SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.16Therapeutical effects of psycho analytics interventions in institutionsStarting steps for the construction of psychologists' professional identity at Universidad de Buenos Aires of the 60s author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Article

Indicators

  • Have no cited articlesCited by SciELO

Related links

  • On index processCited by Google
  • Have no similar articlesSimilars in SciELO
  • On index processSimilars in Google

Bookmark


Anuario de investigaciones

On-line version ISSN 1851-1686

Anu. investig. vol.16  Ciudad Autónoma de Buenos Aires Jan./Dec. 2009

 

PSICOANÁLISIS

Hacia el sinthome de la inhibición, el síntoma y la angustia

Towards the sinthome of the inhibition, the symptom and the anguish

Schejtman, Fabián1; Godoy, Claudio2

1 Schejtman, Fabián; Licenciado en Psicología. Profesor Titular Regular de la Cátedra II de Psicopatología, Facultad de Psicología, UBA. Director de la Investigación UBACyT PO22 (2008-2010): "El sinthome en las neurosis: abordajes de las neurosis en el último período de la obra de Jacques Lacan (1974-1981)". E-mail: fdschejt@psi.uba.ar

2 Godoy, Claudio: Licenciado en Psicología. Profesor Adjunto regular de la Cátedra II de Psicopatología, Facultad de Psicología, UBA. Codirector de la Investigación UBACyT PO22. E-mail: cgodoy@ciudad.com.ar

Resumen
En el presente trabajo presentamos un recorrido por el Seminario 22 de Lacan -"RSI"- con el fin de señalar los diversos modos en que allí se articulan los tres registros lacanianos -lo real, lo simbólico y lo imaginario- con el trío freudiano de la inhibición, el síntoma y la angustia. A partir de allí se ensayan escrituras de los anudamientos borromeos neuróticos en los que los miembros del trío freudiano se turnan en la función de enlazar los tres registros de Lacan, es decir, cobran estatuto de sinthome.

Palabras clave: Sinthome; Inhibición; Síntoma; Angustia

Abstract
In this paper we present a tour of Lacan's Seminar 22- "RSI" - in order to indicate the various ways in which there is articulated the three Lacanian registers-real, symbolic and imaginary-, with the Freudian trio of inhibition, symptom and anguish. From there we try some writings of neurotic borromean knottings where the members of the Freudian trio take turns on the role of linking the three Lacan's registers, that is, charge the status of sinthome.

Key words: Sinthome; Inhibition; Symptom; Anguish

Introducción
Presentamos aquí un avance la investigación UBACyT P022 acreditada para el período 2008-20101. Se trata de un recorrido por las construcciones lacanianas del Seminario 22 - "RSI-" que ponen en relación los tres registros de Lacan -lo real, lo simbólico y lo imaginariocon el trío freudiano de la inhibición, el síntoma y la angustia. Conduce desde la localización de este trío planteado a partir del desborde o la intrusión de un registro sobre otro, a su consideración como cuartos eslabones, de pleno derecho, pasibles de enlazar de modo borromeo a los tres registros. A partir de allí una clínica de los anudamientos borromeos neuróticos se deja entrever, aunque nunca fue desplegada por Lacan. En este trabajo intentamos también sentar algunas de sus bases.

Avances de un registro sobre otro
El Seminario 22 de Lacan, se inicia entregando una primera localización del trío freudiano de la inhibición, el síntoma y la angustia, en relación con los tres registros: lo simbólico, lo imaginario, y lo real. En efecto, Lacan comienza escribiendo a los tres de Freud sobre su nudo aplanado, inicialmente, como efectos, desbordes, o intrusiones, de un registro sobre otro. Así, el síntoma se sitúa como efecto de lo simbólico en lo real, la angustia como un desborde de lo real sobre lo imaginario -del cuerpo- y la inhibición como una detención producida por la intrusión de lo imaginario en lo simbólico (cf. Lacan, 1974-75, 10-12-74).

Lacan 3, Freud 4
De este modo, Lacan inicia "RSI" apostando a la cadena borromea de tres eslabones, mientras que señala críticamente que a Freud los tres no le habrían bastado: habría precisado, así lo indica, un cuarto térmi no para que los tres registros -real, simbólico e imaginario- queden enlazados. En el Seminario 22 tal elemento cuarto, necesario para Freud, se nombra primero "realidad psíqui ca" o "complejo de Edipo" (cf. Lacan, 1974-75, 14-1-75) y luego "nombre del padre" (cf. Lacan, 1974-75, 11-2-75).
Freud deviene, así, religio so en el planteo lacaniano: el cuarto freudiano, "la realidad psíqui ca", queda especificada ella misma como "realidad religiosa" (cf. Lacan, 1974-75, 11-2-75); los registros, independientes, se "religarían" por la función religiosa del nombre del padre. Según Lacan, Freud no habría dejado nunca este "recurso a la boludez religiosa" (Lacan, 1974-75, 17-12-74), no creería en Dios "porque opera en su línea" (ibíd.) e incluso, "contrariamente a un prodigioso número de personas, desde Platón hasta Tolstoi, ¡Freud no era lacania no!" (Lacan, 1974-75, 14-1-75). Y no lo era por que no habría prescindido del padre como cuarto.

Reducción analítica del 4 al 3
Y tanto apuesta Jacques Lacan al nudo borromeo de tres eslabones en estos primeros pasajes del Seminario 22, que llega a plantear explícitamente que la meta de la cura analítica sería prescindir de tal elemento paterno cuar to. Lacan sugiere (cf. Lacan, 1974-75, 14-1-75) que un psico análisis tendría por fin la reduc ción del nudo de cuatro al mínimo exigible, el nudo de tres. Lo que transformaría a un "analizante freudiano" -reli gioso, amarrado por el nombre del padre y "cuaternario"-, en un... ¡"analizado lacaniano" (que prescindiría del padre, y al que le bastaría el tres)!
Sin embargo, la continuación del seminario modifica esta orientación.

La nominación como cuarto eslabón: 4, 5, 6
Efectivamente, la consideración no ya sólo del nombre del padre, sino del "padre del nombre" o del "padre como nombrante" (cf. Lacan, 1974-75, 11-3-75 y 15-4-75), es decir, de la función de la nominación, altera la posición de Lacan. La nominación es planteada desde entonces como elemento cuarto imprescindible para que se enlacen los tres registros. Y ello porque de no contarse con ese cuarto, lo simbólico, lo imaginario y lo real serían homogéneos e indistinguibles (cf. Schejtman, 2004, 117-133).
Lacan avanza luego proponiendo que esta función de nominación no debiera ser planteada como exclusiva de lo simbólico, y que podría ejercerse redoblando cada uno de los registros, lo que da lugar a tres versiones diferentes de la nominación2: una imaginaria, una simbólica y una real (cf. Lacan, 1974-75, 15-4-75). De este modo, en la última clase del Seminario 22, adjudica la nominación imaginaria (Ni) a la inhibición, atribuye la nominación real (Nr) a la angus tia, y reserva la nominación simbólica (Ns) para el síntoma (cf. Lacan, 1974-75, 13-5-75).
En ello, nos parece, se halla la razón del título propuesto en aquella última lección de "RSI" para el seminario siguiente: Lacan anuncia que, "si sobrevive", su próximo seminario será desarrollado bajo el título "Cuatro, cinco, seis" (cf. ibíd.). "Cuatro, cinco, seis", no serían entonces sino la inhibición, el síntoma y la angustia, que vendrían a enlazar, como nombres del padre -o como padres del nombre- a "uno, dos y tres", es decir, lo real, lo simbólico y lo imaginario.

Inhibición, síntoma y angustia en función de sinthome
Pero, como se sabe, el Seminario 23 no se tituló finalmente de ese modo. Lacan terminó por llamarlo "El sinthome" (cf. Lacan, 1975-76).
En otros lugares (cf. Schejtman, 2004, 117-133, 2007a y 2007b) nos hemos detenido en el ensayo de diversas hipótesis que podrían explicar la caída de ese "4, 5, 6" y su sustitución por el título definitivo. Aquí nos interesa, específicamente, desplegar algunas de las posibles vías que podrían abrirse de continuarse el sendero que Lacan decidió no transitar: la consideración de la inhibición, el síntoma o la angustia enlazando a los tres registros sueltos, es decir, considerar su función de sinthome -ya que sinthome no es para Lacan sino el nombre definitivo que él le otorga a la función suplementaria que viene a enlazar a sus tres registros sueltos (Schejtman, 2004, 147-161, 2007a y 2008a).
Recorrer tal camino nos permitirá ensayar el establecimiento de algunas bases para una clínica de los anudamientos borromeos neuróticos, insinuada pero nunca desplegada en la enseñanza de Lacan.

Factorial de 3
Partimos de señalar que hay seis y solo seis modos de ordenar una secuencia de tres elementos, como los tres registros lacanianos, en todas sus permutaciones posibles. Es el factorial de 3 (3!): SIR, SRI, RIS, RSI, IRS, ISR.3
Luego, si designamos con las letras griegas minúsculas iota (ι), sigma (σ) y alfa (α), respectivamente a la inhibición, el síntoma y la angustia, y las insertamos -donde corresponde según el planteo de Lacan en aquella última clase del Seminario 22- en los tríos recién aludidos, de ello resulta: SσIR, SσRI, RαIS, RαSI, IιRS, IιSR.
Estas tétradas nos entregan dos versiones del síntoma, dos de la angustia y dos de la inhibición -nos detendremos en cada una de esas duplas enseguida-, todas ellas en función de encadenar los tres registros lacanianos (quedará para otra oportunidad desplegar la vías que se abren abordando cada uno de los miembros del trío freudiano en el nivel del desencadenamiento, aunque se encontrará indicada más adelante al menos una de estas posibilidades: la de la angustia que desencadena).

Del sinthome al lapsus
Antes de referirnos puntualmente a las duplas recién indicadas, nos es preciso señalar lo siguiente. Si para que una cadena borromea de tres eslabones se desencadene -para que se liberen los tres anillos- son necesarios dos lapsus del anudamiento4- siempre cometidos entre los mismos dos registros cualquiera que ellos sean, estas seis formas del síntoma, de la angustia y de la inhibición constituyen tratamientos sinthomáticos que reparan -de modo borromeo, neurótico- tales dos lapsus.
Pero es preciso notar que este doble lapsus que ha desenlazado lo simbólico, lo imaginario y lo real no puede localizarse antes de que aquellas reparaciones sinthomáticas lo emplacen ya con precisión entre dos de esos registros, puesto que los tres eslabones sueltos no suponen punto de cruce alguno.
Así pues, el lapsus no se localiza -no se lee- sino a partir del sinthome que lo repara5, situándolo. Puede afirmarse de esta manera que, en la neurosis, el "no hay relación sexual" -que es como tal ese lapsus doble, la falla básica de la estructura (SKRIABINE ,1994)- se lee con las formas del síntoma, las de la angustia y las de la inhibición.

Duplicidad del síntoma, la angustia y la inhibición en función de sinthome
Ahora sí, establecemos las tres duplas -las dos formas del síntoma, las dos de la angustia y las dos de la inhibición- que se siguen, como hemos visto, de redoblar los registros de Lacan por cada uno de los miembros del trío freudiano.
a) SσIR, SσRI: Las dos versiones del síntoma -el "síntoma-metáfora", prevalente en la primera enseñanza de Lacan, del que se desprenden efectos de sentido y el "síntoma-letra", tomado especialmente en el final de la misma, que acarrea efectos de goce-, ambas aquí como redoblamientos de lo simbólico reparando -y al mismo tiempo localizando- los dos lapsus del nudo que han soltado los tres registros, entre S e I en el primer caso, entre S y R en el segundo.
b) RαIS, RαSI: La tesis del final de "RSI" no deja de suponer, también para la angustia, una función de encadenamiento (cf. también Schejtman 2005). Y distinguimos, asimismo, sus dos formas. Reparando y situando el lapsus entre R e I, una dimensión de la angustia compatible con la consistencia que llega a dársele al goce del Otro (JA): lo siniestro, un imaginario que se realiza. Haciéndolo entre R y S, una angustia que no encuentra soporte en la imagen, producto de un simbólico que se realiza.
c) IιRS, IιSR: Por fin, los dos modos de la inhibición como encadenamiento: subsanando el lapsus entre I y R, si es que es lo real lo que queda "afectado de imaginario", o entre I y S, cuando esa afectación recae sobre lo simbólico.

Juanito Borromeo
Para concluir, nos serviremos brevemente del conocido caso freudiano "Juanito"6 para ilustrar lo que hemos desarrollado, esperando pueda entreverse el potencial de
la perspectiva aquí presentada para el abordaje de la variedad clínica de la neurosis.
El tiempo inicial del caso, el del "paraíso de la dicha de Juanito" -juego de engaños con la madre que lo conduce a la posición de falo imaginario- supone la captura del cuerpo del sujeto-sujetado -su detención, inhibiciónen la obturación de la carencia materna: inhibición, nominación imaginaria. ¿Cuál?: IιRS.
Esta posición queda cuestionada a partir de las primeras maniobras masturbatorias del pequeño: surgimiento del pene real. Pero ello redoblado por la carencia del padre real. ¿Cómo se accede, en efecto, a lo real de la genitalidad si se adormece el castrador y la prohibición no llega? Doble lapsus (lo suponemos entre simbólico y real) que abre una dimensión de angustia que desencadena (no se confunde con las dos formas anteriormente destacadas).
Posteriormente, un "primer aspecto que adquiere la fobia", ya respuesta al desencadenamiento: el temor a ser devorado por la madre. Así, antes de que cualquier caballo sintomatice la posición subjetiva, la angustia muta: se trata de la consistencia que se da al goce del Otro primordial en el nivel de una angustia que encadena, RαIS. Todavía no es el miedo, sino el horror, el espanto.
Por fin, el significante fóbico -caballo- ocupa su lugar, corrigiendo la falla del padre real, desplazando el lapsus -leyéndolo- entre simbólico e imaginario: es la metáfora fóbica, un síntoma (SσIR) que re-anuda la estructura en el marco de un análisis en el que el profesor Freud no es ajeno.

1 Proyecto UBACyT P022 (2008-2010): "El sinthome en las neurosis: abordajes de las neurosis en el último período de la obra de Jacques Lacan (1974-1981)". Director: Fabián Schejtman, codirector: Claudio Godoy. En él se plantea una investigación bibliográfica conducente al examen del abordaje nodal de las neurosis en aquel lapso de la enseñanza de Lacan.

2 Una ampliación sobre el tema de la nominación y las tres formas propuestas sobre el final de "RSI" por Lacan, puede hallarse en nuestro trabajo: Schejtman 2004, 117-133.

3 No avanzamos aquí sobre el factorial de 4 (4!): 24 combinaciones posibles para los encadenamientos borromeos neuróticos, a partir de la permutación de cuatro: los tres lacanianos y el cuarto -variable- del trío freudiano.

4 Entendiendo por lapsus del anudamiento -con Lacan (cf. Lacan, 1975-76, 91-99) la modificación de un punto de cruce en el encadenamiento a saber, que la cuerda que pasa por encima pase por debajo y viceversa.

5 Para otro trabajo nos quedará situar las relaciones de estas reparaciones con el "saber-hacer-con" -incluso con el "saber-hacer-ahí- con"-, que se despliega en algunos de los últimos seminarios de Lacan (cf. especialmente Lacan, 1975-76, 1976-77).

6 Apoyándonos ya en la lectura que Lacan hace tempranamente de este caso (cf. Lacan, 1956-57, especialmente, p. 226-8, 230, 300-1, 367-8 y 401-4)

Referencias bibliográficas

1- Freud, S. (1926). "Inhibición síntoma y angustia". En Obras Completas, Amorrortu, Buenos Aires, 1976, t. XX.         [ Links ]

2- Lacan, J. (1974). "La tercera". En Intervenciones y textos, 2, Manantial, Buenos Aires, 1988.         [ Links ]

3- Lacan, J. (1956-57). El seminario. Libro 4: "La relación de objeto", Paidós, Barcelona, 1994.         [ Links ]

4- Lacan, J. (1974-75). El seminario. Libro 22: "R.S.I.", inédito.         [ Links ]

5- Lacan, J. (1975a). "Joyce el síntoma I". En Uno por Uno, 44, Eolia, Buenos Aires, 1997.         [ Links ]

6- Lacan, J. (1975b). "Joyce el síntoma II". En Uno por Uno, 45, Eolia, Buenos Aires, 1997.         [ Links ]

7- Lacan, J. (1975-76). El seminario. Libro 23: "Le sinthome", Paidós, Buenos Aires, 2006.         [ Links ]

8- Lacan, J. (1976). "Una psicosis lacaniana. Presentación de caso". En El analiticón, 1, Correo/Paradiso, Barcelona, 1986.         [ Links ]

9- Lacan, J. (1976-77). El seminario, libro 24: L'insu que sait de l'unebévue s'aile à mourre, inédito.         [ Links ]

10- Mazzuca, R.; Schejtman, F.; Zlotnik, M. (2000). Las dos clínicas de Lacan. Introducción a la clínica de los nudos, Tres Haches, Buenos Aires, 2000.         [ Links ]

11- Schejtman, F. (2004). La trama del síntoma y el inconsciente, Serie del Bucle, Buenos Aires, 2004.         [ Links ]

12- Schejtman, F. (2005). "Encadeamentos e desencadeamentos da angústia". En Curinga, nº 22: "Os destinos da angústia", Escola Brasileira de Psicanálise-Minas Gerais, Belo Horizonte, juno 2006.         [ Links ]

13- Schejtman, F. (2007a). "El desvío del sinthome". En A.A.V.V., Coloquio-Seminario sobre el Seminario 23 de J. Lacan "El sinthome", Gramma Ediciones, Buenos Aires, 2007.         [ Links ]

14- Schejtman, F. (2007b). "Para una cartografía del último Lacan". En Memorias de las XIV Jornadas de Investigación de la Facultad de Psicología, UBA. Tercer encuentro de investigadores en Psicología del Mercosur: "La investigación en Psicología, su relación con la práctica profesional y la enseñanza", Secretaría de Investigaciones, Facultad de Psicología, Universidad de Buenos Aires, Buenos Aires, Agosto de 2007.         [ Links ]

15- Schejtman, F. (2008a). "Síntoma y sinthome". En Ancla -Psicoanálisis y Psicopatología-, Revista de la Cátedra II de Psicopatología de la Facultad de Psicología de la Universidad de Buenos Aires, 2, 2008, p. 15-59.         [ Links ]

16- Schejtman, F. (2008b). "Introducción de la trenza". En Ancla -Psicoanálisis y Psicopatología-, Revista de la Cátedra II de Psicopatología de la Facultad de Psicología de la Universidad de Buenos Aires, 2, 2008, p. 211-267.         [ Links ]

17- Skriabine, P. (1994). "La clínica del nudo borromeo". En Locura: clínica y suplencia, Eolia-Dor, Madrid, 1994.         [ Links ]

Fecha de recepción: 12 de marzo de 2009
Fecha de aceptación: 20 de octubre de 2009