SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.28 número131Salazones y chacinados embutidos secos: detección por electroforesis de especies cárnicas y de proteínas extrínsecas agregadas índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Bookmark


Diaeta

versión On-line ISSN 1852-7337

Diaeta vol.28 no.131 Ciudad Autónoma de Buenos Aires abr./jun. 2010

 

Editorial

 

En este número de DIAETA el Grupo de Estudio: Soberanía Alimentaria se hace y nos hace esta pregunta:

"¿Es posible para todos los habitantes del suelo Argentino comer sano, seguro y soberano?"

Durante 200 años (1700 a 1900) la cocina rioplatense se compuso de "puchero" y "asado", el consumo de verduras y frutas fue muy limitado. Hasta mediados de 1800 la principal actividad de la Pampa húmeda era la ganadería, lo que profundiza el valor simbólico de la carne. En 1880 se desarrolla la agricultura y crece así abundante trigo, surge el pan dentro del patrón alimentario argentino conservando las costumbres regionales en el resto del país.

La inmigración mediterránea, los alimentos industrializados, la inmigración interna, la homogenización de los estilos de vida, la mujer en el trabajo, las comidas fuera del hogar y el cambio de los mercados de abastecimiento contribuyeron en mayor o menor medida a modificar el valor simbólico de la canasta de consumo argentina.

Pero seguramente los ajustes económicos sucesivos, la polarización social, la pauperización progresiva de vastos sectores y el empleo informal han contribuido a lo que hemos dado en llamar "el problema alimentario argentino".

El problema alimentario no pasa solamente por que los alimentos estén potencialmente disponibles o no, sino también por el hecho de que sean accesibles y esto afecta no solo a los pobres estructurales, sino también a lo que se ha dado en llamar "los nuevos pobres", personas que pertenecían a una raíz de clase media, que aún responden a su estatus cultural y fueron afectados por las crisis.

La Argentina otrora llamada "Granero del Mundo", hoy uno de los primeros países exportadores de alimentos muestra tristemente altas tasas de desnutrición crónica, población infantil obesa y desnutrición oculta.

Estos datos aparentemente contradictorios son la representación social de los que no pueden "comer bien" y están ampliamente desarrollados en el trabajo que el Grupo de Soberanía Alimentaria de AADYND nos propone como lectura inicial de un tema que introduce el concepto de "Derecho a la Alimentación".

En el año 2000 nacen las Guías Alimentaria Argentinas publicadas por AADYND reforzando el derecho de todos los argentinos a recibir información veraz y actualizada sobre la manera correcta de alimentarse. Otros temas que aborda el Grupo son la disponibilidad o consumo aparente de alimentos en nuestro país, ligada a la producción agrícola ganadera, y la controvertida canasta básica de alimentos, base para la medición de la pobreza en Argentina a partir del método del ingreso, brindando recomendaciones para su actualización.

Celebrando el Bicentenario de la Patria, nos encontramos con el mayor desafío al que la formación del licenciado en nutrición debe dar respuesta. En un mundo en que los desarrollos científcos y técnicos han alcanzado dimensiones impresionantes: lo que se necesita además de aprender más cosas es pensar de otra manera los problemas que debemos enfrentar Esa seria nuestra apuesta al futuro.

Lic. Graciela González
Presidente