SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.19 número3Aprendizaje a través de la experiencia y la formación de los gerentes de agencias de evento: un estudio de caso en los municipios de Herval D'Oeste y Joaçaba - SC - BrasilTurismo y patrimonio ferroviario: un estudio sobre el Trem da Vale (MG) - Brasil índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Bookmark


Estudios y perspectivas en turismo

versión On-line ISSN 1851-1732

Estud. perspect. tur. v.19 n.3 Ciudad Autónoma de Buenos Aires mayo/jun. 2010

 

DOCUMENTOS DE BASE

El turismo industrial minero como motor de desarrollo en áreas geográficas en declive. Un estudio de caso

Ana Mª Castillo Canalejo*, Tomás Jesús López Guzmán Guzmán** y Genoveva Millán Vázquez de la Torre***

Universidad de Córdoba - España

*Profesora Doctora en la Universidad de Córdoba, España, Departamento de Estadística, Econometría, Investigación Operativa, Organización de Empresas y Economía Aplicada. Doctorado europeo en Ciencias Económicas y Empresariales. E-mail: dt1casca@uco.es.
*
*Profesor Doctor en la Universidad de Córdoba, España, Departamento de Estadística, Econometría, Investigación Operativa, Organización de Empresas y Economía Aplicada. Doctorado en Ciencias Económicas y Empresariales. E-mail: tomas.lopez@uco.es
***Profesora Doctora en la Universidad de Córdoba, España, Departamento de Estadística. Doctora en Ciencias Económicas y Empresariales. E-mail: gmillan@etea.com.

Resumen: La importancia que durante muchos años ha tenido en diferentes zonas geográficas las actividades industriales ha propiciado la creación de un gran patrimonio industrial que, puesto en valor, permite la articulación de nuevos destinos turísticos que permita el desarrollo socioeconómico de determinadas zonas industrial en la actualidad en declive. En este artículo se presenta un análisis sobre el turismo industrial minero y en el cuál se aborda cómo las actividades turísticas pueden convertirse en un motor complementario de desarrollo económico. Para dicho análisis se presenta un estudio de caso centrado en un área geográfica con una gran tradición minera localizada en el sur de España.

PALABRAS CLAVE: Patrimonio Industrial; Turismo industrial minero; Cultura; Desarrollo socioeconómico; España.

Abstract: Industrial Mining Tourism as a Development Strategy in Geographical Areas in Decline. A case study. The importance that industrial activities had for many years in different geographical areas has led to the making of a great industrial heritage. The rehabilitation of this industrial heritage allows the expression of new destinations in order to enable economic development in certain industrial areas currently in decline. This paper presents an analysis of tourism and the mining industry that deals with the manner tourism activities may become an additional engine of economic development. For this analysis a case study focused on a large geographical area with a mining tradition located in southern Spain is presented.

KEY WORDS: Industrial heritage; Industrial mining tourism; Culture; Socioeconomic development; Spain.

INTRODUCCIÓN

La diversificación de las rentas locales está considerada como una de las vías fundamentales para conseguir el desarrollo de numerosas áreas geográficas en declive que necesitan actividades alternativas para reactivar su economía. Así, cada vez es más frecuente utilizar el turismo para mitigar problemas de declive en zonas tradicionalmente industriales (Edwards y Llurdés i Coit, 1996; Hospers, 2002) y donde se trata de aprovechar el potencial interés cultural que los visitantes puedan tener sobre el patrimonio tangible e intangible del fenómeno de la industrialización. Por tanto, el desarrollo del turismo industrial (o turismo de patrimonio industrial) se ve favorecido por un cambio en el comportamiento de los viajeros caracterizado por nuevas formas de concebir el tiempo libre y por la revalorización de lugares menos masificados y que conservan tradiciones de antaño, buscando elementos culturales propios de estas comunidades locales. De esta manera, esta tipología de turismo trata de aprovechar el potencial interés cultural que los visitantes puedan tener sobre el patrimonio tangible e intangible del fenómeno de la industrialización. Como modalidad de turismo industrial se engloba el caso específico del turismo industrial minero que supone la valorización  turística del patrimonio minero en entornos desfavorecidos.

El objetivo de este artículo es analizar las posibilidades de desarrollo del turismo industrial minero como motor de generación de riqueza y de creación de puestos de trabajo en zonas con un declive industrial importante y, para ello, se presenta los resultados de una investigación realizada en una de estas zonas, concretamente en los pueblos mineros de Belmez y Peñarroya - Pueblonuevo (Córdoba - España), donde el turismo podría configurarse como una actividad complementaria que podría generar un importante desarrollo socioeconómico sostenible en dicha área geográfica.

REVISIÓN DE LA LITERATURA

Los orígenes del estudio del turismo industrial minero se encuentran en el trabajo de Chon y Evans (1989) donde se analiza el proceso de desarrollo de esta tipología de turismo en el condado de Wise, localizado en el área occidental de Virginia (Estados Unidos). Esta zona es tradicionalmente un área minera donde esta actividad llegó a representar el 22% de los empleos de la zona. Sin embargo, la disminución del consumo de carbón en EEUU y la consecuente caída de la producción desde principios de la década de 1980, ha llevado a esta zona geográfica a encontrarse en una permanente crisis económica, para lo cual se establecieron diferentes alternativas de diversificación económica y, entre ellas, el desarrollo del turismo industrial minero.

Con posterioridad, la literatura científica aborda el estudio de esta tipología de turismo a través de diferentes estudios que se pueden agrupar en cinco grupos diferentes. A saber:

a) Los estudios que, utilizando una metodología empírica, se centran básicamente en el análisis de la oferta y la demanda (Chons y Evans, 1989; Balcar y Pearce, 1996; Vargas Sánchez, 2007).

b) Los estudios que describen el patrimonio minero de la zona, su potencialidad turística y los proyectos que se han llevado a cabo para desarrollarlo (Fernández Zambón y Guzmán Ramos, 2004; Hortelano Mínguez y Plaza Gutiérrez, 2004; Cañizares Ruiz, 2008; Cueto Alonso, 2009).

c) El estudio que analiza la identidad cultural en el desarrollo de este tipo de turismo, desde una óptica cualitativa (Ruiz Ballesteros y Hernández Ramírez, 2007).

d) El estudio que presenta una investigación sobre los datos económicos de los principales museos españoles relacionados con el turismo industrial minero (Puche Riart, 2006).

e)El estudio que analiza las oportunidades y obstáculos al proceso de transformación del recurso patrimonial minero en producto turístico, haciendo especial hincapié en el papel de los actores en juego mediante el análisis de unos estudios de caso (Valenzuela Rubio et al, 2008).

De acuerdo con la literatura científica, el éxito en la vertebración de un correcto destino turístico sostenible se basa en el importante papel de la comunidad local y de los diferente factores endógenos, los cuales juegan un papel fundamental en el desarrollo de esta tipología de turismo (Chon y Evans, 1989; Balcar y Pearce, 1996 ). Siguiendo a Valenzuela Rubio et al. (2008)  uno de los obstáculos que dificulta estos proyectos es la crisis demográfica a la que tienen que hacer frente los antiguos territorios mineros, ya que no existe en ellos un capital humano joven y emprendedor para poner en marcha iniciativas relacionadas con el turismo. Otro de los grandes problemas es a la necesidad de buscar recursos financieros que permitan afrontar las inversiones necesarias para poner en valor los diferentes recursos turísticos con los que cuente el área geográfica para lo cual, y siguiendo a Vargas Sánchez et al. (2009), se apuesta por la financiación a través de fondos públicos (que, en el caso de los diferentes países de la Unión Europea podrían provenir de los fondos comunitarios que sirven para vertebrar el desarrollo de las regiones).

Otro aspecto a tener en cuenta tras la revisión de la literatura  es la necesidad de contemplar este tipo de turismo desde una perspectiva complementaria y secundaria con otras formas de turismo (Balcar y Pearce, 2006; Ruiz Ballesteros y Hernández Ramirez, 2007; Vargas Sánchez, 2007). Por otro lado y, como señala la literatura científica, además de considerar a este tipo de turismo como un importante motor económico para el desarrollo de la zona geográfica, no se debe de olvidar que estas actividades extractivas también representan una identidad cultural que se ha de preservar. En este sentido, Fernández Zambón y Guzmán Ramos (2004) señalan que el desarrollo del turismo industrial minero en las comunidades de Barker y Villa Cacique (Argentina) permitiría mantener vigentes rasgos de la cultura de trabajo industrial que se están perdiendo, no sólo en estas comunidades, sino también en otros puntos de Argentina donde existen instalaciones industriales semejantes. Por otro lado Cueto Alonso (2009) considera los proyectos turísticos del patrimonio minero de Cantabria imprescindibles para rescatar del olvido el pasado minero de la región. Así, el desarrollo del segmento de turismo industrial minero debe ser considerado como una oportunidad para poner en valor y regenerar el patrimonio industrial que, de otro modo, terminará siendo abandonado y objeto de un deterioro progresivo hasta su completa desaparición (Ruiz Ballesteros y Hernández Ramírez, 2007; Vargas Sánchez, 2007).

DESCRIPCIÓN DEL ÁREA GEOGRÁFICA

El área geográfica objeto de estudio en este artículo se sitúa en la comarca del Valle del Guadiato (Figura 1) en la provincia de Córdoba (España). La economía de toda la zona ha sido marcada profundamente por la minería del carbón, en especial los municipios de Peñarroya-Pueblonuevo y Belmez donde se encontraba el mayor porcentaje de población dependiente de la minería, siendo en estos pueblos donde la crisis del sector minero presenta una situación social más virulenta con unos altos índices de desempleo y una pérdida constante de población. Ante esta situación es necesaria la puesta en marcha de una estrategia comarcal tendente a la generación de nuevas actividades económicas y/o al desarrollo y aprovechamiento de las ya existentes, convirtiéndola en una prioridad absoluta que ha de ser apoyada desde todas las administraciones públicas y entidades privadas. Es aquí, y dentro de estas actividades económicas donde se encuentra el desarrollo del turismo industrial minero como alternativa capaz de aportar nueva vitalidad económica y de fijar la población en unos pueblos en que el abandono de las minas ha producido unas altas tasas de desempleo.


Figura 1
: Mapa regional de Andalucía

Las dos localidades objeto de estudio presentan una rica herencia basada en el patrimonio industrial minero. Así, Belmez cuenta con un patrimonio arqueológico e industrial de gran valor. Dicho patrimonio se centraliza en el museo local, el cual responde no sólo a un lugar de exposición sino que además su acción abarca todo el ámbito de interés cultural y patrimonial que han ido dejando esta actividad a través de los años. Por ello, el programa museográfico se divide en dos secciones: primera, de minería histórica y de arqueología; y segunda, de minería del carbón y de paleontología. Asimismo, existe un interesante territorio minero (que cuenta con cuatro zonas arqueológicas -La Gata, Sierra Boyera, Casas Baratas y La Loba-), 13 dólmenes y 10 castilletes de mina en diferentes estados de conservación (Cano García, 2006).

Por su parte, en la ciudad de Peñarroya-Pueblonuevo su patrimonio industrial se centra en la existencia de los restos de edificios singulares y chimeneas que forman el complejo minero (denominado "cerco industrial"). Este "cerco industrial" es un interesante complejo arquitectónico puntero en su época y de una envergadura inigualable en la España de los comienzos de la industrialización y diseñado en su mayor parte por el Estudio Eifell de París. El "cerco industrial" ha sufrido en los últimos tiempos un enorme deterioro material y patrimonial. Así, y entre otros deterioros, destaca la demolición sistemática de parte de los edificios al objeto de convertirlos en chatarra (hierro o cualquier otro metal de desecho) las maquinarias albergadas, así como la expoliación de la mayor parte de las estructuras metálicas o de madera existentes. En la actualidad lo que antes fue un gran complejo industrial se presenta ahora como un espacio fantasmal erizado de ruinas y esqueletos de fábricas donde la verticalidad viene representada exclusivamente por sus esbeltas chimeneas (Carrasco Guisado y Aute, 2004). Junto con este complejo industrial existe otra interesante parte industrial, el denominado "Polígono de la Papelera", donde se encuentran la segunda serie de edificios de origen fabril entre los que destaca la nave del Instituto Tecnológico Geominero de España, la enorme chimenea adosada al mismo (en buen estado de conservación) y el edificio emblemático de la ciudad: La Yutera. En el interior de esta nave se encuentra el Museo Geológico y Minero donde se exponen minerales, fósiles, rocas y maquetas relacionadas con la minería, siendo uno de los mejores museos de este género que existen en toda Europa (Calderón Moreno, 2006).

En cuanto a las iniciativas para el desarrollo del turismo existentes en la actualidad en esta comarca, cabe mencionar que se constituyó en 1995 un grupo de desarrollo (el denominado Grupo de Desarrollo Rural "Valle del Alto Guadiato") bajo la forma jurídica de sociedad anónima y con una amplia representación comarcal, tanto pública como privada. Dentro de las gestiones de este grupo relacionadas con el turismo se pueden mencionar el surgimiento de alojamientos rurales que han incrementado significativamente el número de visitantes que acuden a esta comarca atraídos por su patrimonio industrial minero, las actividades cinegéticas y las deportivas. Asimismo, y dentro de los planes específicos de este grupo de desarrollo, está la revalorización del patrimonio minero e industrial de la comarca siendo los proyectos que están en curso los siguientes: la construcción de un centro histórico de interpretación minera, el desarrollo de un tren turístico denominado "El Guadiato", el proyecto de recuperación de los castilletes y la recuperación del denominado "Almacén Central".

METODOLOGÍA DE LA INVESTIGACIÓN

La metodología empleada para explorar las posibilidades de desarrollo de turismo industrial minero en esta zona ha consistido en un trabajo empírico realizado mediante cuestionarios a los turistas y a los residentes en la zona, en este último caso se debió a la poca importancia existente en la actualidad de oferta turística.

La elaboración de los cuestionarios se ha realizado sobre la base de los existentes en la literatura científica. Asimismo, son producto de diversas reuniones y entrevistas con diferentes actores sociales involucrados en el desarrollo socioeconómico de esta área geográfica con la finalidad de conocer cuál es la situación actual de la actividad turística en la zona y su potencialidad, como parte del desarrollo socioeconómico.

Los cuestionarios de los visitantes tratan de descubrir y profundizar en el perfil sociodemográfico, las actitudes, opiniones y el comportamiento de los turistas. Los cuestionarios de los residentes analizan la actitud de los mismos hacia el desarrollo de este tipo de turismo, con especial énfasis en la percepción de los impactos que el mismo podría tener para la comunidad y su influencia para contribuir hacia mayores niveles de desarrollo. Las tablas 1 y 2 recogen las fichas técnicas de investigación.

Tabla 1: Ficha técnica de la investigación encuesta turistas

Tabla 2: Ficha técnica de la investigación encuesta a residentes

Análisis del visitante

El perfil sociodemográfico y económico del visitante corresponde a un hombre con edad comprendida entre 45 y 64 años, con estudios de enseñanza secundaria y con un nivel de renta neta mensual entre 600 y 1.000 Euros. El hecho de que un porcentaje considerable de visitantes sean retirados/jubilados podría deberse a que estas personas trabajaron durante su vida laboral bien en esta zona bien en otros lugares donde el sector minero fue importante y actualmente se encuentra en declive. Por tanto, se interesan por estas atracciones turísticas relacionadas con lo que ha sido su actividad profesional.

En relación con la motivación del turista para visitar las atracciones, se las ha clasificado en tres tipos de experiencias: emocional, de aprendizaje y recreativa. En los Gráficos 1, 2 y 3 figuran las frecuencias de acuerdo con una escala de 1 ("Totalmente en desacuerdo") a 7 ("Totalmente de acuerdo").


Gráfico 1
. Experiencia emocional


Gráfico 2
. Experiencia de aprendizaje


Gráfico 3
. Experiencia de entretenimiento

De acuerdo con los gráficos mencionados se puede apreciar claramente que la motivación principal del visitante es el aprendizaje, donde la puntuación 7 ("Total acuerdo") representa el mayor porcentaje (46,26%). Le sigue el motivo emocional con un 41,65%. El motivo recreativo o de entretenimiento obtiene, a diferencia de los otros dos, su mayor porcentaje (36,58%) en el punto 1 ("Total desacuerdo"), lo que viene a mostrar que los turistas no acuden a la zona sólo para entretenerse. Estos resultados coinciden con los obtenidos en los estudios realizados por Balcar y Pearce (1996) y Vargas Sánchez (2007) donde la mayor parte de los visitantes son turistas motivados por la experiencia del aprendizaje.

Otro aspecto que resulta importante en la investigación es determinar si el turista que visita la zona estaría también interesado en visitar o conocer otras atracciones turísticas relacionadas con el turismo industrial minero. En concreto, los aspectos sobre los cuales se pide al visitante que manifieste su grado de interés dentro de una escala de cinco puntos, son los siguientes: ruta por los castilletes de pozos de la bicentenaria minería de carbón; recorrido en tren turístico siguiendo la antigua vía ferroviaria por la que se transportaban los minerales; centro de interpretación de la minería; barrio minero francés construido por la empresa francesa Sociedad Minera y Metalúrgica de Peñarroya; paisaje de las cuencas mineras y senderos por las que los mineros llegaban cada día al trabajo; y parque temático geo-minero de la zona con diferentes funciones (actividades lúdicas, culturales y pedagógicas, actividades científicas y actividades terapéuticas).

Se observa que todas las atracciones obtienen valoraciones altas (mayores porcentajes en la puntuación 4: "bastante interesado" y 5: "muy interesado") lo que es indicativo del interés general que muestra el visitante por estas potenciales experiencias de turismo industrial minero en la zona.

Con respecto a la procedencia del viajero, casi la totalidad de los turistas encuestados son españoles (95,8%). Esto revela que el turismo industrial minero, al tener una pequeña escala en la actualidad y al ocupar un lugar secundario comparado con otros nichos de mercado más explotados, atrae menos a los turistas extranjeros. Al nivel de regiones la mayoría proceden de Andalucía (región donde se ubica esta área geográfica) (75,33%) y de los cuáles un importante porcentaje (62%) procede de la misma provincia de Córdoba. En resumen, el tipo de turismo mayoritario en esta zona es de proximidad.

En cuanto a la organización del viaje, el turista realiza la excursión o visita en grupo organizado (27,0%), con su pareja (25,8%), solo (19,7%) o con amigos (18,69%), siendo escaso el número de personas que acuden a la zona con familiares. El 66,1% optan por el vehículo propio para desplazarse a la zona, siendo la mitad de las personas encuestadas excursionistas y que, por tanto, no pernoctan en estas localidades. Ello está relacionado con las limitaciones y especificidades del turismo industrial minero que tiene que contemplarse, como anteriormente se ha señalado, desde una perspectiva complementaria y secundaria con otras formas de turismo (Ruiz Ballesteros y Hernández Ramírez, 2007).

En cuanto al conocimiento del destino, la amplia mayoría de los visitantes de la zona (46,0%) tiene noticias de la misma gracias a la recomendación de amigos y familiares, lo que da una idea de la importancia que la difusión popular adquiere como forma de promoción de estas experiencias de turismo industrial minero.

El grado de satisfacción con los distintos aspectos de la oferta turística y de los museos es elevado, con calificaciones entre 8 y 10 puntos dentro de una escala de 1 a 10. Los aspectos mejor valorados son el entorno natural y humano, y los peor valorados los espacios urbanos, la señalización e información y las carreteras y comunicaciones. Estos resultados coinciden con los que muestran los estudios de caso de turismo industrial minero que utilizan una metodología empírica (Chon y Evans, 1989; Balcar y Pearce, 1996; Vargas Sánchez, 2007). Y ante el elevado grado de satisfacción que muestra el visitante de la zona, no es de extrañar que el 96,6% de los turistas manifieste que sí recomendaría la visita a esta localidad, aspecto más que favorable para potenciar la actividad turística de esta zona, máxime cuando la principal fuente de promoción es la recomendación de amigos y familiares.

Por otro lado, el visitante considera la experiencia interesante y enriquecedora y un lugar que merece la pena conocer. Al mismo tiempo considera que existe un enorme potencial para la revalorización del patrimonio minero de la zona con fines turísticos, pero opinan que existe una serie de debilidades entre las que destacan la falta de infraestructuras turísticas y la poca implicación de la comunidad en la revalorización del patrimonio.

Análisis del visitante

La mayoría de la población encuestada tiene una edad comprendida entre 30 y 44 años, siendo el 42,3% de la muestra mayor de 45 años. El 40,3% de los encuestados considera que el desarrollo turístico le beneficiaría personalmente, lo que indica el optimismo mostrado por la población. Así, los efectos positivos y/o negativos, derivados del desarrollo turístico se han clasificado en tres grupos: económicos, socio-culturales y ambientales. En general, los residentes consideran que el desarrollo del turismo traerá a la comunidad más beneficios que costes. Siguiendo a Vargas Sánchez (2007) ello puede deberse a que los residentes están en una etapa de euforia cuando se encuentran en las fases iniciales del desarrollo turístico. Los impactos más significativos son aquellos relacionados con una mayor incidencia económica, entre los que destacan los siguientes efectos: "Mejora de la inversión", "Más desarrollo y mejores infraestructuras", "Incremento de las oportunidades de empleo" y "Contribución a la mejora de los ingresos y nivel de vida". Por otra parte, es "El incremento del precio de la vivienda" el efecto económico percibido como más negativo, seguido muy de cerca por "El incremento del precio de los productos y servicios"

Por otro lado, y para conocer la satisfacción de los residentes con su comunidad, se han evaluado seis aspectos: servicios públicos, sistema educativo, medio ambiente, oportunidades de entretenimiento, economía e implicación de los ciudadanos/oportunidades sociales. Los mismos se podían calificar en una escala que va desde 1 ("nada satisfecho") al 5 ("totalmente satisfecho"). Las calificaciones más altas se observan en la satisfacción con el sistema educativo y con el medio ambiente, y las más bajas en la economía  y en la satisfacción con las oportunidades de entretenimiento.

Con respecto a la actitud del residente en esta zona geográfica respecto al desarrollo turístico de la zona, elemento clave para el despegue turístico de cualquier zona, la mayoría de los encuestados es favorable al mismo. Así, el 88,5% de los residentes encuestados está bastante o totalmente a favor de un mayor desarrollo, no presentándose ningún encuestado que no esté nada a favor del mismo. Y en cuanto a los motivos que daban se centraban en que el desarrollo turístico iba a implicar la creación de empleo y la generación de riqueza y, al mismo tiempo, podría ser motor de dinamización socioeconómico y cultural de la zona.

CONCLUSIONES

En los albores del siglo XXI el turismo presenta un mayor grado de especialización donde el término cultura y patrimonio tienen cada vez un papel más destacado. A la hora de definir el concepto de turismo cultural existe una amplia gama de actividades desde las más tradicionales hasta las más innovadoras lo que demuestra la complejidad de este producto. Una de estas actividades, que se ha sumado más recientemente a este tipo de turismo es el turismo industrial que pone en valor los elementos patrimoniales tangibles e intangibles que han ido surgiendo desde la Revolución Industrial. Dentro de esta tipología de turismo industrial se encuadraría el turismo industrial minero vinculado al patrimonio que ha dejado esta singular actividad extractiva. Así, para los entornos mineros que entran en crisis económica y demográfica, el turismo cultural, basado en el patrimonio industrial minero, podría constituir el medio de recuperación económica y una manera de mantener viva la memoria colectiva.

En este artículo se presenta un estudio sobre la potencialidad del turismo industrial minero en la comarca del Valle del Guadiato, en la parte norte de la provincia de Córdoba (España), donde la minería del carbón ha marcado profundamente la economía de sus pueblos, principalmente de los municipios de Peñarroya-Pueblonuevo y Belmez. Por ello, y debido a la crisis del sector minero, se ha provocado unos altos índices de desempleo y una pérdida constante de población lo que plantea la puesta en marcha de actividades económicas complementarias para contribuir a un mayor desarrollo socioeconómico de estos territorios. Es aquí, y dentro de estas actividades, donde se ha contemplado en esta investigación la potencialidad para el desarrollo del turismo industrial minero de la comarca.

Los principales resultados procedentes del trabajo de campo, realizado a través de encuestas tanto a turistas como a residentes en la zona, señalan un gran potencial para desarrollar un turismo industrial minero sostenible que pueda ofrecer nuevas alternativas al desarrollo socioeconómico. Sin embargo, este desarrollo debe articularse a través de la implicación de toda la comunidad local como referente y depositarios de la herencia cultural de la zona.

Y, al mismo tiempo, esta tipología de turismo debe de contemplarse desde una perspectiva complementaria y secundaria con otras formas de turismo ya existentes o incipientes en esta área geográfica (rural, cinegético, gastronómico, etc.) que justifique la pernoctación del turista en la zona o la creación de circuitos temáticos o rutas culturales con diferentes actividades.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Balcar, M. & Pearce, D. (1996) "Heritage tourism on the West coast of New Zealand". Tourism Management 17(3): 203-212        [ Links ]

2. Calderon Moreno, M. (2006) "Peñarroya-Pueblonuevo". Museo geológico minero Boletín de la Asociación Provincial de Museos Locales de Córdoba 6: 263-268        [ Links ]

3. Cano García, M. (2006) "Belmez. Museo histórico y del Territorio Minero". Boletín de la Asociación Provincial de museos locales de Córdoba 6: 47-51         [ Links ]

4. Cañizares Ruiz, C. (2008) "El atractivo turístico de una de las minas de mercurio más importantes del mundo: el parque minero de Almadén (Ciudad Real)". Cuadernos de Turismo 21: 9-31        [ Links ]

5. Carrasco Guisado, Y. y Aute, F. J. (2004) "Arquitectura industrial en Peñarroya-Pueblonuevo a finales del siglo XIX y principios del XX". Servicio de Publicaciones del Ayuntamiento de Peñarroya-Pueblonuevo, Córdoba        [ Links ]

6. Chon, K & Evans, M. R. (1989) "Tourism in a rural area - A coal mining-county experience". Tourism Management 10 (4): 315-17        [ Links ]

7. Cueto Alonso, G. (2009) "Reutilización turística del patrimonio minero de Cantabria". Cuadernos de Turismo 23:69-87        [ Links ]

8. Edwards, J. A. & Llurdés i Coit, J. C. (1996) "Mines and quarries. Industrial Heritage" Tourism Annals of Tourism Research 23(2): 341-363        [ Links ]

9. Fernández Zambón, G. y Guzmán Ramos, A. (2004) "El patrimonio industrial-minero como recurso turístico cultural: el caso de un pueblo-fábrica en Argentina". Pasos Revista de Turismo y Patrimonio Cultural 2 (1): 1001-109        [ Links ]

10. Hortelano Mínguez, L. A. y Plaza Gutiérrez, J. A. (2004) Valoración de algunas propuestas de desarrollo en la Montaña palentina a partir de la promoción de iniciativas turísticas vinculadas al patrimonio minero. PITTM 75: 413-433        [ Links ]

11. Hospers, G. (2002) "Industrial heritage, tourism and regional restructuring in the European Union. European Planning Studies 10(3): 397-404        [ Links ]

12. Puche Riart, O. (2006) "Patrimonio minero de España: aspectos económicos". In Rábano, I. y Mata-Perelló, J. M. (editores) Patrimonio geológico y minero: su caracterización y puesta en valor. Instituto Geológico y Minero de España, Madrid, pp.15-25.         [ Links ]

13. Ruiz Ballesteros, E. & Hernández Ramírez, M. (2007) "Identity and community-reflections on the development of mining heritage tourism in Southern Spain". Tourism Management 28: 677-687        [ Links ]

Recibido el 16 de diciembre de 2009
Correcciones recibidas el 24 de febrero de 2010
Aceptado el 01 de marzo de 2010
Arbitrado anónimamente