SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.74 número1Zigomicosis cutánea en un paciente inmunocompetente: Informe de un caso y revisión bibliográficaAnteversión del componente acetabular: Evaluación de dos métodos radiológicos actuales de medición. Estudio in vitro índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Bookmark


Revista de la Asociación Argentina de Ortopedia y Traumatología

versión On-line ISSN 1852-7434

Rev. Asoc. Argent. Ortop. Traumatol. vol.74 no.1 Ciudad Autónoma de Buenos Aires ene./mar. 2009

 

PRESENTACIÓN DE CASOS

Defecto segmentario de tibia de 14 cm. Transporte óseo con tutor externo monoplanar. Informe de un caso

César Pesciallo, Gonzalo Martín Viollaz, Diego Mana Pastrián, Francisco Astudillo, Claudio Primomo y Hernan Del Sel

Servicio de Ortopedia y Traumatología, Hospital Británico, Buenos Aires

Recibido 27-10-2008.
Aceptado luego de la evaluación 10-3-2009.

Correspondencia: Dr. CÉSAR PESCIALLO
cpesciallo@yahoo.com

Marco teórico

Los defectos óseos y tegumentarios en las secuelas de las fracturas expuestas representan un importante desafío en la cirugía reconstructiva de los miembros. En estos casos, la decisión terapéutica surgirá de una correcta evaluación de las lesiones y de las características propias del paciente, como comorbilidad, demanda funcional, adaptación al tratamiento y aceptación sociofamiliar.
Entre las alternativas puede recurrirse al uso de autoinjertos masivos de hueso esponjoso, autoinjertos intercalares de peroné vascularizados o no vascularizados, aloinjertos estructurales de banco, prótesis intercalares o la combinación de más de uno de estos métodos.10
Cuando la irrigación distal del miembro es aportada sólo por una arteria, estos tratamientos pueden comprometer aún más la vascularidad de aquel.12 En tales casos, la callostasis por distracción ósea mediante el transporte con tutor externo aparece como la alternativa más racional.7,15,18 Tradicionalmente, este procedimiento se ha realizado con tutores circulares de Ilizarov,13 si bien puede efectuarse también con tutores monoplanares e híbridos.4,8

Caso clínico

Un varón de 23 años sufre una fractura expuesta de la pierna izquierda Gustilo-Anderson IIIB, como consecuencia de una caída desde un tren en marcha. Fue tratado al principio en otro centro, donde le realizaron múltiples limpiezas quirúrgicas, se estabilizó esqueléticamente con tutor externo tubular biplanar AO y se cubrió el defecto tegumentario mediante colgajo vascularizado fasciocutáneo de recto anterior del abdomen,que se necrosó a los 7 días.
Fue derivado a nuestro servicio con 2 meses de evolución (Fig. 1).


Figura 1. Derivación al Hospital Británico.

En el examen físico presentaba un defecto tegumentario en el tercio medio anteroexterno de la pierna izquierda, de 20 x 15 cm, con fondo granulante y limpio, e impotencia funcional para la dorsiflexión del pie por pérdida del compartimiento muscular anteroexterno. El pulso tibial posterior se encontraba presente, con ausencia del pulso pedio. La sensibilidad plantar se hallaba conservada.

En el estudio radiográfico se observó un defecto óseo segmentario en la diáfisis tibial de 14 cm. La arteriografía de la pierna mostró sólo la arteria tibial posterior permeable (Fig. 2).


Figura 2. Arteriografía de la pierna.

Inicialmente se efectuó la limpieza quirúrgica y la cobertura cutánea con injerto libre de piel del muslo. Obtenida la cobertura inicial, se planificó el transporte óseo con tutor externo monoplanar ORTHOFIX®. Finalizado este, se realizó la transferencia tendinosa del tibial posterior al escafoides para suplir la función del músculo tibial anterior.

Técnica quirúrgica

Se realizó la planificación preoperatoria con medición radiológica de la tibia contralateral (45,5 cm). Se colocó un tutor externo monoplanar Orthofix® en la cara anteromedial de la pierna mediante tres clavos de Schanz a nivel metafisario proximal sobre el nivel de la osteotomía, dos mediodiafisarios en el fragmento por transportar y tres metafisarios distales.
Luego se procedió a realizar una corticotomía tibial a 7 cm de la interlínea articular de la rodilla con técnica miniinvasiva. A los 10 días de colocado el tutor, comenzó el transporte óseo6 a razón de 1 mm/día (0,5 mm cada 12 horas) según la tolerancia del paciente, disminuyendo la velocidad ante la presencia de dolor. Se logró contacto al séptimo mes entre el segmento transportado y el fragmento distal. Se continuó con el transporte a razón de 0,5 mm/día por 20 días para comprimir el foco6 (Fig. 3). Al octavo mes
se colocó un autoinjerto corticoesponjoso de cresta ilíaca para acelerar la consolidación de la brecha distal.6


Figura 3. Evolución del transporte. A. 2 meses. B. 4 meses. C. 8 meses. D. 12 meses.

Al noveno mes se evidenciaron signos clínico-radiológicos de consolidación y el paciente inició la carga total de peso con buena tolerancia, habiendo realizado carga parcial sobre el miembro desde el inicio del transporte. Al mes siguiente, consecuente con la buena evolución, se dinamizó el sistema y se retiró el tutor al cumplir el año del tratamiento.
Para controlar la evolución del transporte se evaluó periódicamente la tolerancia del paciente y, en forma mensual, mediante radiografías, el índice de consolidación, la estructura trabecular y la alineación ósea en los planos coronal y sagital.1,7,12

Resultados

Para la evaluación del resultado final se utilizaron los criterios de Paley16 (Tabla). Finalizado el tratamiento, se observa la cobertura completa en las partes blandas, la fractura consolidada con un deseje longitudinal en 6° de antecurvatum, discrepancia de longitud de 1 cm, rodilla móvil sin limitaciones, apoyo plantígrado y articulación tibioastragalina flexible; por último, el paciente marcha sin sostén ni cojera y refiere un alto nivel de satisfacción, con completa actividad laboral y social (Fig. 4).

Tabla.


Figura 4. Tibia consolidada y partes blandas curadas.

Según los criterios de Paley ya citados, el resultado logrado fue excelente.

Discusión

El término callostasis por distracción fue acuñado por Ilizarov para describir la osteogénesis entre dos superficies óseas separadas gradualmente luego de realizar una corticotomía.2,4 El área osteogénica se remodela con rapidez, tanto en forma macroscópica  como microscópica y es indistinguible del resto del hueso al finalizar el tratamiento. Este procedimiento genera hueso por osificación intramembranosa, en un promedio de 300 µm diarios en los adolescentes (seis veces mayor que la velocidad de mayor crecimiento encondral en el fémur distal en los niños).3 Uno de sus usos principales es el tratamiento de defectos segmentarios de los huesos largos mediante el transporte óseo.2,4,5,13,15,18
En la técnica original se utiliza un tutor externo circular. Estos, si bien logran una callostasis satisfactoria, son de difícil manejo intraoperatorio y exponen a un mayor riesgo de lesiones neurovasculares por la transfixión de los alambres, por lo que requieren una curva de aprendizaje alta.1,8,17 Los montajes monoplanares parecen conservar los beneficios mecánicos de la construcción, disminuyendo los riesgos de lesión en su colocación.17
En un estudio experimental con perros, Aronson comparó, en forma macroscópica y microscópica, las elongaciones de la tibia utilizando tutores circulares de Ilizarov y monoplanares. Observó una callostasis más lineal con el de Ilizarov, mientras que en el grupo monoplanar existía por regla algún tipo de angulación, debido aparentemente a los distintos tipos de tensión generada, aunque se consiguió la osificación completa en ambos grupos y en el mismo lapso.3 Cañadell realizó otro estudio experimental macroscópico y microscópico similar en fémures de 5 perros y 10 corderos; concluyó que el resultado conseguido mediante el uso de tutores monoplanares era aceptable y se evitaban las complicaciones del tutor de Ilizarov.11
En cuanto al uso de injerto óseo en grandes defectos, Cierny y Zorn, en un trabajo prospectivo realizado en 44 pacientes, compararon el método de Ilizarov con el uso de injerto óseo masivo y cobertura de las partes blandas.
El resultado final fue similar en ambos grupos. Sin embargo, el grupo tratado con el método de Ilizarov tuvo un menor número de intervenciones quirúrgicas y de complicaciones, además de ser más económico.9
Marsh, en un estudio comparativo de corte similar realizado en 35 pacientes, logró la consolidación en ambos grupos en lapsos similares; sin embargo, observó tasas de discrepancia en la longitud de los miembros significativamente mayores en el grupo en el que utilizó injerto óseo.14
Barquet y cols. trataron a un paciente con un defecto segmentario de tibia de 7 cm e irrigación distal por la arteria tibial posterior única; realizaron un transporte óseo con tutor monoplanar ASIF-BM, con excelente resultado final.7
Por último, el uso de injertos vascularizados ocasiona un alto riesgo en el tratamiento de defectos en los miem
bros con un único vaso distal permeable, como se describió al principio.
En nuestra experiencia con el tutor monoplanar, la consolidación se consiguió a los 12 meses, sin presencia de infección, con una discrepancia de longitud de 1 cm y una angulación de 6°en antecurvatum. A su vez, finalizado el tratamiento el paciente muestra una alta satisfacción, con apoyo plantígrado del pie, ausencia de dolor y marcha sin asistencia.
En conclusión, y acordando con Barquet, para el tratamiento de un defecto óseo segmentario de tibia con lesión de dos de las tres ramas arteriales más importantes de la pierna, el transporte óseo con tutor externo monoplanar ORTHOFIX® se plantea como una excelente opción.

Bibliografía

1. Aronson J. Local Bone Transportation. CORR 1989;243.         [ Links ]

2. Aronson J. The biology of distraction osteogenesis. In Operative Principles of Ilizarov. Fracture treatment, nonunion, osteom- yelitis, lenghtening, deformitycorrection. Williams & Wilkins; 1991. pp. 42-52.         [ Links ]

3. Aronson J. The histology of distraction osteogenesis using different external fixators. CORR 1989;241:106.         [ Links ]

4. Aronson J. The histology of distraction osteogenesis using different external fixators. CORR 1989;241:106.         [ Links ]

5. Anderson M. Growth and predictions of growth in the lower extremities. JBJS 1963;(45A):10.         [ Links ]

6. Aronson J. Current concepts review. limb-lenghtening,skeletal reconstruction, and bone transport with the Ilizarov method. JBJS A79(8):1243-1258. 1997.         [ Links ]

7. Barquet A. Bone transport with ASIF fixator. J Orthop Trauma 1993;7.         [ Links ]

8. Cañadell J. Bone lengthening:experimental results. JPO 1993;(B2):8-10.         [ Links ]

9. Cierny G, Zorn K. Segmental tibial defects. Comparing convencional and Ilizarov mMethodologies. CORR (301):118-123. 1994.         [ Links ]

10. Court C. en Rockwood and Green. Fracturas en el adulto: fracturas de la tibia y del peroné; 1939-1996. Marbán. 2003.         [ Links ]

11. De Pablos J, Cañadell J. Large experimental segmental bone defects treated by bone transportation with monolateral external distractors. CORR 1994;(298):259-265.         [ Links ]

12. Ebraheim N. Percutaneous bone graft of the tibia. J Orthop Trauma 1991;5.         [ Links ]

13. Ilizarov G. Basic principles of transosseous compression and distraction osteosynthesis. Orthop Travmatol Protez 1971;32  (7-9).         [ Links ]

14. Marsh J. Chronic infected tibial nonunion with bone loss. conventional techniques versus bone transport. CORR 1994;301: 139-46.         [ Links ]

15. Paley D. Ilizarov bone transport treatment for tibial defects. J Orthop Trauma 2000; 14(2):76-85.         [ Links ]

16. Paley D. Ilizarov treatment of tibial nonunions with bone loss. CORR 1989(241):146-65.         [ Links ]

17. Regazzoni P, Ruter A, Brutscher R, Fernandez A, Perren S. New aspects of the Ilizarov concept using AO-ASIF methods. AO/ASIF Dialogue 1989;(2):13-5.         [ Links ]

18. Rozbruch S. Simultaneous treatment of tibial bone and soft-tissue defects with the Ilizarov method. J Orthop. Trauma 2006;20(3):197-205.         [ Links ]