SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.19 número6¿Las emociones negativas influyen positivamente en la satisfacción?: Un estudio en el escenario turísticoImpactos ambientales de la actividad turística en los sistemas fluviales: Una propuesta metodológica para el Alto Curso del Río Paraná - Porto Rico (Brasil) índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Bookmark


Estudios y perspectivas en turismo

versión On-line ISSN 1851-1732

Estud. perspect. tur. vol.19 no.6 Ciudad Autónoma de Buenos Aires nov./dic. 2010

 

DOCUMENTOS DE BASE

Turismo armónico como alternativa sustentable.
Para una comunidad en el estado de México

Rocío Serrano-Barquín*
Carlos Pérez-Ramírez**
Érika Manjarrez-Campos***
Lía González-Melgarejo****

Universidad Autónoma del Estado de México - Toluca

* Doctora en Ciencias Ambientales, profesora-investigadora del Centro de Investigación y Estudios Turísticos (CIETUR) de la Facultad de Turismo y Gastronomía de la Universidad Autónoma del Estado de México. E-mail: rocioserba@yahoo.com.mx
** Maestro en Ciencias Ambientales, docente de la Facultad de Turismo y Gastronomía, así como la Facultad de Planeación Urbana y Regional de la Universidad Autónoma del Estado de México. E-mail: caperezr@uaemex.mx
*** Licenciada en Turismo por la Facultad de Turismo y Gastronomía de la Universidad Autónoma del Estado de México, actualmente cursa la Maestría de Estudios Turísticos en la misma institución. E-mail: erikafabiolamanjarrez@gmail.com

**** Licenciada en Turismo por la Facultad de Turismo y Gastronomía de la Universidad Autónoma del Estado de México

Resumen: El objetivo de este trabajo radica en proponer el desarrollo turístico en la comunidad de San Mateo Capulhuac (SMC), municipio de Otzolotepec, Estado de México, como alternativa para impulsar tanto el mejoramiento en las condiciones de vida de la población, como el adecuado aprovechamiento de los recursos naturales y culturales. Para ello, se retoma la propuesta del turismo armónico planteada por Serrano-Barquín (2006), así como las aportaciones metodológicas de Ander- Egg (2003) y Rozo (2002), con la finalidad de formular una iniciativa de desarrollo turístico, que propicie el desarrollo sustentable en la comunidad. A partir de los hallazgos de la investigación se pudo determinar que SMC, además de contar con recursos naturales y culturales susceptibles de aprovechamiento turístico, su población tiene interés en participar en la prestación de servicios turísticos, por lo que se considera favorable el impulso de un proyecto de turismo armónico que contribuya al bienestar social.

PALABRAS CLAVE: Turismo armónico; Sustentabilidad; Gestión comunitaria; San Mateo Capulhuac

Abstract: Environmental Responsible Tourism as A Sustainable Alternative for A Community in the State of Mexico. The main goal of this research is to propose the tourism development in the community of San Mateo Capulhuac (SMC), located in the municipality of Otzolotepec, State of Mexico, as an alternative to improve the life conditions of the population and take advantage of natural and cultural resources. Therefore, is considered the proposal of environmental responsible tourism (called in Spanish "turismo armónico") by Serrano-Barquín (2006) as well as the methodological contributions of Ander-Egg (2003) and Rozo (2002), in order to formulate a tourism development initiative, which promotes sustainable development in the community. Based on result of the investigation it was determined that SMC, besides to have natural and cultural resources for tourism, the population is interested by offering tourist services, as an strategy that contributes to social welfare.

KEY WORDS: Environmental responsible tourism; Sustainability; Community management; San Mateo Capulhuac.

INTRODUCCIÓN

El turismo es una actividad compleja que se ha venido estudiando desde distintos enfoques, destacando su conceptualización como industria, sistema y fenómeno social. Dicha complejidad, radica en la relación del turismo con diversos sectores que permiten su existencia, y que se define habitualmente como las actividades que realizan las personas durante sus viajes y estancias, en lugares distintos al de su entorno habitual, por un período de tiempo consecutivo inferior a un año con fines de ocio, por negocio y otros motivos (OMT, 1998).

Desde el enfoque como industria para la actividad turística, se lo define como "la suma de los fenómenos y relaciones que surgen de la interrelación de turistas, comerciantes, gobiernos anfitriones y comunidades anfitrionas en el proceso de atraer y hospedar a esos turistas y otros visitantes" (Mc Intosh, 1989: 24). La industria turística se sustenta en dos pilares fundamentales, la producción y el consumo, ya que se producen bienes y servicios (Molina, 1986), intangibles que los turistas consumen al hacer uso de ellos. Así es que se le conoce como una "industria sin chimeneas", que si bien por el término se puede pensar que ésta no contamina, los productos que genera el turismo propician repercusiones en el medio natural como todas las demás industrias, aunque de diferente manera. Así mismo el turismo visto como una industria, es planteado como una sólida estrategia para la reducción de profundas problemáticas sociales como la pobreza, a partir de los beneficios esencialmente económicos que genera, y entre los que destaca la creación de empleos, el desarrollo de las compañías locales y su integración al mercado. Sin embargo, es común que la mayoría de las empresas que conforman dicha industria señalen que su objetivo no se orienta a la solución de esta problemática, a pesar que más que otro tipo de industria depende de la estabilidad natural y sociocultural del destino, al tiempo que dada su propia dinámica puede incrementar la pobreza, violencia e inseguridad en los espacios periféricos (Roe, et.al. 2002).

Desde el enfoque del turismo como sistema, a lo largo de las últimas décadas se han generado diversos modelos que tratan de explicar esta actividad como un sistema complejo, con base en las relaciones dinámicas no lineales que existen entre los elementos que la componen y su respuesta a impulsos externos e internos, considerando las condiciones de su desarrollo en el modelo económico imperante, el comportamiento de los turistas, los medios de transporte y las tecnologías de la información disponibles, las modificaciones en las formas de organización social y laboral, los operadores turísticos, las estructuras de soporte, así como las organizaciones y asociaciones públicas o privadas (Baggio, 2007). Destacan las aportaciones de Molina (1986) respecto a los elementos que componen el sistema turístico, denominados subsistemas que se relacionan e interactúan con el fin de alcanzar un objetivo común, integrado por la superestructura, demanda, atractivos, equipamientos e instalaciones, infraestructura y la comunidad local. Desde esta postura, el turismo constituye un sistema abierto y directamente relacionado con el entorno, a partir de una serie de intercambios que inciden desde la importación de los insumos necesarios, su proceso de transformación y la comercialización de productos y servicios turísticos, que son exportados por el sistema y se ofrecen a la población en general, permitiendo incluso la retroalimentación respecto de la calidad de los mismos, así como su eventual adaptación por el propio sistema. Desde la perspectiva de fenómeno social, el turismo es planteado como el conjunto de actividades recreativas, que propician un dinámico contacto entre los turistas y los residentes locales, con la finalidad de fomentar la comprensión entre los actores sociales y sus diferentes culturas (Briones-Juárez, et.al. 2009). De esta manea es definido por De la Torre como el "...desplazamiento voluntario y temporal de individuos o grupos de personas que, fundamentalmente por motivos de recreación, descanso, cultura o salud, se trasladan de su lugar de residencia a otro, en el que no ejercen ninguna actividad lucrativa ni remunerada, generando múltiples interrelaciones de importancia social, económica y cultural" (1992:19). Así, es posible señalar que la actividad turística es en esencia, un fenómeno vinculado directamente con el tiempo libre, la cultura del ocio, la teoría y la práctica de todas las actividades relacionadas con la atracción, prestación de servicios y satisfacción de las necesidades de los turistas (Montaner, 1999), y es justamente el sujeto llamado turista, el que le da a esta actividad un sentido humano, por encima de cualquier otra perspectiva. Incluso, puede ser considerado como un recurso social (Getino, 1987), en donde al igual que ocurre con la educación, la salud o la cultura, el turismo no puede ser reducido a un mero servicio, pues es un factor necesario para la vida humana.

Sumado a ello, el turismo también puede ser considerado como un significativo elemento para el impulso del desarrollo económico, social, cultural e incluso la conservación ambiental de un país o una comunidad específica, pero es imperante una adecuada interrelación de diversos factores que intervienen, con la finalidad de brindar respuesta a las necesidades del turista, pero sobre todo, generar beneficios que contribuyan al mejoramiento en la calidad de vida en la comunidad receptora. En este sentido, se debe superar la mirada exclusiva del turismo como una actividad económica, incidiendo en las oportunidades sociales, culturales y naturales que puede generar en los propios destinos.

Por lo tanto, es necesario considerar la orientación desde la cual se pretende impulsar al turismo, esencialmente como estrategia para el desarrollo sustentable en el medio natural, donde las comunidades locales de campesinos e indígenas, puedan afirmar su intervención en el proceso de desarrollo, en base a instrumentos internacionales como el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo, la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, y el Convenio sobre la Diversidad Biológica, documentos todos que posibilitan la puesta en marcha de iniciativas turísticas locales como una alternativa para el mejoramiento de sus condiciones de vida, en base a sólidos valores como la solidaridad, la cooperación, el respeto, la preservación de los centros ceremoniales y tradiciones ancestrales, la conservación, preservación y aprovechamiento sustentable tanto de los ecosistemas como de la diversidad biológica, la revaloración cultural, así como la cosmovisión de los pueblos indígenas (INTIRUNA, 2010).

En lo últimos años se han planteado numerosas propuestas para el impulso del turismo en el medio rural desde los ámbitos público, privado y social, que inciden en las propias comunidades y su forma de integración en la prestación de servicios turísticos, como la del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo de Perú (Mincetur 2006), cuyo objetivo es promover el desarrollo de una oferta turística competitiva y sostenible como estrategia para la lucha contra la pobreza a través de la diversificación de la oferta turística, la participación de los locales, la conservación de los recursos naturales y culturales, así como la generación de empleo y mejora de ingresos. Por su parte la Asociación Conservacionista de Turismo Alternativo Rural de Costa Rica, dentro del Programa INCAE/BID-FOMIN (ACTUAR, 2007), enfatiza el fomento de la competitividad y sostenibilidad de la red de organizaciones de turismo rural, comunitario y sus afiliados, procurando el fortalecimiento institucional, la mejora en la calidad de los servicios y productos a ofertar, y el mercadeo conjunto de productos diferenciados de turismo rural comunitario. Incluso en México, diversas dependencias del gobierno Federal como la Secretaria de Turismo (SECTUR), Secretaria del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR), han publicado instrumentos técnicos para impulsar el turismo comunitario en el medio rural.

No obstante, el turismo rural puede generar escenarios diversos en las comunidades, pues al tiempo que puede consolidarse como una sólida vía para el mejoramiento en las condiciones de vida de la población, puede generar paradójicas contradicciones, en función de la apropiación externa de los recursos por parte de los operadores turísticos, el esfuerzo por satisfacer las expectativas del turista aún por encima de las necesidades locales, la popularización y eventual masificación del espacio turístico en el mercado, así como los impactos socioculturales derivados del contacto de la comunidad anfitriona con el turismo (Knowd, 2001). Por tanto, es posible la existencia de disímiles escenarios de desarrollo en el medio rural a partir del turismo, en base a su diversificación e infraestructura, pero también en relación a la gestión de los recursos naturales, la dinámica de las inversiones externas, la generación de empleos, los procesos de adaptación social, el cambio institucional, e incluso el aprendizaje social en los destinos (Andrej, 2007).

Por ello, es preciso enfatizar en aquellas modalidades turísticas que favorezcan la construcción de alternativas para el desarrollo sustentable en el medio rural; motivo por el cual para el desarrollo de esta investigación, se retoma una perspectiva de turismo que se ajusta a las planteamientos de la sustentabilidad, planteada en términos de Serrano-Barquín (2006:26), como "turismo armónico", que puede impulsar los procesos de desarrollo local en los destinos turísticos, a partir del aprovechamiento intuitivo-racional de los recursos naturales y culturales, la generación de beneficios sociales y económicos a la población, así como la satisfacción de las necesidades de las corrientes turísticas. Esta propuesta de turismo armónico, implica la revaloración de los valores y principios éticos que rigen a la sociedad actual, con la intención de propiciar la redefinición del modelo de desarrollo, en base a una ética ambiental centrada en la naturaleza y el hombre mismo, el cual puede y debe ser aplicada en las distintas modalidades turísticas, con el fin el mejorar la calidad de vida de los individuos.

Para alcanzar ello, el turismo armónico debe incidir en diversas dimensiones: a) económica: es necesario fortalecer los elementos del sistema productivo local, con base en la participación directa de la población en la prestación de servicios turísticos; b) social: considera los principales aspectos demográficos, niveles de bienestar, formas de organización y participación de los agentes sociales con la finalidad de promover un desarrollo equilibrado; c) cultural: contempla los modelos de comportamiento de una sociedad como los hábitos alimenticios, vestido y relación con otros individuos a través de los cuales la sociedad se adapta a su ambiente; y finalmente d) natural: constituido por los recursos como el suelo, agua y los bosques, cuya conservación es esencial para la actividad turística, destacando el equilibrio ecológico y la congruencia de entre los usos de los recursos naturales y su potencialidad (Serrano-Barquín, 2006), es decir, un aprovechamiento intuitivo - racional de los recursos, en contra posición con su uso irracional dentro de la lógica del capital, que ha promovido la expoliación y sobre explotación de los recursos naturales y culturales de las comunidades rurales.

De acuerdo a Serrano-Barquín (2006) los principios de la sustentabilidad, y el aprovechamiento ambientalmente intuitivo-racional, aunados a la perspectiva del desarrollo sustentable como ideología, se vincula directamente con el principio de complementariedad (actividad turística y operación interacción de los actores sociales), y de los sistemas complejos (hommoecosistemas como el espacio geográfico del desarrollo), que pueden impulsar un desarrollo de las comunidades locales, a partir de la puesta en marcha de un turismo armónico, vinculado con significativos elementos, como educación, cultura, organización económica y el desarrollo urbano entre otros, que permite la interacción y participación de los diversos actores de la comunidad, desde una perspectiva de una planeación interactiva participante.

Así, para el desarrollo de esta investigación se retoman los planteamientos sobre el turismo como fenómeno social, el desarrollo sustentable y en particular la propuesta del turismo armónico, para delinear una serie de objetivos, ejes rectores, estrategias y propuestas de participación social y gestión comunitaria, que permitan el mejoramiento en las condiciones de vida de la población de SMC.

El presente artículo se encuentra estructurado en seis apartados. En el primero de describe el procedimiento metodológico que permitió dar dirección a la investigación; posteriormente se describe el contexto del municipio de Otzolotepec y de la comunidad de SMC, respecto a las condiciones físicas de la región, así como elementos socioculturales de la población. Aunado a ello, con base a resultados obtenidos de etapas previas de la investigación, se muestran los planteamientos referentes a la concertación de los objetivos para el impulso del turismo, se incorporan las perspectivas a futuro de la comunidad, se plantean diversos ejes rectores y estrategias de acción, así como propuestas de la participación y gestión comunitaria para el desarrollo turístico desde la perspectiva armónica en SMC.

METODOLOGÍA

El procedimiento metodológico de la investigación, esta determinado por dos aspectos centrales que facilitaron el acercamiento con los objetivos establecidos; por un lado se destacan las aportaciones teóricas que permitieron el análisis e interpretación del objeto de estudio, y por el otro las distintas etapas del desarrollo del proyecto de investigación.

En primer lugar, con relación a las diversas propuestas teóricas, que permitieron identificar y analizar las condiciones actuales de la comunidad de SMC y las perspectivas para el desarrollo del turismo armónico, se distingue inicialmente el enfoque del turismo como fenómeno social, descrito por De la Torre (1992), ya que permite tener una visión integral de los actores sociales que intervienen en la actividad turística, además que propicia relaciones de intercambio social y cultural entre comunidad receptora y visitantes. Por otro lado también se generan beneficios económicos que brindan oportunidades de desarrollo a la comunidad y en algunos casos propician interés del sector público, las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC), e Instituciones Educativas para el impulso de la actividad.

Para el tema de desarrollo sustentable es importante considerar que el término es actual y siguen formándose discusiones al respecto, por lo que cabe destacar que el término más aplicable al proyecto de investigación es el propuesto por Yunis (2002), en cuanto a que dicha noción implica lograr un equilibrio entre los objetivos sociales, económicos y naturales; lo anterior se complementa con la conceptualización de Serrano-Barquín (2006), en razón que este equilibrio contribuya al aumento del potencial actual y futuro, para satisfacer necesidades materiales y aspiraciones del hombre. En lo que refiere a planeación turística, cabe resaltar la propuesta de Ahumada (1994) y Boege (Citado por Sánchez y Díaz 2008), ya que integran la participación de los habitantes en el proceso de planeación, lo cual permite un trabajo en conjunto que esté a cargo de la comunidad y en base a sus intereses, para el logro de objetivos del desarrollo sustentable mediante la actividad turística. Para ello se propone que la planeación sea mediante un diagnostico, identificación de oportunidades y ejecución del proyecto, proceso que se apega a los objetivos de la presente investigación.

Del mismo modo, se retomaron las aportaciones metodológicas de Rozo (2002), respecto a la importancia de la participación gradual de la población local en el desarrollo turístico, basadas en el fortalecimiento del trabajo en equipo, la solidaridad, la justicia, la equidad, la comunicación, el interés individual y colectivo, la concertación y la negociación para el logro de un desarrollo en el ámbito cultural, social, político y económico que permita el mejoramiento de sus condiciones de vida. Además, siguiendo a Serrano-Barquín (et. al. 2008), es fundamental la colaboración de agentes como funcionarios e investigadores, pero sobre todo de la población local, como los actores sociales más importantes para el impulso del desarrollo del turismo sustentable.

Por lo expuesto, se retomaron los planteamientos de la Investigación-Acción-Participativa (IAP) propuestos por Ander-Egg (2003), pues se considera que dicha propuesta, permite la integración de los actores y el desarrollo de una iniciativa de desarrollo turístico desde la perspectiva armónica. De esta forma la IAP considera cinco fases: a) investigación propiamente dicha; b) elaboración del diagnóstico; c) elaboración de un programa o proyecto; d) desarrollo de actividades y puesta en marcha de proyectos o programas; d) control operacional realizado mediante la acción-reflexiónacción acerca de lo que se esta haciendo.

Es preciso señalar que esta propuesta, fue adaptada con la finalidad de facilitar la realización de cada una de las etapas del trabajo de investigación y el cumplimiento de los objetivos planteados. Para ello se retomaron las tres primeras fases, adicionando las aportaciones de Rozo (2002), e incorporando una cuarta etapa, por lo que la propuesta metodológica se desarrolló de la siguiente manera:

I. Investigación
II. Autodiagnóstico comunitario.
III. Diseño del programa
IV. Definición de Fortalezas y Debilidades.

  • Concertación de objetivos del desarrollo turístico.

  • Determinación de la visión a futuro de la localidad.

  • Formulación y concertación de las estrategias de desarrollo turístico.

V. Definición de los mecanismos de participación y gestión comunitaria en el desarrollo turístico de la localidad.

Aunado a ello, se consideró fundamental retomar la conceptualización de turismo de naturaleza propuesta por la SECTUR (2006), pues coincide con los planteamientos del turismo sustentable, respecto a la satisfacción de las necesidades del turismo así como al bienestar social de la comunidad receptora. Dicha modalidad de turismo y los segmentos que lo integran (rural, ecoturismo y de aventura), se fundamenta en la práctica de actividades recreativas en contacto directo con la naturaleza y las expresiones culturales locales, implicando una actitud y compromiso por conocer, respetar, disfrutar y participar en la conservación de los recursos naturales y culturales.

Incluso, para el apartado de la formulación y concertación de estrategias de desarrollo turístico, en particular para la estrategia 4 referente a la integración de los recursos locales en rutas turísticas, se consideró pertinente retomar los planteamientos de Zamorano (2002), respecto a los elementos que intervienen en el diseño de una ruta turística, principalmente durante el proceso de planificación, para lo cual se adaptó la matriz de funcionalidad, con la finalidad de establecer las condiciones de desplazamiento, información, comodidad y seguridad de las propuestas planteadas, retomando los criterios de localización, traslado, gradiente, servicios disponibles y nivel de experiencia requerido.

Aunado a ello, se consideró fundamental retomar la conceptualización de turismo de naturaleza propuesta por la SECTUR (2006), pues coincide con los planteamientos del turismo sustentable, respecto a la satisfacción de las necesidades del turismo así como al bienestar social de la comunidad receptora. Dicha modalidad de turismo y los segmentos que lo integran (rural, ecoturismo y de aventura), se fundamenta en la práctica de actividades recreativas en contacto directo con la naturaleza y las expresiones culturales locales, implicando una actitud y compromiso por conocer, respetar, disfrutar y participar en la conservación de los recursos naturales y culturales.

Incluso, para el apartado de la formulación y concertación de estrategias de desarrollo turístico, en particular para la estrategia 4 referente a la integración de los recursos locales en rutas turísticas, se consideró pertinente retomar los planteamientos de Zamorano (2002), respecto a los elementos que intervienen en el diseño de una ruta turística, principalmente durante el proceso de planificación, para lo cual se adaptó la matriz de funcionalidad, con la finalidad de establecer las condiciones de desplazamiento, información, comodidad y seguridad de las propuestas planteadas, retomando los criterios de localización, traslado, gradiente, servicios disponibles y nivel de experiencia requerido.

Por otro lado, respecto a las técnicas de investigación documental empleadas a lo largo de la investigación, fue necesario acudir a diversas instituciones para la recopilación de información sobre el lugar de estudio, como el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), Secretaría de Turismo del Estado de México, El H. Ayuntamiento de Otzolotepec, las bibliotecas de la Facultad de Turismo y Gastronomía, Geografía y Biblioteca Central de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM).

Posteriormente para el trabajo de investigación de campo, se diseño y aplicaron diversos instrumentos de investigación de campo (guión de entrevista), dirigidos a informantes clave como autoridades municipales, representantes de la comunidad e integrantes del Grupo de Jóvenes, aplicando un total de 40 entrevistas, tomando como referencia los planteamientos de Hernández (et. al., 2006:563), sobre el criterio de muestra por oportunidad, y el número de unidades que suelen utilizarse para diversos estudios de investigación considerando un rango de 30 a 50 casos, para la recopilación de información relevante para comprender la realidad estudiada. Así mismo, para la identificación de los recursos naturales y culturales de la comunidad susceptibles de aprovechamiento turístico, fue necesario el empleo de una cédula de observación como instrumento de investigación de campo, que facilito su descripción con relación a las características físicas, localización, accesibilidad, estado de conservación y calidad del entorno, equipamiento y señalización, como condiciones fundamentales para la formulación de las estrategias para el desarrollo turístico.

Contando con la información anterior, se dio continuidad a la segunda fase que comprende la elaboración del autodiagnóstico, para lo cual se concertaron reuniones con la comunidad para la identificación de las problemáticas existentes, contando con el apoyo de distintas OSC como Fundación Tlalóc A. C. y la Agencia Alemana de Cooperación (GTZ), con las cuales la comunidad ya estaba trabajando, y facilitaron la obtención de información. Aunado a ello, se elaboró el inventario de recursos por medio de cédulas de observación, que permitieron identificar los recursos naturales y culturales de la comunidad susceptibles de aprovecharse en la actividad turística.

El tercer paso consistió en la elaboración de una propuesta de turismo armónico como alternativa de desarrollo, para lo cual se elaboró un análisis DAFO, que permitió conocer el ambiente interno y externo de la comunidad, y que sirvió de base para establecer los objetivos, la visión a futuro de la comunidad, así como la formulación y concertación de las estrategias de desarrollo. El siguiente paso consistió en determinar el estado de integración de la comunidad para gestionar el desarrollo turístico en la localidad, con el fin que ellos sean los actores principales y así mismos los beneficiarios directos del proyecto.

Es necesario señalar que para este artículo, la información revelada a partir del autodiagnóstico comunitario, así como la definición de debilidades y fortalezas del lugar de estudio, constituyen fases previas a los resultados mostrados en el presente artículo, por lo que únicamente se incluyen las etapas de concertación de objetivos del desarrollo turístico; determinación de la visión a futuro de la localidad, así como la formulación y concertación de las estrategias de desarrollo turístico, con base a la investigación realizada para el impulso del turismo armónico desde la perspectiva de la sustentabilidad.

LA COMUNIDAD DE SAN MATEO CAPULHUAC

La comunidad de SMC pertenece al municipio de Otzolotepec ubicado en el Estado de México, entre los paralelos 19º 22' 27" latitud norte y de los meridianos 90º 24' 30" al 90º 38' 05" longitud oeste; a 28 km de la ciudad de Toluca, capital del Estado. Limita al norte con los municipios de Temoaya, Jilotzingo e Isidro Fabela; al sur con los municipios de Toluca, Lerma y Xonacatlan; al oriente con los municipios de Jilotzingo y Xonacatlán y al poniente con los municipios de Temoaya y Toluca. Cuenta con una extensión territorial de 127.95 km2, los cuales equivalen al 0.5% de la superficie estatal; siendo la localidad de Villa Cuauhtémoc la cabecera municipal. En particular SMC se ubica al noreste del municipio a 7 km al norte de la cabecera municipal, a una altura de 2950 metros sobre el nivel del mar (msnm), limitando con las localidades de Santa Ana Jilotzingo, La Concepción de Hidalgo, el municipio de Temoaya y el paraje conocido como Fábrica María (Téllez, 1999).

Las características físicas de la región municipio están determinadas por la irregularidad del territorio, que comprende la cadena montañosa "La Bufa Monte Alto - Las Cruces", donde destaca la elevación denominada Cervantes que alcanza una altitud máxima de 3.508 m.s.n.m. El clima de la localidad es frío húmedo durante los meses de septiembre a febrero, alcanzando los 6ºC como temperatura media, con presencia de heladas y nevadas ocasionales, y rachas de vientos provenientes del norte con promedio de 30 km/h; pero durante los meses de marzo a agosto, el clima es templado húmedo con una temperatura media de 20ºC, presentándose lluvias abundantes durante los meses de julio y agosto. La diversidad biológica de la región, incluye especies fauna silvestre como coyote, tuza, conejo, rata, gato montes y ardilla, aunque también persiste la ganadería de traspatio principalmente de bovinos, vacuno y caballar; en cuanto a la flora esta conformada por ocote, madroño, cedro, roble, tepozán, sauce llorón, eucalipto, mimbre y fresno; árboles frutales como capulín, tecojote, pera, ciruelo, durazno, manzana y chabacano; así como algunas hiervas (Téllez, 1999).

Según datos del II Conteo de Población y Vivienda (INEGI, 2005), en SMC hay 8.734 habitantes, de los cuales tan sólo el 21% habla una lengua indígena, aunque es preciso señalar que la población, manifiesta tener un origen indígena cuyas manifestaciones culturales aún persisten en la actualidad. La unidad social básica es la familia nuclear, aunque por lo general se comparte el espacio con la familia extensa, así mismo el compadrazgo adquiere una amplia significación para la población, y junto con la activa participación local en la estructura y festividades de carácter cívico y religioso, permiten conservar diversos elementos identitarios como la indumentaria tradicional, la danza y la música, que mantienen la cohesión de la comunidad (CEDIPIEM, s/f).

A pesar de ello, las condiciones de marginación de la población son consideradas con un índice alto por el Consejo Nacional de Población (CONAPO, 2005) en relación a las limitadas características de la vivienda, educación y disponibilidad de bienes. En este sentido, aún cuando las viviendas del núcleo urbano, son construidas generalmente con materiales como tabique, tabicón, adobe y teja, existe una amplia dispersión de los hogares en las partes altas de la región (Fundación Tláloc, s/f), que dificulta la cobertura de los servicios públicos municipales como energía eléctrica, agua potable y drenaje (INEGI, 2005). Respecto al nivel de escolaridad de la población, un 14% es analfabeta, mientras que tan sólo un 3% cuenta con estudios de nivel medio superior o superior.

La principal actividad económica se vincula con el sector primario, cultivos de maíz, fríjol y haba, los cuales son destinados esencialmente al autoconsumo, aunque en la actualidad también se siembra trigo y avena. La ganadería, explotación silvícola y la avicultura son actividades secundarias, que complementan el ingreso de la unidad familiar. No obstante, las dificultades existentes para la producción y comercialización de los productos agropecuarios, así como la falta de empleos en la comunidad, han propiciado la incorporación de la fuerza laboral de los hombres en diversos espacios como la Central de Abastos, las zonas industriales de la ciudad de Toluca, e incluso en el trabajo doméstico en el caso de las mujeres. Otra alternativa económica para la población, consiste en la venta de productos de temporada, como artículos alusivos a las festividades patrias y fin de año (Fundación Tláloc, s/f). Incluso, en la actualidad existe un criadero de truchas denominado "Los Ajolotes", donde se lleva a cabo la venta directa pero también se oferta el servicio de alimentos y bebidas.

Respecto a los recursos naturales de SMC, que pueden ser empleados para impulsar el desarrollo de la actividad turística, se encuentran: Valle de la Esperanza, Monte, Peña y Cueva de Cervantes, diversas especies de flora y fauna, así como los manantiales existentes en la región. Con relación a los recursos culturales que pueden propiciar el desplazamiento de las corrientes de turistas y visitantes a SMC, es posible señalar el paraje denominado "Iglesia Vieja", las artesanías de ayates de ixtle y bordados, las festividades religiosas como el Día de la Santa Cruz, la Fiesta Patronal, la gastronomía típica de la región, la danza e incluso la lengua indígena otomí. Adicionalmente, se consideraron determinados recursos complementarios como el Centro Ceremonial Otomí, la Fábrica María e incluso el "Parque Ecológico, Turístico, Recreativo Otomí-Mexica, Zempoala-La Bufa", decretado como Área Natural Protegida (ANP) en 1980 sobre la cota de 2.800 msnm, y abarca una extensión territorial de 105,875 hectáreas que comprende los municipios de Ocuela, Tianguistenco, Capulhuac, Jalatlaco, Ocoyoacac, Lerma, Huixquilucan, Naucalpan, Xonacatlán, Isidro Fabela, Temoaya, Jiquipilco, Jilotzingo, Villa Nicolás Romero, Villa del Carbón, Morelos y Otzolotepec (GEM,1980).

CONCERTACIÓN DE LOS OBJETIVOS PARA EL DESARROLLO DEL TURISMO ARMÓNICO

Antes de presentar los objetivos planteados para el impulso de la actividad turística en SMC, es importante precisar el enfoque que retoman las propuestas desde la óptica del turismo de naturaleza, orientación que derivó de los resultados obtenidos durante el proceso de autodiagnóstico en la comunidad, la concordancia existente entre esta modalidad turística y los principios de turismo armónico y la sustentabilidad, así como la propia vocación turística de los recursos naturales y culturales de la región. De esta forma, a lo largo de la propuesta turística que a continuación se presenta, se retoma el concepto de turismo de naturaleza señalado por la SECTUR (2006) y sus modalidades, turismo rural, ecoturismo y turismo de aventura, pues implican la realización de actividades recreativas en espacios naturales o vinculados con las expresiones culturales de la comunidad, con la intención de favorecer actitudes ambientalmente responsables tanto en la población local, como en las corrientes de turistas y visitantes.

Los objetivos de la propuesta para el desarrollo del turismo armónico son:

a) Objetivo general:

  • Implementar un proyecto de turismo armónico que permita mejorar la calidad de vida de la comunidad a partir del aprovechamiento intuitivo-racional de sus recursos naturales y culturales.

b) Objetivos Específicos.

  • Aprovechar los recursos naturales y culturales con los que cuenta la comunidad para la actividad turística.

  • Impulsar la participación comunitaria para generar el desarrollo de la actividad turística en la comunidad.

  • Propiciar que los habitantes de la comunidad transmitan a los turistas el interés de preservar los recursos naturales y culturale

DETERMINACIÓN DE LA VISIÓN A FUTURO DE SMC

Con la intención de anticipar la perspectiva a futuro de la comunidad, respecto al desarrollo de la actividad turística y el posible aprovechamiento de los recursos naturales y culturales, se consideran tres escenarios disímiles que contrastan en sus resultados, permitiendo prever lo que puede pasar si se lleva a cabo esta actividad, con la finalidad de identificar lo que es viable para su ejecución. Es así que se presentan tres escenarios posibles:

Escenario A. SMC sin el aprovechamiento intuitivo-racional de sus recursos.

Se impulsará la actividad turística con beneficios concentrados en cierto sector de la población, limitando las oportunidades para el mejoramiento en la calidad de vida de la comunidad, y se agudizarán en las condiciones de pobreza y marginación local. Prevalecerá la falta de apoyo al impulso de la actividad turística por parte de autoridades locales y estatales, e incluso la exclusión a gran parte de la población del trabajo conjunto del Grupo de Jóvenes y OSC. Frente a las difíciles condiciones laborales de la región, y la necesidad de generar ingresos económicos que aseguren la existencia de la unidad básica familiar, se acentuará la participación de la población local en el proceso migratorio. Se abandonarán las actividades tradicionales vinculadas al sector agropecuario, y se propiciarán alternativas económicas de subsistencia en el marco de la ilegalidad, como la explotación forestal. Disminuirá la participación de los habitantes en la dinámica de las estructuras cívica y religiosa de la comunidad, desvirtuando una ideología igualitaria entre los miembros de la comunidad así como el interés colectivo por el beneficio sumando. Continuará la pérdida de importantes valores socioculturales de la población como son las tradiciones y costumbres locales, la cultura alimentaria, el vestido e incluso la lengua otomí, lo cual debilitará identidad y cohesión social del grupo.

Escenario B. Impulsar el desarrollo de la actividad turística tradicional.

El desarrollo turístico constituirá una actividad económica que transformará las estructuras políticas y socioculturales de la comunidad, generando diversos conflictos de interés entre la comunidad por el control y acaparamiento de los beneficios generados. Únicamente cierto sector de la población, con posibilidades económicas para invertir y participar en la prestación de servicios turísticos, se verá beneficiada por el desarrollo de la actividad, excluyendo a gran parte de habitantes de SMC. No habrá coordinación de trabajo a favor del turismo por parte de todos los actores, pues persistirá la búsqueda de beneficios individuales sobre el bienestar social de la colectividad. Se incrementará la intervención y dependencia de los actores sociales externos a la comunidad, como las dependencias de gobierno, empresas privadas, OSC e incluso instituciones educativas y centros de investigación quienes impulsen la actividad turística. Si la comunidad no muestra interés por participar en la actividad turística, agentes externos a ésta serán los impulsores y obtendrán los beneficios directos, por lo que existirá un control de la industria turística por parte de agencias de viajes internacionales y nacionales (DICPI, 2003), dejando al margen a la comunidad y sobreexplotando sus recursos.

Como resultado del incremento de turistas y visitantes en la región, se impulsará la inversión en equipamiento turístico, así como la dotación de infraestructura urbana en la parte centro de la comunidad, pero habrá rezagos en la cobertura de servicios, principalmente en las zonas fuera del lugar donde se desarrolle la actividad turística. A pesar que el turismo generará una nueva fuente de trabajo para la comunidad, mitigando los procesos migratorios al exterior, propiciará la llegada de nuevos residentes atraídos por la oferta de trabajo en la región. Tendrá un limitado impacto en la reducción de las condiciones de pobreza y el índice de marginación de la comunidad, al tiempo que aumentarán los problemas sociales como la violencia al interior y fuera de la localidad, la inseguridad y el consumo de bebidas embriagantes. El turismo se consolidará como una exclusiva actividad económica, y no como una estrategia para la conservación y fortalecimiento de los valores socioculturales de la comunidad, propiciando fenómenos como la transculturación y el efecto demostración de las actitudes y modos de vida de los visitantes. Se degradará el medio natural a partir de la presencia masiva de turistas y visitantes, alterando las condiciones del suelo, cubierta vegetal, aire y agua, al tiempo de generar diversos problemas como el adecuado manejo de los residuos sólidos urbanos generados, la tala clandestina, así como la perturbación de la flora y fauna de la región.

Escenario C. Formulación de un proyecto de turismo armónico.

El turismo desde la perspectiva armónica, será planteado con base a las necesidades y aspiraciones de desarrollo de la propia comunidad, por lo que constituirá una sólida estrategia para el mejoramiento de sus condiciones de vida. Existirá aceptación por parte de la comunidad para la ejecución del proyecto de turismo armónico, pues constituirá una estrategia formulada colectivamente para la solución a las problemáticas comunes existentes en la región. Se trabajará coordinadamente con todos los actores para la formulación y desarrollo del proyecto turístico, considerando a la comunidad local, como el actor fundamental dentro del proceso planeación, ejecución y control de la iniciativa. Habrá un mayor alcance en la gestión de apoyos para la actividad turística, excluyendo cualquier forma de dependencia del exterior, sino afirmando las potencialidades locales para el impulso de esta actividad.

Existirán nuevas fuentes de empleo en la localidad limitando la migración de la población al exterior, al tiempo que se formularán mecanismos para la distribución equitativa de los beneficios obtenidos, que deriven en la solución a los problemas de pobreza y marginación en SMC. Se fortalecerá la identidad comunitaria, no sólo como parte de los atractivos culturales de la localidad, sino como estrategia para la integración de la población local, en la búsqueda de beneficios colectivos, incidiendo en la conservación de las manifestaciones culturales como la música, la danza, la gastronomía, las artesanías así como la lengua indígena. Se planeará el uso y manejo de los recursos naturales y culturales para aprovechamiento turístico, limitando las prácticas clandestinas de explotación forestal e incluso el incremento de la frontera agrícola. Existirá un aprovechamiento intuitivo-racional de sus recursos naturales, tanto de la población local como de los turistas, respecto al uso del agua potable, el consumo de energía, la separación, reutilización o disposición final de los residuos sólidos generados, así como diversas enotecnias que favorezcan la conservación ambiental. Se impulsará la actividad turística en SMC con la posibilidad de ampliar los beneficios a nivel regional.

Dicho escenario, refleja los beneficios que se obtienen cuando la actividad turística se planifica de acuerdo a los intereses, necesidades y recursos de la comunidad, considerando por un lado a la población local como los principales gestores de los recursos naturales y culturales susceptibles de aprovechamiento turístico, pero también como estrategia que garantice la continuidad de las prácticas indígenas relacionadas con la gestión de bosques, aguas, biodiversidad y ecosistemas (DICPI, 2003).

De esta forma, que la comunidad se integre emitiendo su aprobación para la ejecución del proyecto e integrándose en las actividades que se deriven de este, se obtendrán beneficios que se manifiesten en la mejora de la calidad de vida de los habitantes, disminuyendo el grado de marginación. En cuanto a los recursos naturales, el adecuado uso y manejo de éstos será planificado, por lo que se evitará que se siga degradando e incluso su pérdida total. Igualmente se motivará a los turistas a participar en la preservación y conservación de los recursos. En lo cultural, se fortalecerá la identidad cultural de los habitantes mediante actividades donde se muestre el valor de su cultura, a través de manifestaciones culturales como las artesanías, la lengua otomí, la gastronomía, la danza y festividades.

FORMULACIÓN Y CONCERTACIÓN DE ESTRATEGIAS DE DESARROLLO TURÍSTICO

La formulación y concertación de estrategias de desarrollo turístico son una parte fundamental dentro de la propuesta de turismo armónico, ya que en esta parte se describen las acciones que permitirán alcanzar los objetivos establecidos. Para ello se presentan tres ejes rectores y diversas estrategias de acción, que se concretan en el aprovechamiento sustentable de los recursos, fortalecimiento de la identidad comunitaria e integración en la prestación de servicios turísticos, así como las acciones que posibiliten el fortalecimiento de una conducta responsable por parte de las corrientes de turistas y visitantes.

Eje rector 1. Aprovechamiento sustentable de recursos naturales y culturales

Estrategia 1: Vocación turística de recursos naturales

Estrategia 2. Vocación turística de recursos culturales

Estrategia 3: Vocación turística de recursos históricos y monumentales.

En lo que se refiere al recurso Iglesia Vieja se considera que éste no cuenta con vocación turística suficiente, ya que al llegar a la zona lo único que se observan son excavaciones y piedras que no proyectan la existencia de vestigios arqueológicos como se cree. Por lo tanto, se propone indagar a fondo sobre este recurso con la ayuda de especialistas en el tema.

Estrategia 4: Integración de recursos en rutas turísticas

Para la integración de los recursos naturales se proponen las siguientes rutas:

- Ruta Los Ajolotes: consiste en traslado a pie, con una duración aproximada de 20 minutos, sobre una gradiente esencialmente plana y un nivel de experiencia mínimo, que comienza en el "Valle de la Esperanza" con dirección al restaurante de truchas, en cuyo trayecto se puede observar la diversidad de flora de la región, así como un río de aproximadamente un metro de ancho, cuya corriente provee de agua al criadero de truchas. En el restaurante además de contratar el servicio de alimentos de bebida, las actividades que se pueden realizar son: recreativas, de convivencia familiar y de contacto con la naturaleza.

- Ruta Monte de Cervantes: inicia en el "Valle de la Esperanza" hacia el Monte de Cervantes, con un traslado a pie a lo largo de senderos con una gradiente parcialmente inclinada, por lo que en algunos trayectos requiere de un nivel intermedio de experiencia. Durante el trayecto se puede prestar atención a la diversidad de flora y fauna del lugar, además se pueden visitar las Peñas de Cervantes, desde las cuales se aprecia una vista panorámica del paisaje natural y de la comunidad, y donde es posible practicar actividades como el rappel o la fotografía escénica. Siguiendo el recorrido se encuentra la "Cueva de Cervantes" que en su interior, se pueden observar murciélagos y en su exterior flora diversa. Finalmente el recorrido concluye en la cima del Monte de Cervantes, que por ser el más alto dentro de la comunidad tiene una amplia vista de una parte del Valle de México. Esta ruta no dispone de servicios para la atención de los turistas.

- Ruta Iglesia Vieja: el traslado se puede realizar en bicicleta de montaña e incluso a pie, con una gradiente parcialmente inclinada que requiere un nivel de experiencia intermedio. Se parte del "Valle de la Esperanza" hacia el Monte Iglesia Vieja a través senderos, que sirven como miradores del paisaje natural y de la comunidad, y en los cuales se puede practicar la fotografía escénica. Continuando con el recorrido se llega a las "Peñas de la Iglesia Vieja", que por sus características físicas como la altura, posibilita la práctica del rappel con un mayor grado de dificultad que en las Peñas de Cervantes. Del mismo modo, en la actualidad, esta ruta carece de servicios disponibles que faciliten la estancia de los turistas en el lugar.

- Ruta cultural: esta ruta se pretende desarrollar dentro del núcleo poblacional de la comunidad, por lo que el traslado se realiza a pie con una gradiente plana, y facilita la participación de turistas y visitantes con un nivel mínimo de experiencia. Consiste en visitar la Iglesia de SMC además de realizar actividades en contacto con la comunidad como visitas a talleres artesanales, gastronómicos y de aprendizaje de la lengua otomí. Asimismo se puede convivir con la comunidad en fechas especificas durante las celebraciones cívicas o religiosas de mayor importancia, como la fiesta patronal del 21 de septiembre o el 3 de mayo día de la Santa Cruz, festejos en los cuales se manifiestan las costumbres y tradiciones locales, que permiten al visitante conocer y participar en esta vivencia mística. Los servicios disponibles para la atención de los turistas y visitantes, corresponden a la propia infraestructura y equipamiento instalado para la población local.

Otra estrategia considerada para formar un circuito turístico, consiste en la inclusión de atractivos aledaños a la comunidad, lo que permitirá beneficiar a SMC aprovechando el reconocimiento de estos otros atractivos, para impulsar el desarrollo turístico en la región. El circuito incluirá la visita al Centro Ceremonial Otomí y a las ruinas de Fabrica María, los cuales por ser destinos con recursos culturales y naturales con poca diversidad de actividades, ponen en ventaja a la comunidad como una alternativa más competitiva para que se desarrolle la actividad turística. Se plantea la idea que después de visitar el Centro Ceremonial Otomí, se ofrezca al visitante conocer SMC, mostrando la diversidad de actividades de turismo de naturaleza que se pueden practicar, así como los servicios que se ofrecen. Finalmente se propone visitar Fabrica Maria, por la cercanía de ésta con la comunidad y por su riqueza cultural y natural, permitiendo al visitante hacer una comparación positiva de la comunidad, ya que el lugar no cuenta con actividades turísticas que puede ofrecer al visitante.

Eje rector 2. Fortalecimiento de la identidad comunitaria e integración a la actividad turística

Estrategia 1: Revaloración de los elementos socioculturales de la población Para la consolidación de la iniciativa resulta fundamental propiciar la revaloración de los elementos identitarios de la comunidad, no sólo como parte del producto turístico, sino como un mecanismo eficaz que garantice tanto la activa participación de la población local en el proyecto, como el interés colectivo por la distribución de los beneficios generados y el bienestar social. Para ello, será indispensable llevar a cabo diversas actividades enfocadas a los habitantes de SMC, que les permitan conocer el desarrollo de su comunidad a lo largo del proceso histórico, así como la relevancia actual de conservar sus manifestaciones culturales, como la realización de talleres, muestras o exposiciones de danza, gastronomía, música y lengua indígena, donde participe la población sin distinción de posición social, económica, rango de edad y género. De esta forma, tanto niños como mujeres, jóvenes, adultos y adultos mayores, deberán participar en dichas actividades, con el único propósito de afirmar la cohesión social e identidad como grupo. Aunado a ello, sería adecuado formular acciones concretas que fortalezcan la participación de la población en la estructura cívico y religiosa de la comunidad, como mecanismo tradicional para acceder al poder, contribuir en la toma de decisiones, mantener el control sobre los recursos, incluso acentuar una ideología igualitaria y de beneficio colectivo.

Posteriormente, algunas de las manifestaciones culturales de la comunidad podrían complementar el producto turístico, a partir de la puesta en marcha de actividades recreativas, que permitan a los visitantes conocer, interactuar y revalorar expresiones locales tales como el lenguaje, la música, danza, gastronomía, o las fiestas de carácter cívico y religioso de la comunidad, con lo cual se pretende integrar determinados elementos socioculturales en la propuesta de turismo armónico, con la intención de diversificar tanto la oferta de servicios, como las alternativas de empleo para la población local.

Estrategia 2: Trabajar con las organizaciones ya existentes al tiempo de dar a conocer a la comunidad la actividad turística.

En la comunidad existe el Grupo de Jóvenes Independientes Otomíes, que trabaja en la gestión de apoyos con OSC como son la Fundación Tlalóc y la GTZ, sin embargo no se observó que se integre del todo a otros sectores de la población, por ello se propone mostrar a la población los beneficios que se han obtenido con el trabajo conjunto y así mismo, el alcance que puede obtenerse al integrarse mayor parte de la población. Para llevar a cabo esta estrategia, se pretende que mediante tres reuniones dirigidas por un representante de Fundación Tláloc, se expongan los logros del trabajo en equipo del Grupo con ésta, exponiendo algunos casos de los propios beneficiarios. Aunado a ello, se propone trabajar mediante la realización de cinco reuniones, dirigidas por profesionales de la actividad turística, un representante de OSC, y el Grupo de Jóvenes, para exponer lo que concierne a la actividad turística y lo que se pretende desarrollar en la comunidad; todo esto con la finalidad de conocer el grado de aceptación de la propuesta de turismo armónico y el interés de los habitantes por participar.

Estrategia 3: Integrar a la gente en proyectos productivos, y gestionar apoyos ante el gobierno municipal.

Consultar entre la población interesada en la actividad turística, el área en la que desean participar, con el fin de integrarlos y organizar el desarrollo del turismo. Conociendo la existencia de interesados en participar en la actividad turística, es recomendable identificar el área en la que desean participar y de qué forma, para establecer acuerdos de acción e integración que permitan organizar el equipo de trabajo y las acciones a efectuar por cada integrante. Establecer la organización operativa y administrativa, lo que permitirá un control y distribución equitativa de los beneficios que genere la actividad turística. Adicionalmente esta estrategia pretende unir lazos entre la comunidad y el H. Ayuntamiento, pues a pesar que este último no ha hecho caso a las convocatorias de ayuda de la localidad, no está exenta de relacionarse con el Ayuntamiento de Otzolotepec. Siendo así, deben realizarse los trámites pertinentes para llevar a cabo la prestación de servicios de actividades de turismo de naturaleza, que permitan lograr el impulso de demás actividades que generen un desarrollo.

Eje rector 3. Propiciar que los habitantes de la comunidad transmitan a los turistas el interés por preservar los recursos naturales y culturales

Estrategia 1: Impartir cursos a la población sobre los principios de la sustentabilidad.

Se considera que previo a la participación de los habitantes en la actividad turística, se les impartan talleres por un profesional de la actividad turística, en los que se de a conocer los principios de la sustentabilidad, con fin que al llevarse a cabo la actividad sean transmisores de esta información a los visitantes en forma práctica.

Estrategia 2: Segmentación de los visitantes a través de actividades turísticas sustentables.

La propuesta de desarrollo turístico en SMC desde la perspectiva armónica, estará orientada a un segmento de turistas, interesados en la realización de actividades recreativas en contacto con la naturaleza, el aprovechamiento intuitivo-racional de los recursos, la interacción recíproca con la comunidad receptora y sus manifestaciones culturales, lo cual determinará la realización de determinadas actividades admitidas en el lugar, y la eventual segmentación de las corrientes de visitantes interesadas en ello. De esta forma, el proceso de selección del tipo de visitantes en SMC será de forma reflexiva, basado en la oferta de servicios turísticos a un sector interesado en ello, y apartando disímiles motivaciones que pudieran propiciar el desplazamiento a la región, como la exclusiva diversión e ingesta de bebidas embriagantes o la práctica de deportes que alteran las condiciones del medio físico. Aunque es claro que no se diseñarán mecanismos de estricta restricción para la participación de los visitantes, sino que se promoverán acciones que concreten en los objetivos planteados, y conllevarán a una segmentación natural del mercado en el largo plazo. Así, se pretende que a través de las actividades que los visitantes realicen, los prestadores de servicios, que en este caso serán los habitantes de la comunidad, resalten la importancia de los recursos y así mismo los motiven a conservarlos y preservarlos. Tales actividades pueden ser: senderos interpretativos, actividades científicas, observación, fotografía rural, talleres de aprendizaje de la lengua otomí, talleres gastronómicos, talleres artesanales y las vivencias místicas.

Estrategia 3: Integrar a la comunidad y visitantes bajo un ambiente de respeto y tolerancia.

A través de la prestación servicios por parte de la comunidad y el uso de éstos por los visitantes, se pretende que la interacción entre ellos sea integral y exista una convivencia sana, en la que se respete y conlleven las diferencias culturales de ambos actores. Esta propuesta será el resultado de las estrategias anteriormente mencionadas, mientras se realicen debidamente.

MECANISMOS DE PARTICIPACIÓN Y GESTIÓN COMUNITARIA PARA EL DESARROLLO TURÍSTICO

Para poner en marcha esta propuesta, se reconoce como actor principal al Grupo de Jóvenes, ya que han sido los gestores de apoyos ante diversas OSC para el desarrollo económico, social y del medio natural en beneficio de la comunidad. Cabe señalar que dicha agrupación, por contar con cierta solidez y reconocimiento frente a la comunidad, puede asumir el liderazgo en la gestión de apoyos, e igualmente impulsar la integración de otros sectores interesados en participar. Por ello, es necesario establecer las pautas de la organización comunitaria, lo que permitirá asignar los cargos a desempeñar dentro de la actividad turística en la comunidad. Estos cargos se pueden someter a votación en reuniones previas a la ejecución del proyecto, y que sean organizadas por el Grupo de Jóvenes y los propios interesados, para establecer acuerdos que aprueben la rotación de los individuos en las diferentes actividades a llevar a cabo. Para tener una clara idea de la organización de los puestos, se propone el organigrama que se observa en la Figura 1.


Figura 1: Propuesta de organigrama para el desarrollo turístico en SMC

La administración de la actividad turística, debe realizarla un profesional emanado de la propia comunidad, que cuente con conocimientos en esta materia y que su perfil de trabajo facilite la toma de decisiones, sobre todo para el reparto equitativo de los beneficios generados. Los guías serán dirigidos por un coordinador general, encargado de la organización y asignación de funciones a los prestadores del servicio de guías, primeros auxilios e incluso mantenimiento. Igualmente el servicio de guías, será proporcionado por habitantes de la comunidad, debido al conocimiento que tienen respecto a las condiciones físicas y socioculturales de la región. Al guía le corresponde transmitir información esencial del lugar, por lo tanto debe contar con precisos conocimientos de flora y fauna de la región, manejo de grupos de personas, así como capacitación en primeros auxilios. En el caso de las personas que deseen prestar este servicio, deben tomar cursos de capacitación con el fin que se preste un servicio de calidad.

Para la zona de campamento es necesario contar con un coordinador, encargado de la administración, hacer el contrato de prestación del servicio, y proporcionar el equipo requerido. Así mismo, es recomendable contar con un área de seguridad, para mantener el orden y protección de los visitantes, pues aunque es un área muy tranquila, la seguridad de los visitantes se puede ver afectada por la presencia de la fauna local. En el caso de actividades de turismo de aventura como el rappel, es necesario que personal especializado en las mismas, en primer lugar evalúe si las peñas son aptas para practicar esta actividad, a partir de lo cual se podría organizar a la comunidad para la prestación del servicio. Para el área de campamento, los prestadores de servicios deben apegarse a las especificaciones establecidas en la NOM-06-TUR-2000, donde se establecen los requisitos mínimos para ofrecer el servicio.

Es imperante una amplia integración de los habitantes en la actividad turística, para que éstos sean los beneficiarios directos y se limite la intervención de actores externos, en el acaparamiento de los beneficios y logros para la comunidad. Previo a la ejecución de la propuesta, se deberá capacitar a la comunidad sobre los principios básicos de sustentabilidad, el aprovechamiento racional de recursos y las estrategias didácticas, para la asimilación de estos conocimientos a los visitantes. Simultáneamente, se considera importante que los visitantes adquieran y reproduzcan los conocimientos del cuidado del medio natural y el respeto de las culturas indígenas, que lo llevaran a alcanzar una mejor calidad de vida.

CONCLUSIONES

El desarrollo de la investigación permitió cumplir con el objetivo general planteado, el cual consistió en proponer el desarrollo del turismo armónico, con la finalidad de impulsar el mejoramiento en las condiciones de vida de la población, y el adecuado aprovechamiento de los recursos naturales y culturales. Además, se demostró que la comunidad de SMC cuenta con recursos naturales y culturales susceptibles de aprovechamiento turístico; así mismo, se identificó que se puede lograr la integración de los actores sociales locales para el desarrollo de la actividad turística.

Entre los recursos naturales que pueden propiciar el desplazamiento turístico, se destaca el monte de Cervantes que es uno de los más altos dentro de la cadena montañosa "La Bufa Monte Alto-Las Cruces" que se encuentra en buen estado de conservación, debido a que la comunidad se preocupa por conservarlo como parte de su cultura, y el respeto hacia la naturaleza. Respecto a los recursos culturales, el origen indígena de esta comunidad, les ha permitido conservar sus costumbres y tradiciones que los identifican como grupo, no obstante actualmente solo una pequeña porción de la población las practica en su totalidad y otra gran parte las ha dejado en el olvido, ya que han sido influenciados por el contacto exterior, lo cual se refleja principalmente en la pérdida de la lengua, la disminución en el uso cotidiano de vestimenta tradicional, y en la adopción de actitudes ajenas. De igual manera, se identificó que la pérdida de la cultura se ha intensificado, debido a la necesidad de la población por buscar y obtener mejores condiciones de vida. A la vez esto los ha obligado a desplazarse fuera de su entorno, principalmente a ciudades cercanas donde ellos consideran encontrar mejores oportunidades de desarrollo. A partir de ello se presentan en la comunidad problemas de carácter social, económico, natural y político.

A pesar de lo expuesto, un segmento de la población que se mantiene dentro de la comunidad, se ha organizado para formar el "Grupo de Jóvenes Independientes Otomíes", que tiene como objetivo frenar los problemas que aquejan a la población, haciendo uso de sus recursos para el beneficio de la comunidad. Como parte de sus acciones han gestionado apoyos ante OSC y el gobierno, aunque con este último no se han obtenido los resultados esperados. Entre sus logros en la gestión de apoyos, se encuentra esta investigación, la cual se originó a partir de la inquietud del Grupo de Jóvenes por aprovechar sus recursos en la actividad turística. Cabe resaltar que la integración de este grupo, refleja el interés por participar de manera conjunta, logrando integrar gradualmente a los habitantes de la comunidad, hecho que debe ser reconocido ya que sus acciones y beneficios obtenidos van en función de sus necesidades reales y no en las que actores externos puedan observar.

La realización de esta investigación constituye la base para el desarrollo de un proyecto turístico armónico en la comunidad, sin embargo es necesario precisar que falta trabajar en la gestión de apoyos económicos para la planificación y ejecución del mismo. Así, el principal reto pendiente, se orienta a la búsqueda de aportaciones económicas que permitan dar continuidad a la iniciativa planteada, de tal forma que la comunidad permanezca como el principal protagonista, y sea posible instrumentar las acciones planteadas para el desarrollo turístico. Aunado a ello, es conveniente reconocer que la puesta en marcha de esta actividad, no necesariamente implica la rápida solución a los problemas existentes en SMC, sino que constituirá un sólido esfuerzo comunitario que contribuirá al mejoramiento en sus condiciones de vida, pero ineludiblemente deberá estar acompañado de otras iniciativas de carácter local, en los ámbitos económico, social, cultural y natural, que garanticen la construcción de un sólido proceso de desarrollo autogestivo a largo plazo.

Agradecimiento:

Este trabajo formó parte del proyecto de investigación denominado "Turismo armónico, alternativa para el desarrollo local sustentable, propuesta teórico-metodológica desde el pensamiento complejo", financiado por CONACYT (clave 083171).

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. ACTUAR (Asociación Conservacionista de Turismo Alternativo Rural) (2007) "Hacia la competitividad de la oferta de turismo rural comunitario en Costa Rica", BID / FOMIN / INCAE en URL:http://conocimiento.incae.edu/pymes consultado el 20/04/10        [ Links ]

2. Ahumada, J. (1994) "Planificación descentralizada y participación social en el nuevo contexto del desarrollo. Santiago de Chile, Chile: ILPES         [ Links ]

3. Ander-Egg E. (2003) "Repensando la investigación - acción - participativa". Editorial Lumen/ Humanitas, Buenos Aires         [ Links ]

4. Andrej U. (2007) "Role of rural tourism for development of rural areas". Journal of Central European Agriculture, 8(2): 223-228 en URL: http://www.agr.hr/jcea/issues/jcea8-2/pdf/jcea82-13.pdf consultado el 20/04/10         [ Links ]

5. Baggio, R. (2007) "Symptoms of complexity in a tourism system". Tourism Analysis en URL: http://arxiv.org/ftp/physics/papers/0701/0701063.pdf consultado el 20/04/10         [ Links ]

6. Briones-Juárez, A., Tejeida-Padilla, R. y Morales-Matamoros, O. (2009) "Towards the evolution of the tourism's conceptual system", Journals ISSS | International Society for the Systems Sciences, en URL: http://journals.isss.org/index.php/proceedings53rd/article/ viewFile/1232/426. Es consultado el 20/04/10         [ Links ]

7. CEDIPIEM (Consejo Estatal para el Desarrollo Integral de los Pueblos Indígenas del Estado de México) (s/f) "La población indígena en el Estado de México". Sin publicar, Toluca, México 8.         [ Links ] CONAPO (Consejo Nacional de Población) (2005)"Índice de marginación a nivel localidad 2005", México, D.F.         [ Links ]

9. De la Torre, O. (1992) "El turismo fenómeno social". Fondo de Cultura Económica. México, D.F.         [ Links ]

10. DICPI (2003) "Declaración Internacional de Cancún de los Pueblos Indígenas". Quinta Conferencia Ministerial de la OMC - Cancún, Quintana Roo, México, 12 de septiembre de 2003 en URL: http://www.indigenousportal.com/.../Declaracion-conjunta-de-las-organizaciones-indigenas-de-Mexico-presentada-ante-el-FPCI.htm consultado el 20/04/10         [ Links ]

11. Fundación Tláloc A.C. (s/f) "Diagnósticos socioeconómicos. Proyecto de Desarrollo Integral Comunitario en San Mateo Capulhuac". Sin publicar, Toluca         [ Links ]

12. GEM (Gobierno del Estado de México) (1980), "Decreto del Ejecutivo del Estado por el que se crea el Parque Ecológico Turístico y Recreativo Zempoala-La Bufa, que se denominará Parque Otomí- Mexica del Estado de México". Toluca         [ Links ]

13. Getino, O. (1987) "Turismo y desarrollo en América Latina" Editorial Limusa. México D.F.         [ Links ]

14. Hernández, R., Fernández, C. y Baptista, P, (2006) "Metodología de la investigación". McGraw- Hill. México D.F.         [ Links ]

15. INEGI (Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática) (2005) "II Conteo de Población y Vivienda", México         [ Links ]

16. INTIRUNA (2010) "Declaración de la Red de Turismo Indígena de las Américas". Selva Lacandona, Chiapas, México, 27 de febrero del 2010 en URL:http://www.responsibletravel.org /projects/documents/Declaracion_2010_Espanol.pdf, consultado el 20/04/10         [ Links ]

17. Knowd I. (2001) "Rural tourism: panacea and paradox. Exploring the phenomenon of rural tourism and tourism's interaction with host rural communities." School of Environment and Agriculture, University of Western, Sydney         [ Links ]

18. Mc Intosh, R. (1989) "Turismo, planeación, administración y perspectivas". Editorial LIMUSA. México D.F.         [ Links ]

19. Mincetur (Ministerio de Comercio Exterior y Turismo de Perú) (2006) "Lineamientos para el desarrollo del turismo rural comunitario en el Perú" en URL: http://www.mincetur.gob.pe /TURISMO/Legal/LINEAMIENTOS_TURISMO_RURAL.pdf consultado el 20/04/10.         [ Links ]

20. Molina, S. (1986) "Planificación del turismo". Nuevo Tiempo Libre. México D.F.         [ Links ]

21. Montaner J. (1999) "Estructura del mercado turístico". Editorial Síntesis. Madrid         [ Links ]

22. OMT (Organización Mundial del Turismo) (1998), "Introducción al turismo". Madrid         [ Links ]

23. Roe, D., Goodwin, H. & Ashley, C. (2002) "The tourism industry and poverty reduction: a business primer" Pro-poor tourism briefing 2(2002) en URL: http://www.icrtourism.org/Publications/finalbusinessbrief.pdf consultado el 20/04/10         [ Links ]

24. Rozo, E. (2002) "El turismo sustentable como promotor del desarrollo de las comunidades locales." En Meyer Krumholz, D. (Coord.) Turismo y Desarrollo Sostenible. Universidad Externado de Colombia. Bogotá, pp. 124-140         [ Links ]

25. Sánchez, R. y Díaz M. (2008) "La participación de los agentes en proyectos para el desarrollo local como alternativa frente a la globalización, caso de una localidad del Estado de México". Acta I de V. en URL: http://www.wgsr.uw.edu.pl/pub/uploads/actas04/08-sanchez-diaz.pdf consultado el 12/09/09         [ Links ]

26. SECTUR (Secretaria de Turismo) (2006) "El Turismo de naturaleza: retos y oportunidades". Dirección de Desarrollo de Turismo de Aventura. México, D.F. en URL: http://www.sectur.gob.mx/wb/sectur/sect_Publicaciones_Naturaleza?page=1 consultado el 23/06/09.         [ Links ]

27. Serrano-Barquín, R., Chávez, R. y Serrano, R. (2008) "Turismo armónico y desarrollo local desde la perspectiva de la sustentabilidad y los sistemas complejos". En memorias del Simposium Internacional Tópicos Selectos en Ingeniería de Sistemas Complejos Aplicada a la Producción Animal Sustentable, Morelia, Michoacán. México: Instituto Tecnológico del Valle de Morelia y el Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología.         [ Links ]

28. Serrano-Barquín, R. (2006) "Turismo armónico y planeación integrativa participante, hacia el desarrollo local sustentable" En Osorio M. y Castillo M. (Coord.) Entorno del Turismo. Vol. 3. Perspectivas. UAEM, Toluca, pp. 111-135         [ Links ]

29. Téllez, J. (1999) "Otzolotepec, monografía municipal." Gobierno del Estado de México, Instituto Mexiquense de Cultura, Asociación Mexiquense de Cronistas Municipales, Toluca         [ Links ]

30. Yunis, E. (2002) "Introducción" En Meyer Krumholz, D., (Coord.) Turismo y Desarrollo Sostenible. Universidad Externado de Colombia. Bogotá, pp. 15-26         [ Links ]

31. Zamorano, F. (2002) Turismo alternativo. Servicios turísticos diferenciados. Trillas. México DF         [ Links ]

Recibido el 08 de marzo de 2010
Correcciones recibidas el 06 de junio de 2010
Aceptado el 12 de junio de 2010

Arbitrado anónimamente