SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.20 número1Calidad percibida por los huéspedes después de una falla en el servicio: Un estudio sobre la reparación del servicio en el segmento de hospedajeAvances en la construccion del conocimiento del turismo: Pensando la disciplina del turismo desde una perspectiva integral índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Bookmark


Estudios y perspectivas en turismo

versión On-line ISSN 1851-1732

Estud. perspect. tur. vol.20 no.1 Ciudad Autónoma de Buenos Aires ene./feb. 2011

 

DOCUMENTOS DE BASE

La temática del ocio según los docentes de las carreras de turismo. Minas Gerais, Brasil

 

Christianne Gomes* y Tatiana Roberta de Souza**

Universidade Federal de Minas Gerais - Belo Horizonte - Brasil

* Doctora en Educación y se desempeña como docente en la Universidad Federal de Minas Gerais, Brasil; como investigadora en la Fundação de Amparo à Pesquisa de Minas Gerais (FAPEMIG/PPM II), Brasil; y es Líder del Grupo de Investigación Otium: Lazer, Brasil & América Latina (Belo Horizonte, Minas Gerais, Brasil). E-mail: chrislucegomes@gmail.com
** Licenciada en Turismo y Maestranda en Ocio por la Universidad Federal de Minas Gerais (UFMG), Brasil. Becaria del Coordinación de Perfeccionamiento de Personal de Nivel Superior (CAPES - Coordenação de Aperfeiçoamento de Pessoal de Nível Superior - Brasil) y miembro del Grupo de Investigación Otium: Lazer, Brasil & América Latina. E-mail: tatianasouz@yahoo.com.br

 


Resumen: El presente artículo busca identificar y analizar lo que los coordinadores y profesores de las carreras de turismo de Minas Gerais (Brasil) entienden por ocio, verificando cómo esos docentes comprenden los vínculos establecidos entre el ocio y el turismo. La metodología se basa en la investigación bibliográfica, complementada con 45 entrevistas (24 coordinadores y 21 profesores). Los resultados mostraron la existencia de distintas perspectivas, predominando una comprensión del ocio ligada al "uso del tiempo libre" y a las "actividades recreativas y de entretenimiento" en las instalaciones turísticas. En lo que se refiere a la relación entre el ocio y el turismo, los puntos de vista de los entrevistados fueron divergentes. Se entiende en esta investigación que el ocio y el turismo poseen características particulares y presentan débiles fronteras. Ambas son construcciones sociales que pueden representar un tiempo-espacio de expresión humana, de fruición, espontaneidad, ocio y recreación de las identidades a través del contacto con nuevas situaciones, personas, paisajes, sociedades y culturas. Es esencial profundizar los conocimientos multi/interdisciplinarios sobre el ocio en las carreras de turismo y rever algunas comprensiones, buscando dar mayor consistencia teórica y crítica a la formación y actuación profesional en el área.

PALABRAS CLAVE: Ocio; Turismo; Graduación; Minas Gerais.

Abstract: The Idea of Leisure by Lectures of Tourism Undergraduate Courses of Minas Gerais, Brazil. This article aims to identify and analyze the understandings of leisure by coordinators and lectures in the context of Tourism Undergraduate Courses in Minas Gerais, Brazil, and to see how these academics understand the relationships between leisure and tourism. The methodology was based on literature review, supplemented with 45 interviews (24 coordinators and 21 teachers). The results showed the existence of different understandings of leisure, predominantly related to the "use of free time" and "recreation and entertainment" in tourism facilities. Their perceptions about the relationships between leisure and tourism were divergent. In this research it is shown that leisure and tourism have special characteristics and thin boundaries. Both are social constructs that can represent a time/space of human expression, enjoyment, spontaneity, pleasure and creation of our identities through the contact with new situations, people, landscapes, societies and cultures. It is essential to make a profound multi/interdisciplinary study about leisure in undergraduate in Tourism and review some concepts, in order to increase theoretical and critical consistency to the formation and professional performance in the area.

KEY WORDS: Tourism; Leisure; Undergraduate; Minas Gerais.


 

INTRODUCCIÓN

En Brasil, en los últimos años, se observó un significativo crecimiento de las carreras de turismo. Hasta hace poco más de diez años sólo una Institución de Enseñanza Superior (IES) ofrecía formación de nivel superior en ese área en el Estado de Minas Gerais, pero en 2008 se identificaron 53 cursos en este Estado: seis de ellos (11,33%) ofrecidos por instituciones públicas y 47 (88,67%) por instituciones privadas.

Después de este primer relevamiento se constató que varios cursos ya habían cerrado o habían iniciado el proceso de cierre como consecuencia de la dificultad de muchas universidades de reunir el número mínimo de alumnos. Este problema no se vio en las instituciones públicas, sino en las privadas. Esta expresiva retracción de las carreras de turismo era esperada y sucede en todo Brasil, pues en menos de una década se abrieron más de 700 nuevos cursos. El aspecto económico del turismo es relevante y explica, en parte, la rápida y vulnerable expansión de las carreras del área. Los aspectos económicos, si bien son fundamentales, no son suficientes para comprender la complejidad del turismo, que es un fenómeno de muchas facetas que requiere contribuciones de diversos campos del conocimiento.

Habitualmente se piensa que el turismo implica, entre otros elementos, una permanencia mínima de 24 horas en un destino diferente del lugar de residencia. Este criterio puede brindar datos precisos para la realización de estadísticas capaces de mostrar el alcance económico del turismo. Pero, ¿por qué no es posible experimentar el turismo en el propio contexto? Cuestiones de esa naturaleza han sido modestamente consideradas en la producción bibliográfica del área del turismo, donde es posible constatar una intensa reproducción de conocimientos. Según Barretto & Santos (2005: 363), "reiteram-se conhecimentos porque não se faz pesquisa para gerar novos". Esa situación es un reflejo de la falta de estudios consistentes en el área y, en este sentido, cuestiones como las que fueron destacadas aquí deben ser tratadas en las carreras de turismo.

Como destacan Gastal & Moesch (2007:11), el turismo contempla procesos de "extrañamiento", es decir que en sus desplazamientos el turista puede vivir procesos de movilización subjetiva al enfrentarse con lo nuevo e inesperado. Todo eso lo llevaría "a parar e a re-olhar, a repensar, a reavaliar, a ressignificar não só a situação, o ambiente, as práticas vivenciadas naquele momento e naquele lugar, mas muitas das experiências passadas".

Al experimentar el turismo, alejado o no de lo ordinario y lo cotidiano, la persona está propensa a interactuar con más agudeza con el ambiente, con quienes la rodean, y hasta consigo misma. Está más abierta a escrutar todo aquello que le parece diferente o parecido, desconocido o familiar. Esos elementos afirman su propia identidad, revelando que el turismo es un fenómeno relacional. Al contemplar y admirar el paisaje, se crea expectativa sobre la vivencia imaginada antes de realizar el viaje, y se busca identificar los atractivos nuevos y ya conocidos, que se construyen a través de los signos que le son conferidos.

En este sentido, el turismo es un fenómeno humano que constituye la posibilidad del ocio. El turismo se caracteriza por el (re)conocimiento de un lugar extraordinario, donde se establecen las más variadas relaciones: sociales, económicas, históricas, políticas, ambientales, culturales y afectivas, entre otras, en determinado tiempo-espacio. Esta comprensión pone en evidencia la necesidad de construir otros referentes para el turismo y los estudios sobre el ocio pueden colaborar en este proceso.

Es posible comprender al ocio como una dimensión de la cultura caracterizada por la experiencia lúdica de las manifestaciones culturales en el tiempo-espacio social. En cuanto a la producción cultural humana, el ocio constituye relaciones dialógicas con la educación, el trabajo, la política, la economía, el lenguaje, la salud, la ciencia y la naturaleza, entre otras dimensiones de la vida, siendo parte integrante y constitutiva de cada sociedad (Gomes, 2010).

Las manifestaciones culturales que constituyen el ocio son prácticas sociales vividas como disfrute y como fruición de la cultura, tales como la fiesta, el juego, la diversión, el paseo, el viaje, las diversas prácticas corporales, la danza, el espectáculo, el teatro, la música, el cine, la pintura, el diseño, la escultura, las artesanías, la literatura y la poesía, entre innumerables posibilidades. Esas y otras manifestaciones poseen significados singulares para los sujetos que las viven lúdicamente en el tiempo-espacio social. Las prácticas culturales más introspectivas, como la meditación, la contemplación y el relax, pueden constituir notables experiencias de ocio debido a su potencial interés reflexivo (Gomes, 2004; 2010).

Cabe resaltar que el ocio es un derecho social reconocido por la Declaración Universal de los Derechos Humanos (art. 24), y está presente en la Constitución Federal de Brasil (artículos 6˚, 7˚, 217 y 227) y en otros documentos del ámbito federal, estatal o municipal. Así, el ocio constituye un derecho de ciudadanía, el cual puede concretarse por medio de acciones desarrolladas por las comunidades, el poder público, las instituciones no gubernamentales y las empresas privadas.

Obviamente, en países como Brasil existe una gran distancia entre la grandeza de los ideales expresados en la ley y la dura realidad de los hechos. Mientras que el reconocimiento del ocio como un derecho de ciudadanía debe ser señalado como una gran conquista, pues su presencia en los documentos legales permite reivindicar del poder público, de la iniciativa privada y de los demás sectores de la sociedad, los medios para concretarlo en la vida cotidiana de la población; muchas veces excluida de las posibilidades turísticas desarrolladas en su propio territorio (Gomes, 2008).

Esa premisa amplía las posibilidades para el debate de cuestiones referentes al ocio en una realidad social más amplia, permitiendo desdoblamientos de las más diversas órdenes y principios. Este es uno de los aspectos que pueden movilizar las reflexiones sobre el ocio en el contexto de los cursos de turismo, basadas en la sustitución de la idea del lucro, la explotación y el consumo alienado de diversión, por propuestas movilizadoras de acciones ciudadanas, que enfaticen los valores e intereses democráticos, solidarios, críticos, inclusivos y participativos (Werneck, Stoppa, Isayama, 2001).

Pensar el ocio de acuerdo con esta perspectiva no significa dejar de lado la posibilidad que el mismo también puede constituir una estrategia de manipulación y control social. Además, el sentido que muchas veces se le atribuye está relacionado con que es considerado algo poco serio, una válvula de escape, una fuente de consumo de bienes y servicios, y un medio compensador de las frustraciones que provocan los problemas generados en la sociedad (Iwasaki et. al, 2005; Walker et. al, 2005) ; puntos de  vista que necesitan ser revisados.

Tales reflexiones revelan que el ocio es un fenómeno complejo, impregnado de conflictos, tensiones, ambigüedades y contradicciones. En esta dirección, el ocio representa un fenómeno sociocultural que se manifiesta en diferentes contextos (histórico, social, político, etc.), de acuerdo con los sentidos y significados que son producidos y reproducidos por medio de las relaciones dialógicas de los sujetos en su relación con el mundo.

Por su diversidad cultural, social, geográfica y biológica, Brasil posee un interesante acervo para el ocio, que se plasma en diversas experiencias: música, danza, literatura y poesía, pintura, escultura, teatro, arquitectura, fiestas, viajes, vivencias corporales, e innumerables formas del lenguaje y la expresión de significados. Posiblemente, el saber que integra este acervo cultural está presente en los contenidos curriculares relacionados con el ocio, que son desarrollados en el contexto de los cursos de turismo en Brasil.

Estas consideraciones preliminares sobre el tema investigado permiten hacer algunos cuestionamientos: ¿De qué manera el ocio es entendido por los coordinadores de las carreras de turismo del Estado de Minas Gerais en Brasil? y ¿por los profesores responsables de las actividades curriculares relacionadas con el ocio en los programas de esas carreras?

El presente artículo tiene por objetivo entonces, identificar y analizar lo que los coordinadores y profesores, involucrados en las actividades curriculares relacionadas con el ocio en los cursos estudiados, entienden por este concepto; verificando cómo esos docentes comprenden la relación entre ocio y turismo. Las respuestas obtenidas fueron diversas y son presentadas detalladamente en la metodología adoptada.

METODOLOGÍA

Se realizó un estudio de abordaje cualitativo, donde el objeto investigado no puede ser reducido a simples variables sino que debe ser representado y estudiado en su totalidad, dentro de sus contextos cotidianos (Flick, 2009). Según Strauss y Corbin (2008), si bien algunos datos pueden ser cuantificados, el análisis en una investigación cualitativa es básicamente interpretativo, con el objetivo de sistematizar conceptos y abordajes.

El conocimiento fue sistematizado por medio de una investigación bibliográfica que intentó abarcar las temáticas centrales: ocio y turismo. Para eso, se realizó un relevamiento bibliográfico que comprendió material escrito (libros, disertaciones, tesis, revistas y artículos científicos), así como documentos electrónicos que fueron utilizados como fuente de estudio o lectura, realizándose luego, la revisión de todo ese material (Fachin, 2006).

El estudio se completó con la realización de entrevistas semi-estructuradas a los coordinadores y coordinadoras de cursos de turismo de Minas Gerais, y a los profesores y profesoras responsables de las actividades académicas relacionadas con el ocio en el contexto de estos cursos. El grupo estuvo compuesto por hombres y mujeres, pero en este artículo los/as entrevistados/as serán designados sólo con el género masculino; considerando las relaciones de poder existentes en esta convención lingüística, que también refuerza las estrategias de dominación de lo masculino sobre lo femenino.

La definición del universo y de la muestra del estudio siguió los pasos detallados a continuación. En principio se envió por e-mail una carta a todos los coordinadores de los cursos de turismo de Minas Gerais, solicitando la anuencia de la institución para participar en el estudio, aclarando el objetivo general y la metodología básica adoptada, conforme lo especificado en el Protocolo aprobado por el Comité de Ética en Investigación de la UFMG (proceso n. 0112.0.203.000-07).  Se pudo hacer contacto con todas las instituciones y se obtuvo la anuencia de 29 IES (ocho de Belo Horizonte y 21 del interior de Minas). Es importante destacar que el hecho que un curso esté en proceso de cierre impidió que participe del estudio. Este argumento fue dado por casi todos los coordinadores de los cursos de turismo que no participaron del estudio, a excepción de cuatro coordinadores que no participaron porque los directivos de la institución no los autorizaron.

Después se envió un segundo e-mail a los coordinadores para obtener los nombres e e-mail y/o teléfono de los docentes responsables de las actividades curriculares relacionadas con el ocio, para invitarlos a colaborar voluntariamente de la recolección de datos para la investigación, por medio de una entrevista individual.

Conforme advierte Creswell (2007), a medida que los investigadores planean la recolección de los datos, deben respetar a los participantes y los lugares de estudio. Por eso fue importante recolectar los datos en el día, hora y lugar previamente marcados, de acuerdo con la conveniencia de los entrevistados.

Esto fue fundamental porque la investigación comportó un desafío adicional, ya que los cursos de la muestra estaban situados en distintas ciudades del Estado de Minas Gerais y gran parte de ellos funcionaba sólo de noche.

Flick (2009:113), dice que "no que diz respeito ao acesso a pessoas em instituições e em situações específicas, o pesquisador enfrenta em sua pesquisa, sobretudo, o problema da disponibilidade". Así, la recolección de datos no fue simple ni fácil, como advierte Centeno (2003). Este trabajo demandó coordinar agendas, períodos, lugares y horarios disponibles de diferentes personas. Además, considerando la posibilidad presupuestaria de la investigación, era imprescindible que las entrevistas realizadas con los coordinadores y profesores de los cursos de turismo de Minas Gerais se hicieran en horarios aproximados y el mismo día, lo que demandó una gran colaboración.

Según Triviños (2008), para algunos tipos de estudios cualitativos, la entrevista semi-estructurada es uno de los principales medios para realizar la recolección de datos. Al mismo tiempo en que valora la presencia del investigador, ofrece las posibles perspectivas para que el entrevistado tenga la libertad y espontaneidad necesarias, enriqueciendo así la investigación.

Las IES investigadas no fueron identificadas y se preservó el anonimato de los entrevistados. El orden en que se realizaron las entrevistas siguió el criterio de accesibilidad y disponibilidad. De esta manera, los coordinadores y profesores fueron identificados con las letras "C" y "P", seguidas del número de la entrevista realizada (C1, C2, C3; P1, P2, P3 y así sucesivamente). El entrevistado vinculado a más de un curso fue designado con códigos diferentes, según la institución, considerando las particularidades de cada una de ellas.

Se trabajó con el testimonio de 45 docentes (8 coordinadores y 8 profesores de Belo Horizonte; y 16 coordinadores y 13 profesores del interior de Minas Gerais) vinculados a 25 instituciones, de manera que la muestra final representa aproximadamente el 50% del universo investigado. Todos los voluntarios del estudio firmaron un acuerdo de Libre y Claro Consentimiento, y aceptaron ser grabados para poder transcribir los testimonios íntegramente (en el artículo aparecen destacados en itálica).

Después de transcribir las entrevistas se analizaron los datos, que de acuerdo con Strauss y Corbin (2008:25), "é a interação entre os pesquisadores e os dados". Schlüter (2003:111) afirma que la técnica del análisis de contenido "é utilizada com frequência para o estudo do turismo". Flick (2009) destaca que el análisis de contenido es uno de los procedimientos clásicos para analizar el material textual, se puede desarrollar a partir de diferentes enfoques y se puede dividir en varias etapas. La categoría de análisis focalizada en este artículo se refiere a las formas de entender al ocio que tienen los coordinadores y los docentes de los cursos estudiados, que están involucrados con las actividades curriculares relacionadas con esa temática. Diversas técnicas componen el análisis de contenido, pero en este estudio se adoptó la construcción iterativa de una explicación, donde:

O processo de análise e de interpretação é fundamentalmente iterativo, pois o pesquisador elabora pouco a pouco uma explicação lógica do fenômeno ou da situação estudados, examinando as unidades de sentido, as inter-relações entre essas unidades e entre as categorias em que elas se encontram reunidas. (Laville & Dione, 1999: 227).

Al realizar el análisis de contenido de las entrevistas, el investigador actúa como un "arqueólogo": trabaja con vestigios (Bardin, 2004). Por esa razón, en la recolección de datos se observó no sólo lo que dijeron los entrevistados, sino también los silencios, omisiones, incomprensiones, lenguajes indirectos, estrategias para evitar una pregunta o el tema estudiado, entre otros aspectos relevantes para el análisis del objeto investigado.

COMPRENSIÓN DEL OCIO POR PARTE DE LOS ENTREVISTADOS

Como se dijo anteriormente, se entrevistaron 45 voluntarios: 24 coordinadores (8 de Belo Horizonte y 16 de ciudades del interior de Minas Gerais) y 21 profesores (8 dictan cursos en Belo Horizonte y 13 en el interior del Estado de Minas Gerais). Antes de debatir lo que cada uno de esos docentes entiende por ocio, es fundamental presentar algunas características relacionadas con la formación académica de esos sujetos.

La mayoría de los coordinadores entrevistados posee una Licenciatura en Turismo (11 de un total de 16). Respecto de la formación de posgrados, en Belo Horizonte casi todos (7 de los 8) poseen título de Master; y ninguno de los coordinadores realizó estudios de Doctorado. En las carreras de turismo de las ciudades del interior de Minas, 11 de los 16 coordinadores poseen una maestría y 2 poseen un doctorado. Los estudios de posgrado son diversos, pero todos están vinculados al área de Ciencias Humanas y Sociales.

En el caso de los profesores responsables de las actividades curriculares relacionadas con el ocio, la realidad es otra. La mayoría de los profesores de Belo Horizonte de la muestra están formados en Educación Física (6, de un total de 8), seguidos por Licenciados en Turismo (2) ; mientras que esta relación es más equilibrada en las demás ciudades del Estado de Minas Gerais, ya que 7 tienen formación turística y 6 en Educación Física.

Al incorporar el ocio a las carreras de turismo de Minas Gerais, especialmente en las ciudades del interior de Minas, se amplió la actuación de los profesionales formados en turismo. Este dato es significativo, ya que el área de Educación Física es la que tradicionalmente ha formado profesionales para actuar en el ámbito del ocio en Brasil, desde la primera mitad del siglo XX; mientras que la formación superior en Turismo en el país comenzó en 1970, y la mayoría de las carreras se crearon hace poco más de 10 años. Esto indica que los licenciados en turismo están abordando el tema del ocio en las carreras de turismo de Minas Gerais.

Otro aspecto a ser mencionado es que mientras todos los coordinadores realizaron posgrados en el área de Ciencias Humanas y Sociales, los profesores están divididos entre el área de Ciencias Humanas y Sociales y el área de la Salud (Educación Física), posiblemente debido a que se graduaron en esta última área.

A este grupo de docentes se le preguntó qué entendía por ocio y en las respuestas se percibe la existencia de diferentes comprensiones entre los coordinadores y los profesores, vinculados tanto a las IES públicas como privadas, sean de Belo Horizonte o de las ciudades del interior de Minas Gerais.

Las divergencias quizá se deban a la diversidad de las formaciones académicas de grado de esos docentes, a los variados posgrados cursados, a los puntos de vista sobre el curso al cual están vinculados, así como a las distintas oportunidades en el mercado de trabajo en el área de ocio que se presentan para los licenciados en turismo.

Al analizar las respuestas se verificó que los profesores poseen conocimientos más amplios sobre el ocio que los coordinadores, lo cual en cierta forma se esperaba. Las respuestas de los profesores respecto de lo que entendían por ocio siempre fueron más largas y detalladas que las de los coordinadores de los cursos de turismo. Esto puede ser explicado por el hecho que los profesores tienen mayor contacto con el tema y han acumulando conocimientos a lo largo de su formación; principalmente, a través de los cursos de posgrado.

La mayoría de los coordinadores se limitó a dar una respuesta breve a esta pregunta; y se percibió cierta inseguridad al abordar la temática del ocio, lo que es comprensible ya que ninguno de estos profesionales se especializó o realizó estudios más profundos sobre el tema. Tres coordinadores afirmaron tener pocos conocimientos sobre la temática (C7, C8 y C24), y uno de ellos (C5) destacó la necesidad de profundizar los conocimientos sobre el ocio. Algunos coordinadores expresaron, inclusive, dificultades en diferenciar ocio de turismo. Esta dificultad queda de manifiesto en los testimonios que se transcriben a continuación:

Mira, para ser sincero, es un área que yo visito muy poco. (...) normalmente, en la mayoría de las escuelas, quien trabaja en ocio es el profesor de educación física, no es el turismólogo. (Olha, para ser sincero, é uma área que eu visito muito pouco. (...) normalmente, quem trabalha com o lazer é o professor de educação física, não é o turismólogo, na maioria das escolas.) (C8)

[...] el propio concepto de ocio en una sociedad del siglo XXI debe ser mejor entendido [...] Por lo tanto, creo que sería necesario profundizar mucho más el tema respecto de lo que hoy se entiende por ocio. (o próprio conceito de lazer numa sociedade do século XXI tem que ser melhor entendido [...]. Então eu acho que seria necessário um aprofundamento muito maior do tema do que efetivamente há hoje.) (C5)

Entre los coordinadores de los cursos de turismo vinculados a las IES privadas, tanto de la capital minera como de las ciudades del interior del Estado, prevalece la comprensión que el ocio es un mero servicio a ser prestado en el ámbito del turismo (C2, C3, C4, C5, C10, C11, C12 y C20). Desde este punto de vista el ocio estaría relacionado con las actividades recreativas que se realizan en los eventos y en las instalaciones turísticas (hoteles, resorts y cruceros), buscando ocupar el tiempo libre de los turistas. Esta comprensión se aproxima al concepto formulado por Dumazedier (1973: 34), para quien el ocio es:

    [...] um conjunto de ocupações às quais o indivíduo pode entregar-se de livre vontade, seja para repousar, seja para divertir-se, recrear-se e entreter-se ou ainda para desenvolver sua formação desinteressada, sua participação social voluntária, ou sua livre capacidade criadora, após livrar-se ou desembaraçar-se das obrigações profissionais, familiares e sociais.

Este concepto es pasible de cuestionamiento por entender al ocio como "un conjunto de ocupaciones". Además de restringir el ocio a la práctica de determinadas actividades, supone que el individuo debe ocuparse en algo. En la época en que Dumazedier elaboró esa definición, el ocio era caracterizado en oposición al conjunto de las necesidades y obligaciones de la vida cotidiana, especialmente del trabajo profesional. El ocio era definido como un contrapunto de las obligaciones institucionales, y no sólo del trabajo.

Dumazedier (1979) aclara que la expresión "tiempo libre" designa el tiempo liberado del trabajo, y no necesariamente el tiempo de ocio. Destaca que el ocio no puede instaurar el reinado de la libertad absoluta, y tampoco ser anulado bajo el peso de los determinismos y condicionamientos sociales. Así, la libertad de elección dentro del tiempo de ocio podría ser considerada como una realidad, aunque fuese limitada e ilusoria.

Con los resultados de las investigaciones empíricas desarrolladas en Francia, Dumazedier (1979) propuso un sistema de características constitutivas del ocio: liberador (el ocio es la liberación de las obligaciones institucionales, sean profesionales, familiares, socio-espirituales o sociopolíticas; y resulta de una libre elección) ; desinteresado (para el autor el ocio no está, fundamentalmente, sometido a ningún fin, sea lucrativo, profesional, utilitario, ideológico, material, social, político, o socio-espiritual), hedonístico (el ocio está marcado por la búsqueda de un estado de satisfacción; y esa búsqueda de placer, felicidad, alegría o fruición representa la condición primera del ocio) y personal (las funciones de descanso, diversión y desarrollo de la personalidad propiciada por el ocio responden a las necesidades del individuo, enfrentadas a las obligaciones primarias impuestas por la sociedad).

Dichas características están siendo repensadas por algunos autores, como Gomes (2008a), que propone las siguientes reflexiones: en la vida cotidiana, hasta qué punto el ocio significa total liberación de las obligaciones? Es posible establecer fronteras absolutas entre el ocio y los demás ámbitos sociales, tales como el trabajo, las obligaciones profesionales y familiares, entre otras? Será que el ocio puede ser considerado un fenómeno totalmente "desinteresado" y ajeno a cualquier tipo de finalidad? Será que el aspecto hedonístico es, de hecho, la condición primera del ocio? Descanso, diversión y desarrollo de la personalidad son las únicas "funciones" del ocio o existen otras posibilidades? En otras palabras, ¿el ocio podría cumplir otros roles en la sociedad, como indican, por ejemplo, los estudios de Sue (1992), al destacar que el ocio posee funciones psicosociológicas (descanso, diversión, desarrollo), sociales (simbólica, sociabilidad, terapéutica) y económicas?

Las contribuciones de Dumazedier fueron y continúan siendo muy interesantes, sin embargo, necesitan ser repensadas en muchos aspectos. El ocio y las sociedades industriales por él estudiadas, ya no son las mismas del siglo XXI, fuertemente marcado por el avance tecnológico y el sustancial crecimiento del sector de servicios, entre otros aspectos importantes; como mencionan Werneck, Stoppa Isayama (2001) al tratar los cambios verificados en el nuevo milenio.

La cuestión del ocio como posibilidad de ocupación del tiempo, una de las herencias del pensamiento de Dumazedier, también fue destacada por algunos entrevistados. El siguiente testimonio (coordinador C5) ejemplifica lo dicho anteriormente:

Mi comprensión del ocio, en el contexto del turismo, es una idea ligada a la ocupación del tiempo libre de forma ordenada. (O meu entendimento de lazer, no contexto do turismo, é uma lógica ligada à ocupação do tempo, no sentido de absorção de um tempo livre de uma forma ordenada.) (C5)

Esta comprensión, sin embargo, no está restringida a los coordinadores. Un profesor vinculado a una IES privada del interior del Estado (P18) también compartió esta comprensión del ocio. Este profesor destacó en varios momentos de la entrevista, su preocupación por el ocio en relación a la posibilidad de ocupar el tiempo libre:

El ocio es aquel estado, en un momento dado, en que usted se encuentra espontáneamente sin obligaciones, entonces la actividad recreativa deberá ocupar ese momento de ocio, de la mejor manera, logrando que  ese momento sea agradable. (O lazer é aquele estado em que você se coloca espontaneamente num momento desobrigado, então a atividade recreativa ela vai ter que preencher esse momento de lazer, da forma como ela achar melhor, mas que preencha esse momento de uma forma agradável.) (P18)

Hay que destacar que la comprensión del ocio como un "estado" volcado a la ocupación del tiempo libre puede asumir la connotación de fuga de lo cotidiano y "válvula de escape" de los conflictos y tensiones que impregnan la vida cotidiana, en especial en las grandes ciudades. Este aspecto precisa ser problematizado, ya que puede contribuir a que el ocio sea desarrollado y experimentado sólo como una diversión alienada. En consecuencia, los valores sociales y culturales, así como las posibilidades de desarrollo personal y de formación crítica por medio del ocio, como destaca Marcellino (2008), pueden descuidarse.

Otro aspecto enfatizado por los coordinadores de los cursos de Minas Gerais investigados es que el ocio se relaciona con el hecho de salir de la rutina, la relajación, la diversión, la distracción y la alegría (C2, C3, C4, C8, C11, C13, C17, C21 y C24). Esa visión tampoco es reservada sólo a los coordinadores. Dos profesores del interior de Minas Gerais compartieron esta idea (P7 y P8). Los siguientes testimonios muestran lo dicho por los dos entrevistados:

El ocio es un área de estudio involucrada en la gerencia de las empresas que ofrecen entretenimiento, relajación y escape de la vida cotidiana. Trabajamos en ésto. (O lazer é uma área de estudo que propicia o envolvimento com a parte gerencial de empreendimentos que vão proporcionar entretenimento, descontração, fuga do cotidiano. A gente trabalha em cima disso.) (C3)

[...] Yo creo que el ocio, principalmente dentro del turismo, es cuando haces un viaje no remunerado, te vas de vacaciones o fin de semana. Puede ser ocio un viaje de negocios, por ejemplo, donde trabajaste todo el día y a la noche descansas, sales a caminar, vas al cine o al teatro para enriquecerte culturalmente, buscas una actividad para detener tu mente, para conocer la cultura de ese lugar; pero el turismo de ocio es cuando viajas para realizar cualquier actividad que no sea trabajo. (C4) (eu acho que o lazer, principalmente dentro do turismo, é quando você faz uma viagem não remunerada, é quando você tem, você sai de férias ou de fim de semana, você pode ter lazer dentro de uma viagem de negócio, por exemplo, você trabalhou o dia inteiro e a noite você vai descansar, você vai fazer uma caminhada, você vai a um cinema, vai a um teatro se enriquecer culturalmente, você está fazendo uma atividade para estancar sua mente, enfim para conhecer a cultura daquele lugar, mas um turismo de lazer é quando você viaja para alguma atividade que não seja trabalho.) (C4)

En este testimonio se observa al ocio como algo aparte de las obligaciones, definido especialmente en oposición al trabajo. Como fue discutido anteriormente, desde el punto de vista de este estudio, no existen fronteras absolutas entre el trabajo y el ocio, y tampoco entre éste y las demás obligaciones propias de la vida social. Trabajo y ocio son fenómenos distintos, aunque complementarios, constituyendo distintas caras de una misma moneda.

La comprensión del ocio por parte de algunos entrevistados debe ser repensada. Finalmente, el ocio queda reducido a la oposición del trabajo y de las obligaciones, y lo conciben como una mercadería materializada en las actividades recreativas desarrolladas en el ámbito de las instalaciones turísticas. Además, atribuyen al ocio el rol de promover la distracción y el escape de la vida cotidiana, actuando precisamente como una "válvula de escape" para las tensiones diarias. El ocio no debería ser pensado sólo como algo que existe para renovar las energías para el trabajo, y tampoco como mero producto (bienes y servicios). Más que un producto de la industria cultural, el ocio es un fenómeno sociocultural con diversas prácticas culturales, las cuales son colectivamente producidas en cada realidad histórico-social.

Hoy en día el ocio no puede ser considerado algo ingenuo, pacífico o inocente. Es importante considerarlo desde una perspectiva abarcadora, sin olvidar la posibilidad que también está siendo ampliamente utilizado como estrategia de manipulación y de control social. Además, es preciso comprender que el ocio puede ser vivido como fuga de los problemas y como un compensador de las frustraciones cotidianas, con una connotación alienante que lo ubica en el lugar de una simple diversión o un entretenimiento a ser consumido.

También se pueden destacar otros aspectos relacionados a la comprensión del ocio por parte de los voluntarios entrevistados. Dos profesores procuraron basar sus respuestas en los conocimientos producidos por los autores del llamado campo de estudios sobre el ocio. El profesor P11 afirmó que entiende al ocio como un "conjunto de ocupações às quais o indivíduo pode entregar-se de livre vontade", conforme lo establece Dumazedier (1973). Mientras que el profesor P14 citó la definición de Marcellino (1987) para expresar su propio concepto, diciendo que el ocio es la "cultura, compreendida no seu sentido mais amplo, vivenciada (praticada ou fruída) no tempo disponível".

La definición de ocio de Dumazedier ha influido a muchos autores brasileños, entre ellos a Marcellino (1987, 2008). Fundado en el pensamiento de Gramsci, este autor asume las perspectivas marxistas como base para sus análisis. Al considerar que el ocio presupone una combinación entre los aspectos tiempo y actitud, Marcellino se aproxima a la visión de algunos autores brasileños que también se apoyan en Dumazedier, como Gaelzer (1979). Esta autora realizó un relevamiento de la bibliografía sobre ocio y llegó a la conclusión que la mayoría de los autores entendía al ocio como tiempo, actitud (tendencia más actual) y también actividad (ocupación). Según su visión, esos tres elementos son interdependientes, ya que en forma separada, no reúnen las condiciones necesarias del ocio.

Ningún coordinador dio una definición de ocio más elaborada, o basada en alguna teoría que fundamentara su comprensión; lo que evidenciaría que esos docentes tuvieron poco (o ningún) contacto con los estudios sobre ocio durante su formación académica. Es necesario decir que 15 entrevistados (14 eran coordinadores), no mencionaron ningún autor que haya publicado algún trabajo sobre la temática del ocio (C1, C5, C7, C8, C10, C11, C12, C13, C14, C17, C20, C21, C22, C23, P18).

Los coordinadores y profesores entrevistados mencionaron, en total, 23 autores diferentes. Los más citados fueron: Nelson Marcellino (citado por 17 entrevistados) ; Joffre Dumazedier (12), Christianne Gomes/Christianne Werneck (10) y Victor Melo y/o Melo e Alves Júnior (10). Otros autores nombrados fueron Giuliano Pimentel (3) ; Luiz Octávio Camargo (3) ; Paulo de Salles Oliveira (3) ; Hélder Ferreira Isayama (3), Domenico De Masi (2), Heloísa Bruhns (2) y Vinicius Cavallari (2). Otros 12 autores fueron mencionados una vez: Ana de Pelegrin, Antonio Carlos Bramante, Bertrand Russel, Fabio Brotto, José Vicente de Andrade, Jost Krippendorf, Paul Lafargue, Rita Amaral, Theodor Adorno, Thorstein Veblen y Vânia Noronha.

Los autores mencionados por los entrevistados son conocidos en el campo de los estudios sobre ocio en Brasil, evidenciando que muchos docentes son conscientes de las producciones realizadas en este ámbito. Cabe resaltar que varios de esos autores poseen abordajes completamente distintos. Mientras algunos autores extranjeros son considerados "clásicos" en los estudios sobre el ocio realizados hacia fines del siglo XIX (Lafargue y Veblen) y en el siglo XX (Russel y Adorno) ; otros son más "tradicionales" en el área (Dumazedier) ; y los demás autores han producido conocimientos y publicando sus trabajos sobre ocio en las últimas décadas.

Entre los autores citados por los entrevistados,