SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.17Psicosis y significación en FreudObjetivo niños: ¿el niño objeto de una causalidad programada? Algunas consideraciones en torno a la apropiación de niños en la última dictadura militar en la Argentina 1976-1983: the child do i object of una programmed causality? Some considerations around the children's appropriation in the last military dictatorship in the Argentina 1976-1983 índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Artigo

Indicadores

  • Não possue artigos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • Em processo de indexaçãoCitado por Google
  • Não possue artigos similaresSimilares em SciELO
  • Em processo de indexaçãoSimilares em Google

Bookmark


Anuario de investigaciones

versão On-line ISSN 1851-1686

Anu. investig. vol.17  Ciudad Autónoma de Buenos Aires jan./dez. 2010

 

PSICOANÁLISIS

Propósitos de la cura psicoanalítica en Freud y su fundamento pulsional. El estatuto del yo y su fundamento pulsional

Purposes of the cure in psychoanalytic Freud and its instinctual fundament.The status of the ego and its instinctual fundament

Silvia Bermúdez1

1Jefa de Trabajos Prácticos de la Cátedra I de Psicoanálisis Freud. Investigadora UBACyT Facultad de Psicología de la Universidad de Buenos Aires. Miembro de la Escuela de la Orientación Lacaniana.Bs.As. Miembro de la Asociación Mundial de Psicoanálisis.

Resumen
Este trabajo intenta demostrar las dos modulaciones del yo y su fundamento pulsional en Freud. Una cuya marca de origen es el ello localizado como núcleo del yo, alterado en su interior por los mecanismos de defensa, alteración al servicio de la impotencia que con su mascarada defensiva encubre la castración estructural. La otra es la alteración terapéutica del yo; que conduce a la cancelación de alteraciones ya existentes por obra del proceso defensivo.
Los propósitos en la cura, según la fórmula freudiana: "fortalecer el yo para hacerlo más independiente del super yo y ganarle nuevas partes al ello apropiándose"; se trataría de esta segunda modulación, donde lo independiente no responde a una categoría kantiana ni a un poder de dominio yoico
Donde ello era, el yo desgarrado, escindido, debe devenir un saber hacer ganándole tierra fértil al mar - mal; siempre con un resto irreductible.

Palabras clave: Alteración del yo; Fundamento pulsional

Abstract
The aim of this essay is to demonstrate the two modulations of the Ego and its Freud's pulsional fundament. It landmark is the Id located as core of the Ego, altered by two defense mechanisms one of which covers the structural castration with its mask. The second one is the therapeutic alteration of the Ego which takes to the cancellation of alterations that exist already by the defensive process.
The propose of the cure, according to Freud, is to strength the Ego so it is not depending on the Super Ego and take more elements from the Id making them it owns. It is about the second modulation where it does not response to any of Kant's categories neither to any power of the Ego.
Where "It was, the torn, split should become know-how gaining fertile land to sea -wrong, where there is always a rest irreducible.

Key words: Alteration of the ego; Instinctual fundament

I. Introducción:
Freud, su época y las resonancias actuales1

Una de las primeras operatorias freudianas fue subvertir el ideal de la razón o para decirlo de otro modo esa fue su reforma de la razón. Ocupándose de lo que quedaba por fuera de ese ideal, otra arqueología, esto es que el inconciente obedece a leyes que le son singulares.
Silvia Tubert en su libro "El malestar en la palabra" (1999, p. 307) plantea tres rupturas fundamentales en Freud en términos de críticas, ellas son: a la razón, al sentido y a la civilización. En relación a la segunda, la autora sostiene que la crítica de Freud es al sentido absoluto, que este se crea en la búsqueda de significación que no está orientada hacia referentes y significados sino en lo que acontece en los tropiezos del inconciente, es una construcción un trabajo de creación de sentido.
La orientación está en lo que sorprende, lo que equivoca y sus efectos de sentido. Lacan en su retorno a Freud insiste "si el descubrimiento freudiano tiene un sentido solo puede ser la verdad caza al error por el cuello en la equivocación" (1953-1954, 30/6/54)
De dichas rupturas Freud dejó esclarecimientos, orientaciones, aplicaciones, un compromiso ético y un saber hacer con las resistencias que se oponían al psicoanálisis y sus derivaciones en el pensamiento contemporáneo.
Los descubrimientos freudianos eran resistidos por sus colegas como así también por profesionales de otras disciplinas, produciendo el mayor vértigo en los especialistas de niños: "Estos que combaten mis puntos de vista ¿de dónde sacan el saber que tan seguros de sí mismos exponen sobre si las pulsiones sexuales reprimidas desempeñan un papel en la etiología de las neurosis y cuál sería ese papel? Lo pregunto porque ellos cierran la boca a los pacientes tan pronto como empiezan a hablar de sus complejos y de los retoños de estos; mis comunicaciones y las de mis partidarios son la única ciencia que le es asequible". ["Análisis de la fobia de un niño de cinco años" (1909) p.115]
Este llamado de atención a propósito del pequeño Hans, es una apelación a la comunidad psicoanalítica - de plena vigencia - a un compromiso ético con nuestros principios y su diferencia con los de otras psicoterapias que proliferan en la era de las epidemias psy, cerrando la boca de sus pacientes con la supresión rápida y química de los síntomas.
En "Las Resistencias contra el Psicoanálisis" (1925, p. 235) responde con hilaridad a las querellas científicas que le eran propinadas: "Acaso no fue mera casualidad que el primer sostenedor del psicoanálisis haya sido un judío, para abrazarlo hacia falta una aquiescencia frente al destino de encontrarse aislado frente a la oposición, un destino más familiar al judío que a los demás".
A mi entender un claro saber hacer de Freud con la segregación y una fuerte apuesta en contra de la voluntad de dominio, las cosmovisiones, el totalitarismo.

II. Propósitos de la cura psicoanalítica en Freud y su fundamento pulsional
Propongo ubicar dos vertientes, la primera el lugar de"la persona del médico" en los tratamientos freudianos y la segunda los propósitos psicoterapéuticos de la cura psicoanalítica. El objetivo consiste en despejar malos entendidos y confusiones propiciados por la ego phsicology como prescripciones al servicio de los ideales, que obtura el encuentro con la castración y su articulación con algunas de las problemáticas en el quehacer del analista en los finales de la cura.
Tres son las conferencias seleccionadas: "La transferencia" (1917), "La terapia analítica"(1917) y "La descomposición de la personalidad psíquica" (1933). De ellas extraje algunos detalles que suscitaron mi línea de investigación con el siguiente ordenamiento: Transferencia - Neurosis Artificial - Posición del analista y Efectos terapéuticos psicoanalíticos
A. De la primera conferencia propuesta, destaco la posición del analista y el sentido nuevo de los síntomas una vez instalada la transferencia, tal como lo fundamenta valiéndose de los soportes teóricos del primer ordenamiento metapsicológico y la teoría de la libido. Freud dice (p. 404) "Cuando la cura se apodera del enfermo sucede que toda la producción nueva se concentra en un único lugar, la relación con el médico. No es entonces incorrecto decir que ya no se está tratando con la enfermedad anterior del paciente sino con una neurosis recién creada y recreada, que sustituye a la primera (...) A esta versión nueva de la afección antigua se la ha seguido desde el comienzo se la ha visto nacer y crecer y uno se encuentra en su interior en posición particularmente ventajosa, porque es uno mismo en que en calidad de objeto esta situado en su centro.2 Todos los síntomas del enfermo han abandonado su significado originario y se han incorporado a un sentido nuevo, que consiste en el vínculo con la transferencia". Así se desprende el fundamento pulsional que le otorga a la transferencia y al lugar del analista en dicha posición de objeto.
Es a través del carácter genuino de su letra que trasmite precisiones como así también el valor de su vigencia
y el aporte al esclarecimiento de los malos entendidos y usos desviados que se han hecho de los mismos.3
B. En la conferencia sobre La terapia analítica (p. 414) dice: "En lugar de los diversos tipos de objetos libidinales irreales aparece un único objeto también fantaseado: la persona del médico" 4
Y da un paso más en relación a la liquidación de la transferencia "luego cuando la libido vuelve a ser desasida de la persona del médico ya no puede volver atrás, sino que queda disponible para el yo.(...) El cambio decisivo para el buen desenlace consiste en que se elimine el circuito de la represión,5 es este conflicto así renovado, de suerte que la libido no pueda sustraerse nuevamente al yo mediante la huída al inconciente", ese cambio es posibilitado por un cambio en el yo, que se consuma bajo la influencia de la sugestión médica 6 (...) se reconcilia 7 con la libido, y se inclina a conceder alguna satisfacción y su horror ante los reclamos de la libido se reduce por la posibilidad de neutralizar un monto parcial de ella mediante la sublimación"
Operatoria analítica argumentada en dos tiempos, el primero es el de la investidura libidinal en la persona del médico como único objeto fantaseado y el segundo el destino de ese desasimiento libidinal en la finalización de la cura.8
Dicha reconciliación con la libido la pienso en el sentido que la pulsión es admitida por el yo produciendo un cambio. Es una anticipación de lo que plantearé mas adelante en relación a la operatoria analítica freudiana "ganarle nuevas partes al ello, apropiándose"
C. La conferencia 31 (1933) "La descomposición de la personalidad psíquica", se encuentra fundamentada sobre el tercer modelo pulsional (pulsión de vida - pulsión de muerte), el inconciente libidinal y un nuevo estatuto de yo, en el marco del último ordenamiento metapsicológico, segunda tópica. Allí Freud produce un viraje formalizado en su investigación: el límite al desciframiento. Define a lo inconciente como aquello que excede a lo reprimido, hay un inconciente no reprimido; a partir de la tesis, todo lo reprimido es inconciente pero no todo lo inconciente es reprimido.
Es en ésta lección introductoria donde define al trabajo analítico como una labor de cultivo equiparable a la desecación del Zuydersee". Ilustrando la finalización de la cura con una contundente metáfora: "Ganarle tierra fértil al mar".
Los mismos propósitos son formulados así "fortalecer el yo, hacerlo más independiente del superyo, ensanchar su campo perceptivo y ampliar su organización de manera que pueda apropiarse de nuevos fragmentos del ello, 'eso'. "Donde Ello era, Yo debo devenir".
De lo cual infiero que dicha labor en el trabajo analítico alivian los padecimientos al servicio de lo mortífero de la pulsión, haciendo más llevadero los infortunios cotidianos, ganándole tierra fértil al mar - mal.9
Encuentro aquí, una intertextualidad con J. A. Miller "si el psicoanálisis no es el tratamiento de un mal no sé lo que es" (Miller, J. A. [1989]. "Cómo se inventan nuevos conceptos en psicoanálisis". Virtualia 3, N° 36.)
Una de mis hipótesis apunta a lo que entiendo por dicha ganancia, esto es ganancia de aquellos mismos elementos otrora infértiles que al servicio del más allá del principio del placer habían producido padecimientos, ese gusto por el dolor. Y es por la operatoria analítica, que acontece una nueva disposición pulsional o en otros términos una nueva economía de goce. El advenimiento de una nueva posición con elementos ya existentes pero en una nueva disposición - distribución. Para decirlo de otro modo, un nuevo orden donde la pulsión no es eliminada.
Tomaré el siguiente concepto de invención; en el medioevo la invención era nombrada con el término "dispositio", que significa: "disponer de otra manera lo que ya hay". (Testa, A. [1990] "De la suspensión de un saber", p. 63)
Es lo que propongo verificar con la formulación freudiana - ganarle tierra fértil al mar- mal - La concreción de dichos propósitos equivalentes al "dispositio - como invención, producto de una nueva economía de goce, conmoción de los puntos de fijación libidinal.
En este caso, "fortalecer el yo" ni con prescripciones, ni consejos o promesas de felicidad, velando la falta, sino develando el goce que lo deshabita de su propio deseo, ya no sacrificado a las querellas y exigencias del superyo, sino hacerlo más independiente como nuevo modo de hacer lazo con el superyo, ensanchar su campo perceptivo y ampliar su organización como la apertura a un
horizonte con una versión ampliada, morigerada, desalojando los significantes amos que lo desvanecían y abrirse a un porvenir apropiándose de nuevas partes del ello. Enfatizo ese apropiarse freudiano que orienta los propósitos de la cura
Un sujeto orientado por lo vivo del deseo, advertido de las admoniciones irracionales de su amado enemigoíntimo el "superyo", quien hunde sus raíces en el ello.
Tal como lo formula Jorge Alemán - "de modo que la formula de resolución es que surja un nuevo amor, que aparezca una versión del superyo que ame al yo ". [Alemán, J. (2006) "El porvenir del inconciente". p. 80]
O dicho en otros términos más hilarantes, un nuevo lazo para salir de "parranda" con el superyo y que no sea únicamente a través del humor, sino posibilitado por la experiencia analítica, donde se despierta otra gramática pulsional, como ganancia epistémica al goce pulsional. Allí donde se gozaba debe advenir un - saber hacer -

III. El estatuto del yo y su fundamento pulsional
Un nuevo estatuto del yo sostenido, ahora como instancia, de acuerdo a la segunda tópica y el tercer modelo pulsional, instancia en cuyo núcleo se encuentra el ello. Freud en su libro póstumo Esquema de Psicoanálisis (1940 [1938] p. 139)- un verdadera declaración de "Principios del Psicoanálisis" - que se desprenden de su propia pluma; los prologa así, "principios que serán trasmitidos de un modo preciso, conciso y en los términos más inequívocos, su propósito no es compeler a la creencia o el de provocar convicción".
Las enseñanzas del psicoanálisis se basan en un número incalculable de observaciones y experiencias y solo quien haya respetado esas observaciones en sí mismo y en otros individuos está en condiciones de formarse un juicio propio sobre aquel."
Presenta, además, una formulación del "ello" que me interesa destacar: "El núcleo de nuestro ser está constituido por el oscuro ello, que no comercia directamente con el mundo y además solo es asequible a nuestra noticia por la mediación de otra instancia" (...) "dentro del ello campean nuestras pulsiones originarias" (p.199). La destaco pues a todas luces formula un verdadero fundamento pulsional.
En este sentido también los hay - en cuanto a los principios - lo que deja indicado, y anteriormente mencionado, en la conferencia 28 (p. 414) al abordar el tema de la liquidación de la transferencia: "luego cuando la libido vuelve a ser desasida de la persona del médico ya no puede volver atrás, sino que queda disponible para el yo".
Es justamente de "este disponible para el yo" que me ocuparé, destacando en primer lugar que hay un más allá del yo de la adaptación y la síntesis, un más allá rechazado por algunas lecturas posfreudianos y su aplicación, lo cual fue propiciatorio de desvíos teóricos y desde donde se abrevan las psicoterapias epocales al servicio del mercado y el discurso capitalista, arrasando con el fundamento pulsional del yo. Un yo en cuyo núcleo se aloja el oscuro ello.
Lacan en "El sentido de un retorno a Freud en psicoanálisis" (En "Uno por Uno, 46 p.11), dice "estamos ahora en la situación de formular en sentido de la revolución freudiana: el sujeto del inconciente es excéntrico al yo." A su vez Freud formula que son tres los factores decisivos para el curso de un análisis y las dificultades en la conclusión de la cura: el primero es el influjo de traumas, el segundo el factor cuantitativo pulsional o dicho de otro modo, la intensidad relativa a las pulsiones que es preciso tornar inocuas, domeñarlas, ligarlas - bändigung -10. Y por último la alteración del yo.
En "Análisis terminable e interminable" (1937, p. 232) señala: "No hemos alcanzado siempre en toda su extensión, no lo bastante a fondo nuestro propósito de sustituir las represiones primordiales por unos dominios (Bewältingung) confiables y acordes al yo. La trasmudación se consigue pero a menudo solo parcialmente; sectores del mecanismo antiguo permanecen intocados por el trabajo analítico". Es claro Freud en este tópico, pues no se trata de eliminar la pulsión, ni de un forzamiento simbólico del empeño terapéutico. Más adelante dice que "El factor cuantitativo de la intensidad pulsional se había contrapuesto en su momento a los empeños defensivos del yo y ahora aquel mismo factor pone un límite a la eficacia de este nuevo empeño. El yo se defiende contra la pulsión y en este trabajo de defensa se deforma. Los mecanismos de defensa se fijan en el interior del yo y devienen unos modos regulares de reacción del carácter que durante toda la vida se repiten".
Y da un paso más (p. 241) "Al efecto que en el interior del yo tiene el defender podemos designarlo << alteración del yo >> (...) tratándose del desenlace de una cura analítica, este depende en lo esencial de la intensidad y profundidad del arraigo de estas resistencias de la alteración del yo".
Estamos nuevamente ante el problema del factor cuantitavo pulsional, intensidad y arraigo sustentados en la problemática económica del ello - en su condición de viscosidad - inercia psíquica.
Es el campo de clivaje de la fijación de ahí que aplico la fórmula tal como lo plantea Osvaldo Delgado en "La Subversión freudiana y sus consecuencias" (2005, p.156) "La vertiente de lo estereotipado como viscosidad de la libido nombra a su vez el lugar mismo de la fijación
en la articulación yo - ello."
Los mecanismos de defensa frente a antiguos peligros retornan en la cura como resistencias a la curación y esta es tratada por el yo como un peligro nuevo. Lo que fue una solución defensiva, luego se trasmudará en un obstáculo en la cura.
"El yo se aferra al defender anterior, mientras no resigne las resistencias.Ahora bien estas resistencias que pertenecen al yo son inconcientes y en cierto sentido están segregadas dentro del yo". (Freud, S. ídem anterior p. 240-241)
Es interesante detenerse en la localización que Freud le da a estas resistencias, están en el yo pero separadas, apartadas, lo que indicaría su independencia y dominio, una localización diferenciada al servicio de la satisfacción pulsional, o dicho de otro modo la resistencia a desprenderse - separarse de la fijeza a determinados modos de satisfacción.
En el camino de la alteración como producto del trabajo defensivo, vemos que el yo por las continuas invasiones del ello esta dañado en su organización, escindido en su interior; no produce ya ninguna síntesis, está desgarrado por aspiraciones que se contrarían unas a otras por conflictos no tramitados, dudas no resueltas. La síntesis sucumbe a toda una serie de perturbaciones. Se trata de una escisión del yo de una desgarradura estructural que nunca se reparará, es la confrontación con la misma castración estructural, esa herida incurable de la cual no se quiere saber.

IV Algunas conclusiones
Por lo anteriormente expresado sostengo que el tan temido y prejuicioso fortalecimiento del yo no es de la verdadera letra freudiana, yo en cuyo núcleo se aloja el ello, eso que no comercia con el mundo, solo por la mediación de otra instancia, el yo "de manera que pueda apropiarse de nuevos fragmentos del ello", 'eso'. Nuevamente destaco la orientación freudiana donde ese apropiarse implica admitirlo no rechazarlo ni eliminarlo, sí hacerlo subsistir.
Entiendo al fortalecimiento del yo, insisto, en cuyo núcleo se encuentra el ello, como la aptitud de domeñamiento - bändigung - que se ha adquirido en un análisis; a mí entender ilustra la metáfora del pólder referida anteriormente: ganarle tierra fértil al mar - mal, es la operación analítica misma. Lo que pongo en consonancia con una enseñanza que dejara, entre otras, en "Análisis terminable e interminable" (1937, p.229) "Un análisis debe producir un estado que nunca preexistió de manera espontánea en el interior del yo y cuyo neo-creación - neu schöpfung - creación de un estado que no preexistía, constituye la diferencia esencial entre un hombre analizado y no analizado".
Esto es un verdadero efecto alterador en la economía pulsional que deja como saldo lo nuevo, lo inédito y a su vez un resto incurable. De ahí el imperativo ético "Donde Ello era, Yo debo devenir", eso se inventa en un análisis y en un final.
Quiero destacar además, que la recomendación de Lacan del sentido de un retorno a Freud, hace más de cincuenta años, estaba fuertemente argumentada por los desvíos de la teoría freudiana y los efectos en la clínica. Aquel llamado a los psicoanalistas, hay que renovarlo. Renovarlo cada vez, por la vigencia que aquel imperativo mantiene en esta actualidad del mundo.
Para concluir sostengo que son dos las modulaciones del yo, una cuya marca de origen es el ello localizado como su núcleo, alterado en su interior por los mecanismos de defensa, alteración al servicio de la impotencia, que con su mascarada defensiva encubre la alteración estructural, esa desgarradura como herida incurable. Es mi modo de entender el párrafo "La trasmudación se consigue pero a menudo solo parcialmente; sectores del mecanismo antiguo permanecen intocados por el trabajo analítico" (p. 232)
La otra es la alteración terapéutica del yo; será por este camino que los propósitos psicoanalíticos según la fórmula freudiana: "fortalecer el yo para hacerlo más independiente del superyo y ganarle nuevas partes al ello, apropiándose", se trataría de la alteración terapéutica del yo, donde lo independiente o autónomo no responde a una categoría kantiana, ni a una posición cínica, ni a un poder de dominio como interpretó la psicología del yo. Para decirlo de otro modo: que conduce a la cancelación de alteraciones ya existentes por obra del proceso defensivo, pero siempre queda un resto imposible de ser simbolizado, forzar la cura hacia allí en un intento de simbolizar lo imposible, lo que tendría que ser verificado como un final, se vuelve reacción terapéutica negativa. Ganarle tierra fértil al mar - mal, pero no todo, dicho resto en términos freudianos es "esa injerencia de un fragmento de agresión libre" (p.247), libre de toda tramitación y de todo conflicto que hace límite a la interpretabilididad.
Freud mismo da cuenta de este resto como una problemática en los finales de análisis, esa cantidad por estructura "libre", cantidad no ligada ni a las resistencias del ello ni a las del superyo.
A todas luces leemos en la letra freudiano su propósito y preocupación en producir un cambio cuantitativo en la economía libidinal de los analizantes, dilucidando que en la operatoria analítica "se consuman desarrollos y trasmudaciones imperfectas" (p.232); esos cambios nombrados como alteraciones, son solo parciales.
Lo que me propuse verificar en la formulación - ganarle tierra fértil al mar- mal -; y la concreción de dichos propósitos equivalentes al "dispositio - como invención, producto de una nueva economía de goce, conmocionando los puntos de fijación libidinal, es el verdadero fundamento pulsional freudiano; lo que diferencia la cura psicoanalítica de otras prácticas sugestivas. Y es la misma operatoria analítica la que debe conducir al sujeto a ese encuentro con la castración, única alteración estructural, verdad de la que no se es curado.
Pues entonces la fórmula << ganarle tierra fértil al mar - mal, pero no todo >> devino de la misma letra freudiana, recuperada para esta investigación.

Notas

1Referido a la investigación: La adquisición de la aptitud de analista en el marco de la segunda tópica freudiana", P820. UBACYT 2007-2009 Director: Osvaldo Delgado. Integrantes del equipo: Silvia Bermúdez, Susana Ezsptein, Graciela González, Clarisa Kicillof, Laura Kiel, Susana Mizrahi, Silvia Pino, Mario Zerbino. Facultad de Psicología, Universidad de Buenos Aires- Área. Clínica Psicoanalítica. En un artículo preliminar de dicha investigación se postula que el término 'aptitud' utilizado por Freud es la traducción al castellano de dos palabras alemanas distintas: 'eignung' y 'tauglich'. La traducción para el primero de los términos, 'eignung', es: 'aptitud o idoneidad'; el segundo, 'tauglich', se refiere a: 'ser capaz de hacer algo'. El término 'aptitud', en la construcción teórica que realiza Freud en "Análisis Terminable e Interminable" (1937) posee un fundamento pulsional.

2El resaltado es mío

3Valor que destaco tanto en esta cita como en las que siguen como aporte crucial en su enseñanza y en la formación del analista.

4El resaltado es mío

5Anticipa a mí entender- lo que planteará en "Análisis Terminable e Interminable" p. 230 "la rectificación con posterioridad - nächtraglich- del proceso represivo originario, lo cual pone término al híper poder del factor cuantitativo, seria entonces la operación genuina de la terapia analítica". Esto es en términos de conmover la economía pulsional, el mismo Freud deja planteado que sigue subsistiendo un obstáculo, el factor cuantitativo en términos de fragmento de agresión libre, de esa pulsión de destrucción originaria: lo que siempre fue penoso, resto indócil, reservorio libidinal, resto de pulsión de muerte no expulsada que pertenece a otra geografía: lo irreductible. No toda exigencia pulsional puede ser tramitada y satisfecha, porque queda siempre un fragmento de pulsión insatisfecha que sintomatiza una parte del goce.

6Destaco que la sugestión a la que alude es sugestión analítica, esa que permite como recurso, artificio y no la insistencia de la sugestión como un saber adquirido. La resistencia del paciente es la resistencia a la sugestión, porque produce el aplastamiento del deseo: por eso Lacan lo llama resistencia del analista -contra transferencia-que en Freud este término solo está dos veces. J.A.Miller"es la respuesta a la tentativa del aplastamiento sugestionante del deseo"

7El resaltado es mío

8Tomando como soporte teórico, como lo señalaba más arriba, la teoría de la libido, segundo modelo pulsional: libido del yo - libido de objeto y el correspondiente estatuto del yo. Cuestión que retomaré más adelante

9Equivocidad que me pertenece

10Bändigung es en estos términos que "la mezcla de la libido con la pulsión de muerte torna inocua a esta última, como domeñamiento de la pulsión" Concepto que no fue comprendido en todo su alcance por algunas orientaciones post freudianas y desde donde los actuales programas psicológicos se alimentan dándole un uso desviado, sabemos que no se trata de domesticar, ni de sugestionar. Freud, S; Análisis terminable e interminable (1937), TXXIII, A.E, 1997, p. 227 y el Problema Económico del Masoquismo (1924) T XIX, A.E 1996, p 170.

Referencias bibliográficas

1- Alemán, J. (2006) La deuda la culpa y la angustia, En, El porvenir del inconciente. Buenos Aires: Grama.         [ Links ]

2- Bermúdez, S. (2008) Epifanías Adolescentes II. Púberes y Adolescentes. Comp. Marina Recalde. Buenos Aires: Grama        [ Links ]

3- Freud, S. (1909) "Análisis de la fobia de un niño de cinco años". En, Obras Completas, Vol. X. Buenos Aires 1999: Amorrortu Editores.         [ Links ]

4- Freud, S. (1916-17) "Conferencias de Introducción al Psicoanálisis", parte III. 27°: "La transferencia". 28°: "La terapia analítica". En, Obras Completas, Vol. XVI. Buenos Aires 1996: Amorrortu Editores.         [ Links ]

5- Freud, S. (1933) "Nuevas Conferencias de introducción al Psicoanálisis". 31° "La descomposición de la personalidad psíquica". 35° "En torno a una cosmovisión". En, Obras Completas, Vol. XXII. Buenos Aires 1997: Amorrortu Editores.         [ Links ]

6- Freud, S. (1937) "Análisis terminable e interminable". En, Obras Completas, Vol. XXIII Buenos Aires 1997: Amorrortu Editores. Obras        [ Links ]

7- Freud, S. (1940) "Esquema de Psicoanálisis". En, Obras Completas, Vol. XXIII Buenos Aires 1997: Amorrortu Editores.         [ Links ]

8- Lacan, J. (1953-1954) "La verdad surge de la equivocación". en, El Seminario, libro 1 "Los escritos técnicos de Freud". Buenos Aires, 1991: Paidos        [ Links ]

9- Lacan, J. El sentido de un retorno a Freud en psicoanálisis. En, Uno por Uno, N° 46 Eolia. Difusión Paidos. 2000, p 11.         [ Links ]

10- Miller J. A. (1989) "Cómo se inventan nuevos conceptos en psicoanálisis". En, Virtualia. Revista digital de la Escuela de Orientación Lacaniana N º 3 , año I , octubre 2001 http://virtualia.eol.org.ar/003/        [ Links ]

11- Testa, A. (1990) "De la suspensión de un saber". En, El lugar del psicoanalista 3: Escansión, Nueva serie, Manantial.         [ Links ]

Fecha de recepción: 29 de marzo de 2010
Fecha de aceptación: 15 de septiembre de 2010