SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.18 número3La marca - ciudad como herramienta de promoción turística: ¿Instrumento de inserción nacional e internacional?Logística integrada de eventos: El caso del Festival de Danza de Joinville (SC) - Brasil índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Bookmark


Estudios y perspectivas en turismo

versión On-line ISSN 1851-1732

Estud. perspect. tur. v.18 n.3 Ciudad Autónoma de Buenos Aires mayo/jun. 2009

 

Demanda turistica en San Miguel de las Misiones (RS) - Brasil

João Batista Neto* y Mário Jorge Pires**

Escuela de Comunicación y Arte. Universidad de São Paulo - Brasil.

* Licenciado en Historia por la Universidad Estadula de Londrina, Brasil (1992), Magister en Integración de América Latina (2003) y Doctor en Artes por la Universidad de San Pablo (Brasil) en 2007. Actualmente se desempeña como Profesor Invitado de la Esacuela de Comunicación y Artes de la Universidad de San Pablo - ECA/USP y como Editor-en-Jefe de la Revista Electrónica en Turismo Cultural [www.eca.usp.br/turismocultural]. E- mail:
** Graduado en Historia (1981), Magister en Ciencias de la Comuninicación (1987) y Doctor en Ciencias de la Comunicación (1992) por la Universidad de San Pablo, Brasil. Es Presidente del Consejo Editorial de la Revista Electrónica en Turismo Cultural [www.eca.usp.br/turismocultural] y profesor de la Universidad de San Pablo. E-mail: <majortur@gmail.com>

Resumen: En este artículo se presentan los resultados de una investigación mixta, cualitativa y cuantitativa, sobre la demanda turística en São Miguel de las Misiones (Río Grande do Sul - Brasil). El objeto de investigación fue analizar la percepción de los turistas culturales respecto a la ciudad donde se encuentran las ruinas jesuíticas guaraníes de São Miguel Arcanjo, declaradas en 1983 como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO. Se realiza una descripción de las principales ruinas misioneras y su situación actual; y se presentan los resultados de la investigación sobre la demanda turística realizada en 2005 en la ciudad de São Miguel de las Misiones.

PALABRAS CLAVE: Turismo cultural; Patrimonio cultural; Reducciones jesuíticas.

Abstract: Tourist Demand in São Miguel das Missões - RS (Brazil). The results of a both qualitative and quantitative research about the tourist demand in São Miguel das Missões, in Rio Grande do Sul, Brazil, are presented on this brief article. The aim of the research was the perception of the cultural tourists interested in this city whose main attraction are the ruins of the Jesuit reduction of the Guarani de São Miguel Arcanjo, considered by UNESCO as the World Cultural Heritage since 1983. After a description of the main missionary missions and their updating situation, this paper shows the results of a research that took place in 2005 in the São Miguel das Missões - RS village town.

KEY WORDS: Cultural tourism; Cultural heritage; Jesuit Missions.

INTRODUCCIÓN

Las reducciones Jesuíticas Guaraníes se ubican en Brasil, Paraguay y Argentina y formaron parte de una sociedad diferenciada en Hispano-América debido a la manera en que los guaraníes fueron introducidos en la estructura de la sociedad colonial. Paraguay fue el único lugar de América Latina donde los aborígenes resistieron el establecimiento de la colonización en gran escala, en un proceso que duró 150 años y en el cual los Jesuitas establecieron un sistema de reducciones que sirvió para impedir el avance de los portugueses en la región al mismo tiempo en que consolidaba el catolicismo como religión de los indígenas.

De las 30 Reducciones Jesuíticas, actualmente sólo 18 tienen garantía de supervivencia (Di Stefano 1994:189) excluyendo las reducciones que formaron nuevas ciudades y las que se encuentran en un avanzado grado de extinción. Las ruinas que pueden salvarse si se realiza de forma correcta su restauración y preservación son en Argentina: San Ignacio Miní, Santa Ana, Loreto, Santa María La Mayor, Yapeyú, San Carlos y Apóstoles; en Brasil: São Miguel, São Nicolau, São João Batista y São Lourenço; y Trinidad, Jesús, San Cosme y Damián, San Ignacio Guazú, Santa Fe, Santiago y Santa Rosa en Paraguay. De estas ruinas las más visitadas por los turistas son: San Ignacio Mini (Argentina), Trinidad y Jesús (Paraguay), y São Miguel (Brasil).

Mapa 1: Región de las misiones

Fuente: Secretaria de Turismo de la Província de Misiones

San Ignacio Miní está incluido en el circuito turístico de Cataratas de Iguazú y es la más visitada. Sin embargo, la ciudad creció de forma desordenada alrededor de las ruinas y se construyeron edificios de dos o tres pisos a 30 metros del sitio, los cuales llaman la atención del visitante y, paradójicamente, se establecieron allí por su causa. Son locales de venta de souvenir, restaurantes, bares, agencias de viaje y comercios relacionados con el turismo. Cerca de allí los indios guaraníes venden artesanías en una feria, alrededor de los restaurantes y de los ómnibus que transportan turistas.

El Centro de Interpretación de la Historia de las Reducciones Jesuíticas de los Guaraníes, un edificio de estilo neoclásico, no se condice con la antigua reducción. Comienza con una sala indígena donde presenta como original una canoa que no pertenece a esa época. En el patio interno se muestra la mitad de una embarcación rodeada de marineros que simboliza la llegada de Colón a América. En otra sala se encuentra indumentaria de los monarcas y nobles de la Corte de España y, finalmente, se observa en una sala oscura 20 muñecos con hábitos negros representando a los jesuitas. El gran final es una maqueta gigante de la antigua reducción de San Ignacio Miní.

En el ingreso a las ruinas se puede contratar un guía por 10 dólares para visitar las casas de los indígenas, la iglesia y la sacristía, el colegio y las casas de los sacerdotes. Una pequeña casa alberga algunos objetos originales que pertenecieron a la iglesia; todos en estado precario, desparramados por el piso, sin cuidado ni identificación.

Pero nada se compara con el tratamiento que Paraguay ha dado a su único Patrimonio Cultural de la Humanidad: las ruinas de Trinidad y Jesús. Hace años que Trinidad está inmersa en una situación de descuido y vulnerabilidad. Existe sólo un cartel en la entrada para autos que indica el ingreso a las ruinas. La señalización externa es inexiste y la interna es calamitosa. No existe ningún tipo de explicación acerca de la vida cotidiana de la población.

La ciudad de Santísima Trinidad posee aproximadamente 4.000 habitantes; cuenta con un hotel y un restaurante de dudosa calidad. Al ingresar el visitante encuentra agua y baños, pero no existen locales de venta de souvenir; aunque a veces hay indígenas vendiendo chucherías. El estacionamiento también se utiliza para pastorear caballos y jugar al fútbol.

Si bien la iglesia no tiene la fachada, conserva algunas piezas que no existen en otra parte como el púlpito, las pilas laterales y la pila bautismal. Todo está expuesto sin ninguna protección. Entre las ruinas de la iglesia aún se descubren santos esculpidos en piedra y piezas talladas como los pórticos y el friso de los ángeles músicos, obra máxima del arte jesuítico-guaraní según el arquitecto argentino Darko Sustersic (1999:153).

La sacristía fue transformada en museo donde se exhibe una maqueta de la reducción, calaveras encontradas en la cripta y cabezas de ángeles que adornaban la iglesia. La construcción de adobe ha pasado a ser un montículo de barro y las piezas que necesitan ser restauradas están abandonadas en un antiguo claustro o expuestas sin cuidado, amontonadas en estantes de madera bajo una galería.

Las casas indígenas están invadidas por los yuyos y el único campanario existente está podrido y no se puede subir a la parte superior. La otra iglesia también está en ruinas, aunque la capilla de la ciudad (ubicada fuera del sitio) posee obras de arte misionero como los ángeles antorcheros, la Santísima Trinidad, el Corpus Christi y tantos otros objetos que aún hoy son adorados durante la misa.

En el año 2005 se observó que las ruinas de la Reducción de Jesús tenían una vía de acceso dificultosa sintetizada en 12 kilómetros de suelo desmejorado para ver una iglesia decorada con arte mudéjar; estilo andaluz que funde los estilos cristiano e islámico.

En términos de conservación, Brasil está en mejor situación que sus vecinos. La mayor cantidad de piezas de piedra están en Trinidad, donde también se encuentra la iglesia con la ornamentación más bella; incluso Brasil posee un museo de permanente conservación que no existe en otros países.

São Miguel cuenta con un buen hotel y una posada asociada a la red internacional de Albergues de la Juventud. Dos restaurantes se especializan en la gastronomía local que incluye carne asada aunque no se sirve el churrasco con costilla, característico de los guaraníes. Los aborígenes son pocos y se dedican a la venta de artesanías con autorización del IPHAN (Instituto do Patrimônio Histórico e Artístico Nacional). En el ingreso se cobra la entrada y hay agua, baños, venta de snack, bebidas, camisetas, libros, CDS y souvenir.

Al visitante le lleva entre dos y tres horas recorrer el cementerio, la iglesia, el colegio, la quinta, las ruinas de las casas indígenas y el museo de las misiones. Durante la noche el visitante paga una nueva entrada para ver el espectáculo de luz y sonido con las voces de Fernanda Montenegro, Lima Duarte y Armando Bogus, creado por el artista plástico Darwin Gazzana. Se trata de la interpretación de la vida en la reducción de São Miguel.

Según el estudio realizado en 2005, sólo el 20% de 495 turistas contrataron una agencia de viajes. De acuerdo con Franco (2000:65) de 397 turistas sólo 1 manifestó haber usado los servicios de una agencia. En lo que respecta a la pregunta Conoce São Miguel?, Franco (2000:67) sostiene que el 32% de los visitantes ya la conocían; mientras que la investigación realizada en 2005, muestra que el 33% había estado anteriormente.

Al preguntar por las diferencias percibidas en el lugar entre una visita y la siguiente, se deduce que el empeño realizado por el IPHAN en los últimos años fue reconocido por los visitantes:

* En cada visita se nota una mayor preocupación por preservar lo que queda de la historia de las misiones.

* La primera vez que vinimos era un campo, no me gustó. Ahora está limpio y organizado.

* Hace algunos años el lugar no estaba tan bien conservado.

* Estuve hace 22 años y ahora veo que existe preocupación por preservar el patrimonio.

* Hace 40 años atrás era todo abierto, yuyos por todos lados. Mejoró mucho.

* Estuve aquí hace 15 años atrás. Todo mejoró. Me encantó la presentación del show y la amabilidad de los habitantes.

* Hace 18 años atrás, la conservación era más precaria.

Al preguntar sobre lo que el museo o la iglesia despertaron en los visitantes, algunas respuestas se refirieron a la organización, limpieza, seguridad, preservación y conservación del patrimonio. Uno de los entrevistados dijo sentir orgullo por la preservación de la historia en sí. Aunque también hubo críticas y sugerencias sobre la realización de los trabajos en las ruinas.

EL TURISMO EN LAS MISIONES

¿Cómo llegan los visitantes a este sitio histórico-arqueológico? ¿Cuál es el origen? ¿Cuáles son sus motivaciones? ¿Vinieron por la publicidad turística? ¿Utilizaron el hospedaje ofrecido? ¿Viajaron solos? ¿Cuál es el perfil de la demanda?

Dos trabajos de postrado sobre el turismo en la región misionera fueron de gran valor para dar un marco a este artículo. Uno de ellos es un estudio sobre el perfil turista realizado en 2000 y titulada Potenciación de las Ruinas Jesuíticas de la Región de las Misiones, cuyo autor es Nery Alberto Dominguez Franco. El otro trabajo, realizado en 1999, es sobre planificación turística; pertenece a Carmen Regina Dorneles Nogueira, de la URI [Universidade Regional Integrada do Alto Uruguai e das Missões], y se titula Turismo en el MERCOSUR: el Circuito Internacional de las Misiones.

Al comparar los trabajos se puede establecer que abordan de manera diferente la misma región y el mismo tema. Los dos autores pertenecen a la región misionera y pueden ofrecer una visión desde adentro, mientras que la visión que brinda este artículo es desde afuera, más distante.

El trabajo de campo realizado que dio origen a este artículo tuvo lugar durante las vacaciones escolares y de los trabajadores asalariados; tanto de Brasil, como Paraguay, Argentina y Uruguay.

La Oficina Regional del IPHAN de São Miguel informó que el mayor número de visitantes registrado fue de 80 mil personas en 1987, año en que se conmemoraron los 300 años de la fundación de las reducciones en territorio riograndense y en que las diversas actividades realizadas proporcionaron una efectiva difusión del patrimonio cultural misionero. Desde julio de 1994 existe la medición de cantidad de visitantes en São Miguel y los números registrados en los últimos 10 años se aprecian en el Gráfico 1.

Gráfico 1: Número de visitantes en las ruinas de São Miguel (1994-2004)

Fuente: IPHAN

El mayor número de visitantes al sitio de São Miguel está dado por los niños en edad escolar (67% en total). Por este motivo la mayor afluencia se observa durante los meses de septiembre, octubre y noviembre cuando el alumno estudia la historia de Río Grande do Sul. Muchos turistas dicen que estuvieron en las ruinas cuando eran chicos: Vine con la escuela, en una excursión escolar, de pic-nic con la maestra.

El registro de visitantes anuales es de aproximadamente 15.600 personas. De acuerdo con Gil (1989:101) para obtener datos confiables es necesario utilizar la estadística y realizar cálculos diversos. Siguiendo la tabla elaborada por Gil se concluye que para un universo de 15.000 turistas que visitan São Miguel -trabajando con un nivel de confianza del 95% y con un margen de error de (más o menos) 5%- es necesario contar con 390 cuestionarios respondidos. Para este estudio se obtuvieron 475.

El número de visitantes es equitativo en lo que a género respecta (Tabla 1). Sin embargo, en lo que hace a la edad, Franco (2000) señala que casi la mitad de sus entrevistados tenía entre 10 y 29 años; y que el 32% se encontraba entre los 10 y 19 años; mientras que en el estudio realizado en 2005, el 73% de los visitantes tenía más de 25 años. Para Franco (2000:105), la aplicación de la investigación en otra época podría producir datos diferentes, aunque debe mencionarse que realizó la investigación durante el mayor auge de visitantes -entre el 5 y el 12 de septiembre de 1998- cuando las ruinas eran visitadas principalmente por estudiantes. La escuela se destaca como la forma de mayor difusión de las misiones (Franco 2000:63).

Tabla 1: Cantidad de cuestionarios respondidos por los visitantes de São Miguel (2005)

Fuente: Batista Neto, 2007

En el ítem inducción del viaje, el estudio realizado en enero de 2005 evidenció que el 44% de los entrevistados llegaron por recomendación de amigos o familiares (Tabla 2).

Tabla 2: Inducción del viaje

Fuente: Batista Neto, 2007

La mitad de los entrevistados estaban casados y el 40% eran solteros. Los datos sobre el ingreso se obtuvieron mediante el criterio de la ABIPEME (Asociación Brasileña de Investigación de Mercados). Se comprobó que el turismo cultural es practicado por personas que cuentan con un ingreso dentro del mínimo satisfactorio. Cerca del 80% pertenece a las clases B y C. Si se suma quienes pertenecen a la clase A, el número de visitantes con un buen ingreso llega al 88%. Se puede decir que el perfil socio-económico de los visitantes es el de una persona casada de clase media (Gráfico 2).

Gráfico 2: Nivel de ingreso de los visitantes de São Miguel

Fuente: Batista Neto, 2007

Sólo 11 de los 475 entrevistados eran extranjeros; no obstante, pensar que los extranjeros no visitan São Miguel en esta época del año es un error. Con ellos sucedió lo mismo que con gran parte de los entrevistados brasileños, tenían prisa y no podían dispensar 15 minutos para contestar el cuestionario.

En el ítem referido a la profesión se comprobó que una buena parte de los visitantes (34%) tuvieron que realizar un curso superior para poder ejercer su profesión, la exigencia para ser un profesional de ciencias y artes de acuerdo a la Clasificación Brasileña de Ocupaciones del Ministerio de Trabajo. Se reafirmó lo que ya se sabe del turismo cultural, que es preferido por personas que poseen un alto grado de instrucción.

En cuanto al origen de los visitantes, la mayor parte de ellos proviene de Río Grande do Sul, estado compuesto por 22 regiones (Mapa 2). Para Franco (2000) la mayoría llegaron de la región metropolitana de Porto Alegre (casi ¼ del total). Los resultados de este estudio muestran que de los 234 turistas provenientes de Río Grande do Sul, 130 son vecinos de São Miguel, de la región de las misiones o de las regiones limítrofes: Central, Noroeste y Fronteras Noroeste y Oeste.

Mapa 2: Regiones que componen el Estado de Río Grande do Sul

Fuente: NUTEP/UFRGS (Núcleo de Estudos e Tecnologias em Gestão Pública - Universidade Federal do Rio Grande do Sul) - (http://nutep.adm.ufrgs.br/mapas/regioes_rs.jpe)

São Miguel pertenece a la Región de las Misiones que, según el COREDE (Consejo Regional de Desarrollo), involucra a 27 municipios y es una de las más pobres entre las regiones que componen Río Grande do Sul. El sector agropecuario es la base de la economía, la industrialización es mínima y las actividades económicas urbanas son el comercio minorista y el sector de servicios. Como en São Miguel están las ruinas menos destruidas del Estado y es considerado el lugar donde radica la herencia de la historia guaraní misionera, el turismo resulta un potencial factor de desarrollo económico de la localidad.

La Carta Patrimonial de Nueva Delhi del año 1956 abrió la discusión sobre lo que debe ser conservado como patrimonio, inclusive el patrimonio arqueológico. La carta establece los deberes del Estado para la protección del patrimonio, incentiva la creación de un órgano responsable, la preservación en cada Estado miembro y el uso de la educación patrimonial también considerada en el turismo como forma de despertar y desarrollar el respeto y la estima por el pasado.

Todo esto es una obviedad para los investigadores en turismo. Pero parece que algunas autoridades, gestores y hasta investigadores sociales que desconocen al sector turístico critican o restringen el acceso al patrimonio como si las personas fuesen los nuevos bárbaros. Barretto (1995:29), siguiendo a Turner y Ash señala que los turistas son comparados con las hordas invasoras del Imperio Romano en el siglo V, que pasaban destruyendo todo. Pensar en el turista como si formara parte de la leyenda de Atila el huno cuyo caballo impedía el nacimiento del pasto por donde pisaba es absurdo, rechazado e indeseado por todos los que tratan al turismo con responsabilidad.

Hay que destacar dos factores básicos sobre este debate. El primero es que el turismo ha sido objeto de críticas cada vez más disparatadas debido a que es la cara visible de la globalización. Según Trigo (2002) el turismo se beneficia de los avances tecnológicos, de los avances del transporte y de la infraestructura, desde los tiempos de la primera excursión organizada por Thomas Cook en Inglaterra en 1841.

El turismo es una de las claras expresiones materializadas de la posmodernidad, por eso es criticado por aquellos que están en contra del progreso o de las perversiones de la globalización (Trigo 2002:48).

Así, el turismo debe ser puesto en práctica teniendo en cuenta la calidad total. No sólo debe estar planificado, sino que también debe ser aplicado sin miramientos en el nivel de excelencia. De esta forma, el turismo crea empleo (directo e indirecto), genera impuestos, es agente do desarrollo económico, salvaguarda el patrimonio y crea condiciones para un mejor ejercicio de la ciudadanía.

Si está mal planificado e implementado, aparecen la contaminación, la exclusión social, la concentración del ingreso, el aumento de la prostitución, el incremento de la explotación sexual infantil y el compromiso de inversiones en proyectos mal elaborados (Trigo 2002:98).

Un proverbio asiático dice que el turismo es como el fuego: puede cocinar su cena en él, pero si no tiene cuidado incendiará su casa (en Padilha 2006:8).

Pensando en evitar los problemas que el turismo pueda acarrear a São Miguel se han realizado muchos estudios y varias reuniones con políticos, empresarios y miembros de la sociedad civil. Los estudios académicos realizados por Franco y Nogueira mostraban la viabilidad del turismo como factor de desarrollo económico regional, y ya se pueden ver algunos cambios como la construcción de infraestructura esencial para una eficaz realización de la actividad turística, por ejemplo el Centro de Información Turística y el Wilson Park Hotel.

Según Boullón (1997), se debe hacer una diferenciación entre la infraestructura general y el equipamiento turístico. La infraestructura es necesaria para que un país o región pueda sustentar sus estructuras económicas y sociales como educación, vivienda, salud, transporte, comunicación y energía. El equipamiento turístico son las instalaciones que surgen para satisfacer al mercado turístico. Puede ser dividido en cuatro categorías: alojamiento; alimentación; entretenimiento; y otros servicios.

São Miguel de las Misiones es una ciudad que carece tanto de infraestructura como de equipamiento turístico adecuados para satisfacer las pretensiones de los políticos, empresarios, miembros de la sociedad civil, académicos y demás interesados que piensen el turismo como la lámpara mágica de Aladino.

En cuanto a la oferta turística, se tenía una perspectiva del 81 % de que fuese buena o excelente y, luego de ser utilizada, el 77% mantuvo su opinión (Tabla 3).

TABLA 3: Expectativa y calificación de la oferta turística de São Miguel

Fuente: Batista Neto, 2007

Más allá de las altas expectativas, algunos manifestaron sus críticas: Yo sé que la ciudad es pequeña y debe tener una estructura diferente. También hubo quien mostró indignación por la infraestructura inadecuada, la ausencia de restaurantes y bares próximos a las ruinas, o porque la recepción al turista es precaria.

La mejora en el transporte es una de las prioridades del lugar. Más de la mitad de los visitantes viajó en auto y muy pocos lo hicieron en avión. El aeropuerto más próximo, con vuelos diarios a São Paulo y Porto Alegre es el de Santo Ángelo a 58 kilómetros de São Miguel. Las líneas de ómnibus son pocas y precarias.

En cuanto a la cuestión ambiental, los países de América elaboraron las Normas de Quito, documento aprobado en 1967 por el Departamento de Asuntos Culturales de la Organización de Estados Americanos (OEA).

En la cuestión del medioambiente donde está inmerso el patrimonio cultural se destaca la idea de que el espacio es inseparable del concepto de monumento, motivo por el cual la tutela del Estado puede y debe extenderse en el contexto urbano o ambiente natural inmediato. (…) la valoración del patrimonio debe ser acompañada de infraestructura turística (IPHAN s/f).

Las Normas de Quito se anticipan a las resoluciones de la UNESCO, especialmente a las Nuevas Declaraciones de los Derechos del Hombre en relación al Turismo Cultural y del derecho del ser humano a poder conocer su patrimonio y el de los otros. Sin embargo las Normas de Quito aclaran que tiene que haber infraestructura turística. Sin esta condición básica, sólo el turista informal o alocéntrico (prefieren viajes diferentes, a zonas alejadas, de aventuras, y por cuenta propia), según Stanley Plog (en OMT 2001:70) puede visitar y conocer determinados patrimonios.

Para visitar São Miguel de las Misiones es necesario llegar en auto u ómnibus porque el aeropuerto más próximo está a 60 kilómetros (Tabla 4). El asfalto hasta São Nicolau es muy precario y la infraestructura sencilla. El caso de las ruinas de São Lourenço y de São João Batista es aún peor, porque están aisladas en medio del campo, sin infraestructura y sin acceso por vía asfaltada.

Tabla 4: Medio de transporte utilizado por el visitante de São Miguel

Fuente: Batista Neto, 2007

En general, los entrevistados coincidieron en la falta de señalización. Aunque ellos también manifestaron entender la gran responsabilidad que significa cuidar el Patrimonio de la Humanidad y realizaron sugerencias como:

*Las cosas pueden mejorarse, sólo se necesita interés y apoyo. Interés por parte de los organismos públicos, para colocar carteles en los accesos como por ejemplo: Misiones a 150 km o a 50 km.

El 50% de los visitantes llegó con su familia y, el 20%, viajaba con amigos. En cuanto al motivo de viaje, 71 entrevistados dijeron que llegaron porque se encontraban en la zona: Vine a una fiesta en Santo Ángelo y aproveché para conocer las Misiones; Vinimos a visitar familiares cerca de aquí y aprovechamos para visitar las ruinas porque nuestra hija de seis años no las conocía; Vinimos al rodeo de campeones de Santiago y aprovechamos para conocer la región de las Misiones; Vine a acompañar a mi novio al trabajo; etc. El turismo incidental no debe ser despreciado en el análisis, más aún cuando involucra a una niña de seis años cuyo padre insiste en hacerla conocer el Patrimonio Cultural de la Humanidad.

En 44 entrevistas aparecen las expresiones traer la familia, traer los amigos, traer la novia, etc. Este tipo de pensamiento comprueba la voluntad de mostrar algo que es de ellos, que le pertenece a los pobladores de la región y del Estado, algo por lo cual sienten orgullo (Tabla 5).

Tabla 5: Composición del grupo de visitantes a São Miguel

Fuente: Batista Neto, 2007

Franco (2000:66) midió la cantidad de días que el visitante estuvo en la región y obtuvo el siguiente resultado: el 57% de los visitantes regresaban el mismo día y el 30% permanecían sólo dos días. También se pudo establecer que el 34% de los visitantes no pretendía pasar la noche en la región. ¿Pueden estos visitantes ser denominados turistas de un día? ¿Será la falta de más atractivos la responsable del corto tiempo de permanencia? Pires (2001) señala que debe hacerse la máxima valoración de los atractivos intentando proporcionar alternativas para todos los segmentos de público a fin de prolongar el tiempo de estadía del turista.

La praxis del turismo enseña que una serie de factores (publicidad, amigos, educación, búsqueda de status, búsqueda de conocimiento, reducir el stress) alimentan el deseo y la imaginación transformando el universo simbólico del individuo y convidándolo a desplazarse por nuevos lugares, aventurándose al lugar del otro. En este sentido, se puede afirmar que todo el turismo es turismo cultural.

Tabla 6: Alojamiento utilizado por los visitantes a São Miguel

Fuente: Batista Neto, 2007

Su transformación en turismo de masas es su gran problema. El turismo de masas es el fenómeno que se da cuando una determinada cantidad de personas viaja hacia el mismo lugar al mismo tiempo. Es estimulado por lo paquetes turísticos que debido al volumen de personas que transportan pueden bajar los costos del viaje (Pellegrini Filho 2000:276).

Los estudios realizados muestran que el primer momento en la relación entre el turista y la comunidad receptora es de euforia. De ambas partes se establecen relaciones satisfactorias. Se observa cierta apatía cuando el turismo se consolida, cuando lo autóctono verifica una repetición sistemática de un mismo proceso, más allá de que la experiencia para el turista sea diferente. Aparece la irritación cuando los turistas no consiguen satisfacer las necesidades debido a la incapacidad del equipamiento y la infraestructura. El cuarto estado es la culpa, donde la comunidad receptora pasa a atribuir los problemas y los males de la localidad al turista. Finalmente, cuando el turista no ve los impactos negativos de la práctica turística o por otros motivos, se preocupan por los cambios sucedidos con la masificación. En ese momento se verá que la planificación no fue gestionada adecuadamente, si es que hubo un plan (Doxey en Rampazzo 2007).

Una vez que el turista eligió viajar a São Miguel de las Misiones surge la preocupación respecto a la manera de llegar y, si lo logra, aparece la preocupación relacionada con el lugar para alojarse y alimentarse. La ciudad presenta muchas fallas en este sentido. La Posada de las Misiones y el Wilson Park Hotel son buenos establecimientos y resuelven el tema del hospedaje sin embargo, no se puede afirmar lo mismo de los restaurantes. Sólo dos de ellos merece algún tipo de comentario. Tampoco existen opciones de entretenimiento nocturno, salvo un show de luz y sonido.

En la región de las misiones existen varios atractivos turísticos que pueden ayudar a que los sueños de los dirigentes locales se transformen en realidad. Si bien en turismo hay que ir con cuidado, los atractivos no pueden hacerse cargo del desarrollo de toda una región, ya que los lugares turísticos son inventados culturalmente. Lo que hoy es considerado atractivo para el turismo no lo era en el pasado, y tal vez no lo sea en el futuro. Como la cultura varía en el tiempo y el espacio, lo que es atractivo para un grupo puede no serlo para otro. La oferta turística debe adecuarse a la demanda y ser flexible a los cambios significativos; y se debe trabajar con planificación para evitar problemas.

Nogueira (1999) realizó un cuadro de los atractivos turísticos de toda la región de las misiones, incluyendo los países vecinos, para viabilizar el Circuito Internacional de las Misiones Jesuíticas. En Brasil, se destacan en Rio Grande do Sul, además de São Miguel, Santo Àngelo, las ruinas de São Lourenço, São João Batista, São Nicolau y Caaró. En Paraguay, las ruinas de las reducciones de Trinidad y Jesús son Patrimonio de la Humanidad y compensan el escabroso desplazamiento hasta allí.

En Argentina se encuentran las ruinas de las reducciones de San Ignacio Miní, Santa Ana y Loreto que también son Patrimonio de la Humanidad. Él turista llega en avión hasta Posadas, capital de la provincia de Misiones, pasa por San Ignacio y termina la visita en Puerto Iguazú (lado argentino de las Cataratas).

En Uruguay, Colonia del Sacramento es el lugar que no figura en la región de las misiones y fue objeto de disputas entre portugueses y españoles durante la época colonial. Actualmente recibe 500 mil visitantes/año. Fuera de la región misionera también está la ciudad de Foz do Iguaçu (Brasil), que recibe aproximadamente 1,5 millones de visitantes/año.

En varias conversaciones con los residentes, se percibió la expectativa por la posible captación de un mayor número de turistas a través del Circuito Internacional de las Misiones al igual que de la práctica del turismo religioso conjuntamente con la pequeña ciudad de Caaró, donde murieron los padres Afonso Rodrigues y Roque Gonzáles, el 1 de noviembre de 1628, con el intento de convertir al catolicismo a los indios de la región. Canonizados en 1988, Caaró se transformó en centro de turismo religioso.

Franco (2000:72-4) no centra su estudio en São Miguel, sino que analiza la región como un todo, pero los resultados pueden figurar como sugerencias para aumentar las visitas turísticas a São Miguel. En lo que respecta a atractivos, Franco ya había analizado la necesidad de un mayor número de atractivos en la región de las misiones. Los turistas deseaban la organización de museos, destacar la arquitectura misionera y difundir la civilización guaraní.

En lo que respecta al entretenimiento, Franco (2000) presenta una lista de factores para el desarrollo turístico del área: parque temático con tema local, historias pintorescas, espectáculo de luz y sonido con traducción a otros idiomas (español, francés, inglés), carreteras para motos, senderos, paseos por el campo participando de actividades rurales (cosecha de soja y trigo, ordeñe), paseos ecológicos, festivales musicales y actividades nocturnas.

Analizando la lista de sugerencias para el desarrollo turístico de São Miguel, el espectáculo de luz y sonido ya debería ser bilingüe. El parque temático es algo peligroso y habría que plantearse qué mostrar: ¿la cultura guaraní antes de los jesuitas? ¿reconstruir una reducción y mostrar las actividades que se realizaban allí? Un sacerdote católico dijo que la gente no quiere el folclore barato del indígena con arco y flecha.

Los paseos ecológicos y los senderos ya existen en la región; la Ruta de las Misiones y el Camino de las Misiones se asemejan a lo que se realiza en el Camino de Santiago de Compostela, en España. La estructura es la misma: recorriendo varios kilómetros por diversos pueblitos apreciando el paisaje, en grupo y bajo el mando de un guía.

Las historias pintorescas son destacadas por varios teóricos del turismo cultural como Pires (2001) y Pellegrini Filho (2000). Para estos autores las historias invitan al turista a descubrir al otro que lo recibe, mostrando de forma amistosa un poco de su vida. Crea lazos de identidad entre los turistas y la localidad. Estas historias no se consideran una curiosidad y están muy lejos de pertenecer al folclore. Sin embargo, no se observa que hayan sido utilizadas como atractivos en São Miguel. A no ser que se considere el espectáculo de luz y sonido y la figura de Sepé Tiaraju, como una historia pintoresca de la región.

En lo que respecta a turismo rural, como señala Franco (2000), la región cuenta con un potencial sorprendente. En 2005 ya había intenciones de mostrar la vida cotidiana del campo a los turistas, como el pastoreo del ganado, tomar mate, contar historias pintorescas, o preparar el asado. Según Tulik (en Franco 2000:81) la práctica del turismo rural posibilita aumentar el ingreso de los propietarios e impedir el éxodo rural.

En cuanto a la publicidad turística de São Miguel, el 58 % de los visitantes la consideran excelente e o buena. Pero las opiniones del aspecto cuantitativo del cuestionario no coinciden con las opiniones recogidas en las entrevistas. Varios entrevistados mencionaron que falta difusión del atractivo e hicieron hincapié en la falta de un sitio web específico del municipio.

Una entrevistada afirmó que las misiones casi no forman parte de la historia de Brasil, porque los libros casi no las citan y porque el lugar es poco conocido por las personas.

CONSIDERACIONES FINALES

São Miguel de las Misiones es un importante legado histórico de la cultura material y pertenece a lo que el mercado del sector turístico denomina turismo cultural. Vale destacar que el estudio realizado desmiente lo que afirma la bibliografía tradicional sobre el turismo cultural, que es típico del público de la tercera edad. Los resultados muestran que más de la mitad de los visitantes tiene entre 35 y 50 años.

Las características del visitante de São Miguel pueden compararse con los visitantes que aparecen en algunos trabajos europeos sobre turismo en antiguos castillos. Según estos estudios, los jóvenes, acompañados de sus padres y sus parejas representan la mayoría de los visitantes. O sea, que el público es la familia.

Después, curiosamente, existe un intervalo y estos mismos jóvenes no vuelven al destino visitado y permanecen separados del acervo cultural de los castillos. Más tarde, cuando ingresan en la mediana edad regresan acompañados de sus esposas e hijos. Esta parece ser una característica bastante común del perfil de visitantes de castillos y ruinas históricas; y São Miguel refuerza este análisis.

Asimismo, los datos observados en la bibliografía sobre turismo cultural, en lo que respecta al ingreso de los visitantes, son certificados ya que según Quadros (2004) esta forma de turismo es practicada por quienes cuentan con ingresos medios y altos y también poseen ocupaciones compatibles con profesiones que requieren enseñanza media y superior.

Se puede afirmar que los mayores problemas de São Miguel se encuentran en la precariedad de la infraestructura y en la debilidad del equipamiento turístico y la gestión pública debe tener siempre presente que estos aspectos frustran las expectativas de los turistas. El estudio debe ser un alerta: no basta tener un buen atractivo o, como en este caso, un atractivo reconocido como Patrimonio de la Humanidad. El turismo es una actividad que al igual que la industria exige inversión bien planificada.

Así hubo una disminución de las expectativas en cuanto a la evaluación de la visita y una visible irritabilidad expresada en lo referente a infraestructura y equipamiento turístico. Esto ocurre porque el perfil del turista que en la actualidad recorre el territorio brasileño es muy diferente del que lo hacía hace algunas décadas atrás. En el pasado, había extranjeros interesados en destinos exóticos y en esa época hasta Río de Janeiro era considerado así. Por lo tanto se construyeron hospedajes que pudieran satisfacer a ese público.

No hace mucho tiempo, en términos históricos, el litoral y el interior de Brasil eran llamados la gran selva. Quien quisiera recorrer Brasil tenía que someterse a lo imprevisto ya que los lugares lejos de ser destinos turísticos no poseían lo mínimo indispensable. Se llegaba al lugar sin saber dónde se iba a dormir o comer. Con el crecimiento y la organización del sector de los viajes, el turista pasó a ser alocéntrico, aventurero y adinerado. Nuevos segmentos medios de la población estaban dispuestos a viajar y a que les ofrezcan servicios de calidad a un precio compatible con su ingreso.

Viajar a cualquier costo es aún una característica de la demanda turística. Aunque no es la mayor. Con cierta seguridad se puede afirmar que quien viaja a São Miguel no se diferencia significativamente de aquel que viaja a destinos culturales o naturales, que incidentalmente aprecia el legado cultural y que sólo hasta cierto punto está dispuesto a enfrentar precariedades que le dificulten el placer del viaje. Es menester que los gestores se preocupen no sólo por los aspectos museísticos, que son muy importantes, sino también por la calidad de la visita en el más amplio sentido.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Barretto, M. (1995) "Manual de iniciação ao estudo do turismo. Papirus Editora, Campinas, SP        [ Links ]

2. BATISTA NETO, J. (2007) A Luta como herança: Recepção Estética e Turismo nas ruínas da Redução de São Miguel Arcanjo (RS). 386 p. Tese Doutorado - Escola de Comunicação e Artes, Universidade de São Paulo, São Paulo.        [ Links ]

3. Boullón, R. (1997) "Planificacíon del Espacio Turístico". Ed. Trillas, Mexico         [ Links ]

4. Darko Sustersik, B. (1999) Templos jesuítico-guaraníes. Buenos Aires: Editora da Universidade de Buenos Aires        [ Links ]

5. Di Stefano, R. (1994) "Actualidad en la conservación integrada de las misiones jesuíticas". In: Las Misiones Jesuíticas del Guayrá. Manrique Zago Ed./ UNESCO/ICOMOS, Buenos Aires        [ Links ]

6. Franco, N. A. D. (2000) "Potencialização das ruínas jesuíticas na região das Missões". Dissertação Mestrado - Escola de Administração, Universidade Federal do Rio Grande do Sul, Porto Alegre        [ Links ]

7. Gil, A. C. (1994) "Como elaborar projetos de pesquisa". Atlas, São Paulo        [ Links ]

8. IPHAN (s/f) http://portal.iphan.gov.br/portal/baixaFcdAnexo.do?id=238, visitado en julio de 2007        [ Links ]

9. Nogueira, C. R. D. (1999) "Turismo no MERCOSUL: o Circuito Internacional das Missões". Dissertação Mestrado - Geografia/FFLCH, Universidade de São Paulo, São Paulo         [ Links ]

10. Organización Mundial del Turismo - OMT (2001) "Introdução ao turismo". Roca, São Paulo        [ Links ]

11. Padilha, L. F. (2006) "Paz através do turismo: utopia ou realidade? Uma investigação sobre a relação entre turismo, educação e paz". Monografia. Turismo. Universidade de São Paulo        [ Links ]

12. Pellegrini Filho, A. (org). (2000) "Tiradentes: Estudo de metodologia aplicada". E. Manole, São Paulo        [ Links ]

13. Pellegrini Filho, A. (2000) Dicionário enciclopédico de Ecologia e Turismo. E. Manole, São Paulo        [ Links ]

14. Pires, M. J. (2001) "Lazer e turismo cultural. Editora Manole, São Paulo        [ Links ]

15. Quadros, W. J. (2004) "Classe média encolheu no 1º ano de Lula" (Correio Popular - Cidades - 13/11). Documento eletrônico obtido no seguinte endereço: http://www.unicamp.br/unicamp/canal_ aberto/clipping/novembro2004/clipping041113_correiopop.html. Visitado en julio de 2007        [ Links ]

16. Rampazzo, R. P. (2007) "O Paraíso encontrado: um estudo de caso dos impactos do turismo sobre a comunidade caiçara do pouso da Cajaíba (Paraty - RJ)". Monografia. Turismo. Universidade de São Paulo        [ Links ]

17. Trigo, L. G. G. (2002) "América e outras viagens". Papirus, São Paulo         [ Links ]

Recibido el 08 de julio de 2008
Correcciones recibidas el 02 de noviembre de 2008
Aceptado el 11 de noviembre de 2008
Arbitrado anónimamente
Traducido del portugués