constató que la activación de las neuronas espejo tras la simple observación de una actividad manual inducía en el observador una actividad muscular registrada con electrodos implantados en las manos, aunque ese observador no estuviese realizando acción alguna.
Esta forma de aprendizaje por imitación a través de las neuronas espejo parece ser la manera mas rápida y eficaz que posee el cerebro para aprender nuevas tareas o modificar las ya aprendidas. La observación es la forma natural de aprendizaje de prácticamente todos los mamíferos, y no porque se memoricen los movimientos observados, sino porque se sienten como propios en el cerebro. Más allá de la importancia de la función cognitiva en el proceso de enseñanza y aprendizaje de la medicina, que entre otras cosas permite planificar y seleccionar el comportamiento motor, la concepción de las neuronas espejo justifica una observación empírica hecha a través de los años por nuestros maestros. Cualquier joven aspirante a cirujano ha recibido en muchas ocasiones la indicación de "mirar la cirugía y no distraerse", "porque aunque no muevas las manos y operes vos, estás aprendiendo igual" o "mirando se aprende". Y desde la óptica actual del conocimiento de las neuronas espejo, están aún más justificadas estas sentencias. La atención correcta a los movimientos del cirujano (si es hábil, mejor) induciría el entrenamiento de la mano del observador a través de la actividad de las neuronas espejo. Aunque la práctica manual es fundamental para el entrenamiento de un médico asistencial, y en especial el de un cirujano, el descubrimiento de las neuronas espejo aporta un marco científico para el uso de algunas herramientas para la enseñanza técnica de la medicina. Con este enfoque podrían plantearse algunos experimentos pedagógicos en los que los educandos sean expuestos en forma repetida a la observación de filmaciones de cierta técnica a aprender y posteriormente sean evaluados de acuerdo con la adquisición de una mayor o menor destreza, según la exposición previa al aprendizaje mediado por las neuronas espejo.

Dr. Raúl A. BorracciMTSAC

BIBLIOGRAFÍA

1. Doval HC. ¿Qué es la destreza médica? Cómo entendemos, ejercemos y enseñamos el razonamiento clínico. Rev Argent Cardiol 2011;79:92-102.         [ Links ]

2. Rizzolatti G, Fadiga L, Gallese V, Fogassi L. Premotor cortex and the recognition of motor actions. Cogn Brain Res 1996;3:131-41.         [ Links ]

3. Iacoboni M. Las neuronas espejo. Empatía, neuropolítica, autismo, imitación o de cómo entendemos a los otros. 1.ª ed. Buenos Aires: Ed Katz; 2009. p. 19.         [ Links ]