SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.20 número6Abordaje teórico-conceptual de la hospitalidad y sus contribuciones a la educación superior en turismoLa contribución del sector de eventos a la hotelería de João Pessoa (Paraíba - Brasil) índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Bookmark


Estudios y perspectivas en turismo

versión On-line ISSN 1851-1732

Estud. perspect. tur. vol.20 no.6 Ciudad Autónoma de Buenos Aires dic. 2011

 

DOCUMENTOS ESPECIALES

Proceso de formación de una red regional
Región turística de las Agulhas Negras - RJ - Brasil

 

Aguinaldo Cesar Fratucci*

Universidad Federal Fluminense Niterói-RJ - Brasil

* Profesor Adjunto del Departamento de Turismo de la Universidad Federal Fluminense, Niterói-RJ, Brasil; Doctor y Master en Geografía; y especialista en gestión de destinos turísticos y políticas públicas de turismo. E-mail: acfratucci@turismo.uff.br

 


Resumen:

Este artículo se propone analizar el proceso de constitución de las redes regionales de turismo establecidas a partir de la estructuración de territorios-redes a escala regional. Basándose en las categorías de territorio-red y redes regionales y en la región turística de las Agulhas Negras-RJ, Brasil, como objeto empírico de observación, este estudio propone que la consolidación de redes regionales de turismo puede estructurar nuevas instancias público-privadas de gestión del ordenamiento del desarrollo turístico; como es el caso del CONRETUR de las Agulhas Negras. Se realizó una investigación estructurada principalmente a partir de la técnica de la observación participante, además de entrevistas personales y por medios electrónicos.

Palabras clave: Red regional; Territorios-red; Región de las Agulhas Negras-RJ.

Abstract:

The Process of Construction of Tourism Regional networks: The Tourist Region of Agulhas Negras-RJ, Brazil

This article aims at analyzing the process of constitution of tourism regional networks established from the structuring of networks-territories in regional scale. Having as theoretical basis territory-network and regional network basis as well as the tourist region of Agulhas Negras-RJ as empirical object, this text proposes that the consolidation of tourism regional networks may structure new public-private instances of tourist development reordering, as in the case of CONRETUR Agulhas Negras - RJ. In order to do that, structured researches have been used, mainly from the technique of participant observation, besides personal interviews and electronic means.

Key words: Regional-network; Network-territory; Region o the Agulhas Negras-RJ.


 

Introducción

El debate sobre la dimensión espacial del turismo, tan importante para quienes procuran comprender al turismo a partir de la complejidad de un fenómeno socio-espacial- ya que no se limita a estudiar sólo el aspecto económico, se ha convertido en el leitmotiv de las reflexiones e investigaciones de muchos estudiosos durante los últimos años. Sabiendo que el turismo no es el sujeto de los procesos de turistificación sino el resultado de las acciones e interacciones de los diversos agentes sociales que lo producen, se observa que la dimensión espacial de esos procesos es fundamental para el establecimiento de políticas públicas o privadas que realmente intenten instalar, o incrementar, procesos de desarrollo humano sustentables y duraderos para las comunidades residentes en los destinos turísticos.
La complejidad del fenómeno socio-espacial del turismo lleva a considerar la necesidad de una visión más abarcadora de sus múltiples dimensiones y de las acciones de sus diversos agentes productores. Esos agentes productores, aparentemente a partir del desorden inicial de encuentros aleatorios, establecen una conjunción densa e intrincada de relaciones, interacciones y retroacciones que se concretan en los destinos turísticos (Fratucci, 2008).
Para comprender un fenómeno complejo como el turismo, no basta con asumir su carácter holográfico y decir que cada parte está dentro de un todo, y que ese todo está en el interior de las partes (Morin, 2002: 15). También es preciso entender que es necesario sumar la noción de que aquellas relaciones, interacciones y retroacciones de los agentes sociales del fenómeno son simultáneamente antagónicas y complementarias manteniendo entre sí un juego dialógico permanente (Morin, 2002).
Adoptando ese concepto, el estudio y el análisis de los procesos de  turistificación de porciones del espacio exigen que se amplíen los puntos de observación incluyendo otras variables que permitan entender todo el fenómeno; no sólo la actividad turística y los procesos de territorialización. El espacio del turista es menor que el espacio del turismo, y no basta con analizar los espacios apropiados por los turistas y por los agentes de mercado para entender la dimensión espacial del fenómeno turístico.
Los resultados presentados en este artículo son fruto de observaciones participantes iniciadas a principios de la década de 1980  -inicialmente asistemáticas y posteriormente sistemáticas- sobre los procesos de turistificación y [re] ordenamiento del espacio turístico del Estado de Río de Janeiro, Brasil. Estos resultados fueron publicados en la tesis presentada en 2008, en el Doctorado en Geografía de la Universidad Federal Fluminense. Como recorte espacial para profundizar las observaciones se eligió la región turística de las Agulhas Negras por entender que, en el contexto de ese Estado, era la que más se aproximaba a tener una organización a escala regional.
Partiendo del hecho de que las políticas públicas de turismo brasileñas no incluyen o valorizan el carácter multi-dimensional del fenómeno turístico y, teniendo en cuenta que todas priorizan sólo su carácter económico inmediato, se buscó investigar las posibilidades de conformar redes regionales de turismo a partir de sus territorios-red. Además se trabajó con las potencialidades que esas redes tienen para asumir el rol de nuevas estructuras organizacionales para la gestión del desarrollo turístico, consolidándose como una nueva instancia de gobierno público-privado.
Esta investigación fue presentada en el XI Seminario Internacional de Turismo - SIT 2009, en la Universidad Positivo (UFPR) de Curitiba (PR); donde recibió una mención honorífica por parte de la Comisión Científica.

Territorio-red y redes regionales del turismo

Actualmente la sociedad parece concentrarse en la búsqueda de la experiencia de "vivir en redes"; y los territorios y territorialidades son producidos y caracterizados por el movimiento, la fluidez y las interconexiones. Incluido en ese contexto, el turismo se lleva a cabo por la acción, por la articulación y por la interconexión de sus diversos agentes productores en un determinado tiempo y espacio.
En consecuencia, los procesos de turistificación de los espacios pueden ser considerados como importantes factores de [re] ordenamiento de aquellos espacios teniendo en cuenta que generan la re-funcionalización del capital fijo y la producción de territorios discontinuos. Cada uno de los agentes sociales responsables de la producción de los territorios discontinuos, estacionales y flexibles del turismo (turistas, agentes de mercado, Estado, trabajadores y población local) actúa según las lógicas de territorialización propias que responden a diferentes combinaciones entre la lógica zonal y la lógica reticular. Como resultado de esas combinaciones se produce un espacio de turismo ya sea continuo (zonal), o entrecortado (reticular) que puede ser clasificado como un territorio-red.
En base al comportamiento y las acciones de los diversos agentes productores del turismo, el espacio turistificado se organiza a partir de puntos (destinos turísticos) articulados e interconectados entre sí y con otros puntos (centros emisores), estableciendo tesituras jerarquizadas, que varían en intensidad y escala, de acuerdo con el tipo y modo de turismo establecido (Fratucci, 2008: 6).
Dadas las características de los procesos de territorialización de cada uno de los agentes productores de turismo, esos territorios-red no se restringen a la escala local sino que avanzan a la escala regional involucrando diversos destinos turísticos y sus áreas periféricas, responsables del abastecimiento del sistema turístico tanto de insumos como de mano de obra. En otras palabras, el territorio-red funcional establecido por los agentes de turismo avanza sobre los espacios del turista ampliando su influencia a las áreas periféricas, continuas o no, a través de articulaciones con otras funciones urbanas como la residencial y la comercial. De esa manera, se puede afirmar que el territorio-red de turismo está compuesto por un área turística propiamente dicha (core turisticus) y por un área circundante (zona periférica) no siempre claramente definida y muy raramente contemplada por las políticas públicas de gestión del desarrollo turístico (Figura 1).


Figura 1: Esquema de territorio-red de turismo a escala local 

Ese territorio-red conformado en y por los destinos turísticos a escala local, tiende a  complejizarse y ampliarse, aglutinándose o siendo absorbido por otros territorios-red localizados en sus proximidades; y tiende a dirigirse hacia la escala regional, según los estudios de turismo contemporáneo. Además, todo territorio-red mantiene relaciones con las áreas de origen de los turistas (áreas emisoras); donde también se encuentran aquellos agentes de mercado que trabajan directamente para incentivar y dirigir flujos de demandas a los destinos turísticos.
Los destinos turísticos se ubican lo suficientemente próximos para permitir que los turistas circulen entre ellos durante su estadía. De ese movimiento centrífugo en el desplazamiento de los turistas y en las acciones de los otros agentes productores de turismo, surgen articulaciones que extrapolan los límites locales y avanzan hacia o
tros destinos, localizados en la misma región, ampliando la escala del territorio-red de turismo de lo local a lo micro-regional. Al no constituir una región propiamente dicha, ya que no presenta la continuidad territorial que la caracteriza (Haesbaert, 1997), la articulación de esos territorios-red locales permite adoptar cierta identidad regional, al menos desde el punto de vista del producto turístico que, si es debidamente estimulado por las políticas públicas, puede consolidar territorios-red regionales.
Esa consolidación de modo general de territorios-red regionales de turismo, como se observa en el caso de la región de las Agulhas Negras (RJ), provoca la aparición de redes dirigidas a un mejor aprovechamiento de los efectos multiplicadores de la actividad turística (redes económicas), o como forma de resistencia de las comunidades locales (redes sociales y políticas) conformando lo que aquí se denomina redes regionales de turismo.
En síntesis, las características del fenómeno socio-espacial y de la actividad económica generada por el turismo pueden ser espacialmente representadas en territorios-red a escala local de los destinos que, avanzando hacia la escala regional, conforman territorios-red regionales a partir de los cuales se configuran redes regionales (económicas, sociales y políticas) de flujos y relaciones basadas en los elementos, en los agentes y en los efectos del fenómeno turístico. Dichas redes, compuestas por la acción y reacción de diferentes agentes sociales pueden proporcionar nuevas dimensiones de gestión y gerenciamiento del desarrollo del turismo, corroborando lo propuesto por Dias (2007: 21):
A la tradicional combinación de escalas de la organización espacial, según el modelo de la muñeca rusa (del apartamento al edificio, del edificio a la manzana, de la manzana al barrio, del barrio a la ciudad, de la ciudad a la región, de la región a la nación), se suman nuevos órdenes institucionales y espaciales que nos desafían a redefinir las categorías analíticas que utilizamos para representar el mundo.
Cabe destacar que también a escala regional el territorio-red de turismo es marcado por la flexibilidad, estacionalidad y fluidez de sus agentes productores. O sea que a escala regional las territorialidades compuestas por los diversos agentes productores de turismo se revelan ora reticulares ora zonales esencialmente discontinuas componiendo redes de fijos y flujos dinámicas, complejas y estacionales como se confirma con el  estudio de la región turística de las Agulhas Negras del Estado de Rio de Janeiro.

La red regional turística de las agulhas negras - rj

Localizada en el medio del valle del río Paraíba do Sul, Estado de Río de Janeiro, la región turística de las Agulhas Negras se encuentra a una distancia intermedia de los tres mayores centros urbanos y económicos del país (São Paulo, 250 km; Río de Janeiro, 170 km; y Belo Horizonte, 450 km) y está compuesta por los municipios de Itatiaia, Porto Real, Quatis y Resende (Figura 2).


Figura 2: Localización de la región turística de las Agulhas Negras Fuente: CIDE

La región puede ser considerada como una de las áreas pioneras en el desarrollo turístico del Estado de Rio de Janeiro. Según Mascarenhas (2005) el proceso de turistificación de la región puede ser establecido a partir de 1922 cuando comienzan a llegar los primeros flujos de veraneantes cariocas en dirección al centro de la colonización de los inmigrantes alemanes en las tierras de la villa Visconde de Mauá. Desde la década de 1930 en adelante, con el inicio del flujo de visitantes hacia la colonia finlandesa de Penedo y el Parque Nacional do Itatiaia, creado en junio de 1937, la práctica de la actividad turística en la región se incrementó. Así, se consolidaron algunas pequeñas poblaciones ya existentes y surgieron otras. El proceso se aceleró con la inauguración de la carretera Presidente Dutra en 1951 y el desarrollo de la industria automovilística en el país, hechos que contribuyeron a difundir el hábito de viajar durante las vacaciones y los fines de semana en la sociedad brasileña, especialmente en Rio de Janeiro, en ese momento capital federal del país.
Actualmente la actividad turística regional está anclada en el Parque Nacional de Itatiaia y se desarrolla de forma reticular a su alrededor. Como nodos de esa red se encuentran las localidades de Itatiaia, Penedo, Engenheiro Passos, Serrinha do Alambari, Maringá (MG), Maringá-RJ, Mirantão (MG), Santo Antônio (MG) Maromba, Visconde Mauá  y, un poco más alejados del Parque, Resende, Agulhas Negras, Porto Real y Quatis. A pesar de que todas tienen directa o indirectamente al Parque Nacional como principal atractivo, cada localidad presenta características turísticas propias (Figura 3).


Figura 3: Espacios apropiados para el turismo en la región de las Agulhas Negras - década de 2000

Itatiaia, sede del municipio del mismo nombre, asume el rol de puerta de entrada del Parque y Penedo se caracteriza por su colonización finlandesa. Las localidades situadas en el alto valle del río Preto, como Visconde de Mauá, Maromba y Maringá aprovechan para crear sus productos turísticos por su ubicación privilegiada, su clima ameno, su herencia alemana, y, más recientemente, el hecho de ser punto de encuentro de comunidades alternativas (hippies, esotéricos). Por otro lado, Porto Real y Resende -por estar localizados al costado de la carretera Presidente Dutra y dada la importancia de sus parques industriales- desarrollaron el turismo de negocios. Finalmente, Quatis y Engenheiro Passos, apoyados en sus características rurales y en la presencia de un gran número de haciendas tradicionales, se han diferenciado a través del turismo rural, aunque sea de forma incipiente como es el caso de Quatis.
Es importante destacar que parte del espacio turistificado de la región queda en el territorio de Minas Gerais, más específicamente en los municipios de Bocaina de Minas, Alagoa e Itamonte. Para los visitantes esto no parece ser significativo, como se ve en la nota publicada por el suplemento Boa Viagem del diario O Globo. Según el periodista André Coelho, en la nota de tapa de la edición del 24 de julio de 2008, "No todo lo que se ve es Mauá" ("Nem tudo o que se vê é Mauá"). El autor se refiere al conjunto de 14 villas que componen la región conocida como Mauá. Separadas por el río Preto, las villas se propagan por ambas márgenes y por los diversos valles que componen el paisaje local (Coelho, 2008).
En conjunto, la región presenta una de las más expresivas ofertas de medios de hospedaje del estado de Rio de Janeiro (Tabla 1), que comprenden desde pequeñas posadas con servicios bastante particularizados hasta hoteles rurales (hotéis-fazenda) y hoteles localizados dentro del Parque Nacional de Itatiaia. Esta oferta diversificada de hospedaje, tanto en relación a la calidad como a las dimensiones, permite crear productos turísticos diferenciados y volcados a diversos segmentos del mercado turístico, tanto en lo que hace a las motivaciones como a los precios.

Tabla 1: Oferta de medios de hospedaje de la Región de las Agulhas Negras - RJ

(1): Datos confirmados en junio de 2008 por el autor, a partir del cruzamiento de información de los sitios oficiales de los municipios. En el sitio <http://www.visiteagulhasnegras.com.br> (SEBRAE-RJ) y otros sitios de búsqueda.
Fuente : Elaboración propia

El análisis del espacio apropiado para el turismo en la región (Figura 3) muestra claramente cómo la discontinuidad espacial es una característica básica del fenómeno turístico. El territorio-red regional apropiado para el turismo convive con otras territorialidades, dividiendo y compitiendo por el mismo espacio. Entre ellas se destaca aquella producida por la preservación del ecosistema del macizo Itatiaia, instituido legalmente y que limita el uso turístico de gran parte del macizo. Otra territorialidad con la cual debe convivir el turismo en la región es la de la función industrial, fuertemente presente en el corredor de la carretera Presidente Dutra y en los diversos distritos industriales creados en las décadas de 1980 y 1990. Si bien están en proceso de decadencia, las actividades agropecuarias aún existen en parte de la región, principalmente en los municipios de Resende y de Quatis.
La falta de observación por parte de los agentes productores de turismo de los límites político-administrativos existentes es otro punto que confirma el estudio a partir de la óptica del territorio-red del turismo en la región de las Agulhas Negras. En la región localizada en el alto valle del río Preto, la territorialidad del turismo se extiende más allá de los límites municipales y estatales, hecho que destaca la propia prensa especializada en turismo. Allí los agentes productores de turismo circulan por los territorios de tres municipios, Itatiaia, Resende y Bocaina de Minas, y de dos estados, Rio de Janeiro y Minas Gerais.
Se puede afirmar que esa expansión territorial no es mayor por las dificultades de acceso que la región enfrenta. La parte noroeste del Parque, donde se localiza el municipio de Itamonte (MG), importante núcleo turístico minero, no cuenta con una carretera regular que la una con las villas del área de Visconde de Mauá; impidiendo la existencia de un circuito completo alrededor del Parque Nacional de Itatiaia.
La apropiación del espacio de la región del entorno del Parque Nacional de Itatiaia revela un proceso bastante espontáneo, con poca influencia de políticas públicas dirigidas al desarrollo turístico, al menos hasta la década de 1990. Algunas acciones aisladas como la creación del Parque Nacional de Itatiaia en 1937, la apertura de la carretera Presidente Dutra en 1951, y la creación del polo industrial automovilístico en los municipios de Resende y Porto Real incentivaron los flujos de visitantes a la región pero de manera indirecta, no con el carácter de una política pública dirigida al desarrollo turístico regional.
A partir de la segunda mitad de la década de 1990, algunos de los agentes de mercado de la región, involucrados directamente con la actividad turística y apoyados por los técnicos de los municipios, del organismo estatal de turismo TurisRio, y del SEBRAE-RJ iniciaron un proceso de articulación para establecer una "región turística" competitiva. Aunque hay que resaltar que ese proceso fue provocado y se mantiene, no por las estrategias y políticas públicas, sino por las acciones individuales de algunos representantes de entidades y de organismos públicos.
El análisis del proceso histórico reciente de desarrollo turístico de la región indica que hasta la mitad de la década de 1990 no hubo una articulación consistente entre aquellas localidades; tanto desde el punto de vista de sus diversos organismos públicos como de otros agentes sociales. O sea que los agentes de cada localidad buscaban atraer visitantes de forma aislada e independiente y algunas de ellas ni siquiera aparecían como destinos turísticos, como es el caso de Serrinha, Agulhas Negras, Porto Real y Quatis. Otro factor que dificultaba la circulación de los visitantes entre aquellas localidades era la precariedad de las carreteras y caminos vecinales y de las redes de telecomunicaciones que sólo satisfacían la demanda local.
A partir de 1996, con la realización de la primera reunión del Programa Nacional de Municipalización del Turismo (PNMT) en la región, tanto las entidades públicas como las asociaciones civiles y los empresarios ligados al sector turístico comenzaron a alinearse para crear una estrategia de desarrollo regional única. Así, se englobaron todas las localidades de la región a partir del atractivo común a todas, el Parque Nacional de Itatiaia. De allí surgió el Consejo Regional de Turismo de la Región de las Agulhas Negras (CONRETUR), como una instancia de gobierno regional público-privado dirigido a ordenar y estimular el desarrollo turístico regional.
Observando esta acción de los agentes sociales del turismo de la región se puede percibir el inicio, aunque tímido, de un proceso de articulación basado en la posibilidad de establecer una red apoyada en un contrato social flexible y no sólo en contratos legales donde la colaboración y la confianza son puntos fundamentales (Scott et al, 2008). Inicialmente, el intento de establecer una red de turismo regional puede haber sido provocado por las acciones inter-individuales de los agentes sociales, pero lentamente se está dirigiendo hacia lo que Scherer-Warrem (2007) denomina "red de relaciones sociales"; donde predominan las acciones colectivas establecidas a partir de intenciones políticas bien definidas y comunes a todos los involucrados.
Actualmente el CONRETUR, después de un período de inactividad (2003 a 2005), presenta en su composición a las entidades fundadoras y a representantes de las siguientes entidades: Asociación de Guías de Turismo de la Región de las Agulhas Negras, Agulhas Negras Convention and Visitors Bureau, Sindicato de Hoteles, Restaurantes, Bares y Afines, y Asociación Empresarial Pro Penedo.
Después de la creación del CONRETUR, prácticamente todas las acciones de gestión del turismo pasaron a ser desarrolladas a escala regional sin hacer daño a las individualidades de cada municipio o localidad. Las acciones del CONRETUR se han llevado a cabo en base a los procesos regulares de planificación estratégica. De acuerdo con los datos brindados por la directora ejecutiva del Consejo, Roberta Oliveira, las diversas asociaciones empresariales del área de turismo de la región articuladas en el CONRETUR están trabajando bajo la perspectiva de la importancia de fortalecer cada destino turístico de la región, pues todos son complementarios y no compiten entre sí.
Entre los puntos más significativos de aquellas primeras acciones estratégicas está la decisión de estructurar las acciones de promoción a partir de la marca "Región de las Agulhas Negras", contemplando todos los municipios de la región. También se destaca el calendario de eventos turísticos permanentes que tiene carácter regional, a fin de evitar que se superpongan fechas e incentivar la permanencia y circulación de los visitantes dentro de la región.
Se observó que en ese proceso de articulación de las diversas localidades turísticas de la región se intenta instituir de forma bien definida una identidad regional que atienda todos los intereses revelando la adopción, incluso inconsciente, de una lógica zonal. La dimensión espacial del turismo no es percibida dentro de la lógica reticular, y se puede afirmar que la misma no aparece claramente en las diversas decisiones propuestas por los planes estratégicos del CONRETUR. El espacio es visto sólo como un soporte para la actividad económica, como un recurso a ser explotado y como un elemento capaz de articular la identidad regional.
A pesar de que en la formación del CONRETUR predominan los representantes del capital privado, en las acciones y proyectos propuestos por los planes estratégicos se incluyen algunas cuestiones ligadas a la preservación del medio ambiente natural (principal atractivo turístico de la región), a la capacitación de la mano de obra y a la inclusión de la comunidad como la implementación en las escuelas de cuadernillos sobre la importancia del turismo.
Actualmente se observa que los trabajadores directa o indirectamente empleados por el sector turístico de la región son básicamente oriundos de los cuatro municipios que la componen. Según los datos obtenidos directamente de los empresarios de las diversas localidades a través de conversaciones informales, se constató que a excepción de Penedo y del Parque Nacional de Itatiaia, en las demás localidades turísticas la mayor parte de la mano de obra contratada reside cerca de su lugar de trabajo. En Penedo, una parte de los empleados es oriunda de la ciudad de Resende (barrio São Caetano), localizada a pocos kilómetros y con fácil acceso por la carretera Dutra. Los empleados de los hospedajes localizados dentro de los límites del Parque Nacional residen, en su mayoría, en el área urbana de la ciudad de Itatiaia.
Por su parte, los empresarios del sector turístico de la región formaron una red regional de proveedores de insumos y servicios, fortaleciendo otros sectores económicos y contribuyendo a dinamizar la economía regional. De acuerdo con la información obtenida de los miembros del CONRETUR durante el mes de julio de 2008 cuando se preguntó sobre el origen de los productos y servicios utilizados en los emprendimientos turísticos, la mayoría señaló que sus proveedores son de la propia localidad o de la región de las Agulhas Negras. El único insumo que la mayoría dijo haber comprado fuera de la región fue la ropa blanca de los hospedajes (sábanas y toallas) que, por ser adquirida en mayores cantidades y tener mayor vida útil, es comprada directamente a los fabricantes o mayoristas de São Paulo o de Paraná.
Esa red económica regional de turismo de las Agulhas Negras aún se presenta gastada, raída, frágil e incompleta pero si el proceso no se interrumpe, tiende a consolidarse y ampliarse hacia las dimensiones sociales y políticas. La decisión estratégica actual de trabajar un producto turístico regional único, articulado, complementario y más competitivo ha estimulado la circulación de los visitantes por diversas localidades de la región contribuyendo al aumento de la tasa de permanencia media y, consecuentemente, del gasto medio per cápita (Figura 4).


Figura 4 : Territorio-red de la región turística de las Agulhas Negras - 2008

Las estrategias de marketing del producto turístico regional se alteraron profundamente en un horizonte temporal de menos de diez años. Se creó la marca "Región de las Agulhas Negras" y se formó un calendario de eventos permanentes de carácter regional que busca evitar superposición de datos y eventos aislados. A pesar de algunos problemas de continuidad en ese período, en el cual lo más significativo fue el cambio en la dirección del Parque Nacional de Itatiaia y de la postura poco receptiva de la nueva dirección en relación al turismo, cabe señalar que los municipios de la región consiguieron instaurar un proceso de desarrollo turístico más estratégico; volcado a resultados de largo plazo y reflejado en la visión sistémica del producto turístico regional.

Consideraciones finales

La observación sistemática de esas acciones prácticas de articulación del turismo involucrando a todas las localidades del entorno del Parque Nacional de Itatiaia en su parte fluminense, permite considerar al CONRETUR como un embrión de una red social a escala regional. Esa red regional de turismo puede ser presencial y/o virtual, resultante de la combinación articulada de los diversos territorios-red que los agentes sociales productores del turismo constituyen con sus movimientos, acciones e interacciones.
De esa forma, el CONRETUR visto como una red regional capaz de articular a todos los agentes sociales involucrados, pasa a ser un foro que permite contemplar toda la complejidad inherente al fenómeno turístico de la región. A través de él se torna posible la articulación de redes técnicas y funcionales del turismo y, también, de redes sociales de cooperación lo que puede permitir tanto la coordinación de las acciones colectivas necesarias para la consolidación del sector económico, como el desarrollo de estrategias para el fortalecimiento de los agentes sociales involucrados.
El proceso de fortalecimiento del CONRETUR parece darse a un ritmo continuo, pero no acelerado desde el inicio del Programa de Regionalización del Turismo (PRT) en el estado de Rio de Janeiro. Se abrieron oficinas del PRT en la región y la misma también tuvo una destacada participación en el Salón de Turismo del Ministerio de Turismo en 2005, 2006 y 2008. De todas las regiones turísticas del Estado presentes en aquellos eventos, la región de las Agulhas Negras fue la que se presentó mejor estructurada y más preparada para el proceso de fortalecimiento de los productos turísticos regionales propuestos por la actual política nacional de turismo.
En tanto que para las estrategias del Ministerio de Turismo eso no fue suficiente para que al menos uno de sus destinos fuera incluido entre los "destinos inductores de desarrollo turístico regional"; debido a que aquellas estrategias priorizaron el mercado internacional, que no es el caso de la región de las Agulhas Negras.
Por otro lado, la implementación de una política efectiva de turismo por parte del gobierno federal, en la primera mitad de la década de 1990, encontró en la región un terreno fértil y contribuyó a la aceleración de aquel proceso endógeno de articulación regional. Las redes económicas locales estructuradas por los empresarios mediante diversas asociaciones de clase pueden ser consideradas como marco inicial de ese proceso. Con las acciones de concientización y de capacitación propuestas por las oficinas del PNMT, sumadas al escenario de desarrollo económico de la segunda mitad de la década de 1990, aquellos agentes productivos ganaron la adhesión de otros agentes sociales y formaron un foro regional de desarrollo turístico.
Se llegó a una propuesta bastante integradora para el turismo regional sin sacrificar las individualidades y las diferencias de cada localidad, que ya está produciendo un desarrollo menos concentrado y más equilibrado. La exposición frecuente de la región en los medios de comunicación y el crecimiento del flujo de visitantes a la región indican que esas estrategias pueden establecer un proceso de desarrollo turístico regional, estructurado a partir de la participación directa de todos los agentes sociales interesados. Por lo tanto, el territorio-red del turismo regional precisa ser estructurado por una red regional de agentes sociales que, actuando como una nueva instancia de gobierno público-privado podrá tener más control e injerencia sobre el proceso de desarrollo turístico regional. El CONRETUR, como se indicó anteriormente, busca componer esa red regional de turismo, incluso con un matiz fuertemente económico y ha comenzado a mostrar sus primeros indicios de que puede ampliarse a todos los demás agentes sociales involucrados en el turismo regional.
La organización tanto formal como informal de esas redes en consejos, consorcios u otro tipo de foros de agentes sociales puede posibilitar el desarrollo de políticas públicas más específicas y más directamente articuladas con las necesidades y características del sector turístico.
Esos nuevos foros regionales de debate sobre los procesos de desarrollo turístico pueden posibilitar una gestión más equilibrada de los intereses y necesidades de todos los agentes sociales involucrados e interesados en la medida en que abarquen los límites de los territorios-red definidos por ellos y no se restrinjan a los límites político-administrativos de los municipios.
Asumiendo el rol de una nueva estructura organizacional de gestión público-privada, las redes regionales podrán aumentar la productividad y la competitividad de los destinos turísticos a partir de una mejor gestión del uso de los recursos comunes a todos los agentes sociales involucrados. Además, a través de sus acciones y proyectos colectivos será posible un mejor monitoreo de los impactos ambientales, sociales y culturales generados por el fenómeno y por la actividad turística; y contribuir a una mejor redistribución de esos impactos entre todos los agentes sociales involucrados.
En el caso del CONRETUR, aún se observa la construcción de una red técnico-económica, coordinada por los agentes de mercado de la región de las Agulhas Negras con el apoyo e incentivo de los agentes representantes de los diversos niveles del poder público. Aún no puede ser considerada como una red regional de turismo capaz de cumplir con la función de la gestión público-privada del turismo regional. Para que esto sea posible es necesario que el foro se abra a la participación de los demás agentes sociales interesados en el desarrollo turístico regional e incluya las demás dimensiones del fenómeno turístico en sus estrategias y proyectos, principalmente la dimensión espacial a partir de la incorporación de las territorialidades de todos aquellos agentes sociales involucrados.

Referencias bibliográficas

1. CIDE - Centro de Informações e Dados do Riode Janeiro (2006) Rio de Janeiros em dados 2006". Disponível em <http://www.cide.rj.gov.br/cide/download/riodejaneiroemdados.pdf> acesso em 10/ago/08        [ Links ]

2. Coelho, A. (2008) "Nem tudo o que se vê é Mauá". O Globo. Caderno Boa Viagem, Rio de Janeiro, pp.24-31, 24.jul.08        [ Links ]

3. Dias, L. C. (2007) "Os sentidos da rede: notas para discussão". In. Dias, Leila C.; Silveira, Leandro Lima da (org.) Redes, sociedades e territórios. EDUNISC, Santa Cruz do Sul, pp. 11-28

4. Fratucci, A. C. (2008) "Refletindo sobre a gestão dos espaços turísticos: perspectivas para as redes regionais de turismo". In: Anais do X Encontro Internacional de Turismo - X SIT. CD-ROM, Curitiba

5. Haesbaert, R. (1997) "Des-territorialização e identidade: a rede 'gaúcha' no Nordeste". EDUFF, Niterói-RJ        [ Links ]

6. Mascarenhas, G. (2005) "Urbanização turística de a produção do lugar em Penedo". In: Bartholo, R.; Delamaro, M.; Badin, L. (orgs.) Turismo e Sustentabilidade no Rio de Janeiro. Garamond, Rio de Janeiro, pp. 110-142

7. Morin, E. (2002) "Complexidade e ética da solidariedade". In: Castro, G. de et al (orgs). Ensaios de Complexidade.  Sulina, Porto Alegre, pp. 11-20

8. Scherer-Warren, I. (2007) "Redes sociais: trajetórias e fronteiras". In Dias, L. C.; Silveira, L. Lima da (org.) Redes, Sociedades e Territórios. EDUNISC, Santa Cruz do Sul, pp. 29-50

9. Scott, N.; Baggio, R.; Cooper, C. (2008) "Network analysis and tourism. From theory to practice". Channel View Publications, Clevedon UK

Recibido el 27 de marzo de 2011
Correcciones recibidas el 30 de abril de 2011
Aceptado el 10 de mayo de 2011
Arbitrado anónimamente
Traducido del portugués