SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 issue22Conceptos de tiempo y espacio entre los mapuches: racionalidad educativaLa dimensión racial en el análisis de la segregación residencial urbana en Puerto Madryn, Chubut author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Article

Indicators

  • Have no cited articlesCited by SciELO

Related links

  • On index processCited by Google
  • Have no similar articlesSimilars in SciELO
  • On index processSimilars in Google

Bookmark


Papeles de trabajo - Centro de Estudios Interdisciplinarios en Etnolingüística y Antropología Socio-Cultural

On-line version ISSN 1852-4508

Pap. trab. - Cent. Estud. Interdiscip. Etnolingüíst. Antropol. Sociocult.  no.22 Rosario Jul./Dec. 2011

 

 ARTÍCULOS ORIGINALES 

'Zurciendo prejuicios'
Discursos discriminatorios hacia el pueblo Roma ("gitano") en los medios de comunicación en Argentina
 
  

                                                                                  

Juan Carlos Radovich*

Fecha de recepción: Septiembre 2011.
Fecha de evaluación: Octubre 2011.

 


Resumen

El objetivo de este artículo es el de efectuar un análisis crítico acerca de cómo los medios de comunicación de la Argentina han contribuido en la difusión de diversos prejuicios etnocéntricos sobre el pueblo Roma o Rrom (Gitanos).

Palabras clave: Discriminación; Medios; Roma (Gitanos).

Abstract

The main goal of this article is to analyze ethnocentric prejudices about Roma people (Rrom or Gypsies), created by media in Argentina.

Keywords: Discrimination; Media; Roma (Gypsies).

Résumé

Le principal objectif de cet article c'est faire un analyse critique sur les préjudices ethnocentriques installé para les media sur le peuple Roma (Rrom, Gitans) dan l'Argentine.

Mots clé: Discrimination; Media; Roma (Gitans).


 

Introducción1

En el presente trabajo nos proponemos analizar desde una perspectiva antropológica, el rol que ciertos medios de comunicación de la Argentina, han jugado en la instalación de prejuicios etnocéntricos que tienden a fomentar, justificar y en última instancia a legitimar la discriminación étnica hacia el pueblo Roma (Rrom) también denominado erróneamente "gitano".

Por nuestra parte entendemos el concepto de discriminación étnica "(...) (como un) conjunto de prácticas que basadas en prejuicios etnocéntricos, descalifican a un grupo étnico, colocándolo en una situación de subordinación que refuerza y legitima la desigualdad social" (Balazote y Radovich, 1990:73). Asimismo consideramos que el pueblo Roma ha sido objeto históricamente y en distintas regiones del planeta, de este tipo de prácticas que en instancias extremas, llegaron a justificar explicaciones pseudocientíficas de "inferioridad racial" y genocidios2 silenciados como el ocurrido durante la II Guerra Mundial (Novitch, 1984; Asseo, 1993), el cual escasamente se ha discutido en las sociedades de los países de Occidente. Los prejuicios entonces, jugarían un rol determinante en el sentido de hacer digeribles para la mayoría de la población, a través de actitudes defensiva u ofensivas, situaciones extremas de explotación y violencia (Wieviorka, 1992). De este modo, el prejuicio se convierte "(...) en una herramienta utilizada estratégicamente por actores que, gracias a él, maximalizan sus ganancias y minimalizan sus costes" (Wieviorka, 1992:119-120) combinando la lógica de la diferencia con la de la desigualdad.

Por otra parte, escasa información existe en nuestro país acerca de los aspectos demográficos referidos al pueblo Roma. Los siguientes datos demuestran el desconocimiento que existe en la Argentina sobre la demografía de este pueblo.

 "En la Argentina viven un millón de gitanos, en su mayoría de origen ruso o rumano." (Revista "Viva", 2003:38).

"Se calcula que hay cerca de 80 mil gitanos argentinos, (...)" (Revista "Para Ti", 10-10-2003:148).

"Son (...) 300 mil en la Argentina" ("La Nación" Revista, 25-01-2004:30).

Estas cifras discordantes demuestran claramente lo afirmado por Esteban Garay: "(...) hemos olvidado llamativamente la presencia real del gitano en la Argentina" (Garay, 1987:8).

Por su parte Jorge Nedich, un escritor miembro de la comunidad Roma de Argentina, afirmaba enfáticamente sobre este tema: "Ni para los censos nacionales los tienen en cuenta; son argentinos que no figuran en las estadísticas" (Tenewicki y Kinigsberg, 1998:21).

No obstante esta carencia, Garay arriesga la siguiente estimación. "No contamos por el momento con estadísticas que permitan conocer cifras exactas sobre el pueblo bohemio pero se estima a través de confrontaciones con gitanos 'muy viajeros', y más o menos interesados en su problemática, que en nuestro medio, la cantidad de miembros de la colectividad es superior a los quinientos mil" (Garay, 1987:13). En relación a este cálculo citando un trabajo anterior de quien suscribe esta monografía "(...) consideramos que esta estimación de 500.000 es demasiado exagerada si la confrontamos con la cantidad de habitantes de otras colectividades mucho más numerosas (...) y veremos que se trata de una afirmación apresurada. Sólo podemos afirmar que queda pendiente de realización un concienzudo relevamiento demográfico para poder arribar a conclusiones más certeras" (Radovich, 1994:7).

Por otra parte y de acuerdo con información propia del pueblo Roma, en América Latina en su conjunto sobrepasan la cifra de 3.000.000 de personas (Declaración del Pueblo Rom, 2000:1). Según diversos estudios, la presencia del pueblo Roma en América se remonta a las primeras campañas de conquista efectuadas durante el siglo XVI y siguientes (Garay, 1987). Este mismo hecho es reivindicado por las propias organizaciones Rrom del continente acoplando sus reclamos conjuntamente con los de los pueblos originarios. A su vez, Brasil, Argentina y Colombia serían los países con mayor peso demográfico de población Roma.

En cuanto a la dispersión geográfica en la Argentina, la comunidad Rrom vive en las principales ciudades de las distintas provincias del país, sobresaliendo la Capital Federal, el Gran Buenos Aires3 y ciudades como Córdoba, Rosario, Mar del Plata, Tres Arroyos, Zárate y Neuquén entre otras.

Un ejemplo de agrupamiento en la ciudad de Buenos Aires lo constituye el grupo Roma que habita en el barrio de Villa Lugano, constituido por un total de entre 70 y 90 personas, distribuidos entre aproximadamente 15 grupos domésticos (integrados principalmente por familias de tipo nuclear4) y que constituyen linajes, es decir grupos de descendencia con antepasados comunes y por lo tanto relacionados por lazos de parentesco5.

La afirmación identitaria del pueblo Roma implica reconocer un "nosotros" diferente de los "otros", es decir la población gadjé6 dominante. Esta identidad étnica consiste además en compartir un origen o historia común y una especificada cultural sujeta a la dinámica del cambio. Dicha especificidad se fue transformando con el transcurrir del tiempo, adoptando modalidades divergentes y preservando aquellos aspectos culturales que actúan como un mecanismo demarcatorio de "límites étnicos" (Barth, 1976) y a su vez contribuyen a modelar estrategias de resistencia frente a las presiones discriminatorias del medio circundante.

1. DISCRIMINACIÓN EN EL ETNÓNIMO Y LA LENGUA

Resulta necesario dilucidar algunas complejidades que plantea el uso de los etnónimos7  o designaciones que los diversos pueblos reciben de otros (exónimos) o aquellos elaborados por el propio grupo para nombrarse a sí mismos (autónimos).

Actualmente se encuentra ampliamente difundido a nivel mundial el etnónimo Roma o Rrom con el cual este pueblo se autodenomina, existiendo otros nombres también generados dentro del endogrupo (Dom, Rrom, Domari, Lom, Kale, Sinti, Romaní, Itinerantes; etc.). En los países de habla hispana, especialmente en España y América Latina (con excepción de Brasil donde el etnónimo utilizado es el de "ciganos"), se utiliza el término "gitano"8, sin ningún esfuerzo por parte de los medios de comunicación e incluso de los ámbitos académicos por utilizar la autodenominación que el propio pueblo se asigna.

En efecto, es bien sabido que el uso de un etnónimo generado por el propio pueblo (autónimo) se considera la forma "políticamente correcta" de dirigirse al mismo, mientras que el uso de etnónimos generados desde fuera del grupo o pueblo en cuestión (exónimo), suele presentar dificultades cuando el mismo contiene en su etimología alguna inexactitud o elemento que tiende a desvalorizar o distorsionar la cultura o la historia del grupo étnico en cuestión. Esta aparente confusión no resulta casual y posee por lo tanto connotaciones ideológicas y por ende políticas en términos de toma de posición acerca de cómo entender las relaciones de poder en el marco de un sistema interétnico generalmente desigual y discriminatorio.

La lengua romaní

En el diario "Crónica" del día 15 de agosto de 1994 se afirmaba respecto al idioma romaní: "(...) mezcla de dialecto húngaro y castellano, sumamente difícil de comprender" (Crónica, 15-08-94:11). En el mismo periódico una persona señalaba al referirse a un grupo de "gitanos" que "(...) hablan raro como los yugoslavos" (Ibíd:16).

En el periódico Clarín, en un epígrafe de una foto en donde se ve sentadas a dos mujeres "gitanas", se hacía la siguiente mención descalificatoria de la lengua romaní: "Bajo el solcito otoñal (...) las dos gitanas ya no están para leer, en su media lengua, el destino fijado en las líneas de las manos" (Clarín, 4-05-1986:38; las negritas me pertenecen).

Por su parte, Octavio Corvalán, en una nota titulada "Del zincali al lunfardo. Enigmas de la lengua de los gitanos" publicado en el periódico "Clarín" a mediados de la década de 1980, caracterizaba a la lengua romaní como un "(...) zurcido de vocablos (...) los harapos de su antigua lengua pueden darnos una pista más fehaciente (...) Decimos harapos porque la lengua de los gitanos, el zincali para los 'gentiles', el romaní para ellos, se encuentra tan mezclado con otras lenguas que hoy ya no es un sistema autónomo sino un zurcido de vocablos heterogéneos. (...) El romaní o zincali, es una lengua oriental, indoeuropea, casi perdida en la actualidad y convertida en un dialecto del español, o del inglés, francés, italiano, según el caso." (Clarín, s/f). Más adelante señala la necesidad de "(...) examinar algunos términos del zincali que se han infiltrado en el lunfardo, o sea el idioma original del hampa de nuestro país. (...) De ese modo se disiparán dudas y fantasías provenientes del desconocimiento" (Ibíd.).

Desmenuzar para el análisis los párrafos precedentes ofrece una riqueza notoria en cuando al poder de los preconceptos, los cuales basados en el sentido común, pretenden revestirse de saber científico y erudición encubriendo un marcado irracionalismo. Evidentemente el autor pretende desde el vamos desvalorizar la lengua romaní al caracterizarla como un "zurcido de vocablos" y "harapos" de una lengua antigua. Asimismo mantiene para sí el uso del nombre ajeno al propio pueblo al hablarnos del zincalí y el romaní "para ellos", trazando una línea divisoria frente a "ellos", los "otros" diferentes que hablan una lengua que en realidad es un dialecto de otras lenguas europeas, preconcibiendo a las lenguas como algo homogéneo, rígido, estático e imposible de transformase, dado que la transformación llevaría a la heterogeneidad de un dialecto inconexo como es un "zurcido de vocablos". Sabemos por definición que un "zurcido" es la reparación de una tela dañada y que los harapos son aquellos que usan los menesterosos. De este modo asociar esa carencia socioeconómica a la lengua romaní constituye una evidente muestra de su supuesta "pobreza" lingüística. Pero el autor va aún más lejos al desviar su nota del origen inicial, esto es, descifrar "el enigma de la lengua de los gitanos" para adentrarse en ver la influencia de palabras del zincali en el lunfardo "lengua del hampa de nuestro país". Nuevamente apreciamos la asociación "gitano-delincuente" como hecho recurrente tal como analizaremos más adelante. Resulta necesario aclarar, que otro de los significados del vocablo "zurcir", es el de "Combinar varias mentiras en un relato, dándole apariencia de verdad" (Diccionario Enciclopédico Salvat, T.3:1448).  En efecto, ello es lo que realiza Octavio Corvalán en su artículo sobre la lengua romaní, confesando en su frase final, tal vez inconscientemente, la existencia general de "dudas y fantasías provenientes del desconocimiento", tal como evidentemente ocurre en su artículo.

En cuanto al uso actual de la lengua romaní, podemos afirmar que la misma constituye uno de los diacríticos identitarios del pueblo Roma. Por lo que hemos podido observar durante nuestras investigaciones, es posible señalar que la mayoría de los miembros del pueblo Roma, son "bilingües coordinados", esto es, que el manejo de ambas lenguas, el romaní y el castellano o español resulta semejante desde la primera infancia. Recientemente suele escucharse frecuentemente las quejas de algunos miembros de mayor edad de la comunidad, acerca de una paulatina pérdida de la lengua romaní entre los más jóvenes. Sin embargo ello depende de las variaciones que se encuentran en el seno de los diversos grupos, e incluso se pueden localizar variaciones individuales internas en cada grupo familiar (Radovich, 1994).

2. LA "VENTA DE MUJERES"

Un tema recurrente en las noticias es el de la supuesta "venta de mujeres" entre la población Roma, práctica que es demonizada y tratada como si fuera un hecho delictivo, tal como veremos en los artículos periodísticos que analizaremos a continuación.

"La gitana desaparecida"

A mediados de la década de 1990 una serie de notas periodísticas vinculadas con esta problemática se divulgaron en la prensa gráfica de Buenos Aires.

            "(...) quedó al descubierto un tema que no es nuevo (...) la compra-venta de personas, más precisamente de mujeres, tal cual es la tradición ancestral gitana (...) una consorte puede valer unos 20 mil dólares (...) a confesión de partes relevo de pruebas. (...) ¿Por qué razón aún no intervino de oficio algún juez, castigando algo que está penado por la ley?  ¿O acaso no es ilegal la compra-venta de seres humanos? (...) Basta con observar los videos de las notas hechas a todos los gitanos, para procesarlos por infringir la ley. Es un delito que, aunque 'tradicional' para algunos, merece le repudio de toda la sociedad" (Crónica, 16-08-94:13; las negritas me pertenecen) "(...) Estamos frente a un delito confesado a voces. Multiplicado por los medios de comunicación hasta el cansancio" (Ibíd.). Vemos en este caso que el autor de la nota, inescrupulosamente, no duda en solicitar el "castigo legal y el repudio de toda la sociedad" para todo un pueblo, legitimando este reclamo en pruebas vertidas por los propios medios de comunicación, en el caso citado, los videos televisivos. El hecho que además oculta la nota es la falta de información y de capacitación periodística a la hora de explicar un hecho cultural vinculado a prácticas comprobadas en distintos rincones del planeta a lo largo de la historia, que consiste en pagar "el precio de la novia" como forma de retribución de costos por parte de un grupo hacia otro, en el marco de prácticas de alianzas matrimoniales que tienden a reforzar la solidaridad entre grupos de parentesco. Evidentemente quedan por saldar los reclamos desde la perspectiva de género que los colectivos feministas plantean en torno a la subordinación de la mujer, hecho que no es exclusivo de la sociedad romaní9.

3. EL "GITANO LADRÓN"

La imagen del "gitano ladrón" y potencialmente "peligroso" está ampliamente difundida en el imaginario colectivo y los medios de comunicación son un ejemplo elocuente de ello.

El 29 de septiembre de 1995 en el noticiero de TV del canal de la ciudad de Buenos Aires "Telefe" se relata un hecho por demás clarificador: En el supermercado "Prilac" de la ciudad de Santa Rosa, capital de la Provincia de La Pampa, en el centro del país, un afiche establecía la siguiente indicación: "Gitanos. Prohibida la entrada". La noticia mencionaba que supuestamente varios días antes algún gitano habría entrado y robado mercadería. Ante lo injusto de la medida, una mujer roma afirmaba frente a las cámaras: "Un perro con plata entra y compra, nosotros no podemos". De inmediato el periodista le pregunta: "¿Los gitanos son ladrones?", respondiéndole la mujer (a la cual no se le asignaba nombre alguno como sí suele suceder ante cualquier entrevistado de otro origen), "Como todos, alguno hay que roba...pero la mayoría no".

"Boby el perrito policía"

Se trata de un breve libro de cuentos infantiles, el cual vale la pena transcribir, pues dado que está destinado a los niños reviste especial importancia.

"¡Canastos! -exclamó el granjero- ¡Nuevamente me han robado otro pato! A este paso me voy a quedar sin ninguno. Tendré que recurrir a Boby".

"Boby el perrito policía, acogió el caso con mucho interés. Con una potente lupa de gran aumento empezó a investigar. Al poco rato había encontrado huellas".

"Las huellas le condujeron hacia una casa abandonada. De la ventana salía un agradable olor que le hizo suponer que no había equivocado la pista".

"Boby saltó por la ventana y se lanzó sobre el gitano ladrón, y éste, al ver al perrito policía huyó empavorecido para ya nunca más volver" ("Boby el perrito policía"; El Mundo del Comic, s/f. Las negritas me pertenecen).

La "tierna historia infantil" está ilustrada con dibujos en donde se muestra al perrito con nombre inglés "Boby", vestido con la gorra del detective británico Sherlock Holmes, con una lupa en la mano derecha y un revólver en la mano izquierda. Obviamente no queda mucho por agregar al análisis, los datos cuentan con elocuencia el discurso estigmatizante que caracteriza al gitano como "ladrón" y contradictoriamente viviendo en "una casa abandonada", ¿por quién? ¿O se trata de un gitano ocupante ilegal de una vivienda ajena? Finalmente la práctica represiva provocada por el miedo garantizará que el gitano no regrese nunca más. Lo grave de este "inocente" libro de cuentos está destinado a niños de entre 3 y 7 años aproximadamente, edad en la que suelen consolidarse en el inconciente determinadas impresiones relacionadas con los prejuicios y los estereotipos.

Por otra parte el diario Clarín, en 2007, titulaba del siguiente modo una nota periodística de la sección policiales: "Acusan a una banda de gitanos de torturar y matar ancianos" (Clarín, 13-05-2007:62). Luego de describir el "modus operandi" de una banda de entre 30 y 40 personas, que se dedicaban a asaltar en sus viviendas a ancianos en los alrededores de la ciudad de Buenos Aires; la nota detalla: "Al grupo lo llaman 'la banda de los gitanos' porque varios de sus integrantes pertenecen a esa comunidad" (Clarín, 13-05-2007:62). Evidentemente la nota no aclara el número de gitanos que supuestamente integraría dicha banda, pero no dudan en incluir en el título de la nota "(...) una banda de gitanos". Evidentemente, vemos aquí de que manera puede manipularse la información estigmatizando a todo un grupo al presentar en forma confusa y no confirmada los datos correspondientes.

4. "ADIVINANZAS Y ENGAÑOS"

Suele atribuirse a las mujeres "gitanas" (roma) la habilidad de obtener dinero mediante engaños al proceder a la  adivinación de la suerte con lectura de las líneas de la palma de la mano. En una nota relacionada con la temporada veraniega en el balneario uruguayo de Punta del Este, el periódico Clarín titulaba frívolamente la misma del siguiente modo: "Invasión de 'brujos' en Punta: hay gitanas, tarotistas y videntes", asimilando el concepto de "brujo", tarotista o vidente con el etnónimo "gitanas", como si se tratara de una "profesión" (Clarín, 21-02-1994:34).

En el mismo periódico, en una nota titulada: "La gitana no faltó a la cita". Se relata el hecho protagonizado por una gitana de Mar del Plata, Marta Esteban, de 46 años, quien habría leído la mano de Carlos Saúl Menem, presidente de la Nación entre 1989 y 1999. Marta Esteban afirmaba en la nota: "En el '88 cuando estuvo en el Hotel Hermitage de Mar del Plata, le leí la mano y adiviné que iba a ser presidente. -Si se cumple, te voy a hacer un regalo-, me prometió Carlitos (Menem). Pero todavía lo estoy esperando" concluyó (Clarín, 15-10-1993). En este caso, paradójicamente, la engañada fue la "gitana", tal como le ocurriera a varios millones de argentinos quienes esperaron en vano durante años el cumplimiento de las promesas electorales de dicho presidente.

"Gitanas eran las de antes. Ya no adivinan la suerte, ahora compran y venden"

Este es el título de una nota también publicada en diario Clarín, en la cual se sugiere que si las gitanas dejan la actividad de la adivinanza de la suerte dejan de ser gitanas. El autor del artículo no admite la posibilidad brindada en el testimonio de una mujer roma: "Vivimos como cualquier hijo de vecino. Somos iguales a todos. Si se puede trabajamos todo el día (vendiendo artículos de perfumería). Nuestros hijos van a la escuela estatal y nuestros maridos trabajan en la industria de la hojalata o en las fábricas" (Clarín, 4-05-1986:38). Sin embargo el cronista, identificado con las iniciales L. A. A. continúa con su negación de la posibilidad de reactualización de la vida cultural de un pueblo, al señalar: "(...) gitanas de fin de siglo que lo único que conservan de un romántico y tumultuoso pasado es esa vestimenta (...) Sentadas en una plaza suburbana permanecen solo como una imagen que se resiste a extinguirse" (Ibíd.) En efecto, tanto ellas como otros miembros de su pueblo, se resisten a extinguirse, pero no como una mera imagen, sino con una activa muestra de reelaboración de estrategias identitarias y de vida, desarrolladas de acuerdo al medio sociocultural en que se encuentran.

El gitano como "sospechoso"

En un hecho policial ocurrido hacia finales de 1993, el diario Crónica informaba del secuestro de una jóven gitana en la ciudad de Buenos Aires, señalando luego de describir el caso que "(...) (la joven secuestrada) pertenecería a una de las familias gitanas más importantes del Gran Buenos Aires, por lo que no se descartarían otros móviles en torno del aparente rapto denunciado" (Crónica, 27-12-1993:1; las negritas me pertencen). Vemos entonces, en esta nota, que el sólo hecho de pertenecer la víctima a una familia gitana, la inviste de sospecha respecto a la veracidad del hecho delictivo sufrido. Días después la jóven apareció y fueron apresados dos abogados como responsables del ilícito (La Nación, 26-01-1994).

5. SEDENTARISMO COMPULSIVO

La última dictadura militar ocurrida en la Argentina (1976-1983) no excluyó al pueblo Roma de la represión desatada contra toda la población del país. En efecto, el año 1976 tal como se afirma en otra nota periodística "(...) fue para ellos (los Roma) difícil; se los conminó de diversas maneras, a abandonar los campamentos en los alrededores de la ciudad (de Mar del Plata)" (Página 12, 3-02-1993).  

Sin embargo, este tipo de hechos relacionados con la segregación espacial, no ocurrieron solamente en épocas de dictaduras ya que en 1995, en pleno período democrático, el Concejo Deliberante (órgano legislativo municipal) de la ciudad de Centenario en la provincia del Neuquén, sancionó una ordenanza que establecía "multas por vivir en carpas y adivinar la suerte" (Página 12, 15-02-95). Dicha medida se tomó luego de la presión de los vecinos de la localidad mencionada, pues tal como se lee en la nota periodística: "Los vecinos de Centenario pusieron el grito en el cielo y después instaron al Concejo Deliberante local a  aprobar una curiosa ordenanza, que finalmente fue votada por unanimidad" (Página 12, 15-02-95). Dicha ordenanza prohibía "(...) específicamente la instalación de 'viviendas precarias' por parte de 'familias o tribus típicamente nómades', so pena de pagar multas de 500 pesos (equivalente a 500 dólares en dicha época), 'por cada día que se levantare la carpa'. La ordenanza también prevé multas de 100 pesos contra 'los miembros de las tribus nómades que adivinen la suerte',". Afortunadamente, el Intendente (alcalde) resolvió vetar la norma por considerarla "racista" (Ibíd.). No obstante, una intensa polémica se instaló en Centenario. Juan Esteban, uno de los líderes del asentamiento Roma, afirmaba en la misma nota periodística: "Me siento mal, me siento avergonzado, (...) la mayoría de nosotros somos de la ciudad de Neuquén (...) íbamos a celebrar un casamiento en carpas, como es nuestra costumbre desde siempre" (Ibíd.). Por su lado algunos pobladores de Centenario expresaron su conformidad con la discriminatoria ordenanza, como es el caso de Oliverio, zapatero de oficio: "La verdad, me molestan (...)"; o la opinión de Claudia, comerciante: "Tanto no los estaremos discriminando porque se quedan"; o finalmente Raúl, vecino del asentamiento quien afirmaba etnocéntricamente: "No creo que sea discriminatorio pedirle a alguien que alquile una casa y viva como todo  el mundo" (Ibíd.). En forma diferente se expresaron dirigentes de organizaciones del pueblo originario mapuche de la provincia del Neuquén, quienes salieron en defensa del asentamiento roma señalando en un comunicado que "(...) quienes deberían crear las condiciones de convivencia, lo que hacen es institucionalizar el racismo" (Ibíd.).

De las citas transcriptas podemos deducir que como ha ocurrido en diversos períodos históricos, la voluntad de movilidad espacial, característica del pueblo Roma, es percibida como una amenaza entre los grupos sedentarios, su movilidad residencial se ve afectada por medidas de tono racistas a través de la intervención de instituciones estatales como un órgano legislativo municipal, bajo formas de violencia toleradas por gran parte de la población. Sin embargo es necesario aclarar que no siempre, tal como afirma Wieviorka, "(...) institucionalización no significa aquí necesariamente que el racismo sea declarado y esté presente en la conciencia de quienes, en ocasiones, parecen seguir sus dictados, aunque sin tomar iniciativas racistas personales" (Wieviorka, 1992:146).

Asimismo suele hablarse frecuentemente de nomadismo, sin medir con exactitud el uso de este término. En la actualidad muchas comunidades del pueblo Roma habitan en carpas, generalmente en el período estival junto a viviendas construidas de materiales perdurables y las cuales también son habitadas. Sin embargo esa particular forma de asentamiento urbano resulta muy irritante para el sistema de valores de cierta población de clase media urbana.

6. LA VIEJA DICOTOMÍA ENTRE "CIVILIZACIÓN O BARBARIE"

Resulta reiteradamente frecuente la asociación de la identidad del pueblo roma con aspectos que no tendrían nada que ver con la "civilización" contemporánea, tratándose por lo tanto de formas culturales con relictos del pasado, que en última instancia representan el estadio de la "barbarie" enfrentado a la "civilización". Se trataría de simples "anomalías" a ser superadas por el "progreso" y la "modernidad".

"Tiempo de Gitanos, o el frenesí de la gitanería"

En un artículo crítico que analiza la película "Tiempo de Gitanos" de Emir Kusturica (Yugoslavia, 1989) el autor del mismo, Víctor Hugo Ghitta señala una serie de valorizaciones dignas de transcribir, además de cometer errores como el correspondiente a la nacionalidad del director del film a quien designa como macedonio. En su avatar discursivo Ghitta nos habla del "(...) bullicio cotidiano de la gitanería (...) la melancólica música de un acordeón (...) la contagiosa espontaneidad, del frenesí poético y del arrebato de la gitanería (...) la naturaleza excesiva de la gitanería, la portentosa fantasía, sus recargadas vestimentas, su conducta cercana a la pasión, la fogosidad de su lenguaje y de su música (...)" (La Nación, Secc. Espectáculos, 19-04-1991).

"Soy Gitano"

La novela televisiva del mismo nombre, emitida por el Canal 13 de la televisión de Buenos Aires, durante el primer semestre de 2003 y que lograra un éxito enorme en términos de audiencia, resulta sumamente elocuente a la hora de derrochar en prejuicios y de presentar una imagen alienada de los gitanos.

"Soy Gitano. Un mundo de pasiones ocultas. De amores malditos. Un mundo de lealtades y traiciones. De dolor y de sangre. Un mundo de gitanos" (Clarín, 5-01-2003). "Nunca le creas a una gitana" (Clarín, 29-06-2003).

Los gitanos de la Argentina por su parte, se opusieron radicalmente a que fueran asociados con ese estereotipo tan estigmatizante, señalando como en el caso de Jorge Lolya Bernal, Presidente de la Asociación Identidad Romaní en la Argentina (ICRA): "Nos pintan con los peores estereotipos: mafiosos, ladrones, promiscuos, hechiceros, estafadores, prostitutas, conspiradores, asesinos. La ley gitana, Kris, es clara: prohíbe la portación de armas. Y la comunidad sanciona por medio de sus miembros al que comete un delito" (La Nación Revista, 25-01-2004:35).

Otro representante de la comunidad Roma afirmaba: "Los actores son buenísimos. Pero (...) Nosotros somos gente buena, no andamos armados o tirando gualichos10" (Para Ti, Nº 4238, 10-10-2003:150).

Evidentemente, estas breves muestras desbordantes de estereotipos basados en el prejuicio, no surgen espontáneamente sino que se enmarcan en construcciones ideológicas cuyas raíces deben rastrarse en pseudoteorías o en elaboraciones conceptuales tales como "Orientalismo" creada por Edward Said (1979) y "Balcanismo" por María Todorova (1997). Se trata de dos conceptos muy semejantes, construidos por los autores para describir la forma confusa, estereotipada y discriminatoria que Occidente construyó para explicar a ciertos "otros", representados por las poblaciones del Oriente y los Balcanes. Formas evidentes de "racismo evolucionista" cuyo uso pseudocientífico de la teoría evolucionista, basado en conceptualizaciones del sentido común,  ubica a ciertos pueblos, grupos étnicos, naciones o nacionalidades en una etapa inferior en la escala evolutiva11, en la cual su punto culminante es la sociedad capitalista en su versión de los países del hemisferio norte.

En cuanto al papel de los medios de comunicación vale citar una reflexión realizada por un investigador español:

"Los media (...) se ven compelidos a recrear la diferencia, a espectaculizarla para presentar una ficción de la diversidad, pero una diversidad transida, atravesada de los estereotipos que la versión más hegemónica vierte sobre la diversidad cultural subalterna"  (Flores Martos 1996: 168). Este autor analizando la prensa gráfica española, encuentra una serie de recurrencias coincidentes con nuestro análisis. A través de las imágenes y retóricas los medios presentan una alteridad cultural distorsionada y reflejada en varios tipos de "gitanos": el chatarrero, el embaucador, endogamia/incesto, la invención del "patriarca" y el campamento gitano como escenario de una corporalidad premoderna (Flores Martos 1996).

Asimismo, coincidimos con Trinchero cuando afirma que "El tratamiento de determinados temas por parte de los medios masivos de comunicación necesariamente produce, al ser codificados en términos de 'noticias', una fragmentación de la información que no implica una mera des-contextualización del conjunto de datos que conforman la información (...) (además) Intervienen como parte de la información, formas estigmatizadas de dar cuenta del 'otro', que se fundamentan en modelos culturales hegemónicos" (Trinchero, 2007:219).

Consideraciones finales

Finalmente, es necesario reafirmar que los materiales descriptos y analizados precedentemente no constituyen una excepción en el conjunto de los medios de comunicación masiva de la Argentina, sino más bien una fiel muestra de los diferentes dispositivos simbólicos que los medios transmiten y los cuales colaboran en la instalación de prejuicios que conducen a la justificación de prácticas discriminatorias tendientes a fortalecer procesos hegemónicos cuyo efecto último es reforzar la exclusión social. En este caso la del pueblo Roma, secularmente perseguido y estigmatizado e instalado en un imaginario como supuesto "extranjero" u "otro" peligroso y potencial enemigo que puede llegar a alterar el orden social vigente.

No cabe duda que donde haya sociedades en las cuales el poder es "biopoder" a través de sus dispositivos disciplinarios, en sus diversas manifestaciones, el racismo puede resultar imprescindible para demonizar y condenar a alguien a alguna forma de muerte y en otro orden, posibilitar excluir a ciertos "otros" de la protección del Estado. De este modo los medios viabilizan el paso de lo virtual a lo efectivo, al difundir sus discursos, los cuales pueden hacerse carne mediante prácticas sociales violentas cada vez más arraigadas, las cuales los medios de comunicación complementariamente nos transmiten en forma cotidiana. Por último, no debemos olvidar que todas estas formas de construcción de naturalizaciones estigmatizantes jamás están desvinculadas, por más minúsculas o insignificantes que nos puedan parecer, del contexto socioeconómico y político en que se producen, en este caso el rol de la noticia como mercancía en una sociedad con niveles cada vez mayores de exclusión social.

Buenos Aires, Argentina; agosto de 2009

Notas

1Este artículo fue premiado en el rubro monografías en el Concurso organizado por la Associazione Them Romano Onlus (Centro Culturale Romanó). Romani Union Internazionale; Lanciano, Italia, noviembre de 2009.

2Conocido como "Pharraimos" en lengua romaní.

3En las localidades de Moreno, Merlo, Morón, General Sarmiento, Lomas de Zamora, Esteban Echeverría y La Matanza (Garay, 1987).

4Tipo de familia integrada por ambos cónyuges y sus hijos de corta edad (con un promedio de 3 o 4 hijos por pareja).

5Estos linajes basan su descendencia a través de los varones (patrilinajes).

6"Gadjé o gadyé (gachó o gachí entre los gitanos españoles), es el vocablo con el que se designa a los que no pertenecen al grupo étnico Rom y cuyo significado no podemos precisarlo con exactitud. Tal vez se trata de una derivación de una palabra cuyo significado es 'gente', aunque lo importante es señalar el valor oposicional de este exónimo que utilizan todos los grupos gitanos para designar a todos aquellos que no pertenecen a su colectividad" (Radovich, 1994:14).

7Nombre propio con el que se conoce o designa a un grupo étnico, minoría nacional, pueblo, nacionalidad o nación.

8Hace algunas décadas en ciertas regiones de la Argentina se designaba "Húngaros" a la población Roma, seguramente al asociarlos a uno de los países de origen de dicho pueblo (Garay, 1987).

9Debemos aclarar que durante el V Congreso Mundial Romaní, organizado por la Unión Internacional Romaní (IRU), reunido en Praga en julio de 2000, se proclamó la igualdad de derechos entre hombres y mujeres. Un grupo de doscientos representantes del pueblo Roma provenientes de Europa, Estados Unidos, Canadá y Australia aprobaron los nuevos estatutos que contemplan la igualdad de género. También ver "Mujeres Gitanas ante el Futuro", del Equipo de Estudios "Presencia Gitana"; Ed. Presencia Gitana, Madrid, 1990.

10"Gualicho" es una palabra de origen indígena en la Argentina y se refiere en un sentido amplio, a la acción de ejercer actos de brujería o hechicería.

11Resulta recurrente al leer o escuchar referencias relacionadas con la organización política del pueblo Roma, que se trata de "tribus"; concepto marcadamente relacionado con este uso degradado de la teoría evolucionista. El concepto de tribu fue utilizado por primera vez en un diccionario de biología en Francia a comienzos del siglo XIX. Vemos así de qué manera se "naturalizan" ciertas formas de organización social con el fin de ubicarlas taxonómicamente en un gradiente que va de menor a mayor nivel de complejidad, sistema en el cual la "tribu" constituiría un estado relictual de ciertas formas de organización política del pasado y por lo tanto "atrasada" frente a la civilización contemporánea. En cambio, el pueblo Roma posee un vocablo para definir su agrupamiento denominado "kumpania" en romaní.

Bibliografía   

1. ASSEO, H. Contrepoint: La Question Tsigane dans les camps Allemands. Annales ESC, mai.juin, Nº 3:567-582.         [ Links ]

2. BALAZOTE, A. y J. RADOVICH. Formas de discriminación hacia el pueblo mapuche de la República Argentina. Primer premio en el Certamen: "Cimentando la convivencia entre los argentinos". Centro de Estudios sobre el prejuicio y la discriminación. Fundación Hebraica Argentina, 1989. En: "Reflexiones sobre la discriminación": 73-79, Buenos Aires, 1990.         [ Links ]

3. BARTH, F. (Comp.) Los grupos étnicos y sus fronteras. Fondo de Cultura Económica, México, 1976.         [ Links ]

4. CALVO BUEZAS, T. ¿España Racista? Voces payas sobre los gitanos. E. Anthropos, Madrid, 1990.         [ Links ]

5. CORVALÁN, O. Del zincali al lunfardo. Enigmas de la lengua de los gitanos. Diario "Clarín", Buenos Aires, s/f.         [ Links ]

6. DECLARACIÓN DEL PUEBLO ROM (GITANO) a los pueblos, gobiernos y estados de las Américas. En: Conferencia Ciudadana contra el Racismo, Santiago de Chile, 3 y 4 de diciembre de 2000.         [ Links ]

7. DICCIONARIO ENCICLOPÉDICO SALVAT, Tomo 3, pág. 1448. Ed. Salvat, Barcelona, 1992.         [ Links ]

8. GARAY, E. La presencia gitana en la Argentina. Todo es Historia, Nº 243:8-28. Buenos Aires, septiembre de 1987.         [ Links ]

9. FLORES MARTOS, J. Las imágenes de los gitanos en la prensa. En: M. García Alonso et al (Eds) Antropología de los sentidos. La Vista. Celeste Ed., Madrid, 1996:167-184.         [ Links ]

10. FOUCAULT, M. Genealogía del racismo. Ed. Altamira, Buenos Aires; 1993.         [ Links ]

11. NOVITCH, M. El exterminio planificado por los nazis. Los Gitanos. El Correo de la UNESCO, Año XXXVII, octubre 1984:24-25.         [ Links ]

12. RADOVICH, J. Peritaje antropológico. Morón, enero de 1994. M.S.         [ Links ]

13. SAID, E. Orientalism. Vintage, New York; 1979.         [ Links ]

14. SAN ROMAN, T. (Comp.) Entre la marginación y el racismo. Reflexiones sobre la vida de los gitanos. Alianza Editorial, Madrid, 1986.         [ Links ]

15. SORAVIA, G. La lengua, rastro de una larga peregrinación. Los Gitanos. El Correo de la UNESCO, Año XXXVII, octubre 1984:21-23.         [ Links ]

16. TENEWICKI, I. y Y. KINIGSBERG.  Chicos Gitanos. Iguales y diferentes. A-Z Editora, Buenos Aires, 1998.         [ Links ]

17. TODOROVA, M. Imagining the Balkans. Oxford University Press, New York; 1997.         [ Links ]

18. TRINCHERO, H. (2007) Aromas de lo exótico. (Retornos del objeto). Ed. Sb, Buenos Aires,         [ Links ]

19. WIEVIORKA, M. (1992).El espacio del racismo. Paidós, Barcelona,         [ Links ]

Fuentes documentales analizadas

Revista Viva (Edición dominical del periódico "Clarín"), 2003.

Revista "Para Ti", 10-10-2003.

La Nación Revista (Edición dominical del periódico "La Nación") 25-01-2004.

Clarín, (periódico de distribución nacional) 4-05-1986; 5-01-1993; 29-06-1993; 15-10-1993; 8-01-1994; 11-01-1994; 21-02-1994; 16-08-1994.

Página 12, (periódico de distribución nacional) 3-02-1993; 15-02-1995; 29-08-2002.

Crónica, (periódico de distribución nacional) 27-12-1993; 15-08-1994; 16-08-1994; 17-08-1994;

La Nación, (periódico de distribución nacional) 19-04-1991; 25-01-1994; 26-01-1994.

"Soy Gitano". Telenovela emitida por el canal 13 de la ciudad de Buenos Aires durante 2003 (con difusión a nivel nacional).

"Telefe Noticias". Noticiero televisivo del canal Telefe de la ciudad de Buenos Aires, con alcance a nivel nacional; 29-09-1995.