SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 issue14A Alberto Dal Bó "Hay un campo de dimensiones enormes para sembrar criterios de cambio en salud"Cibercultura y civilización universal: Hacia un nuevo orden cultural author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Article

Indicators

  • Have no cited articlesCited by SciELO

Related links

  • On index processCited by Google
  • Have no similar articlesSimilars in SciELO
  • On index processSimilars in Google

Bookmark


Revista Pilquen

On-line version ISSN 1851-3123

Rev. Pilquen  no.14 Viedma Jan./June 2011

 

RESEÑA

Maristany, José (ed.) Aquí no podemos hacerlo. Moral sexual y figuración literaria en la narrativa argentina (1960-1976). Buenos Aires: Biblos, 2010: 242 pp.

 

Diana Moro
diana.moro@speedy.com.ar
Facultad de Ciencias Humanas - UNLPam

Recibido: 18/03/11
Aceptado: 23/03/11

 

Sexualidad, revolución, censura /represión son los tres núcleos de sentido que atraviesan Aquí no podemos hacerlo… y que permiten indagar cómo determinado corpus literario en Argentina en los años sesenta y setenta, hasta el golpe de 1976, manifestaba las tensiones sociosexuales conjugadas a través de concepciones filosóficas, ideológicas, político- morales y discursivas. En cuatro capítulos se logra configurar una cartografía de los conflictos sobre la sexualidad, la moral y la política emergentes y residuales en ese período, en el país, evidenciada a través de un recorte de la narrativa literaria; algunos de cuyos autores tienen hoy un lugar en el canon de la literatura argentina (Manuel Puig, Julio Cortázar); en cambio otros (Reina Roiffé, Cecilia Absatz, Paco Urondo, Germán García, Carlos Correa, Renato Pellegrini) permanecen olvidados o soterrados y esta propuesta crítica pretende claramente reponerlos o imponerlos en el horizonte de la lectura académica contemporánea.

El primer capítulo "Representaciones de la sexualidad: iniciación y puesta en discurso" a cargo de Mariano Oliveto, como anticipa el título, establece una relación productiva entre iniciación literaria e iniciación sexual: Germán García comienza su labor literaria con Nanina, novela publicada en 1968 y su tópico central es justamente la iniciación sexual, con un rasgo fuertemente autobiográfico, lo cual prefigura una autoimagen de escritor. Ese núcleo significativo le permite a Oliveto realizar los vínculos literarios necesarios con la obra de Manuel Puig, en especial, con La traición de Rita Hayworth (1968) y con Boquitas pintadas (1969) y, al mismo tiempo, sopesar la presencia de paradigmas ideológicos en juego en la época: psicoanálisis, existencialismo y marxismo. A su vez, los aportes foucoultianos en Historia de la sexualidad y de Edward Said en Begining constituyen dos líneas teóricas de relevancia en el abordaje crítico de este capítulo.

Marta Urtasun es la responsable del segundo capítulo: "Prohibido prohibir: mujeres, deseo y escritura", en el cual realiza un recorte de textos escritos por mujeres. Textos narrativos de Tununa Mercado, de Reina Roffé y de Cecilia Absatz son abordados también metodológicamente desde la perspectiva de Said, es decir, se propone revisar en qué consisten los comienzos de la labor literaria y qué incidencia tienen en la propuesta estética global en cada una de las escritoras. En este plano Urtasun realiza tres operaciones críticas bien interesantes: uno incluir en el horizonte crítico académico a dos autoras muy poco estudiadas, a Reina Roiffé y a Cecilia Absatz, ambas prohibidas por el brazo censor de la dictadura, custodio de la moral burguesa y las "buenas costumbres". La segunda consiste en reponer Celebrar a la mujer como una pascua, cuya emergencia data de 1967 (reeditado en 2007) como un texto fundante en la propuesta estética de Tununa Mercado, en tanto que la crítica había reparado en Canon de alcoba, un texto de fines de la década de 1980. La tercera es el rescate de Monte de Venus (1976) de Reina Roffé como uno de los primeros textos de la narrativa argentina que presenta la subjetividad lésbica, en este caso, a través de la autobiografía ficticia de una mujer. Por otra parte, a través del análisis, aporta elementos respecto de las disputas en el campo literario, como así también las lecturas de la época presentes en los textos: El segundo sexo de Simone de Beauvoir, respecto a tomar distancia de la concepción biologista y predestinada del ser mujer y La muerte de la familia de David Cooper, al poner en entredicho la naturalidad de la familia y considerarla una organización funcional a la burguesía y a la dominación.

El siguiente capítulo, "Urondo y Cortázar: dos subjetividades revolucionarias", de Nilda Redondo abre otra brecha al negar la oposición, en gran medida, consolidada por ciertos estudios que abordaron la producción de sentidos durante las décadas del 1960 y 1970, entre intelectualidad y subjetividad y entre las nociones más radicalmente opuestas aún: intelectualidad y sexualidad. En tal sentido sostiene que los textos producidos en el período muestran que, en esos años, se generaron profundos cambios en el terreno del deseo, de la moral sexual, de la familia, del matrimonio. Desde un enfoque postestructuralista Redondo lee El libro de Manuel de Julio Cortázar y Los pasos previos de Francisco Urondo, novelas en las cuales se expresan los conflictos respecto de la vida cotidiana en la revolución que se percibía inminente, por esos años (1972/73); subyacen concepciones sartreanas que consideraban que la sexualidad incluía el amor, pero también el odio, la indiferencia, el sadismo e incluso la muerte.

Finalmente, el cuarto capítulo titulado "Fuera de la ley; fuera del género: escritura homoerótica y procesos de subjetivación en la Argentina de los 60-70" escrito por José Maristany, el editor del volumen, es una aguda indagación respecto del quiebre que se opera en la década de 1960 respecto del "modelo viril" y la superación del recato lingüístico, sexual y político en los textos literarios. Ese afán modernizador tanto en el plano de las actitudes lingüísticas como discursivas; en la construcción de los ambientes y personajes sigue la senda trazada tempranamente (en la década de 1920) por Roberto Arlt; y alternativiza la figura un tanto paradigmática del indeseable, una especie de mezcla de homosexual y peronista construida por Ezequiel Martínez Estrada en un texto de 1956. Maristany analiza las figuras del homosexual en relación con los vínculos sociales, la política, la moral y la ideología en "La narración de la historia" de Carlos Correa, un cuento de 1969 que preanuncia, en cierto sentido, el gran aporte estético e ideológico de Manuel Puig; en Asfalto de Renato Pellegrini, novela de 1964; en La boca de la ballena de Héctor Lastra, también novela, publicada en 1973 y, finalmente, en El beso de la mujer araña de Manuel Puig. Logra así configurar una cartografía del proceso de construcción de la subjetividad homosexual en el período, en Argentina, que muestra a las claras cómo esa producción literaria, a pesar, en muchos casos, de la censura o de la indiferencia, hoy en día puede verse como espacios simbólicos ganados a las concepciones más patriarcales y autoritarias.