SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.15Regulación afectiva diádica y autorregulación en los infantes en el primer año de vidaEl uso freudiano del caso en torno a la pregunta por la eficacia del análisis: El historial de dora índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Bookmark


Anuario de investigaciones

versión On-line ISSN 1851-1686

Anu. investig. v.15  Ciudad Autónoma de Buenos Aires ene./dic. 2008

 

PSICOANÁLISIS

El lugar del padre primordial en Moisés y la religión monoteísta. Algunas conclusiones

The Place Of The Primordial Father In Moses And Monotheism. Some Conclusions

Raffaini, Laura Edith1

1 Lic. en Psicología, UBA. Docente de Psicoanálisis: Freud, Facultad de Psicología, UBA. Investigadora en Proyectos UBACyT.

RESUMEN

En Moisés y la religión monoteísta Freud desarrolla su última versión del padre. En este trabajo, analizo el lugar que ocupa el padre primordial de Tótem y tabú a partir de dicha versión. Presento, asimismo, un movimiento teórico fundamental en la teoría freudiana sobre el padre: el pasaje del padre primordial a la religión del padre como producto de la neurosis.

Palabras clave: Padre; Moisés; Monoteísmo; Tótem y Tabú

ABSTRACT

In "Moses and Monotheism" Freud's ultimate version of the father is described. In this paper, the place the primordial father in "Totem und Tabu" occupies is established based on such version. The transition from the primordial father to the religion of the father as a neurosis product is analysed.

Key words: Father; Moses; Monotheism; Primordial Father

1. INTRODUCCIÓN

"...en el nivel de Moisés y el monoteísmo, todo lo que Freud articuló se vuelve verdaderamente significativo...Es curioso que haya hecho falta que espere todo este tiempo para que semejante aserción, a saber, que Tótem y tabú es un producto neurótico, pueda ser avanzada-lo que es por entero indiscutible- sin que por eso cuestione para nada la verdad de la construcción" 1

En Moisés y la religión monoteísta Freud escribe lo que es su última versión del padre2. ¿Qué lugar ocupa el padre de la horda primitiva en dicho texto?
Freud no abandona al Urvater [padre primordial], sin embargo, su reescritura en el Moisés ha sido interpretada de distintas maneras: como corrección, ampliación, complemento o avance de la teoría del padre primitivo. Se ha investigado qué le agrega, qué le quita comparando un texto con el otro, así como también se ha planteado que Freud quiere unir al dios de Moisés con el padre de la horda, a pesar de su heterogeneidad3.
En este recorrido, me interesa fundamentar que Freud no complementa la teoría del padre primitivo en Moisés, ni avanza respecto de ella así como tampoco intenta unir una teoría con otra. Mi hipótesis de lectura es que en Moisés y la religión monoteísta se trata de una nueva versión del padre, en cuya compleja construcción se pasa del padre que funda la religión, a la religión del padre primordial.
En este trabajo, intentaré dar cuenta del lugar que pasa a ocupar "el padre verdadero4" de Tótem y tabú, lo que implica un cuestionamiento del mismo como respuesta conclusiva, así como una inversión de su lugar pasando de ser el padre que funda la religión (en Tótem y Tabú) a ser un padre efecto de la religión. Considero que es esta inversión la que justifica la aplicación de Tótem y tabú.
Cuando Freud en el punto D (Aplicación) del tercer ensayo del Moisés, repite su tesis del padre de la horda primitiva, el resultado de dicha operación es la inversión antes mencionada. Es una inversión en el punto en que Freud pasa del "padre verdadero" fundamento de su metapsicología de 1915 a postular a dicho padre como aquel que retorna en el dios-único, fantasía de deseo de la religión y la neurosis. En el punto E del Moisés titulado "Dificultades", Freud declara que tanto el asesinato del Moisés egipcio, como el de Cristo son una repetición del asesinato del padre primordial presente en los seres humanos desde siempre. Sin embargo, en el Moisés, el retorno del padre primordial no llega a fundar al padre: 1) El Moisés egipcio asesinado introduce al Moisés madianita. En Moisés, para la fundación del monoteísmo, son necesarios dos Moisés y el intervalo. El verdadero padre, el único padre que Freud conserva en el retorno del Moisés egipcio que fue asesinado, no funda el uno. En la novedosa versión del padre el uno está escindido por la hipótesis de la existencia de los dos Moisés y el intervalo. De un solo padre en el origen a los dos Moisés.
2) Cristo representa el "padre primordial retornado, glorificado y situado, como hijo en el lugar del padre"5. En Cristo como en el Moisés egipcio, continúa el padre muerto como la categorización de una forma de lo imposible, un lugar imposible de ocupar, Cristo ocupa el lugar del padre como hijo y Moisés quien intenta ocupar el lugar de Ikhnatón es asesinado, sin poder concretar la fundación del monoteísmo.
El padre único se escinde y pasa a ser el dios único, núcleo de la religión y la neurosis.

2.BREVE RECORDACIÓN SOBRE EL PADRE DEFINIDO EN TÓTEM Y TABÚ

Freud en 1912 construye la hipótesis de la horda paterna: "conjugando la traducción que el psicoanálisis ha dado del tótem (fobia infantil-sustitución del padre) con el hecho del banquete totémico (R. Smith) y la hipótesis darwiniana sobre el estado primordial de la sociedad humana.
El padre en Tótem y tabú, es el padre único, teorizado como un lugar imposible de ocupar pensado como satisfacción absoluta:
"Ninguno de los hijos varones puede abrirse paso en su deseo originario de ocupar el lugar del padre que alguna vez existió y por el cual el neurótico siente añoranza"6. La construcción de este "mito moderno"7, en cuyo centro está el "padre muerto"8 responde la pregunta por el origen de la represión, parricidio, incesto, prohibición-leydeseo y satisfacción pulsional de manera novedosa.
"El primer resultado de nuestra sustitución es muy asombroso. Si el animal totémico es el padre, los dos principales mandamientos del totemismo, los dos preceptos tabú que constituyen su núcleo, el de no matar al tótem y no usar sexualmente a ninguna mujer que pertenezca a el, coinciden por su contenido con los dos crímenes de Edipo, quien mató a su padre y tomó por mujer a su madre y con los dos deseos primordiales del niño, cuya represión insuficiente o cuyo nuevo despertar constituye quizás el núcleo de todas las psiconeurosis."9
El complejo de Edipo que Freud formula en la Tramdeutung (y hasta 1912) se corresponde con un aparato sostenido en los deseos infantiles reprimidos. El padre en esta primera teorización es, para el autor, un rival al que se desea matar (deseo de muerte fundado en los deseos inconscientes incestuosos); dicho padre vehiculiza la castración que lleva a la represión de dichos deseos. El conflicto, la represión, sostienen el saber no sabido del inconsciente reprimido. Sin embargo, a la luz de los desarrollos teóricos que Freud realiza en Hans, una pregunta desdibuja al padre del complejo de Edipo en su fundamento: ¿de dónde proviene el empuje para la represión?10 La versión del padre de Tótem y tabú incluye la respuesta. El padre único11 sostiene la represión primaria que funda el inconsciente dinámico formalizado en la metapsicología de 1915.

3. LA RELIGIÓN DEL PADRE PRIMORDIAL, NÚCLEO DE LA NEUROSIS

A continuación, analizaré el punto D del Moisés, al que Freud denomina "Aplicación", en el cual repite la tesis de su libro Tótem y tabú, y nos da la clave de cómo leer esta aplicación, para poder establecer cómo la misma queda cuestionada en su esencia. Aplicar significa referir la tesis de la horda primitiva al surgimiento del monoteísmo. En dicha aplicación, antes de introducirnos en el padre de la horda, Freud nos recuerda la fórmula de la neurosis y vuelve a comparar los fenómenos religiosos con los síntomas. Luego repite en una "condensación grandiosa"12, las ideas principales de Tótem y tabú en cuyo centro se encuentra el Urvater. Hasta aquí no habría nada nuevo, sólo que en el mismo punto D Freud plantea:
"Si se toma la exposición del acontecer histórico primordial como creíble en su conjunto, se discierne en las doctrinas y ritos religiosos dos órdenes de elementos: por un lado, fijaciones a la antigua historia familiar y supervivencia de ella; por el otro, restauraciones del pasado, retorno de lo olvidado tras largos intervalos. Este último componente ha sido omitido hasta hoy, y por eso no se lo comprendió; aquí al menos, se lo demostrará con un impresionante ejemplo."13
Es importante destacar la mención del intervalo como componente novedoso. El intervalo ocupa un lugar fundamental (que no será objeto de desarrollo de ése trabajo) 14, en la novedosa versión del padre en este texto. Dicha versión se despliega a partir del desarrollo del "impresionante ejemplo" del retorno del acontecer histórico primordial:
a) La institución del monoteísmo en el judaísmo. Freud considera el monoteísmo como el retorno, tras largos intervalos, del padre primordial, al que denomina la religión del padre primordial. Este es el punto de viraje, el padre primordial, el padre verdadero pasa a ser el dios-padre único del monoteísmo, cuyo retorno no es sin el intervalo como novedad.
b) El cristianismo
Freud considera que Pablo reconduce la conciencia de culpa al asesinato del padre primordial:
"Un Hijo de Dios se había hecho matar siendo inocente, y así tomaba sobre sí la culpa de todos. Tenía que ser un Hijo, pues había sido un asesinato perpetrado en el Padre"15

Freud plantea que Cristo cumple la fantasía de deseo de la liga de hermanos, ocupando como hijo el lugar del padre. Respecto del retorno del padre primordial, advierte: "El judaísmo había sido una religión del padre, el cristianismo advino una religión del hijo. El viejo dios-padre se oscureció detrás de Cristo, y Cristo, el hijo, advino a su lugar en un todo como lo había ansiado cada hijo varón en aquel tiempo primordial"16

Si nos detenemos en la lectura del texto, se esclarece lo que denominé la reubicación del padre verdadero que se teoriza como:
1) La religión del padre: el dios padre único del monoteísmo. El padre verdadero ahora es el uno que retorna no sin el intervalo.
2) La religión del hijo: el cristianismo. Se ocupa el lugar del padre pero como hijo, expiando la culpa del parricidio. El padre verdadero continúa como lugar vacío, imposible de ocupar. La fantasía de deseo del neurótico es ocupar el lugar del padre pensado como verdadero, como aquel en donde se alcanzaría la satisfacción absoluta. Este padre verdadero a partir del Moisés es el dios-uno del monoteísmo. La fundación del monoteísmo es consecuencia de la existencia de los dos Moisés (el egipcio y el madianita) y el intervalo, cito:
"Dos masas de pueblo conjugadas para formar una nación, dos reinos en que esta nación se fragmenta, dos nombres de Dios en las fuentes escritas de la Biblia, dos fundadores de religión ambos llamados con el mismo nombre"17
Los dos Moisés y el intervalo en el fundamento del monoteísmo, convierten al padre de la religión en la religión del padre.

4. CONSIDERACIONES FINALES

He considerado fundamental trabajar el texto Moisés al advertir que tanto el complejo de Edipo como Tótem y tabú no han sido suficientemente indagados teniendo en cuenta los últimos textos freudianos. Es imprescindible su lectura para rever las respuestas cristalizadas que se detienen en el padre primordial, postulando "el padre muerto" como el concepto teórico hasta donde Freud llegó respecto del padre. Respecto de la versión del padre en el texto de Moisés he desarrollado sólo un punto de una investigación más amplia18: el pasaje del padre que funda la religión a la religión del padre primordial. En este sentido, considero que es un pasaje fundamental la lectura de la aplicación de Tótem y tabú en Moisés ya que la misma pone de manifiesto que Freud va más allá la hipótesis unificante que plantea con el padre primordial, es decir, va más allá del padre idealizado, garante. La escisión del padre en los dos Moisés deja del lado de la fantasía de deseo, de la creencia, la existencia del padre-uno núcleo de la neurosis y abre la vía para pensar un padre humano: Moisés, el hombre.

Notas

1 Lacan, J. Seminario XVIII. De un discurso que no fuese semblante. Paidós.

2 Respecto de la afirmación sobe la última versión del padre en el Moisés, ver: Raffaini, L.(2007) La versión del padre en Moisés y la religión monoteísta, en Memorias de las XIV Jornadas de Investigación, 3er Encuentro de Investigadores en Psicología del MERCOSUR, Tomo III, ISSN 1667-6750, Facultad de Psicología, U.B.A., Págs. 235 236.

3 Balmes, F.(1997) El nombre, la ley, la voz. Freud y Moisés: escrituras del padre 2.Bs. As.: Del Serbal, 1999.

4 Freud, S. Tótem y Tabú (1913-1914), Bs. As.: Obras completas, 2° ed., Amorrortu editores, 1976-1979, vol. XIII, p.146.

5 Freud, S. (1937-1939) Moisés y la religión monoteísta. Bs. As.: Obras completas, 2° ed., Amorrortu editores, 1976-1979, vol. XXIII, Pto. D Aplicación p.86.

6 Freud, S. (1913) Tótem y Tabú. Ob. cit. Pto 5. p.145, nota 51. 7 Lacan, J. Seminario 4 La relación de objeto (1956-1957) Paidós. 1996.p. 212.

8 Lacan, J. Seminario 4 La relación de objeto. Ob. cit. pág. 212.

9 Freud, S. 1913. Cáp. IV El retorno del Totemismo en la infancia. Pto 5. p.134. Tótem y Tabú. Ob. cit. -Ver. Cosentino, J C.(1998) Angustia, fobia, despertar. Bs. As.: Eudeba. 1998 p.33.

11 En Moisés Freud, plantea la fundación del monoteísmo a partir de la hipótesis de la existencia de los dos moisés y el intervalo. De un solo padre en el origen a los dos Moisés. *Las itálicas son mías.

12 Freud, S., Pto D. Aplicación p. 78. Moisés y la religión monoteísta. Ob. cit

13 Freud, S, Pto D Aplicación pág. 81. Moisés y la religión monoteísta. Ob. cit.

14 Ver la Raffaini, L. La versión del padre en Moisés y la religión monoteísta. Ob.cit.

15 Freud, S. Pto D Aplicación pág. 84. S Moisés y la religión monoteísta. Ob. cit,

16 Freud, S. Pto D Aplicación pág. 84. S Moisés y la religión monoteísta. Ob. cit,

17 Freud, S. Pto 7 p 50. S Moisés y la religión monoteísta. Ob. cit.

18 Tesis de maestría en curso. "La versión del padre en Moisés y la religión monoteísta".

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Balmes, F. (1997) "El nombre, la ley, la voz. Freud y Moisés: escrituras del padre 2". Ed. Del Serbal, 1999.         [ Links ]

2. Cosentino, J.C. (1998). Angustia, fobia, despertar. Bs. As.: Eudeba ediciones        [ Links ]

3. Freud, S. (1913) Tótem y Tabú. Bs. As.: Obras completas, 2° ed., Amorrortu editores, 1976-1979, vol. XIII.         [ Links ]

4. Freud, S. (1937-1939) Moisés y la religión monoteísta. Bs. As.: Obras completas, 2° ed., Amorrortu editores, 1976-1979, vol. XXIII.         [ Links ]

5. Lacan, J. (1956-1957) Seminario 4 La relación de objeto. Bs. As. Paidós. 1996.         [ Links ]

6. Lacan, J. Seminario XVIII. De un discurso que no fuese semblante. Paidós.         [ Links ]

7. Raffaini, L. (2007) La versión del padre en Moisés y la religión monoteísta, en Memorias de las XIV Jornadas de Investigación, 3er Encuentro de Investigadores en Psicología del MERCOSUR, Tomo III, ISSN 1667-6750, Facultad de Psicología, U.B.A.         [ Links ]

Fecha de recepción: 27 de marzo de 2008
Fecha de aceptación: 12 de julio de 2008