SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.16The Vocational Guidance in argentinian schools: The need of a public policy and new guidance practicesMental models and representational systems in psychology teachers modeling through teaching practice author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Article

Indicators

  • Have no cited articlesCited by SciELO

Related links

  • On index processCited by Google
  • Have no similar articlesSimilars in SciELO
  • On index processSimilars in Google

Bookmark


Anuario de investigaciones

On-line version ISSN 1851-1686

Anu. investig. vol.16  Ciudad Autónoma de Buenos Aires Jan./Dec. 2009

 

PSICOLOGÍA EDUCACIONAL Y ORIENTACIÓN VOCACIONAL

Aportes al estudio de las representaciones sociales del trabajo y del estudio en jóvenes de distintos niveles de escolaridad media

Contributions to the study of social representations of work and study made by youths studying different levels of secondary school

Aisenson, Gabriela1; Legaspi; Leandro2; Valenzuela, Viviana3; Duro, Lorena4; Celeiro, Romina5; Inaebnit, Virginia6; De Marco, Mariana7; Pereda, Yamila8

1 Aisenson, Gabriela; Profesora Adjunta Interina a cargo Cátedra de Orientación Vocacional y Ocupacional y Prof. Adjunta Práctica en Orientación Vocacional y Ocupacional. Directora de la Investigación "Representaciones Sociales del trabajo y del estudio en jóvenes de distintos niveles de escolaridad de la Escuela Media" (Programación Científica 2008-2010. UBACyT). Facultad de Psicología. Universidad de Buenos Aires. E-mail: gabriela.aisenson@gmail.com
2 Legaspi; Leandro; Licenciado y Magister en Psicología. Prof. Adjunto Práctica Profesional: Orientación Vocacional y Ocupacional, Jefe de Trabajos Prácticos Asignatura: Orientación Vocacional y Ocupacional. Codirector de la Investigación "Representaciones Sociales del trabajo y del estudio en jóvenes de distintos niveles de escolaridad de la Escuela Media".
3 Valenzuela, Viviana; Ayudante de primera regular de la Cátedra de Orientación Vocacional y Ocupacional, Fac. Psi. UBA. Integrante del Servicio de Orientación Vocacional y Ocupacional de la Facultad de Psicología. UBA. Miembro del equipo de investigaciones UBACyT
4 Duro, Lorena; idem 3
5 Celeiro, Romina; idem 3
6 Inaebnit, Virginia; idem 3
7 De Marco, Mariana; idem 3
8 Pereda, Yamila: Jefa de Trabajos Prácticos de la Asignatura Práctica Profesional en Orientación Vocacional y Ocupacional. Miembro del equipo de investigaciones UBACyT

Resumen
El proyecto de investigación "Representaciones Sociales del trabajo y del estudio en jóvenes de distintos niveles de escolaridad de la Escuela Media" (Programación Científica 2008-2010 UBACyT) se plantea describir las representaciones sociales del trabajo y del estudio de jóvenes que cursan distintos niveles de escolaridad en escuelas públicas de Nivel de Educación Media de la Ciudad de Buenos Aires, indagando las variaciones existentes según el nivel de escolaridad, el sexo y el origen social.
Particularmente se presenta el instrumento construido para tal fin, que se administrará a una muestra conformada por 1000 jóvenes cursantes del primer al último año de la escuela secundaria.
Se considera que estas representaciones sociales son centrales en la constitución de las intenciones de futuro y en las preferencias profesionales, incidiendo en el desarrollo de las identidades personales y profesionales a lo largo de la vida. Estas representaciones son el resultado de procesos psicológicos en interacción con las inserciones sociales, en los que se integran fenómenos cognitivos, valorativos y actitudinales, que orientarán las conductas.

Palabras clave: Representaciones sociales; Estudio; Trabajo; Jóvenes; trayectoria educativa

Abstract
The research Project "Social representations of work and study made by youth studying different levels of secondary school" (UBACyT 2008-2010) proposes to describe social representations of work and school made by youths studying different levels of secondary school in public schools in Buenos Aires city, investigating the variations that exist according to educational level, gender and social context. The instrument built for this purpose, which will be applied to a sample of 1000 youths studying from the first to the last year of secondary school, is particularly presented.
It is considered that these social representations are central in the constitution of future intentions and professional preferences, affecting the development of personal and professional identities throughout lifetime. These social representations are the result of psychological process, which interact with social insertions, including cognitive, value and attitude phenomena that manage behaviors.

Key words: Social representations; Study; Work; Young people; Educational trajectories

Introducción
Para la Psicología de la Orientación, las representaciones sociales se consideran centrales en la construcción de las trayectorias de las personas y en el desarrollo identitario de las mismas. Se construyen a través de procesos de socialización en contextos significativos, particularmente la familia, la escuela, el grupo de pares y el trabajo, ya que ofrecen marcos identificatorios socialmente reconocidos y subjetivamente significativos (Aisenson y Equipo de Investigación en Psicología de la Orientación, 2002). En los jóvenes, cobran relevancia particularmente las representaciones de estudio y trabajo, por la incidencia que ellas tienen en la elaboración de intenciones para el futuro.
En nuestro ámbito, una línea de investigación estudia las representaciones sociales sobre estudio y trabajo de los sujetos en transición, la relación que las mismas tienen con sus proyectos, y el peso del contexto en esos procesos (Aisenson y otros, 1999, 2001, 2002, 2004a, 2004b, 2007a; Aisenson y Aisenson; 2004a, 2004b, 2003a, 2003b; Batlle y Aisenson, 1998a, 1998b; Legaspi, 2008; Legaspi y Aisenson 2003, 2005). Esta línea se ha enfocado en la finalización de la vida activa, el desarrollo de la carrera universitaria, y particularmente ha profundizado en los jóvenes que finalizan el nivel medio. Los resultados obtenidos dan cuenta que los jóvenes reconocen, más allá de su situación contextual, su origen social y el sexo, al estudio y el trabajo como espacios de vital importancia en los que construyen y consolidan su identidad. Por un lado, perciben dichas actividades como facilitadoras de desarrollo y crecimiento personal. Por otro, desde una mirada más instrumental, para los jóvenes el estudio permite adquirir competencias personales e intelectuales que facilitan la inserción laboral, mientras que el trabajo es visualizado como un medio para lograr progreso en el plano social y económico (Aisenson y otros, 2008).
La presente investigación se propone ampliar estos enfoques. Por un lado, nos interesa estudiar a los jóvenes de diferentes niveles de escolaridad en Escuelas de Nivel de Educación Media, particularizando en sus representaciones sociales sobre trabajo y estudio. Es sabido que la expansión de la educación media en Argentina ha coexistido con un alto nivel de abandono escolar y de desgranamiento de la matrícula, conforme avanzan los años de escolaridad, principalmente en aquellos segmentos educativos a los que concurren sectores sociales menos favorecidos (Jacinto, 2006). Poner la mirada en momentos tempranos, permite explorar cómo se van construyendo estas representaciones a lo largo de la escolaridad.
Por otro lado, es nuestro interés ampliar el conocimiento de las representaciones de estudio, y focalizar en la relación de las mismas con la escuela en la cual se desarrollan, particularizando en las experiencias cotidianas que los jóvenes vivencian en el marco de la institución escolar, y en sus estudios. A su vez, nos proponemos indagar las representaciones sobre el trabajo, no solo en jóvenes que afrontan la transición hacia el mismo o ya han realizado sus primeras experiencias, sino también en aquellos que se encuentran alejados del contexto laboral, reconociendo que se trata de significaciones que se van construyendo a través de procesos de socialización desde la infancia, en los que intervienen la familia, la institución escolar y los medios de comunicación, entre otros. En ambos casos, nos interesará particularmente indagar las diferencias que puedan existir según el momento vital, el sexo y el origen social de los jóvenes.

Contexto conceptual
En el campo de la Psicología de la Orientación se han desarrollado dos grandes líneas teóricas: una de ellas se centra en el estudio de las relaciones entre los sujetos y las ocupaciones (Holland, 1997; Roe, 1956); la otra se interroga sobre la génesis y la complejización de las representaciones sociales, las intenciones de futuro, las trayectorias educativas y laborales, así como los procesos de formación y transformación en el desarrollo de las identidades personales y profesionales a lo largo de la vida (Ginzberg, Guinzburg, Axelrad y Herma 1951; Super, 1973). Dentro de esta segunda línea, los abordajes más actuales consideran al sujeto en relación a los diversos contextos sociales con los que interactúa, reconociendo la importancia de la socialización en los mismos. (Aisenson, 2002; Guichard y Huteau, 2006).
Las representaciones sociales se construyen a partir de distintas experiencias sociales que viven los sujetos, pero también a partir de los modelos de pensamiento que se incorporan por medio de la tradición, la educación y la comunicación social (Jodelet, 1989). Desde la Psicología Social son definidas como el producto y el proceso de una elaboración psicológica y social de la realidad. Existen diferentes perspectivas que las abordan, articulando los procesos psicológicos con las inserciones sociales, en los que se integran fenómenos cognitivos, valorativos y actitudinales (Abric, 1994; Abric y Flament, 1996; Doise, 1989; Guimelli, 1994; Jodelet, 1984, 1989; Moscovici, 1961, 1984). Desde ese punto de vista, puede señalarse que las representaciones sociales se construyen sobre un entramado, una estructura de relaciones entre grupos sociales, diferenciados por sexo, edad, origen social, etc. Particularmente Doise, Clemente y Lorenzi-Cioldi (1992), señalan que pueden ser estudiadas en tres niveles: el del "saber común" compartido por las personas de un misma sociedad, el de los principios que organizan las variaciones y diferencias entre los sujetos en relación a ese saber común y el de los anclajes de esas variaciones en distintas realidades psicosociales.
Desde la Sociología, Bourdieu (1987,1998) retoma, de una manera sistemática, la articulación entre las divisiones sociales y económicas, y los fenómenos culturales, resaltando la correspondencia entre los principios de división existentes al interior de una sociedad y los diferentes esquemas de representación y su jerarquización en términos simbólicos.
En investigaciones que estudian las representaciones de los jóvenes sobre el trabajo y el estudio, hemos identificado la importancia que asume el origen social y la trayectoria escolar en la construcción de determinado tipo de representaciones (Aisenson y otros, 2007a, 2007b; Dumora, 1990; Gottfredson, 1981; Guichard, 1995, Guichard y Bidot, 1989; Guichard, Devos et al., 1994 a, 1994b; Guichard y Cassar, 1998; Huteau, 1982). De ese modo, los jóvenes incorporan nuevos elementos, produciendo otros sentidos, producto en parte de sus experiencias escolares en las que pasan una parte importante de su tiempo interactuando con otros, entre procesos de subjetivación, redefinición y resignificación; frente a nuevas exigencias sociales, prácticas educativas y las condiciones que las instituciones educativas les imponen; fusionando su condición adolescente con una forma de ser estudiante, en la experiencia escolar cotidiana (Dubet y Martuccelli, 1998).
En este sentido, numerosos estudios resaltaron el rol de la escuela en la construcción de las representaciones de los jóvenes, principalmente sobre sí, las formaciones, las profesiones y las intenciones de futuro (Aisenson, 2009; Dumora, 1990; Duru-Bellat, 1991; Guichard, 1994; Legaspi, 2008; Legaspi y Aisenson, 2005). Según Guichard, la organización escolar es un dispositivo de socialización que los lleva a construir representaciones estructuradas de una cierta manera. La interiorización de estos esquemas va a variar según sus distintas experiencias. En nuestro medio, los jóvenes asisten a circuitos educativos diferenciados en cuanto a calidad y prestigio. En función de ello configuran representaciones, expectativas y trayectorias diferentes, que favorecen la reproducción de las desigualdades sociales de origen (Aisenson, 2009; Filmus y otros, 2001; Legaspi, 2008; Legaspi y Aisenson, 2005; Sendon, 2005).
Particularmente, se han hecho diversas investigaciones sobre las representaciones y el significado del estudio y la escuela, sobre la motivación personal ante la educación y la influencia de la socialización escolar en las representaciones de los estudiantes y su articulación con las inserciones sociales (Blanchard, Vrignaud, Lallemand, Dosnon y Wach, 1997; Dawson, 2003; Dubet y Martuccelli, 1998; Duschatzky, 1999; Duschatzky y Corea, 2002; Filmus y Braslavsky, 1988; Tenti Fanfani, 2000).
Nos interesaron también aquellos estudios sobre el clima escolar, puesto que se considera que el mismo puede incidir en los procesos y trayectorias educativas de los jóvenes (Cere 1993, en Cornejo y Redondo, 2001). Éste es definido como el conjunto de características psico sociales de un establecimiento educativo, determinadas por los diversos factores estructurales, personales y funcionales, que, integrados en un proceso dinámico, confieren un peculiar estilo a dicha institución. Asimismo, se han encontrado variaciones en la valoración del clima escolar de los alumnos en función al año de escolaridad (Cornejo y Redondo, 2001).
En relación al trabajo, existe una línea de investigación que estudia las representaciones, el significado y la centralidad del mismo en la vida de las personas. En las sociedades actuales, la relación entre los sujetos y el trabajo resulta un tema prioritario en la construcción identitaria y de las trayectorias de vida. En particular, para los jóvenes es una temática altamente sensible, debido a que, a la vez que intentan realizar sus primeras inserciones, también van configurando su identidad y autoestima, en interacción con contextos laborales y sociales altamente cambiantes y restrictivos. (Jahoda, 1987; MOW, 198 7; Peiró y Moret, 1987; Salanova y otros, 1993; Pérez Islas y Urteaga Castro-Pozo, 2001; Ruiz Quintanilla, 1987, 1991; Schwartz, 1999; Zacarés González, Ruiz Alfonso y Llinares Insa, 2004)
En nuestro medio, la relación entre juventud y trabajo se caracteriza por la vulnerabilidad y la tendencia a la exclusión social. Las características del contexto laboral actual, en el que muchos jóvenes realizan sus primeras inserciones, contrastan con las expectativas y representaciones del trabajo que han construido a lo largo de su trayectoria de vida (Jahoda, 1987; Aisenson, D. y otros 2007a).
Los jóvenes siguen expuestos a experiencias como el desempleo, subempleo, falta de oportunidades y a trabajos precarios en sectores informales de la economía, sin cobertura social y de salud (Aisenson y otros, 1999, 2001; Batlle y Aisenson, 1998a, 1998b; Jacinto, 1996, 1997; Jacinto y Gallart, 1998; Macri y Van Kemenade, 1991). Las probabilidades de circular por estos circuitos laborales aumentan si el nivel educativo alcanzado por los jóvenes se encuentra por debajo del secundario completo, si son mujeres y si pertenecen a los grupos más pobres de la sociedad (Gandini, 2004).
Complementariamente, estudios recientes resaltan que, a pesar de las condiciones restrictivas que los jóvenes enfrentan al buscar su inserción, también destacan la importancia que reviste el trabajo, por tratarse de una actividad significativa en el marco de sus proyectos vitales (Aisenson, Monedero, Batlle, Legaspi, Aisenson, Sarmiento, Vidondo, Nicotra, Toffanin, Cataife y Kaliman, 2002; Aisenson y Equipo de investigaciones en Psicología de la Orientación, 2002; Legaspi, 2008; Legaspi y Aisenson, 2005; Leyva Piña y Rodríguez Lagunas, 2006; Pérez Islas y Urteaga Castro-Pozo, 2001). Valoran principalmente aspectos como la estabilidad, el ingreso económico, el crecimiento profesional y las condiciones laborales favorables, los cuales, como se ha desarrollado anteriormente, no caracterizan al mercado laboral actual.
En este sentido, esperan que sus experiencias laborales sean una oportunidad para desarrollar nuevos roles, lograr mayor autonomía y crecimiento personal a través del aprendizaje de nuevas habilidades, conocimientos y competencias (Aisenson, Aisenson, Legaspi, Valenzuela, Polastri & Duro, 2008).

En una investigación reciente, que resulta un antecedente relevante para nuestro estudio, se ha observado que el significado que tiene el estudio para los jóvenes que finalizan la escuela media, se organiza en torno a dos dimensiones principales. Una dimensión asocia al estudio con las posibilidades de mejorar las posibilidades de empleabilidad y de desarrollo profesional. En particular, la credencial educativa es visualizada como una condición necesaria para insertarse en el mundo laboral. La importancia atribuida a la dimensión laboral podría expresar el valor que asume el trabajo y el proyecto profesional en la etapa de transición, al finalizar la escuela media. La segunda dimensión asocia el estudio a las posibilidades de crecimiento personal y social (Aisenson y otros, 2008a). Se observó también que cuando el estudio se asocia al esfuerzo personal y la exigencia que demanda, adquiere una connotación negativa, considerándose aburrido. Por el contrario, cuando aparece como facilitador del desarrollo personal, adquiere una connotación positiva, y es considerado una actividad agradable.
A su vez, este estudio reconoció diferencias significativas en las representaciones de estudio y de trabajo según el sexo y el nivel educativo de los padres. En relación a las representaciones del estudio, fueron los jóvenes cuyos padres alcanzaron los niveles educativos más bajos los que más asociaron el estudio a la institución escolar, destacando sus obligaciones y aspectos formales, por ejemplo, la necesidad de realizarse en un horario determinado, que exista alguien que evalúe, entre otras. También estos jóvenes valoraron más que los otros, es decir aquéllos cuyos padres alcanzaron estudios superiores, que la educación les brinda mayores posibilidades de lograr mejores condiciones laborales y obtener reconocimiento social.
Respecto a las representaciones de trabajo, los mismos jóvenes señalan principalmente los aspectos formales, como el horario en que se realiza, la modalidad asalariada, en contraste con los que tienen padres que alcanzaron niveles educativos terciarios y universitarios, dando cuenta de la relevancia que adquiere la socialización familiar en la construcción de dichas representaciones, ya que se valoran aquellos aspectos que caracterizan el modelo de trabajo que en general realizan sus padres (Aisenson y otros, 2007b). En cuanto a las diferencias por sexo, los varones valoran diferencialmente aspectos extrínsecos del trabajo, como las oportunidades de desarrollo personal y económico que el trabajo podría brindar, así como las condiciones adecuadas en que éste debería realizarse. En cambio las mujeres jerarquizan los aspectos intrínsecos de una actividad laboral: el rol social que les permite desempeñar, así como también la autonomía y el desarrollo personal que puede ofrecerles.
Asimismo, se concluye que el estudio y el trabajo están interrelacionados, ya que ambos son valorados por los jóvenes como actividades que permiten adquirir experiencias y saberes que contribuyen al desarrollo integral y la inserción social (Aisenson, op. cit.).

Objetivos de la investigación
A partir de los enfoques desarrollados anteriormente, la presente investigación se propone describir las representaciones sociales del trabajo y del estudio que tienen los jóvenes que cursan diferentes niveles de escolaridad en Escuelas de Nivel de Educación Media. Particularmente, se busca describir las frecuencias con que se presentan las diferentes concepciones de trabajo y estudio, los valores y metas laborales y las motivaciones educativas; nos interesa indagar acerca de las variaciones que puedan existir según el nivel de escolaridad, el sexo y el origen social y la articulación entre las mismas, indagando patrones de asociación entre ellas. A su vez, se propone establecer si existen patrones de asociación entre las representaciones sociales de estudio y de trabajo.

Metodología
Se trata de un estudio observacional, transversal, descriptivo y correlacional en el que se utilizan técnicas cuantitativas de recolección de datos. La muestra está conformada por aproximadamente 1000 jóvenes cursantes de 1° a 5° año del nivel medio de Escuelas de gestión pública de la Ciudad de Buenos Aires. Una vez que sea administrado el cuestionario en su versión definitiva, compararemos las representaciones de estudio y de trabajo de grupos de jóvenes caracterizados por su nivel educativo, su origen social y su sexo. Los datos se procesarán con el paquete estadístico SPSS, realizándose análisis estadísticos descriptivos y los análisis multivariados más convenientes. Se buscará una estimación de parámetros poblacionales y además interpretar la diversidad de las respuestas, estableciendo relaciones entre las diferentes variables.

Construcción del cuestionario
Como fue planteado, nos proponemos estudiar las relaciones que se establecen entre las dimensiones sociobiográficas, el nivel de escolaridad y las representaciones de estudio y trabajo. Para tal fin, se confeccionó un cuestionario que indaga distintos aspectos de la trayectoria educativa y laboral, así como las representaciones de estudio y de trabajo de una muestra de jóvenes de distintos niveles de escolaridad.
Para cada eje temático se realizaron búsquedas bibliográficas y se consideraron los resultados y hallazgos de nuestros estudios anteriores. De esta manera, se redefinieron y ampliaron temáticas abordadas en investigaciones anteriores1, de la que varios miembros de este equipo formaron parte.
Para la confección del cuestionario, se tomaron pruebas ya existentes, preguntas diseñadas para este estudio, además de una encuesta sociodemográfica. En la mayoría de las preguntas se utiliza la escala Lickert, con 5 anclajes de respuesta. Las preguntas y escalas fueron adaptadas al lenguaje de nuestro medio y a la población de jóvenes a los que está destinada, contemplando particularmente las diferencias de comprensión que podrían existir entre los que inician la escolaridad media y los que la finalizan.
Posteriormente, se aplicó el cuestionario en su versión inicial, a una muestra de 90 alumnos que cursaban los diferentes niveles de la escuela media del Conurbano Bonaerense, con el fin de probar y ajustar los instrumentos. Finalmente, luego de analizar las dificultades identificadas y considerar las sugerencias de los jóvenes, se realizaron modificaciones relacionadas con el diseño, la extensión, y la facilidad de comprensión de las consignas e items.
Asimismo, se midió la confiabilidad de todas las preguntas por medio del Alfa de Cronbach. Se dejaron a un lado aquéllas que obtuvieron resultados más bajos que los requeridos por este análisis.
En su formato actual, todas las preguntas pueden ser completadas sin dificultad por los jóvenes de menor edad, sin que por ello las mismas resulten pueriles para los mayores.

Las preguntas están organizadas en distintas secciones que se describen a continuación:

Perfil sociodemográfico:
Se relevan los siguientes datos: edad, sexo, nacionalidad, si tienen hijos y personas con las que conviven. Para indagar el origen sociocultural, se releva también el nivel educativo alcanzado, la situación laboral y ocupación desempeñada de ambos padres u otras personas encargadas de su crianza.

Proyectos futuros:
Se pregunta a los jóvenes sobre sus proyectos para el año próximo: si tienen intenciones solamente de estudiar o trabajar, de estudiar y trabajar a la vez o si todavía no lo han decidido. Se indaga también acerca de las expectativas de continuar estudiando o de comenzar a trabajar una vez finalizada la escuela media.

Trayectoria educativa:
Para componer la trayectoria educativa se pregunta acerca de la orientación de la escuela y turno al que concurren los alumnos. Se busca indagar si los jóvenes tuvieron que dejar su escolaridad en algún momento, y de ser así, cuántas veces y en qué grado/ año; si repitieron algún grado/ año, cuántas veces y en qué grado/ año lo hicieron.

Representaciones de estudio:
Para indagar las representaciones de estudio se administraron, por un lado, preguntas que ya fueron utilizadas en el proyecto anteriormente mencionado, que se enfocan en el significado que el estudio tiene para los alumnos. Por otro lado, con el fin de ampliar y enriquecer los elementos de interpretación de las representaciones sociales del estudio, se incluyeron dos preguntas diseñadas por los autores de la presente investigación. Una de ellas refiere a la centralidad del estudio y la otra, a la autopercepción acerca de las competencias para el estudio. Además, se adaptaron dos escalas ya existentes: el «School Environment Scale» (SES) desarrollado por Marjoribanks (1980) y adaptado en España por Villa y otros (1990), que estudia el clima escolar; y la Escala de Motivación Académica (EMA) creado por Vallerand, Blais, Brière, y Pelletier (1989).

1. Significado del estudio. Su finalidad es indagar el significado que tiene el estudio para los jóvenes. Está compuesta por quince ítems referidos a distintas afirmaciones sobre lo que significa el estudio para ellos.
2. Centralidad del estudio. El objetivo es indagar qué lugar ocupa esa actividad en la vida de los jóvenes. Para la confección de esta pregunta, se tomó como base uno de los procedimientos de medida de la escala "Work Centrality" del MOW-International Research Group (1987), que evalúa la centralidad "absoluta", es decir, sin relacionarla con otras esferas de la vida. El procedimiento de medida consiste en una escala de un solo ítem de siete puntos sobre la pregunta "¿qué importante y significativo es el estudio en tu vida?" Las alternativas de respuesta van desde "es una de las cosas menos importantes" hasta "es una de las cosas más importantes".
3. Autopercepción de competencias para el estudio. Está compuesta por 7 ítems referidos a distintas afirmaciones acerca de la percepción que tienen sobre su inteligencia, capacidad de aprender cosas nuevas, sacarse buenas notas, esforzarse y comprender temas nuevos.
4. Escala sobre el clima escolar (School Environment Scale, SES). Estudia la percepción de los jóvenes respecto del clima escolar que viven en su institución escolar y su relación con otros aspectos de su vivencia en las escuelas, como por ejemplo, el autoconcepto, datos generales de caracterización de los jóvenes, entre otros. La escala tiene como objetivo medir la percepción que tienen los alumnos sobre las relaciones que establecen con sus docentes en función a cuatro contextos. El contexto interpersonal mide la percepción de los alumnos de la cercanía con los profesores y la preocupación que estos muestran ante sus problemas. El contexto regulativo se refiere a como son percibidas las relaciones de autoridad en la escuela. El instruccional hace referencia a la percepción del interés o desinterés de los profesores por el aprendizaje y el ambiente propicio o desfavorable para conseguir los objetivos y adquirir habilidades. Por último, el contexto imaginativo, mide la percepción de los alumnos de un ambiente escolar creativo o por el contrario la de un clima rutinario, rígido y tradicional (Villa y otros, 1990:94).
La escala original está dividida en cuatro subescalas correspondientes a los cuatro contextos mencionados, cada una representada por 10 ítems, haciendo un total de 40 ítems. Una adaptación española (Villa, 1985) eliminó algunos ítems y conformó una escala de 28 ítems, que son los que se utilizaron en este cuestionario. Se incorporó una nueva pregunta, que evalúa cómo los jóvenes perciben el prestigio de su institución educativa, en comparación con otras instituciones.
5. Escala de Motivación Académica. Es un inventario de 28 ítems que presentan diferentes razones que justifican la asistencia a la escuela. Se buscan respuestas a la pregunta "¿Por qué vas a la escuela?". Las razones presentadas se agrupan en tres variables: Motivación intrínseca (MI), que comprende Motivación intrínseca para conocer, para rendir o realizar cosas y para experimentar estimulación; Motivación extrínseca (ME), que engloba regulación externa, regulación interna (introyección) e identificación; y Desmotivación. Además, se ha definido una variable denominada Total que es la suma de las puntuaciones de motivación intrínseca y extrínseca.

Trayectoria laboral:
Para componer la trayectoria laboral, se pregunta a los jóvenes si se encuentran trabajando, si tienen experiencias laborales previas, y en caso de haberlas tenido, se indaga sobre los últimos dos trabajos, considerando: el período en el que fue realizado, el tipo de actividad, la cantidad de horas semanales dedicadas, la estrategia de obtención del trabajo, si fue/ es independiente o en relación de dependencia, el lugar en que lo realizó, si obtuvo remuneración y la satisfacción obtenida en esa actividad.

Representaciones de trabajo:
Para estudiar las representaciones de trabajo se administran preguntas que indagan sobre las motivaciones para trabajar, modelos y los ámbitos que permiten aprender herramientas para el trabajo (Aisenson y otros 2008; 2007 a, b, c); las definiciones del trabajo, los aspectos valorados y la centralidad que tiene para ellos (Aisenson, 2002; MOW, 1987; Salanova y otros, 1993).
1. Motivaciones para trabajar: el objetivo es indagar los motivos por los cuales los jóvenes piensan que la gente trabaja. La pregunta consta de ocho ítems.
2. Modelos: se indaga sobre los modelos que los jóvenes consideran que tienen importancia en relación al trabajo. Se tomó la pregunta construida para la investigación "Trayectorias, inserción en contextos y construcción identitaria en los jóvenes" (UBACyT 2004-2007) ((P062), 2008), en la que se ofrecen once figuras representativas del entorno familiar, laboral, escolar y comunitario.
3. Ámbitos de aprendizaje de herramientas para el trabajo: Nos interesó indagar en qué medida los jóvenes consideraban que distintos contextos (la escuela, la familia, el barrio, alguna institución barrial y el trabajo) les permitían la adquisición de aprendizajes para el trabajo.
4. Definiciones del trabajo: fueron operacionalizadas a través del instrumento "Definitions of Work" (MOW, 1987). Consta de 14 frases que expresan qué es lo que la gente piensa que es el trabajo. Se usó la versión utilizada en el Proyecto UBACyT 2004-2007, antes mencionado que incorpora una nueva frase, la cual incluye una característica particular de los jóvenes de nuestro contexto que es considerar el trabajo en función de la posibilidad de brindarle independencia.
5. Aspectos valorados del trabajo: Para conocer los aspectos que los jóvenes consideran más importantes del trabajo se administró una pregunta ya existente, que forma parte de un cuestionario diseñado por el Programa WOSY (MOW, 1987). La misma está integrada por veinte definiciones que se refieren a: a) aspectos intrínsecos: centrados en la actividad laboral, sobre los cuales el sujeto puede experimentar un control interno; b) aspectos extrínsecos: relacionados con el contexto del trabajo, sobre los cuales el sujeto experimenta un control externo; y c) aspectos sociales: aluden a la interacción social, las relaciones interpersonales y el valor social del trabajo (Salanova et al., 1996).
6. Centralidad del trabajo: fue medida a través de la escala "Work Centrality" (MOW, 1987), adaptada y validada en España por Salanova (1992). Es definida como la importancia que tiene el trabajo en la vida de una persona expresada tanto en términos absolutos como relativos. Para el primer tipo de medida se utilizó un instrumento monoítem "¿Cuán importante y significativo es el trabajo en tu vida?". El segundo procedimiento permite captar la centralidad relativa del trabajo, es decir, la importancia que tiene el trabajo si lo comparamos con otras áreas de la vida: tiempo libre, comunidad, religión, estudio y familia.

Reflexiones finales
Esta investigación pone el foco en la construcción de las representaciones sobre el estudio y el trabajo de los jóvenes de distintos niveles educativos y pertenecientes a diversos sectores sociales. Este abordaje nos permite comprender las posibles relaciones existentes entre las mencionadas representaciones y las futuras trayectorias educativas, laborales y sociales. Se espera observar que las representaciones de estudio y de trabajo varíen en función a las variables de análisis seleccionadas: nivel de escolaridad, sexo y origen social. Asimismo, cabe suponer que se observará una asociación entre los patrones que se presentan para la representación social del trabajo y la representación social del estudio.
Como afirmamos líneas arriba, reconocemos el peso que tienen en la construcción de las trayectorias educativas y laborales de los jóvenes, la influencia de las desigualdades sociales. Distintos modelos teóricos, que incluyen enfoques pluridisciplinarios, reconocen la importancia de los contextos sociales y de los aprendizajes en la manera en que los jóvenes van construyendo sus trayectorias de vida. Estas influencias del contexto inciden de manera directa, generando en el plano sujetivo expectativas, actitudes, motivaciones, valores y concepción diferentes; es decir, representaciones sociales diferentes.
El cuestionario presentado en este artículo, fue elaborado con la finalidad de poder analizar estas relaciones. Una hipótesis de nuestro estudio plantea que los jóvenes que se encuentren en distintas etapas de la escuela media y que pertenecen a distintos sectores sociales, no organizarán la información sobre el estudio y el trabajo de la misma manera. Estudiando las variaciones de las representaciones sociales según el sexo, el origen social y los distintos niveles de escolaridad, buscamos aprehender en cierta medida su dinamismo y la relación con los proyectos que van elaborando los jóvenes, así como también comprender el rol de las mismas en sus relaciones con el contexto social y la incidencia de la experiencia escolar en su construcción. En este sentido, ha sido ampliamente estudiada la incidencia de la escuela en la elaboración de los proyectos futuros tendientes a reproducir las desigualdades sociales de origen, dado que constituye un ámbito de socialización que va a generar expectativas diferenciadas sobre lo que los jóvenes consideran posible esperar.

La mayor parte de las investigaciones en el campo de la orientación, se centraron principalmente en el estudio de los jóvenes que finalizan la escuela media, donde los problemas de orientación se plantean con una cierta urgencia. En nuestro medio, han sido poco estudiadas las representaciones sociales del estudio y del trabajo de los jóvenes de los primeros años de la escuela media. Sin embargo, los modelos actuales en orientación ubican a los sujetos como protagonistas de su proceso de orientación, y uno de sus objetivos psico-educativos es generar una mayor autonomía para realizar elecciones, así como un mayor nivel de compromiso y motivación personal en el proceso mismo. Por tal motivo, consideramos que resulta importante ampliar estos estudios a todos los niveles de la escolaridad media, y analizar los efectos de los posicionamientos sociales y escolares que inciden en la elaboración de las representaciones del estudio y del trabajo, centrales en la elaboración de los proyectos de orientación.
De este modo, nos interesa profundizar en el abordaje del análisis de las representaciones de estudio, incluyendo preguntas que apuntan a comprender la relación que tienen los jóvenes con el estudio en la vida cotidiana, así como con la institución educativa en la que desarrollan su escolaridad. Pensamos que las experiencias escolares pueden favorecer u obstaculizar el vínculo que los estudiantes tienen con el estudio, principalmente en la posibilidad de sentirse motivados, encontrar apoyos y de pensarse a sí mismos como portadores de competencias o como siendo capaces de adquirirlas.
Para finalizar, pensamos que este estudio tiene interés teórico, ya que permitiría ampliar el conocimiento del desarrollo de las representaciones de estudio y trabajo a lo largo de la escolaridad media, así como la incidencia que tiene en este desarrollo el origen social, el sexo y la experiencia escolar.
A su vez, puede brindar un aporte significativo en la elaboración de programas de orientación en el ámbito educativo, particularizando en aquellos sectores sociales más vulnerables al abandono temprano y con la intención de mitigar la reproducción de las condiciones sociales de origen y lograr igualdad, equidad e inclusión social.

Notas

1 Los proyectos fueron "Trayectorias, inserción en contextos significativos y construcción identitaria en los jóvenes" (UBACyT, P062. Programación 2004-2007); "Trayectorias educativas y laborales en jóvenes" (UBACyT (P042), Programación 2001-2003); "Proyectos, estrategias y representaciones sociales de los jóvenes sobre el estudio y el trabajo" (UBACYT (PS01), Programa ción 1998-2000) y "Orientación Vocacional: Proyectos de vida, adquisición de recursos personales y trabajo" (UBACYT (PS013), Programa ción 1995-1998). Todos ellos en el marco del Instituto de Investigaciones, Facultad de Psicología de la Universidad de Buenos Aires, subsidiados por la Secretaría de Ciencia y Técnica de la Universidad de Buenos Aires

Bibliografía

1- Abric, J.C. (1994). Les représentations sociales. Aspects théoriques. En J. C. Abric (Ed.), Pratiques Sociales et Représentations. Paris: PUF. 10-36.         [ Links ]

2- Abric, J.C. & Flament, C. (1996). L'étude expérimentale des représentations sociales. En J. C. Deschamps, J. Beaubois (Eds.). Des attitudes aux attributions. Grenoble: PUG. 158-162        [ Links ]

3- Aisenson y Equipo de Investigación en Psicología de la Orientación (2002). Después de la escuela. Transición, construcción de proyectos, trayectorias e identidad de los jóvenes. Buenos Aires: Eudeba.         [ Links ]

4- Aisenson, D.; Aisenson, G.; Legaspi, L.; Batlle, S.; Valenzuela, V & Polastri, G. (2007a). Concepciones sobre el estudio y el trabajo, apoyo social percibido y actividades de tiempo libre en jóvenes que finalizan la escuela media. Anuario XIV de Investigaciones Universidad de Buenos Aires: Instituto de Investigaciones Facultad de Psicología, 71-82.         [ Links ]

5- Aisenson, D.; Aisenson, G.; Legaspi, L.; Batlle, S.; Valenzuela, V.; Polastri, G.; Sanabria, R.; Duro, L. (2007c). Representaciones de jóvenes que finalizan la escuela media sobre la escuela, el trabajo y el apoyo social. Memorias de las XIV Jornadas de Investigación en Psicología y Tercer Encuentro de Investigadores en Psicología del MERCOSUR (pp 205-208) Universidad de Buenos Aires: Instituto de Investigaciones Facultad de Psicología.         [ Links ]

6- Aisenson, D.; Aisenson, G.; Legaspi, L.; Batlle, S.; Valenzuela, V.; Polastri, G.; Duro, L. (2007c). Concepciones sobre el estudio, el trabajo y percepción del contexto en la vida cotidiana de jóvenes que finalizan el nivel medio. En Memorias del 1ª Congreso Internacional de Investigación. Facultad de Psicología. U.N.L.P. CD.         [ Links ]

7- Aisenson, D.; Aisenson, G.; Alonso, D.; Batlle, S.; Davidzon, S.; Legaspi, L.; Monedero, F.; Nicotra, D.; Valenzuela, V.; Vidondo, M. (2007a). De la orientación vocacional a la Psicología de la Orientación. Desarrollo de una línea de investigación a lo largo de cinco estudios. En J. A. Castorina, D. Aisenson, N. Elichiry, A. Lenzi & S. Schlemenson (Coords.) Aprendizajes, sujetos y escenarios. Investigaciones y prácticas en Psicología Educacional (pp 41-70). Buenos Aires: Ediciones Novedades Educativas.         [ Links ]

8- Aisenson, D.; Aisenson, G.; Legaspi, L.; Valenzuela, V.; Polastri, G.& Duro, L. (2008a). El sentido del estudio y el trabajo para los jóvenes que finalizan la escuela de nivel medio. Un análisis desde la perspectiva de la psicología de la orientación. Anuario XV de Investigaciones. Buenos Aires: Instituto de Investigaciones. Universidad de Buenos Aires, Facultad de Psicología. En prensa.         [ Links ]

9- Aisenson, D.; Aisenson, G.; Legaspi, L.; Valenzuela, V.; Polastri, G & Duro, L. (2008b). El sentido del estudio y el trabajo para los jóvenes que finalizan la escuela de nivel medio. Un análisis desde la perspectiva de la Psicología de la Orientación (Anuario XV de Investigaciones. Instituto de Investigaciones) Buenos Aires, Argentina: Universidad de Buenos Aires, Facultad de psicología.         [ Links ]

10- Aisenson, D.; Aisenson, G.; Legaspi, L.; Valenzuela, V.; Polastri, G & Duro, L. (2009). Representaciones, preferencias y elecciones ocupacionales de los jóvenes que finalizan la escuela media. Tesis de doctorado no publicada. Universidad de Buenos Aires, Conservatoire National des Arts et Métiers. Buenos Aires, Argentina.         [ Links ]

11- Batlle, S. & Aisenson, D. (1998). El significado del trabajo para los jóvenes. Anuario VI de Investigaciones en Psicología. Buenos Aires, Argentina: Facultad de Psicología. Universidad de Buenos Aires. 151-164.         [ Links ]

12- Blanchard, S.; Vrignaud, P.; Lallemand, N.; Dosnon, O.; Wach, M. (1997). Validation de l'échelle de motivation en éducation auprès de lycéens français. L´Orientation scolaire et professionnelle, 26 Nº 1, 33-56.         [ Links ]

13- Bourdieu, P. (1987). Espacio social y poder simbólico. Barcelona: Gedisa.         [ Links ]

14- Bourdieu, P. (1998). Capital cultural, escuela y espacio social. México: Siglo XXI Editores S.A.         [ Links ]

15- Bourdieu, P. & Passeron, J.C. (1970). La Reproducción. Paris: Editions De Minuit        [ Links ]

16- Bronfenbrenner, U. (1987). La ecología del desarrollo humano: Experimentos en entornos naturales y diseñados. Barcelona: Paidós.         [ Links ]

17- Cornejo, R. & Redondo, J.M. (2001). El clima escolar percibido por los alumnos de enseñanza media. Revista Última Década, 15, 11- 52.         [ Links ]

18- Dawson, E. (2003). Approche interculturelle d'une représentation sociale: l'Education. Thèse dirigée par Jean Guichard. France : INETOP. CNAM.         [ Links ]

19- Doise, W. (1989). Cognitions et Représentations sociales. En D. Jodelet (Ed.), Les Représentations sociales. Paris: Presse Universitaire de France.         [ Links ]

20- Doise, W.; Clemence, A. & Lorenzi-Cioldi, F. (1992). Représentations sociales et analyses de données, Presses Universitaires de Grenoble, Grenoble.         [ Links ]

21- Dubet, F. & Martuccelli, D. (1998). En la escuela. Sociología de la experiencia escolar. Barcelona : Losada.         [ Links ]

22- Dumora, B. (1990). La dynamique vocationnelle chez l´adolescent de collège: continuité et rupture. L´Orientation scolaire et professionnelle. 19, 111-127        [ Links ]

23- Duru-Bellat, M. (1991). La raison des files: choix d'orientation ou strategies de compromise? L'Orientation Scolaire et Professionnelle, 20, 3, 257-267.         [ Links ]

24- Duschatzky, S. (1999). La escuela como frontera. Buenos Aires: Paidós.         [ Links ]

25- Duschatzky, S. & Corea, C. (2002). Chicos en banda. Caminos de la subjetividad en el declive de las Instituciones. Buenos Aires: Paidós.         [ Links ]

26- Filmus, D. & Braslavsky, C. (1988). Ultimo año del colegio secundario y discriminación educativa. Cuadernos FLACSO. Nro. 3. Buenos Aires: Miño y Dávila.         [ Links ]

27- Filmus, D.; Kaplan, K.; Miranda, A. & Moragues, M. (2001). Cada vez más necesaria, cada vez más insuficiente. Escuela media y mercado de trabajo en épocas de globalización. Buenos Aires: Santillana.         [ Links ]

28- Gandini, L. (2004). La exclusión laboral juvenil en la Argentina. Propuesta de una tipología para su análisis. Papeles de Población. Octubre-Diciembre, 42, 153-198.         [ Links ]

29- Ginzberg, E.; Ginsburg, S.; Axelrad, S.; Herma, J (1951). Occupational Choice: an Approach to a General Theory, New York: Columbia University Press.         [ Links ]

30- Guichard, J. (1995). La escuela y las representaciones de futuro de los adolescentes, Barcelona: Alertes S.A. Primera Ed.         [ Links ]

31- Guichard, J.; Cassar, O. (1998). Social Fields, Habitus and Cognitive Schemes. Study Stream and the Categorisation of Occupations. Revue internationale de psychologie sociale, 11, 123-145        [ Links ]

32- Guichard, J.; Bidot, H. (1989). Filières scolaires et représentations professionnelles des lycéens. Revue Internationale de Psychologie Sociale, 2, 483-509        [ Links ]

33- Guichard, J.; Devos, P.; Bernard, H.; Chevalier, G.; Devaux, M.; Faure, A., et al. (1994). Habitus culturels des adolescents et schèmes représentatifs des professions. L'Orientation Scolaire et Professionnelle, 23, 381-407.         [ Links ]

34- Guichard, J.; Devos, P.; Bernard, H.; Chevalier, G.; Devaux, M.; Faure, A. (1994). Diversité et similarité des représentations professionnelles d'adolescents scolarisés dans des formations différentes. L'Orientation Scolaire et Professionnelle, 23, 409-437        [ Links ]

35- Guichard, J.; Huteau, M. (2006). Psychologie de l'Orientation. Paris: Dunod.         [ Links ]

36- Guimelli, C. (1994). Structures et transformations des représentations sociales. Textes de Base en sciences sociales. Lausanne: Delachaux et Niestlé         [ Links ].

37- Holland, J.L. (1997). Making vocational choices: A theory of vocational personalities and work environments (3e ed.). Odessa, FL: Psychological Assessment Resources.         [ Links ]

38- Huteau. M. (1982). Les mécanismes psychologiques de l'évolution des attitudes et des préférences vis-à-vis des activités professionnelles. L'orientation scolaire et professionnelle, 11, 2, 107-125.         [ Links ]

39- Jacinto, C. (2006a). Los protagonistas de la expansión de la educación secundaria. En Anales de la educación común. Educación y trabajo. Tercer siglo, Año 2, Número 5. Buenos Aires. Dirección General de Cultura y Educación.         [ Links ]

40- Jacinto, C. (1996). Desempleo y transición educación-trabajo en jóvenes de bajos niveles educativos: De la problemática estructural a la construcción de trayectorias, Dialógica, 1, 43-63. Río de Janeiro, Brasil.         [ Links ]

41- Jacinto, C. (1997). Los jóvenes y el trabajo. De la inserción laboral a la transición larga y compleja. Contemporaneidade eeducaçao, Instituto de Estudios da Culturae e Educaçao continuada. Río de Janeiro, Brasil.         [ Links ]

42- Jacinto, C. & Gallart, M. A. (1998). Por una segunda oportunidad. La formación para el trabajo de jóvenes vulnerables, Montevideo, Uruguay. OIT - Cinterfor        [ Links ]

43- Jahoda, M. (1987). Empleo y Desempleo: Un análisis socio-psicológico. Madrid: Ediciones Morata.         [ Links ]

44- Jodelet, D. (1984). Représentation: Phénomènes, concepts et théories, En S. Moscovici (Ed.), Psychologie sociales. Paris : PUF.         [ Links ]

45- Jodelet, D. (1989). Représentations sociales: un domaine en expansion. En D. Jodelet (Ed.) Les représentations sociales. Paris: PUF        [ Links ]

46- Legaspi, L. (2008). Representaciones sociales sobre la formación y el trabajo en jóvenes pobres, en el marco de su vida cotidiana: su incidencia sobre los proyectos. Tesis de Maestría en Psicología Educacional, no publicada. Universidad de Buenos Aires. Buenos Aires, Argentina.         [ Links ]

47- Legaspi, L. & Aisenson, D. (2003). Jóvenes pobres: el trabajo, el estudio y sus proyectos. Revista del Instituto de Investigaciones de la Facultad de Psicología. Investigaciones en Psicología. (pp. 91-107) Año 8, N° 3        [ Links ]

48- Legaspi, L. & Aisenson, D. (2005). Juventud y Pobreza: Las Representaciones Sociales sobre Formación y Trabajo. En Varas Díaz, N., & Serrano García, I. (Eds.) Psicología Comunitaria: Reflexiones, implicaciones y nuevos rumbos. (pp. 169-215). Puerto Rico: Publicaciones Puertorriqueñas Editores.         [ Links ]

49- Legaspi, L.; Batlle, S.; Aisenson, G.; Vidondo, M.; Valenzuela, V.; Nicotra, D.; Davidzon, S.; Ruiz de Isaac, A.; Polastri, G.; Alonso, D.; Aisenson, D. (2006). Construcción de un instrumento desde la perspectiva de la Psicología de la Orientación. En Memorias de las XIII Jornadas de Investigación en Psicología y Tercer Encuentro de Investigadores en Psicología del MERCOSUR. Buenos Aires: Instituto de Investigaciones. Facultad de Psicología. Universidad de Buenos Aires. pp. 274-276        [ Links ]

50- Leyva Piña, M. & Rodríguez Lagunas, J. (2006). El lugar que ocupa el trabajo en los jóvenes mexicanos, en Liminar. Estudios sociales y humanísticos, diciembre año/vol. IV, número 002. pp. 71-92        [ Links ]

51- Macri, M. & Van Kemenade, S. (1991). La inserción ocupacional de los jóvenes desfavorecidos: barreras para el acceso y permanencia en el mercado laboral. Instituto de Investigaciones. Facultad de Ciencias Sociales. Universidad de Buenos Aires. Buenos Aires, Argentina.         [ Links ]

52- Manassero Mas, A.M. y Vázquez Alonso, A. (2000). Análisis empírico de dos escalas de motivación escolar. Revista Electrónica de Motivación y Emoción, vol 3 Número 5-6 Universidad de las Islas Baleares, España. http://redie.uabc.mx        [ Links ]

53- Moscovici, S. (1961). La Psychanalyse, son image et son public. Etude sur la représentation sociale de la Psychanalyse, Paris : PUF (2eme édition, 1976)        [ Links ]

54- Moscovici, S. (1984). La Psicología Social. Buenos Aires: Paidós        [ Links ]

55- MOW International Research Team (1987). The meaning of working. London, U.K. Academic Press.         [ Links ]

56- Peiró, J.M & Moret, D. (1987). Socialización laboral y desempleo juvenil: La transición de la escuela al trabajo. Valencia: NAU llibres.         [ Links ]

57- Pérez Islas, J. & Urteaga Castro-Pozo, M. (2001, julio). Los nuevos guerreros del mercado. Trayectorias laborales de jóvenes buscadores de empleo. En Simposio Latinoamericano. Los jóvenes y el trabajo, la educación frente a la exclusión social. Universidad Iberoamericana-Instituto Mejicano de Juventud. (UIA-IMJ) México.         [ Links ]

58- Proyecto "Trayectorias, inserción en contextos significativos y construcción identitaria de los jóvenes". UBACYT P062, Programación 2004-2007. No publicado        [ Links ]

59- Roe, A. (1956). The Psychology of Occupations. New York: Wiley.         [ Links ]

60- Ruiz Quintanilla, A. (1987). El valor del trabajo y las nuevas tecnologías. Socialización laboral y desempleo juvenil: La transición de la escuela al trabajo. Peiró y Moret (comp.) Valencia, España. NAU llibres.         [ Links ]

61- Ruiz Quintanilla, A. (1991). Introduction: The Meaning of Work, European Work an Organizacional Psychologist, 1, (2/3), 81-89.         [ Links ]

62- Salanova, M.; Prieto, F.; Peiró, J. M. et al. (1993). Los jóvenes ante el primer empleo. El significado del trabajo y su medida. Valencia: Nau llibres.         [ Links ]

63- Sendon, M. A. (2005). Los egresados de la escuela media en una sociedad mutada. Revista Mexicana de Investigación Educativa, 10, 191-219.         [ Links ]

64- Super, D.E. (1973). Les théories du choix professionnel: leur évolution, leur condition courante et leur utilité pour le conseiller. En C. Laflamme, A. Petit et coll., L'information scolaire et professionnelle dans l'orientation, approche multidisciplinaire. Sherbrooke, Québec: Centre de documentation scolaire et professionnelle. Faculté des sciences de l'éducation. Université de Sherbrooke.         [ Links ]

65- Schwartz, S. (1999). Cultural value differences: Some implications for work. Applied Psychology. An International Review, 48, 23-47.         [ Links ]

66- Tenti Fanfani, E. (2000). Una escuela para los adolescentes. Buenos Aires: Editorial Losada.         [ Links ]

67- Zacarés González, J., Ruiz Alfonso, J. & Llinares Insa, L. (2004). Identidad, orientación hacia el trabajo y proyecto vital de los jóvenes participantes en programas de garantía social. Identidades y formación para el trabajo en los márgenes del sistema educativo: escenarios contradictorios en la garantía social. Molpeceres, M. (Coord.) Montevideo: OIT-Cintefor.         [ Links ]

Fecha de recepción: 23 de marzo de 2009
Fecha de aceptación: 20 de octubre de 2009