SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.17 número4Cultura negra y turismo en Ilhéus, Brasil: Publicidad turística, contacto cultural y clichésAnálisis del turismo cultural en Castillala Mancha (ESPAÑA): El impacto de los programas europeos de desarrollo rural LEADER y PRODER índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Bookmark


Estudios y perspectivas en turismo

versión On-line ISSN 1851-1732

Estud. perspect. tur. v.17 n.4 Ciudad Autónoma de Buenos Aires oct./dic. 2008

 

Actividades ecoturísticas y clusters en Chile

Scott Tiffin*,Ximena Torres**,Freddy Neira***

*Doctor en Gestión Tecnológica por la Universidad de Montreal, Canadá. Ha realizado trabajos de investigación y desarrollo en innovación y sistemas empresariales en América Latina. Actualmente reside en Calgary donde ocupa el cargo de Fellow en el Institute for Innovation Studies, aunque continúa manteniendo lazos con Chile a través de su empresa de ecoturismo próxima a Santiago. E-mail: scott.tiffin@gmail.com
**Estudiante de periodismo y asistente de investigación en Escuela de Negocios de la Universidad Adolfo Ibañez, Chile. E: mail: xtorres@uai.cl
***Especialista en Ecoturismo y marketing turístico. Ha organizado dos importantes seminarios internacionales sobre Ecoturismo y Marketing Turístico junto a la CEPAL y el Canadian Ecotourism Services. Actualmente es Director Ejecutivo del Primer Diplomado Internacional en Ecoturismo. E- mail: info@marketingturistico.cl

Resumen: Las actividades ecoturísticas están llamadas a desempeñar un rol importante en el desarrollo nacional de Chile. Esta investigación reúne información básica sobre las características de 41 empresas y organizaciones relacionadas con la industria, focalizándose en  sus  actividades  en la medida que trabajen conjuntamente bajo la forma de "cluster". En Chile, las actividades ecoturísticas relacionadas con deportes y experiencias de naturaleza ya están desarrolladas pero se observa que las culturales y las relacionadas con el bienestar recién comienzan a surgir. Hay ciertos factores claves, fundamentales para el comportamiento de un cluster como la investigación académica, los equipos especiales de producción y las finanzas, que están débilmente involucrados. La industria del turismo piensa a la localización geográfica de los clusters como regional, pero en realidad se divide en casas matrices en Santiago con prestación de servicios por todo el país. Solamente el distrito de Los Lagos muestra potencial para un verdadero desarrollo de clusters.

Palabras clave: Chile; Industria ecoturística; Naturaleza; Turismo cultural y del bienestar; Latinoamérica; Clusters 

Abstract: Ecotourism Activities and Clusters in Chile. Ecotourism is expected to play a major role in Chile 's national development. This survey gathers the first basic data on characteristics of 41 firms and related organizations in this industry, focusing on the range of their activities and the extent to which they work together as a cluster. Ecotourism activities in Chile relating to nature sport and experience are well developed, but it can be observed that culture and wellness are only beginning to emerge. There are limited, basic aspects of cluster behavior, but several key actors like university research, specialized equipment manufacturers and finance are only weakly involved. The geographic locations of clusters the tourism industry imagines are regional, but the industry is divided into head offices in Santiago , with field activities scattered about the country. Only the Lake District shows potential for true cluster development.

Key words: Chile ; Ecotourism industry; Nature, Culture and wellness tourism; Latin America ; Clusters.

Introducción

La industria turística chilena es razonablemente competitiva a nivel  global (puesto 45) y, a su vez, es el país latinoamericano mejor posicionado (Blanke y Chiesa 2007). Se puede considerar que es una industria de tamaño medio dentro de la región, que por diez años ha mostrado una tasa de crecimiento totalmente normal comparada con los otros países de la región. El informe Blanke y Chiesa  presenta a Chile con cerca del 6.0% de GDP generado a través de los viajes y el turismo y, el 6.3· % de empleo; lo cual es inferior a la de  principales destinos como México, Argentina y Costa Rica pero aproximado al promedio de América Latina.  La tasa de arribos en Chile es bastante similar al promedio de la región, a pesar que es un tercio de la de Nueva Zelanda y  un quinto de la de Australia. Para un país eficazmente gestionado como Chile, con tan excelentes perspectivas para un desarrollo continuo, la industria turística tiene claramente un espacio más que interesante para crecer.

Hay una creciente discusión profesional en Chile acerca de la importancia del turismo y, en particular, de la gran expectativa que el segmento  ecoturístico va a jugar en el futuro del país (Colegio de Ingenieros 2004; CONAMA 2005;  Fundación Terram 2005) y sobre  su amplia difusión en los medios masivos de comunicación. ( http://www.emol.com/noticias/cultura_espectaculos/detalle/detallenoticias.asp?idnoticia=251509 ).  La expresión promovida por el sector público para este segmento de la industria es "turismo de intereses especiales", que no está bien definido pero parece incluir todas las actividades que no son  turismo masivo de sol y playa. El término "ecoturismo" también es poco exacto pero tiene una aceptación más amplia en el resto del mundo por lo tanto es el que va a ser  utilizado en este trabajo. Además refleja muy bien el importante componente internacional de esta industria en Chile donde los visitantes extranjeros  obtienen una experiencia espectacular y única gracias a sus paisajes y actividades naturales  

Hay algunas limitaciones de estrategia, información y análisis que necesitan atención para permitir que la industria ecoturística se desarrolle. Hasta ahora las políticas públicas parecen prestar atención, principalmente a la promoción del turismo como una herramienta para el desarrollo rural y al marketing de Chile como destino mundial (SERNATUR 2006a). Casi no hay información sobre la actividad excepto por unas pocas cifras en lo que hace al arribo de turistas y las intenciones de los mismos tomados de estudios realizados en los aeropuertos internacionales y de la compilación de información surgida de los formularios de inmigración. (SERNATUR 2006b; SERNATUR 2006c).

La información nacional, aún incluyendo la cuenta satélite de turismo, no provee de números acerca de la estructura de la industria o del comportamiento de las empresas, tanto para el turismo en general como para el segmento del ecoturismo en particular (Arias 2007). Fuentes internacionales como los informes Blanke & Chiesa (2007) no colaboran ya que  son recopilaciones de la información nacional y casi siempre están basadas en estadísticas generales. Un estudio reciente elaborado por alumnos del MBA bajo la supervisión de quien escribe (Boza et al. 2006) no encontró un solo estudio analítico sobre gestión de negocios y ecoturismo en Chile.  Solamente alrededor del concepto de clusters (Consejo Nacional de Innovación para la Competitividad 2006; Boston Consulting Group - BCC - 2006) hay algunas iniciativas de políticas para examinar y desarrollar la industria del ecoturismo en Chile, comenzando la actividad a promover la visión del cluster (Kouyoumdjiam 2002). Por lo tanto, se considera que es tiempo de examinar y proyectar la industria ecoturística dentro de este marco.

Objetivos de la investigación

* Medir el rango de actividades ofrecidas por las empresas chilenas relacionadas con el ecoturismo

* Medir las características básicas de las empresas y organizaciones relacionadas que en Chile están involucradas en la actividad ecoturística.

* Investigar hasta dónde hay conductas de cluster en la industria ecoturística

Lo que se describe a continuación es parte un proyecto de investigación mayor, cuyos otros aspectos no serán detallados por una limitación de espacio.

Marco teórico

Definiendo ecoturismo

Dado que no hay discusión académica o profesional pública sobre qué actividades y organizaciones deben ser incluidas en este segmento de la industria, no se cuenta con información sobre ello en Chile. El primer objetivo de este trabajo es crear una definición razonable que pueda ser  utilizada como la base de la medición y del descubrimiento sobre el consenso que hay sobre esta definición. Dadas algunas similitudes geográficas entre el turismo de la costa oeste de Canadá y el del sur de Chile, y que los canadienses representan una muestra del típico ecoturista chileno, se comienza por la definición utilizada en Canadá. La Tourism Industry Association of Canada ( http://www.tiac-aitc.ca/english/glossary.asp ) enfatiza la integridad sustentable y ecológica como requisito básico para el turismo en general. Luego elaboran  una lista de los distintos segmentos del mercado turístico que predominan en Canadá perfectamente aplicables a Chile: aborigen (negocios cuyos dueños son los aborígenes); aventura, agricultura, cultura y patrimonio, ecológica, aprendizaje y enriquecimiento ("viajar para ampliar la mente y enriquecer el alma"), de naturaleza, de bienestar, gastronómico y enológico, invierno, spa.

Continuando con el ejemplo canadiense, Twynam & Robinson (1997) se focalizan sólo en los aspectos naturales, determinando 12 categorías -cada una de las cuales se desagregan  en  promedio en una media docena de actividades específicas. En estudios introductorios como éste, se limitan las categorías al nivel de detalle típico del TIAC, organizados de acuerdo a una filosofía básica general.

En Chile los consumidores para este tipo de segmento son mayoritariamente extranjeros, viajeros de larga distancia provenientes de países desarrollados. Ahora bien, si las guías consultadas, tipificadas por Lonely Planet (Lyon et al. 1997) son de cualquier tipo, estos  turistas llegan fundamentalmente motivados para experimentar  las maravillas naturales de la tierra y del exotismo de la cultura, tanto pasada como presente. Así como Canahuante (2006) plantea en su historia del turismo en Chile, éstos han sido los principales atractivos buscados por los visitantes extranjeros durante los dos últimos siglos. Si bien se comienza desde el núcleo de la tierra y la cultura, elegir las actividades específicas que se deben incluir o excluir es imposible de realizar de manera sólida y lógica. Twynam y Robinson (1997) incluyen en sus esquemas deportes agresivos y mecánicos como el motocross de nieve, al cual algunos consideran antiético en lo que a actividades ecológicas se refiere por lo altamente destructivo de la naturaleza. Se ha optado por basar las elecciones en un concepto donde la recreación en la naturaleza es obviamente parte del ecoturismo, pero actividades específicamente recreacionales a ser incluidas deben enfatizar las actividades individuales o de pequeños grupos pero no la de equipos, competiciones o premios. Los ecoturistas buscan experiencias en las que el esfuerzo físico está presente de modo de experimentar completamente el mundo natural. Por lo tanto, los deportes competitivos y actividades altamente mecanizadas, como motonieve, motocicleta acuáticas, y motociclismo están descartados. Así, deportes de aventura sin una referencia previa a la naturaleza o a la cultura, deben ser excluidos, tal el caso de actividades como el puenting, el ski alpino y el "canopy", como se practican en Chile. Hay experiencias pasivas en el turismo de naturaleza como el avistaje de ballenas y la pesca con mosca, pero como el interés en la naturaleza y el estar allí es crucial, se incluyen. Sin embargo generalmente se piensa en tierra, lagos, mares y playas pero hay una situación inusual en Chile donde lo natural también incluye el mirar las estrellas y la astronomía. La abundancia de volcanes ha dado origen a la "Ruta de los Volcanes" ( www.rutadelosvolcanes.cl/ ) lo cual sin duda es ecoturismo y donde se encuentran un gran número de aguas termales (ecoturismo marginal) y una creciente industria de spa (relajación pasiva que puede no ser consistente con los principios básicos). Todo lo dicho ilustra la complejidad de la definición

Hay cierta oposición a incluir los spa porque representan una complacencia pasiva y casi sibarítica, mas bien reñida con el pensamiento  "salven el planeta" subyacente en el ecoturismo, y resulta mucho más razonable considerar actividades de mejora personal que involucran una auto integración  con la naturaleza, tales como las listadas por la TIAC. Dado que el ecoturismo enfatiza la educación y la conciencia, la categoría de la TIAC de aprendizaje y enriquecimiento aparece como totalmente razonable. Dadas las riquezas arqueológicas que posee el norte de Chile, por haber sido parte del imperio inca y contar con civilizaciones preincaicas de miles de años, parece lógico incluir el etnoturismo, a pesar de ser extremadamente pequeño en comparación con países como Perú y Ecuador. Si bien las prácticas religiosas de los chamanes están presentes entre los indígenas, esta cultura está relativamente disimulada en Chile. A diferencia de lo que sucede con sus vecinos andinos los sitios espirituales todavía se consideran sólo en festivales locales o nacionales con poco o casi nada de características turísticas, es decir que sólo son devocionales. La lógica permite incluir las artesanías, el arte y hasta quizás también los festivales musicales si es que se llevan a cabo en áreas rurales. El turismo rural no está bien desarrollado en Chile pero tiene una gran importancia  por lo que la agencia gubernamental INDAP lo fomenta aunque aparentemente, sin coordinación con otras agencias o asociaciones de la industria ( http://www.indap.cl/index.php?option=com_content&task=view&id=93&Itemid=172 ). Este tiene un gran potencial para que se lo relacione con la muy nueva y próspera industria del turismo enológico, ya que los extranjeros están interesados en los aspectos generales de la cultura rural que produce el vino y las experiencias gastronómicas conexas. En la práctica se puede ver en la Ecole Superieure de Commerce Dijon in France, líder en investigaciones sobre turismo enológico, cómo está íntimamente relacionada con la gestión de la industria gastronómica y la promoción formal de la cultura rural en general ( www.escdijon.com ; www.masterofwines.com ).

Todo esto conduce a una serie de actividades muy similares a las definiciones de la TIAC y de Twynam y Robinson (1997) como se puede observar en la Tabla 1. Obviamente la palabra ecoturismo es inadecuada para expresar esta variedad de actividades, y aquí se utiliza más por conveniencia y reconocimiento general. Se utiliza esta tabla como base de los cuestionarios para preguntarles a las personas involucradas en este negocio sobre su aceptabilidad. (Ver tabla 1)  

Actividades Ecoturísticas en Chile

Categoría

Actividad Específica

 

Deportes de naturaleza

Kayaking marítimo, canotaje lacustre, kayaking en ríos, rafting en arroyos, senderismo, montañismo, expediciones ecuestres, surfeo con el cuerpo (bodysurf), con barriletes (kitesurf) y con velas (windsurf), motonaútica, aladeltismo, pesca con mosca, buceo, ciclismo

Experiencias en la naturaleza

Avistaje de aves, observación de ballenas y vida marina, cruceros antárticos y de fiordos, expediciones al desierto, astronomía

Cultura

Arqueología y antropología, artesanías, festivales de arte y música, gastronomía, turismo enológico, arquitectura y monumentos históricos, turismo rural

Bienestar

Espiritualidad, sitios sagrados, bienestar

Fuente: Elaboración propia

Clusters de ecoturismo

Leiper (2008) señala que la industria del turismo es vista como varias pequeñas industrias con poca relación entre ellas lo que la hace muy difícil de delinear. Aquí nos focalizaremos en el concepto de cluster como una forma de describir grupos de empresas y organizaciones que tienen relaciones funcionales. Los clusters son redes, usualmente limitadas geográficamente, de actores interrelacionados. Trabajan sin una coordinación formal,  su constante e intensa interacción produce mercaderías y servicios que son consumidas por las empresas dentro del mismo cluster y por  consumidores que no pertenecen a él. Este intenso intercambio de gente, conocimientos, mercaderías, servicios y finanzas dentro de esa red ayuda a acelerar y hacer eficiente el proceso de innovación y emprendimiento (Porter 1998; OECD 1999), lo cual se puede decir es la razón del creciente interés del público por los clusters. En suma, es darse cuenta que  un cluster puede promover acciones comunes a sus mismos actores para colaborar y competir más eficazmente (Robinson, 2005)

Mientras las empresas son el foco de los clusters, existen otros tipos de actores que proveen de gente capacitada, conocimiento, regulaciones y promociones (Cooke 2002; Florida 2005; Lundvall 1992). Una revisión de la literatura de clusters en América Latina realizada por Tiffin y Bortagaray (2008) revela que no hay muchos estudios, a diferencia de lo que sucede en países desarrollados, y que a su vez hay realmente pocos clusters en su verdadera dimensión. Sin embargo hay un gran número de incipientes clusters en las zonas más desarrolladas de la región, con potencial para auto transformarse. La CEPAL (Comisión Económica para América Latina)  ha realizado algunos estudios sobre el ecoturismo en Chile, pero estos informes  sólo describen información general agrupada y no siguen normas académicas para la investigación de clusters (Schaerer y Sirven 2001; Silva 2002). Montes (2001) produjo un estudio más riguroso que medía algunos aspectos del cluster a través de un índice concentrado pero limitado a las actividades turísticas en las regiones australes del país.

Es importante enfatizar que un cluster es sólo un concepto que permite entender la realidad y que estos modelos varían según lo que los autores quieran enfatizar. Tomando como ejemplo la Guía Nacional de Turismo de Chile del año 2000, se observa como una compañía telefónica imagina que los turistas chilenos ven a un cluster  cuando compran mercaderías y servicios. Es un modelo sencillo, eminentemente práctico, con dos características principales: actores individuales y organizaciones que venden productos y servicios, y localizaciones geográficas para estos actores (los cuales, por simplicidad, no han sido vistos). Esta tabla muestra a un grupo de empresas que individualmente ofrecen servicios turísticos. Un cuadro totalmente diferente  de cluster surgiría si se quisiera mostrar la interrelación que existe entre estos servicios. Otro grupo de actores e interrelaciones se verían involucrados si se mostrara la manera en que se forman las nuevas empresas y otro si se optase por mostrar la innovación.

Los estudios sobre cluster ecoturísticos realizados por la CEPAL (Ortega et al. s/f) en Costa Rica y los realizados en Chile por BCG (2006) se basan en modelos desarrollados a partir de los aportes de Porter (1998). Sin embargo, Wolfe y Lucas (2005) encontraron algunos aspectos significativos del modelo de Porter que no se aplican ni a las actividades con recursos naturales ni a las regiones periféricas Asimismo, se detectó que las técnicas de análisis de redes sociales como las que utilizan Keroack et al. (2004) y Giuliani y Bell (2005), entre otros, son más útiles en la representación de los clusters que la sola observación de información a través de modelos preconcebidos. Los análisis de redes sociales son aquellos que permiten medir relaciones entre actores. Así, la información desarrollada por programas de investigación como UCINET ( http://www.analytictech.com/ ) muestra un completo análisis y gráficos de redes empíricas como las estadísticas de redes (Wasserman y Faust 1994). Estos se focalizan en lo que consideramos la necesidad básica para el desarrollo de la industria ecoturística en Chile: la falta de información. Una de las características definitorias de un cluster es enfatizar las relaciones entre los diferentes actores, habiendo  en Chile una fuerte predisposición a discutir si los clusters sólo tienen en cuenta a los actores (parte visible) sin considerar a los distintos tipos de relaciones que se dan entre ellos (parte invisible)

En Chile también hay una tendencia que vagamente identifica a los clusters con aquellos actores más asociados con las actividades centrales, en este caso empresas que venden productos (servicios) ecoturísticos a los consumidores (SERNATUR Planificación 2006). Sin embargo, los clusters son mucho más grandes y más complejos que simples compañías vendiendo el producto final a los consumidores. Por lo tanto es necesario contar con un modelo "simple" que muestre a los lectores no especializados cuál es el espectro total de actores que deben ser incluidos y como se involucran, llegando de esa manera a organizar a los actores en 2 grandes grupos. El primero incluye a las organizaciones que proveen servicios centrales de ecoturismo -actividades y grupos de entretenimiento de la Guía Nacional de Turismo ya mencionada. El colocar a estas empresas en el centro de la industria es similar a lo que Ortega, Villalobos y Ruiz (s/f) optan por hacer en su estudio sobre la actividad ecoturística en Costa Rica. El segundo gran grupo está formado por aquellas organizaciones que proveen servicios de apoyo de modo que los turistas puedan consumir los servicios centrales y, las empresas centrales ofrecerlos.  Se incluye a actores relacionados con equipos e insumos  especializados, apoyo operacional, investigación, educación y finanzas. Dada la importancia de los consultores en generar conocimiento aplicado y su transferencia, se decide incluirlos en una categoría separada. Al ser el ecoturismo una actividad que se desarrolla en extensas áreas naturales, se debe incluir una categoría para parques, muchos de los cuales en Chile están en manos privadas. Estos parques reciben el nombre de "complejos" de parques privados ya que no son pocos los que ofrecen una amplia gama de servicios relacionados con el ecoturismo. El sector público chileno, a través de sus agencias, es un factor clave en la promoción y el desarrollo de los clusters de la industria por lo que se lo incluye con las asociaciones. Como categoría final tenemos a los críticos y opositores que son fundamentales en darle forma a las industrias ambientalmente sensibles como el ecoturismo, las que se sintetizan en la Tabla 2.  

Organizaciones en los Cluster Ecoturísticos

Fuente: Elaboración propia

Metodología

Una investigación preliminar se realizó en universidades en las que se detectaron tanto expertos como trabajos publicados en la web en el área del ecoturismo. Se enviaron correos electrónicos de los que no se recibió respuesta alguna, por lo que se decidió subdividir la encuesta en tres más pequeñas, lo que permitiría trabajar  mediante entrevistas, tanto  personales como telefónicas. Una de las encuestas se dirigió a las empresas centrales, otra a las organizaciones de apoyo y una tercera específica a las universidades con programas en ecoturismo. La recolección de la información comenzó en Diciembre 2006 y continuó hasta Julio 2007 finalizando con una pequeña muestra de 24 empresas en el grupo central, 17 en el grupo de apoyo y cero en el de las universidades. Por la escasa respuesta  obtenida y al no disponer de  medios alternativos que permitan determinar cuán representativa era la muestra con respecto a la industria en general y a las  empresas y organizaciones que se abocan al ecoturismo, está claro que se trabaja con información exploratoria.

Obtener las entrevistas fue sorprendentemente difícil, aún contando con la ayuda de profesionales en turismo experimentados. El tema es que hay poca cultura tanto en las industrias centrales como en las organizaciones de apoyo   en utilizar el conocimiento formal, y en reconocer la responsabilidad que tienen en ayudar a generarlo, al punto que algunas de las organizaciones consideraron que la información estaba disponible sólo para aquellos que colaboraban en su sostén. De todas maneras se consideró que la muestra era suficiente para iniciar una investigación en esta temática pero, para poder obtener una mejor información, ésta debería ser obtenida por los centros universitarios especializados en  ecoturismo  capaces de construir una relación a largo plazo con la industria. Las investigaciones en este tema también se ven limitadas por la falta de familiaridad con los conceptos de clusters en lo que hace a relaciones, conocimiento, innovación y creación de nuevas empresas que se tiene. Esta limitación se profundiza con la gran cantidad de pequeñas, nuevas y casi formales  empresas que existen en la industria.

Cifras y análisis

Definición de ecoturismo

Todos los que conformaron el grupo de empresas centrales dijeron que vendían productos en todas las actividades de la tabla 1 -excepto motonáutica-, y de ellos  el 58% está satisfecho con las actividades elegidas para ser incluidas en la definición de ecoturismo. Algunas de las sugerencias adicionales que hicieran son:

- Dada la escala y diversidad de la industria chilena en lo que se refiere a actividades  se debe diferenciar más entre las prácticas de senderismo, escalada y expediciones a altas cumbres

- Enfatizar el agroturismo y el turismo rural dándole categorías independientes

- Hacer mención especial a  la observación de pingüinos y delfines

- Agregar las actividades de liderazgo y construcción de equipos (en el caso de navegación) e incluir el ski

- Eliminar los festivales de música, de espiritualidad, los cruceros y los sitios sagrados

Se coincide en enfatizar el turismo rural y el agroturismo; quizás retirar la motonáutica ya que es sólo un deporte de aventura, pero también se debería aplicar a las pequeñas lanchas a motor. En cualquier caso son actividades poco desarrolladas en Chile, por lo que una decisión al respecto carece de importancia si se compara con el ski,  Pareciera que las actividades que implican la construcción de un equipo, lo cual se planteó en varias actividades, es una subcategoría más orientada a las actividades grupales y por lo tanto no se incluirán. Sin embargo, todas serían buenos candidatos si se utilizara nombre de "turismo de intereses especiales", que  dadas las complejidades  de la definición quizás sea realmente el término correcto. Dada la aparición del segmento de mercado que visita sitios sagrados en otras partes del mundo se mantendrá, ya que en Chile tiene un gran potencial. En cuanto a los cruceros, uno de los encuestados dijo que "el turismo de cruceros no pertenece a este grupo y más aún, aleja a turistas con intereses especiales que huyen de los grandes grupos" En efecto,  los cruceros pertenecen al llamado turismo masivo, están en contra de intereses especiales, que para pequeños grupos sería que sean sustentables, que respeten las comunidades que los reciben así como al medio ambiente en el que se desarrollan y son (o mejor deben ser) llevadas a cabo con gran cuidado en lo que hace a la gestión capacitada y sustentable. Este punto de vista es importante considerarlo dado que Chile tiene una industria de cruceros muy fuerte que visita los fiordos  con un gran potencial de crecimiento y se puede extender al muy lucrativo mercado antártico. Asimismo, tiene lazos con los astilleros que construyen barcos altamente sofisticados, con los servicios de navegación y conexos. El encuestado indicó muy bien la característica fundamental del segmento ecoturístico, por lo tanto se sugiere distinguir  las actividades de las naves de gran escala donde los turistas son atosigados con visitas que duran sólo un par de horas, de aquellas que operan en pequeña escala donde el contacto con el ambiente marino es más íntimo y duradero lo cual en la práctica  es muy fácil de lograr.  

Organizaciones ecoturísticas

Empresas centrales a la industria

Con las 24 empresas centrales que contestaron, se realizó un cuadro inicial de la estructura de la industria en Chile. Claramente se ve que las empresas son relativamente jóvenes,  menos de ocho años habiéndose fundado la mayoría en los últimos cuatro. La Tabla 3 ordena las actividades comerciales realizadas por estas empresas en forma descendiente. (Las empresas venden múltiples productos por lo que el total es mayor a 24). (Ver tabla 3)

Actividades ecoturísticas en Chile

Fuente: Elaboración propia

Ver tabla 4

Categorías principales de las actividades ecoturísticas

Categoría

% del Total

Deportes de naturaleza

66

Cultura

17

Experiencias en la naturaleza

14

Bienestar

3


Fuente: Elaboración propia

Si se agrupan de acuerdo a las categorías de la Tabla 1 se verá que las actividades que incluyen deportes de naturaleza claramente son las dominantes, pero es interesante notar que las actividades culturales son el segundo grupo en importancia (Tabla 4). Las empresas dedicadas al turismo del bienestar, a pesar de ser pocas y no estar reconocidas, pueden llegar a convertirse en un negocio de gran  crecimiento.

En promedio, estas empresas son  pequeñas, con 4.5 empleados a tiempo completo y 6.7 a tiempo parcial para la temporada alta. Una de estas empresas es bastante diferente ya que tiene 53 empleados a tiempo completo y 40 más en la época de temporada alta

Organizaciones de Apoyo

Las respuestas de las 17 organizaciones de apoyo nos indican que hay un grupo razonablemente activo en cuanto al compromiso con el ecoturismo en Chile. Las organizaciones de apoyo son mucho más antiguas que las empresas centrales, dado que el 71% fueron fundadas hace  5 o más años. La Tabla 5 enumera los tipos de actores que estos encuestados identificaron de acuerdo a la lista de actividades. (Ver tabla 5)

Actividades de cluster

Tipo de Actor

Número de Respuestas

Complejos

5

Administración de parques

2

Equipamiento especializado

1

Soporte operacional

4

Insumos especiales

4

Consultoría

3

Finanzas

7

Educación

2

Investigación

8

Sector público

3

Promoción y desarrollo industrial

13

Críticos y opositores

5


Fuente: Elaboración propia

Nótese que un buen número de estas organizaciones llevan adelante múltiples actividades. Esta Tabla no indica qué tipo de organizaciones son, pero de la información recabada surge que 4 son agencias del sector público y 3 asociaciones de la industria. También muestra una tendencia de estas organizaciones al desarrollo y al fomento de la industria. Es importante notar las diferencias entre las agencies del sector público que promueven aspectos muy diferentes al ecoturismo (reservas y parques naturales, desarrollo industrial, turismo per se, desarrollo rural) las cuales, se dijo en varias oportunidades, están muy bien coordinadas. Dada la debilidad de las universidades (se explicitará más adelante) se debe asumir que el gran número de encuestados en la categoría investigación en realidad es consultoría. La categoría correspondiente a equipos especializados debe preocupar. Se detectó que sólo dos empresas fabrican equipo para campamentos y montañismo (Doite y Lippi)  y otra empresa elabora viviendas de tejido (Elqui Domo). Es de destacar que hay un gran potencial para estas empresas de equipamiento dada la importancia que adquieren los deportes al aire libre y las actividades de naturaleza en Chile. Este potencial no se limita a las carpas y los kayaks, sino que también se ve en áreas como la construcción de barcos y los servicios marinos conexos. En esta área se observan ocho empresas del catálogo de la industria. Una de ellas, Astilleros ASMAR, recientemente construyó el Sueño Antártico, un barco ( www.asmar.cl ) especial para navegar por los fiordos. Desafortunadamente sólo una empresa respondió a los requerimientos en la categoría fabricación de equipamiento, por lo tanto la información al respecto obtenida es muy limitada. Esta es un área en la que se necesita mayor investigación específica.

Hay un rasgo único en la industria ecoturística chilena, la cual se está recién comenzando a vislumbrar,  y es el número significativo de .propietarios de extensiones de tierra que están creando reservas ecológicas privadas ("Complejos" en la Tabla 5). A pesar que el primero fue creado en 1980 su participación en el mercado creció rápidamente siguiendo el ejemplo del Parque Pumalin de Douglas Tomkins. La mayoría de estos parques son versiones comerciales de Pumalin, que enfatizan mucho más los aspectos recreativos, al punto tal que alguno puede ser considerado como un desarrollo inmobiliario tradicional -a gran escala- al estilo de "resort" o " condominio" La Fundación Terram (2005:17-20) y Corcuera (s/f) enumeran ejemplos como Huilo-Huilo, Tantauco http://www.chiloeweb.com/Datos/Noticias/Noticias.asp?No_Id=2005301001 ), Cascada de las Animas ( www.cascadadelasanimas.cl ) y Trillium (actualmente Parque Privado Karukinca). Además de los estudios de Corcuera, quien da una información preliminar acerca de alguno de ellos, se sabe muy poco sobre este importante sector de organizaciones de apoyo. Se debe acotar también que hay enclaves que tratan de internalizar los aspectos claves del cluster para contrarrestar las limitaciones de desarrollo de las áreas remotas.

En promedio, las organizaciones de apoyo son muy pequeñas, emplean 4.5 personas a tiempo completo y 3.5 a tiempo parcial. Hay dos excepciones en nuestra muestra que no se pueden incluir en este promedio y son agencias gubernamentales con 200 y 600 empleados a tiempo completo respectivamente.

Agrupamiento (Clustering)

De acuerdo a la localización física de los encuestados se confeccionó la tabla 6 que muestra una fuerte concentración de las casas centrales en Santiago y sus alrededores. Hay otras concentraciones secundarias, pero dado su pequeño tamaño se considera que sólo merece ser nombrado el Distrito de los Lagos donde el turismo se concentra principalmente en dos ciudades, Puerto Varas y  Pucón. La muestra de empresas encuestadas subestima a las organizaciones de cluster turísticas en el distrito de los Lagos en forma notoria. Esta zona también es el centro de mayor actividad en lo que a investigaciones y enseñanza universitaria del turismo se refiere lo que permite elevar su potencial de crecimiento basado en el conocimiento. A pesar que Santiago posee la mayor concentración, el tamaño y la diversidad de la ciudad muestra que el ecoturismo no tiene presencia pública o social  considerando especialmente la polución que sufre la ciudad. Solamente dos de los encuestados reconocen desarrollar  actividades ecoturísticas en la región de Santiago en cambio los otros las desarrollan a lo largo y a lo ancho del país siguiendo el patrón que se detalla en la tabla para las casas centrales. (Ver tabla 6)

Concentración geográfica de las organizaciones en función de la localización de sus casas centrales

Localización

%

Desierto Norte

7

Norte Medio

4

Centro (Región de Santiago y alrededores)

59

Distrito de los Lagos

11

Chiloe

4

Los Fiordos del Sur

15


Fuente: Elaboración propia

Este cuadro es muy diferente al que pinta Kouyoumdjiam (2002), quien básicamente muestra dónde las empresas (localizadas en Santiago) desarrollan sus actividades. Las políticas del gobierno intentan promocionar el ecoturismo a través del país ( http://www.indap.cl/index.php?option=com_content&task=view&id=93&Itemid=172 ). Y una iniciativa muy importante ( http://www.todochile.cl/todochile/opensite/portal.asp ) excluye específicamente la región de Santiago de su ayuda para concentrarla en los alrededores de la capital. Se necesitarán estudios más avanzados para ver si estos esfuerzos públicos bien intencionados fomentan el desarrollo de los clusters ecoturísticos

La experiencia de no haber obtenido respuestas en alguna categoría obligó a eliminar la mayoría de las preguntas de la encuesta orientadas a las relaciones de los clusters. Como resultado, la Figura 1 muestra el cuadro general del cluster tal como surge de las encuestas. Dado que se contó sólo con una pequeña muestra de la industria y no se pudo determinar cuán representativa es, se consideró inapropiado profundizar los detalles y generar estadísticas de redes. (Ver figura 1)    

Representación preliminar de un cluster

Fuente: Elaboración propia

Sin embargo, el diagrama da una representación visual  de las interacciones entre los distintos actores muy interesante. Los puntos representan a los actores de la Tabla 2, las líneas a los lazos y su grosor depende de la importancia que le han dado los mismos actores. La flecha marca la dirección de la influencia de la relación siendo que la distancia desde el centro indica una menor relación.

Los actores centrales, en función de la posición en el medio del diagrama, son los operadores (empresas centrales o nodales), promotores, consultores y parques (administraciones) Esto es, tal como se esperaba. Es interesante ver como la educación también puede ser considerada un actor central, lo cual es importante  para que en el futuro los clusters se basen en el conocimiento: todo esto resulta de la percepción de los actores principales y de apoyo sobre la importancia de tener gente entrenada lo cual no implica que las universidades son participantes críticos desde sus actividades de investigación. Tal  como se indicara anteriormente, se considera que el tema de la investigación se ha interpretado como consultoría. Las universidades están relacionadas más o menos estrechamente con los consultores y muy débilmente con los operadores (empresas nodales)  Las finanzas y los proveedores de equipo especializado son los actores más aislados del cluster. Empresas de apoyo, críticos y complejos (parques privados) se relacionan con una multiplicidad de actores pero por fuera del grupo nodal. Por otro lado se cree que el rol de los críticos está sobreestimado dado que varios de los consultores, agencias públicas, asociaciones de la industria y empresas nodales con actividades múltiples, consideran que pueden llevar a cabo alguna de estas funciones. Sin embargo, los movimientos ambientales en Chile son casi inexistentes y lo que los encuestados piensan que es una crítica,  grupos como Greenpeace lo ven como una apología a la actividad.

Este último ejemplo es una muestra clara de la relatividad del concepto de cluster. Los clusters no son gradaciones extremas, sino sutiles y complejas. Dos personas comunicándose son más un cluster que uno hablando consigo mismo y menos que tres, pero quizás  no, si su conversación es más intensa y llena de significados. En el caso del ecoturismo, los actores de la Tabla 2 tienden a estar presentes y así se encontró un patrón medible y comprensible de relaciones, por lo que se puede concluir que muestran alguna de las características básicas de un cluster. Los resultados están basados en tan poca información que sólo más investigaciones, una mejor muestra y preguntas más inquisidoras permitirán describir a los clusters en forma completa, y realizar comparaciones con otros de países donde los clusters ecoturísticos están más maduros. Sin embargo el ejercicio muestra la viabilidad de aplicar los análisis de redes sociales y su importancia..

Hay evidencia adicional que surge de la encuesta que permite agregar algunas consideraciones a esta discusión. El 50% de las empresas centrales ha reportado que la innovación la llevaron adelante ellos mismos. Pero la otra mitad, lo hizo con la participación de agencias externas de las cuales el 42% de las relaciones fue con colegas profesionales externos a la empresa, 42% con agencias del gobierno y el 16% restante con universidades o colegas técnicos. Es interesante ver que ninguna relación fue entablada con los consumidores en este período,  probablemente porque para la mayoría de las empresas chilenas el consumidor es una persona que sale con su caballo o su kayak y no otra empresa del cluster. Sin embargo, es sorprendente que estos consumidores no sean considerados de ninguna manera en estas investigaciones. Estas relaciones van en ambas direcciones y bajo la forma de capacitación, consultoría o pasantías. En cuanto a la comercialización -una de las actividades que encabezan las actividades de innovación y emprendimiento- el 67% de las empresas lo hacen completamente en forma "casera", el 13% involucra a los servicios de la industria, el 13% utiliza los servicios de apoyo del gobierno y un 5% a los consultores (el 2% restante aduce no hacer marketing)

Durante el proceso de emprender llevado a cabo por las empresas centrales, el 25% de los empleados claves provienen de las carreras de turismo. Esto es un hallazgo muy importante para los programas universitarios de turismo ya que, como se indicó anteriormente no pone énfasis en la capacidad de emprender. La información surgida de las encuestas muestra que a pesar que el 11% de los empleados viene de otras empresas del sector no son "robados" a las rivales,. La fuente más importante de captación de empleados en el período de creación de estas empresas son los amigos que comparten  las mismas actividades ecoturísticas (39%). Las relaciones personales son el factor más importante en los lanzamientos de la industria. El contacto con las organizaciones de finanzas existe a un nivel interesante dado que el 38% de las empresas lo considera muy importante para la capacidad de emprender.

Un patrón diferente se observa en el caso de las organizaciones de apoyo. Mientras aproximadamente el 29% de los empleados clave durante el período inicial provienen de los programas de educación en turismo, el 25% lo hace directamente del sector, y más del doble de las empresas centrales. El 29% de otras áreas de negocios y el 17% de la misma empresa. Esto sugiere que las organizaciones de apoyo están más profesionalizadas y relacionadas que los operadores dado que, como ya se vio anteriormente, son empresas más recientes y provienen de emprendedores. A las organizaciones de apoyo también se las ve como más confiables el sistema financiero, con un 75% desarrollando conexiones con bancos e inversores durante la etapa de lanzamiento   y expansión en el mercado ecoturístico

Reunida toda la evidencia resulta que la mayor concentración de las empresas está en Santiago, mientras que la prestación de los servicios se realiza a lo largo y ancho del país desde bases  regionales de operación.

Los consumidores vienen de destinos internacionales a comprar este producto. No hay empresas importantes ni empresas "exclusivas". La investigación está muy poco comprometida con la actividad. Este no es en absoluto un típico cluster porteriano como Wolfe y Lucas (2005) pueden haber dicho. Todavía hay un significativo grupo de interacciones entre un grupo completamente razonable de actores y empresas en el cluster que son innovadores y emprendedores, sin embargo no se puede decir si el cluster lo potenciará. Pareciera que los intercambios más poderosos son las personas  y las habilidades tácitas que ellos tienen.

Conclusiones

Se ha elaborado un esbozo preliminar de las características de un cluster de la industria, con información real que no existía hasta el momento y utilizando las técnicas del análisis de las redes sociales. Las encuestas para reunir esta información fueron directas, se utilizaron conceptos simples  a pesar que la medición de las relaciones de los clusters requiere mucha más información en la medida que los actores crecen. Para realizar lo que se propuso con este análisis y extender  este estudio inicial se requiere un esfuerzo a largo plazo que redundará en la obtención de confianza e interés de los actores del ecoturismo. Entre las empresas centrales de la industria y las organizaciones de apoyo que utilizan conocimiento formalizado hay poca cultura sobre el mismo y sobre la responsabilidad en colaborar en su generación. Si bien las respuestas fueron limitadas sólo se las obtuvo por los contactos personales, por la intermediación de reconocidos profesionales del turismo y las reiteradas visitas personales. Así las cosas sólo un grupo de investigación universitario que desarrolle un fuerte y continuo lazo con la industria del ecoturismo a la vez que una sólida reputación profesional tendrá éxito  en reunir una información más completa, pero como ya se dijera esos grupos aún no existen en Chile.  

Es difícil encontrar una etiqueta apropiada para la industria. El término ecoturismo tiene ventajas y limitaciones al igual que el término "turismo de intereses especiales". Se han mostrado las principales actividades que se desarrollan en Chile y organizado en función de los deportes de naturaleza, la apreciación de la naturaleza, la cultura y el bienestar. Esto parece más significativo que tratar de encontrar un término único para la industria y es importante ya que enfatiza dos áreas, la cultural y la del bienestar, con una gran cuota de potencial no trabajado. Se cree que mucho más importante que un debate sobre el nombre de la actividad, es crear un mejor análisis para ver cómo realmente se agrupan en clusters. La correcta descripción saldrá de un  análisis de la realidad del cluster.

Se encontró información que permitió determinar aspectos básicos del comportamiento del cluster. Los intercambios más intensos en un cluster se dan entre la gente capacitada. La localización geográfica de los clusters se piensa como regional, pero la industria está altamente dividida entre la concentración en Santiago, que tiene posibilidades sólo en actividades culturales urbanas y el desarrollo de actividades con consumidores dispersos a lo largo de todo el país. Es en el Distrito de los Lagos donde se ve potencial para un verdadero desarrollo de los clusters. Sin embargo, las políticas gubernamentales fomentan la regionalización de la industria en todo el país lo cual es contraproducente para el desarrollo de los cluster ecoturísticos.

Se considera que algunos puntos merecen una mayor investigación. Primero,  sólo dos de las organizaciones de apoyo son consultoras, siendo destacable su energía y compromiso. Es probable que pudieran llegar a jugar un rol mucho más importante que el que se pudo de medir si es que fueran subvencionadas por políticas públicas. Segundo, las agencias gubernamentales  están profundamente involucradas en el fomento del ecoturismo a lo largo y ancho del país, pero a través de las entrevistas salta que no están bien coordinadas y sus éxitos en la creación de redes y puestas en marcha son extremadamente bajos. Los éxitos del fomento gubernamental en esta industria nunca se analizaron en forma independiente, lo cual debería ser hecho antes de que se produzcan mayores inversiones en promocionar a los clusters ecoturísticos. Tercero, puede haber pequeños focos de fuerza, en algunos casos hasta sub clusters, en áreas tales como  la exportación de servicios turísticos, servicios de consultoría, astilleros y servicios marinos, equipos de montañismo y complejos ecoturísticos privados.

Referencias bibliográficas

1. Arias, C. 2007 en SERNATUR, comunicación personal del 10 de Abril         [ Links ]

2. Boston Consulting Group. 2006 Estudios de competitividad en clusters de la economía Chilena. Consejo Nacional de Innovación, Santiago         [ Links ]

3. Blanke, J. & Chiesa, T. 2007 The travel & tourism competitiveness report 2007. World Economic Forum, Ginebra         [ Links ]

4. Boza, E., Quinones, F. y Rohrmoser, E. 2006 Industria del turismo de aventura en Chile. Universidad Adolfo Ibáñez, Programa Internacional de MBA, Santiago         [ Links ]

5. Canihuante, G. 2006 Turismo en Chile. La Serena , Fondo Editorial de la Municipalidad de la Serena.         [ Links ]

6. Colegio de Ingenieros de Chile. 2004 Anales, plan estratégico del país 2004-2005. Colegio de Ingenieros de Chile, Santiago         [ Links ]

7. CONAMA (Comisión Nacional del Medio Ambiente) 2005 Política nacional de áreas protegidas . Santiago.         [ Links ]

8. Consejo Nacional de Innovación para la Competitividad. 2006 Informe final . Gobierno de Chile, Santiago         [ Links ]

9. Cooke, P. 2002 Knowledge economies, Clusters, learning and cooperative advantage . Routledge, Printer, Londres         [ Links ]

10. Corcuera, E. s/f Conservación de tierras privadas y ecoturismo en Chile. Caracterización y tendencias. Manuscrito privado disponible en elisacorcuera@yahoo.com         [ Links ]

11. Florida , R., 2005 Cities and the creative class . Routledge, Londres         [ Links ]

12. Fundación Terram. 2005 Áreas protegidas privadas en Chile. Terram Publicaciones, Santiago         [ Links ]

13. Giuliani, E. y Bell, M. 2005 The micro-determinants of meso-level learning and innovation: evidence from a Chilean wine cluster. Research Policy 34 (1): 47-68         [ Links ]

14. Keroack, M., Ouimet, M. y Landry, R. 2004 Networking and innovation in the Quebec Optics/Photonics Cluster. En Wolfe, D. & Lucas, M. (editores.), Clusters in a Cold Climate. McGill-Queen's University Press,         [ Links ]

15. Kouyoumdjiam, H. 2002 Plan de marketing turístico de Chile . Primer Seminario Internacional de Marketing Turístico, Santiago         [ Links ]

16. Leiper, N. 2008 Why 'the tourism industry' is misleading as a generic expression: The case for the plural variation, 'tourism industries'. Tourism Management 29(3):237-251         [ Links ]

17. Lundvall, B. (Editores) 1992 National systems of innovation: towards a theory of innovation and interactive learning. McGill, Queen's University Press, Montreal & Kingston         [ Links ]

18. Lyon, J., Bernhardson, W., Draffen, A., Dydynski, K., Massolo, M., Rachowiecki, R., & Swaney, D. 1997 South America . Lonely Planet, Hawthorn, Vic         [ Links ]

19. Montes, J. S. 2001 Análisis estratégico de la oferta turística de la XII Región. Corfo XII Región, Puerto Montt         [ Links ]

20. OECD (Organization for Economic Cooperation and Development) 1999 Boosting innovation: the cluster approach . Organization for Economic Cooperation and Development, Paris         [ Links ]

21. Ortega, M., Villalobos, D. y Ruiz Keynor. s/f El cluster ecoturístico de Monteverde / Costa Rica.CEPAL, Santiago         [ Links ]

22. Porter, M. 1998 Clusters and the new economics of competitiveness. Harvard Business Review Deciembre:77-90         [ Links ]

23. Robinson, D. 2005 Sudbury 's mining supply and service industry: from a cluster "in itself" to a cluster "for itself". In Global Networks and Local Linkages. Wolfe, D. y Lucas, M. (editores)., McGill, Queen's University Press, Montreal & Kingston         [ Links ]

24. Schaerer, J. y Dirven, M. 2001 El turismo rural en Chile: Experiencias de agroturismo en las Regiones del Maule, La Araucania y Los Lagos. CEPAL, Santiago         [ Links ]

25. SERNATUR. 2006a Plan de acción de turismo 2006-2010.Gobierno de Chile, Santiago         [ Links ]

26. SERNATUR. 2006b Chile Turístico: comportamiento del turismo receptivo 2005. Gobierno de Chile, Santiago         [ Links ]

27. SERNATUR. 2006c Turismo: Informe Anual 2005. Gobierno de Chile, Santiago         [ Links ]

28. SERNATUR Planificación. 2006 Catastro de empresas prestadoras de servicios turísticos: año 2006. Gobierno de Chile, Santiago         [ Links ]

29. Silva, I. 2002 Desarrollo local y alternativas de desarrollo productivo: el impulso de un cluster eco-turistico en la región de Aysen. CEPAL, Santiago         [ Links ]

30. Tiffin, S. y Bortagaray, I. 2008 Innovation clusters in Latin America . En Haar, J. (editores), Can Latin America Compete? Confronting the Challenges of Globalization. Palgrave Macmillan, London and New York         [ Links ]

31. Twynam, D. y Robinson, D. 1997 A market segmentation analysis of desired ecotourism opportunities. Sault Ste. Marie, Ont., Natural Resources Canada, Canadian Forest Service. NODA/NFP Technical Report TR-34         [ Links ]

32. Wasserman, S., y Faust, K. 1994 Social network analysis: methods and applications. University of Cambridge Press, Cambridge         [ Links ]

33. Wolfe, D. y Lucas, M. 2005 Global networks and local linkages. McGill, Queen's University Press,  Montreal & Kingston         [ Links ]

Recibido el 18 de Julio de 2007
Correcciones recibidas el 12 de febrero de 2008
Aceptado el 02 de abril de 2008
Arbitrado anónimamente
Traducido del inglés