SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.77Estrés hídrico y producción forrajera de Tetrachne dregei Nees, Panicum coloratum L. y Eragrostis curvula (Schrad) Nees índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Bookmark


Phyton (Buenos Aires)

versión On-line ISSN 1851-5657

Phyton (B. Aires) v.77  Vicente López ene./dic. 2008

 

NOTA BREVE

Las ventajas de publicar en nuestras revistas (Argentinas)

Carlos Alberto Busso, editor

Uno de los desafíos que tenemos para con nuestras revistas científicas es hacerlas prestigiosas, no sólo a nivel nacional sino también internacional. Para ello debemos trabajar ofreciendo artículos de investigación de rigurosa calidad científica a nuestros lectores. Esto implica (1) recibir manuscritos de autores con un alto grado de entrenamiento en la práctica del método científico, y (2) la contribución generosa de un grupo de especialistas a la revista. Por ejemplo, un Comité de Editores Asociados que se encarguen de hacer revisar los artículos por expertos en diferentes temas que encajen dentro del perfil de la misma. Estos expertos harán las recomendaciones necesarias que contribuyan a mejorar la calidad de los artículos de manera que los mismos puedan ser publicados. Claro que una vez publicados, es de esperar que los mismos sean leídos, y luego citados, por los científicos que corresponda.
Las exigencias de nuestras Instituciones Académicas y Científicas son cada vez mayores en relación a las revistas en las que publicamos. Se nos exige, con razón, que publiquemos en revistas indexadas con referato y alto factor de impacto, ya que esto implica pasar estrictos criterios de calidad científica. Si producimos artículos originales de calidad, la tendencia obvia es enviarlos a publicar en revistas indexadas con referato de alto impacto. Enviamos entonces nuestros artículos a revistas internacionales indexadas en el Science Citation Index, e incluidas en medios masivos de difusión internacional como son los Current Contents. Es ahí donde nuestros artículos son conocidos a escala mundial. Y es ahí donde debemos llegar con nuestras revistas. Para ello, las mismas deben pasar un proceso de evaluación continua con el transcurso del tiempo; una vez ingresadas en éstos índices internacionales debemos mantener la calidad técnica de los artículos para permanecer en ellos.
El factor de impacto de una revista es una medida de la frecuencia con la cual el 'artículo promedio' de dicha revista ha sido citado en un año o período en particular. Dicho factor de impacto se calcula de la siguiente manera (ej. para el año 2008): A= número total de citas que tienen los artículos de la revista durante 2008; B= número de citas en 2008 de los artículos publicados en 2006 y 2007; C= número de artículos publicados en 2006 y 2007; D= B/C= factor de impacto en 2008. Esto significa que cuanto más citados sean los artículos en nuestras revistas, mayor será el factor de impacto correspondiente. Una vez conseguido un factor de impacto lo suficientemente alto, habremos logrado una audiencia, y muy probablemente un número de autores contribuyentes, mucho mayor para con nuestras revistas. Si así fuera, los investigadores científico-tecnológicos de nuestro país no tendrán necesidad de enviar sus artículos a consideración para publicación en revistas internacionales. Lo harán muy probablemente a nuestras revistas nacionales.
Otro desafío que debemos enfrentar es publicar en idioma inglés, dada la supremacía de la lengua inglesa en ciencia y tecnología. Es fácil pedir a los investigadores que publiquen en nuestras revistas. Sin embargo, antes es imprescindible lograr niveles de calidad, eficiencia, prontitud y puntualidad que justifiquen la utilización de las mismas para lograr (1) un intercambio actualizado de nuevos conocimientos y (2) una difusión masiva en el país y en el mundo. Una vez hechos realidad ambos desafíos mencionados, la preferencia por publicar en revistas internacionales indexadas, con referato y alto factor de impacto debería desaparecer con el transcurso del tiempo. De ser así, habremos logrado producir revistas científicas nacionales de calidad que sean admiradas, leídas y citadas por todos.