SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.12 número1Lo rioplatense en cuestión: el semanario Marcha y la integración (1955-1959)Redes y constelaciones: perspectivas en torno a las polémicas intelectuales en América Latina índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Bookmark


Cuadernos del CILHA

versión On-line ISSN 1852-9615

Cuad. CILHA vol.12 no.1 Mendoza ene./jun. 2011

 

DOSSIER

Publicaciones y militancia político-religiosa latinoamericana. Las redes de coautoría de Mauricio López y de Ignacio Ellacuría en las publicaciones de la editorial Tierra Nueva (década de 1970)

Publications and Latin American political and religious militancy: Coauthorship networks of Mauricio López and Ignacio Ellacuría in the publications from the Publishing house Tierra Nueva (1970s)

 

Alejandro Paredes

UNCuyo / CONICET, Argentina
aparedes@mendoza-conicet.edu.ar

Recibido: 15-XII-2010
Aceptado: 18-II-2011

 


Resumen: Este artículo describe las redes de coautoría de Mauricio López e Ignacio Ellacuría en las publicaciones de la editorial Tierra nueva en la década de 1970. Tierra Nueva fue una gran difusora del progresismo cristiano latinoamericano en ése periodo. Para reconstruir las redes de López y Ellacuría se analizaron 63 libros publicados en coautoría en la década de 1970 y las revistas: Fichas latinoamericanas (1974), Cristianismo y Sociedad (1970-1975) y Revista Cuadernos de Cristianismo y Sociedad (1976- 1981).
Es el objetivo de este trabajo brindar un aporte a la reconstrucción de la red político-religiosa latinoamericana de los setenta, desde una perspectiva analítica diferente. Para ello, en las redes de Mauricio López y de Ignacio Ellacuría se analizaron: el origen, la cantidad de publicaciones y la trayectoria de cada integrante.

Palabras claves: Redes de coautoría; Militancia político-religiosa; Ecumenismo; Teología de la Liberación.

Abstract: This paper describes the co-authorship networks of Mauricio López and Ignacio Ellacuría in Tierra Nueva's publications in 1970. Tierra Nueva was a great diffuser of Latin American Christian progressivism in that period. To rebuild the networks of Ellacuría and Lopez, it was analyzed 63 books co-authored published in the 1970's and the magazines: Fichas latinoamericanas (1974), Cristianismo y Sociedad (1970-1975) y Revista Cuadernos de Cristianismo y Sociedad (1976- 1981).
It's the aim of this study to make a contribution to the reconstruction of the political-religious network in Latin America of the seventies, from a different analytical perspective. To this end, in the networks Mauricio López and Ignacio Ellacuría were analyzed: the origin, the number of publications and careers of each member.

Keywords: Coauthorship networks; Political and religious militancy; Ecumenism; Liberation Theology.


 

Algunas Premisas metodológicas

El presente trabajo ha implicado la realización de una triangulación metodológica entre la metodología del Análisis de Redes Sociales (ARS) y la Historia de las Ideas.

La Historia del Pasado Reciente, sin desatender el uso de documentación escrita, en general ha priorizado trabajar con técnicas de recolección de las ciencias sociales como las entrevistas, las encuestas o las historias de vida. Estas herramientas, muy útiles para la reconstrucción de escenarios del pasado cercano, presentan a su vez algunos obstáculos debido a la influencia del contexto actual en el informante. En el caso de la reconstrucción de redes en el pasado reciente, es preciso confrontar las técnicas de recolección cualitativas con algún tipo de fuente primaria de la época (documentos institucionales, filmes, prensa, entre otros) para relativizar las percepciones del presente sobre la reconstrucción de redes sociales del pasado. Además, es importante utilizar las mismas fuentes para la reconstrucción de todos los miembros de la red. Si se hace entrevistas para encontrar una red o si se opta por tomar un listado de afiliados a un partido político se debe mantener el mismo método a lo largo de la reconstrucción de toda la red, en caso contrario algunos actores pueden aparecer predominantes sobre otros.

El ARS a su vez puede otorgar a los estudios históricos del pasado reciente herramientas para entender las dinámicas de redes sociales ya inexistentes ya que sitúa al pensador como emergente y portavoz de su contexto. La Historia de las ideas al centrarse en la evolución del pensamiento de la humanidad a través de sus culturas, en muchas ocasiones queda presa de un individualismo metodológico perdiendo de vista al contexto del pensador. De todos modos, optar por la metodología del ARS no implica descartar la riqueza de la individualidad de los miembros de la red (muy importantes para la historia de las ideas) porque pueden utilizarse a través del estudio de los atributos de los miembros de la red. En el marco del proyecto de investigación al que pertenece este artículo, se entendió que la red a la que pertenecían Mauricio López (1919-1977) e Ignacio Ellacuría (1930-1989) era más amplia conformando una red político-religiosa en la que participaban sectores del progresismo cristiano de Europa y América Latina.

Para la reconstrucción de redes sociales desde la metodología del ARS existen dos grandes puntos de partida: el método egocéntrico y el sociocéntrico. El primero consiste en recuperar desde el punto de vista analítico a una red social a partir de uno de sus participantes al cual se lo entrevista sobre el resto de los miembros de la red. El segundo parte del conocimiento de una población total en la cual se indaga sobre la existencia de redes entre sus miembros. Para este trabajo se tenían datos de la población total, que eran los trabajos en coautoría publicados por Tierra Nueva gracias un rastreo realizado en el Instituto Iberoamericano de Berlín. Por esta razón se decidió hacer una reconstrucción sociocéntrica de la red a partir de sus trabajos de coautoría.

El análisis de redes de coautoría es una potente herramienta para analizar la vinculación entre intelectuales contemporáneos. De este modo se han realizado algunos estudios de redes de coautoría para indagar sobre los procesos de cooperación científica (Alcaide González, Alonso Arroyo, González de Dios, Sempere, Valderrama Zurián y Benavent, 2008). Otros estudios parten de las redes encontradas entre los coautores que publican en la misma revista (Chiroque-Solano y Padilla-Santoyo, 2009), como herramienta de comparación de género (Alcaide González, Agulló Calatayud, Valderrama Zurián, y Benavent, 2009) o del comportamiento de los investigadores de distintas disciplinas (Molina, Muñoz Justicia y Domenech, 2002). En nuestro caso, el análisis de redes de coautoría se centró en su impacto como espacio de circulación de ideas y en los procesos de apoyo de una militancia religioso-política.

La militancia político-religiosa de Mauricio López e Ignacio Ellacuría

Mauricio López e Ignacio Ellacuría fueron escogidos por ser líderes cristianos con muchas características en común. Ambos adhirieron a un cristianismo de izquierda y su militancia religiosa tuvo proyección en Latinoamérica y Europa. López era protestante y se comprometió fuertemente con el movimiento ecuménico y el Consejo Mundial de Iglesias. Ellacuría era católico, se consagró como Jesuita y fue uno de los grandes exponentes de la Teología de la Liberación Latinoamericana. Los dos realizaron estudios doctorales y fueron rectores universitarios, M. López de la Universidad Nacional de San Luis (Argentina) e I. Ellacuría de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (El Salvador). Finalmente, tanto López como Ellacuría fueron asesinados por las dictaduras militares de Argentina y El salvador, respectivamente.

Mauricio López (1919-1977) nació en Bahía Blanca, Argentina. Se recibió de licenciado en filosofía en la Universidad Nacional de Cuyo en Mendoza (Argentina) y realizó estudios doctorales en la Facultad de Teología Protestante de París. Entre otras tareas fue Secretario para América Latina de la Federación Universal de movimientos estudiantiles cristianos (FUMEC) y Secretario Adjunto del Departamento de Iglesia y Sociedad del Consejo Mundial de Iglesias, en Ginebra. En 1969 regresó a la Argentina y fue nombrado rector de la Universidad Nacional de San Luis (Argentina). A pesar de las amenazas que recibió tuvo un heroico compromiso con la ayuda a chilenos exiliados luego del golpe militar de 1973 que derrocó al socialista salvador Allende y con los perseguidos políticos argentinos luego del golpe militar en su país en 1976. Desde fines de 1973 hasta comienzo de 1975 ingresaron a Mendoza 107.800 chilenos (Heras, Guillot y Gálvez, 1978, p.13). Ante esta situación, López apeló a las relaciones surgidas con motivo de su participación en el Consejo Mundial de Iglesias, en Ginebra, para organizar la llegada de los exiliados y a partir de 1973, como rector de la Universidad Nacional de San Luis empleó a muchos intelectuales exiliados chilenos. Su desaparición en 1977 estuvo estrechamente vinculada con esto y con la ayuda que prestó a argentinos que huyeron luego de marzo de 1976. En la noche de año nuevo de 1977 fue secuestrado y su paradero no está del todo claro, aunque testigos afirman que murió en una sala de torturas en el centro clandestino de detención llamado "Las Lajas" en la provincia de Mendoza, Argentina (Paredes, 2008).

Ignacio Ellacuría (1930-1989), Vasco de nacimiento pero nacionalizado salvadoreño, al igual que López fue filósofo, teólogo, profesor y rector universitario. Vivió por primera vez en San Salvador a los 19 años, cuando fue enviado al noviciado jesuita de ese país. En 1976 fue designado director de la revista de Estudios Centroamericanos desde allí, un artículo suyo en el que criticó al Gobierno del Presidente Molina por haber retrocedido en su reforma agraria, costó a la Universidad Centroamericana "José Simeón Cañas" la supresión de la ayuda económica estatal. En 1979 fue nombrado rector de esa universidad. Al año siguiente el abierto enfrentamiento entre el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y el Gobierno desató 12 años de guerra civil. Ellacuría, propuso una salida negociada al conflicto salvadoreño. Luego que en 1985 participó, junto al Arzobispo Arturo Rivera y Damas, en el canje de la hija del Presidente Duarte, secuestrada por el FMLN, por presos políticos y heridos de guerra, su papel de mediador entre ambos bandos adquirió gran importancia. En 1989, Alfredo Cristiani ganó las elecciones presidenciales y comenzó las negociaciones de paz. Sin embargo, el 11 de noviembre el FMLN lanzó una gigantesca ofensiva. En ese contexto, la madrugada del día 16, una unidad del Ejército invadió la Universidad y asesinó a Ellacuría y a otros 5 sacerdotes jesuitas, acusándolos de estar vinculados al FMLN (Galiana, 1999-2000).

Se optó por la reconstrucción de las redes de coautoría de López y Ellacuría a partir de la editorial Tierra Nueva por tres razones. La primera es que Tierra Nueva fue una editorial con una fuerte impronta política y religiosa, lo que permitió la publicación de textos pioneros del movimiento ecuménico y de la teología de la liberación. La segunda razón es que tanto Ignacio Ellacuría como Mauricio López publicaron en esa editorial. La tercera razón es que en una entrevista Julio de Santa Ana, amigo personal de Mauricio López, mencionó que fue el director de Tierra Nueva (de Santa Ana, 2007). Esto ilustra la gran cercanía a uno de los dos autores escogido para nuestro análisis.

Las redes de coautoría al interior de la editorial Tierra Nueva en los setenta

En este apartado se hará una breve descripción de las publicaciones que realizó la editorial Tierra Nueva en la década de 1970 y en las redes encontradas a partir de los trabajos en coautoría1.

La editorial Tierra Nueva fue un organismo de difusión de personas vinculadas al Consejo Mundial de Iglesias cuya sede central se encuentra en Ginebra, Suiza, por esta razón sirvió como instrumento de divulgación de pensadores europeos en América Latina. Sus oficinas se encontraban en Montevideo y en Buenos Aires y funcionaron hasta unos años después que los golpes militares de Uruguay (1973) y de Argentina (1976) obstaculizaran cada vez más su tarea. Tierra Nueva publicó libros y revistas. En la década de 1970 los libros aparecieron organizados temáticamente en cinco bibliotecas y tres colecciones. Las bibliotecas eran las siguientes: Biblioteca Popular; Biblioteca Mayor; Biblioteca Científica; Biblioteca Literatura Diferente y Biblioteca Iglesia y Sociedad. Posteriormente aparecieron tres colecciones de libros: Colección Proceso, Colección Iglesia y Desarrollo y la Colección Jesús de Nazaret.

Desde la sede en Buenos Aires, la editorial Tierra Nueva dio origen a revistas de corte ecuménico cristiano. Entre 1966-1967 había sido publicada "Tierra Nueva: Revista bimestral". En la década de 1970 aparecieron las revistas: Cristianismo y sociedad; Cuadernos de Cristianismo y Sociedad y Fichas latinoamericanas. El siguiente cuadro es una síntesis de las publicaciones de la editorial Tierra Nueva en la década de 1970.

Cuadro 1

A partir de las temáticas publicadas puede inferirse el fuerte sesgo latinoamericanista y cristiano de la editorial. Tomando a todas estas publicaciones de la editorial Tierra Nueva se vincularon a los coautores de un mismo texto, en una matriz binaria del programa ucinet 6 y se construyeron las redes de coautorías. De este modo se analizaron 153 autores, 63 libros publicados en coautoría en la década de 1970, como así también los números de las revistas: Fichas latinoamericanas (1974), Cristianismo y Sociedad (1970-1975) y Revista Cuadernos de Cristianismo y Sociedad (1976- 1981). Pudieron reconstruirse seis redes independientes que funcionaron entorno a la editorial Tierra Nueva, abordando temas diferentes. Eran redes en la que intelectuales y militantes americanos y europeos se vincularon alrededor de distintos temas aglutinantes: Una red político-religiosa (que es la red con mayor impacto en las publicaciones de la editorial y que en el cuadro Nº 2 aparece con la letra A). Una red conformada entorno a la preocupación del desarrollo nuclear (marcada en el mismo cuadro con la letra B). Una red de investigadores del Instituto Max Planck que publicaron sobre temas económicos en la revista Cristianismo y Sociedad en el número 3 de 1974 (la red C). Dos redes de literatura fantástica (las redes D y F) y una pequeña que incluye a una polémica sindical uruguaya (la red E). El siguiente cuadro se detiene en las principales características de las redes de coautoría encontradas.

Cuadro 2

A continuación nos detendremos en cada una de las redes. En la red A se encontraban Mauricio López e Ignacio Ellacuría. Esta red estaba formada por 141 trabajos en coautoría construidos por 98 intelectuales y militantes sociales de 27 países. El 70% eran americanos, poco más del 26% eran europeos y el resto asiáticos y africanos. Un cuarto de ellos escribió de dos a ocho trabajos colectivos y sólo 5 eran mujeres. El siguiente cuadro se detiene en los miembros de la red según su país de origen.

Cuadro 3

En conformación de la red B la ayuda del Consejo Mundial de Iglesias fue crucial. En junio de 1974, el Consejo Mundial de Iglesias organizó en Bucarest una Conferencia sobre Ciencia y Tecnología para el Desarrollo Humano que sugirió la iniciación de una investigación sobre las consecuencias de la multiplicación de plantas de energía atómica en el mundo. Así fue organizada la Consulta convocada en la ciudad de Sigtuna (Suecia) en junio de 1975. En ella participaron 37 científicos, tecnólogos, teólogos y políticos provenientes de Cuatro continentes. Una síntesis de los resultados de esta consulta apareció en la revista ginebrina Anticipation, que era una publicación del Consejo Mundial de Iglesias, en mayo y en octubre de 1975 (S/A, 1975). Este material fue corregido y organizado por John Francis y Paul Abrecht (1976). En 1977 Tierra Nueva lo publicó en español pero agregando un análisis sobre la situación de la Energía Nuclear en América Latina (realizado por Jorge A. Sábato y Raúl J. Frydman), una investigación sobre la opinión pública entorno a la Energía nuclear (elaborado por Paul Abrecht) y estudio sobre algunos aspectos morales por John Francis. El próximo cuadro muestra el origen de los coautores.

Cuadro 4

Las cuatro redes restantes son más pequeñas. La red C es una publicación sobre la internacionalización del capital y el trabajo, que era parte de la investigación que realizaba el grupo "desarrollo y Subdesarrollo" en el Max-Planck-Institut de la República Federal de Alemania. Sus coautores son tres alemanes y un chileno hijo de alemanes. Las redes D y F se refieren a coautorías publicadas en la Biblioteca Literatura Diferente de Tierra Nueva. La estética predominante en las obras era un surrealismo suave. La red D está compuesta por tres escritores estadounidenses y un uruguayo. En la red F también participan tres escritores estadounidenses y un uruguayo pero además un autor español. Finalmente, la red E es un libro producido por dos uruguayos sobre los enfrentamientos dentro del movimiento sindical en ese país entre 1969 y 1973. Este cuadro, al igual que los anteriores describe a sus autores por nacionalidad.

Cuadro 5

López y Ellacuría en las redes de coautoría de las publicaciones de la editorial Tierra Nueva

López y Ellacuría pertenecieron a la red de coautoría A cuyos autores se habían centrado en analizar los procesos sociales latinoamericanos desde una perspectiva política y religiosa (ver los cuadros Nº 2 y 3 del apartado anterior).

Las imágenes de las redes sociales se llaman "grafos" y nacen de softwares específicos para el ARS (algunos de ellos son Ucinet, Egonet, Pajek o Visone) en la que se construye una matriz binaria de las relación que se quiere ilustrar. En este caso, todos los grafos fueron realizados con el programa UCINET 6 a partir de una matriz de datos cargada con las coautorías encontradas en las publicaciones de la editorial Tierra Nueva en la década de 1970. En el gráfico que aparece a continuación puede apreciarse la ubicación de Mauricio López e Ignacio Ellacuría en el interior de la red A.

Gráfico 1

En el grafo se ha repetido en forma ampliada los nombres de Ellacuría y López para facilitar su ubicación en la trama. Cada nodo representa a un autor que ha publicado en Tierra Nueva en coautoría y cada lazo la vinculación entre autores que escribieron un mismo texto. El color de los nodos remite al origen del autor, la supremacía de nodos rojos en la red muestra la alta presencia de latinoamericanos, seguido por europeos (nodos azules). Los lazos permiten apreciar distintos niveles de integración a la red. De hecho hay autores que están ligados a un solo autor (Harvey Cox, Raúl Macín, entre otros) y otros que fueron coautores junto a una gran cantidad de miembros de la red como Julio de Santa Ana que está vinculado a 49 personas (recordemos que Santa Ana fue director de Tierra Nueva) o Gonzalo Castillo Cárdenas y Hugo Assmann, ambos enlazados a 32 autores.

En la red A también pueden encontrarse cliques o subgrupos, dos de ellos por ejemplo, son fácilmente identificables en la parte superior de la red ya que se han vinculado al resto gracias a un solo nodo. Nos referimos al subgrupo unido a través de Gonzalo Castillo Cárdenas y a un clique menor conectado por Iván Ilich. Otros es más difícil verlos. En total existen 18 subgrupos, caracterizados por una fuerte relación interna y una débil relación con el resto de la red. Algunos de estos cliqués se articularon alrededor de teólogos, pedagogos, economistas, de modo que pueden pensarse a cada cliqué como "colegios invisibles" que actúan como un espacio de intercambio entre intelectuales envueltos por las mismas preocupaciones. Se entiende por colegios invisibles a comunidades informales de personas que estudian un mismo tema, se relacionan entre ellos e intercambian información. Los colegios invisibles pueden manifestar distintas jerarquías entre sus miembros según las trayectorias individuales o desempeños profesionales. Las posiciones centrales de un colegio están ocupadas por los autores de mayor producción y visibilidad, ellos actúan como principales receptores y difusores de información (Iñiguez; Muñoz; Peñaranda y Martínez, 2006). Analizar las egonets de Mauricio López y de Ignacio Ellacuría permitirá ver los miembros del subgrupo al que pertenecían o, en otras palabras, al colegio invisible en el que participaban.

La egonet de Ignacio Ellacuría en las publicaciones de la editorial Tierra Nueva

A través del análisis de las egonet de coautorías se pueden detectar a los colegios invisibles porque al estudiar la egonet se pueden comprender las contribuciones entre los autores. La egonet es una red que consta de un nodo central llamado ego, los nodos con quien él está directamente unido (llamado alter2) y los lazos, si existen, entre los alter. A su vez, cada alter de una egonet tiene su propia red en la que pasa a ser un ego, y todo (el ego y las redes de los alter) se entrelazan para formar la red social humana (Borgatti 1998). Si tomamos un nodo cualquiera dentro de la red de coautorías de la década de 1970 que publicaron en la editorial Tierra Nueva, con el software Netdraw, podemos visualizar su egonet. En nuestro caso, tomaremos como egos a Ellacuría y a López para reconstruir sus egonets. El grafo de la Egonet de Ellacuría es el siguiente:

Gráfico 2

La obra que enlaza a todos estos autores con Ellacuría es el libro "Jesús: ni vencido ni monarca celestial: imágenes de Jesucristo en América Latina" publicado en 1977 por la editorial Tierra Nueva y escrito por todos los miembros de la egonet. El libro consta de una presentación de José Míguez Bonino llamada ¿Quién es Jesucristo hoy en América Latina? y de cuatro partes. En la primera, que se titula "Los Cristos de América Latina", escriben Jaci Maraschin (Jesucristo en la música popular brasileña), Leonardo Boff (Las imágenes de Jesús en el Cristianismo liberal del Brasil), João Dias de Araujo (Imágenes de Jesucristo en la cultura del pueblo brasilenÞo) y Saúl Trinidad junto a Juan Stam (El Cristo de la predicación evangélica en América Latina). La segunda parte se titula con una pregunta: ¿Qué significan esos Cristos latinoamericanos? Allí participan Saúl Trinidad (Cristología-conquista-colonización), Pedro Negre Rigol (Cristología popular) y Georges Casalis (Jesús). La tercera parte, Cristo y la política, consta de capítulos de Ignacio Ellacuría (Carácter político de la misión de Jesús), Segundo Galilea (La actitud de Jesús ante la política) y Severino Croatto (La dimensión política del Cristo libertador). El libro culmina con la sección Reflexión teológica y pastoral, en la que intervienen Hugo Assmann (La actuación histórica del poder de Cristo), Raúl Vidales (¿Cómo hablar de Cristo hoy?) y Lamberto Schuurman (Cristología en América Latina).

La egonet está conformada por autores procedentes de tres contextos socioculturales marcadamente diferentes: Europa, América Latina y América Anglosajona. Aunque todos ellos se preocuparon por diferentes aspectos de Latinoamérica. Otra característica es que sus miembros son grandes exponentes de la Teología de la Liberación Latinoamericana. Son todos varones, mostrando el predominio del hombre en las reflexiones teológicas y planteando un interrogante sobre el rol de la mujer en la Iglesia Católica, una institución altamente patriarcal y jerárquica.

La presencia en la editorial Tierra Nueva a través de publicaciones en coautorías durante la década de 1970 fue desigual para los integrantes de la egonet de Ellacuría. El 57% de la egonet sólo publicó un trabajo, el 14% de 2 a 4, el 22% realizó entre 5 y 7 escritos y el 7% restante (se trata de un solo caso, Assmann) publicó 8 trabajos en cautoría. El siguiente cuadro expone la cantidad de publicaciones en esa editorial y en ese periodo según la nacionalidad de cada autor.

Cuadro 6

Según su origen, la red está conformada por escritores de 8 países y puede apreciarse que el 71% de la red está compuesta por americanos y el 29% restante por europeos. La mayoría sólo publicó un trabajo en coautoría en Tierra Nueva durante los setenta. A continuación describiremos brevemente las biografías de los miembros de la egonet de Ellacuría para comprender el carácter marcadamente religioso de la red.

Los latinoamericanos que componen la red son cuatro brasileños, dos argentinos, un chileno y un mexicano. Los cuatro brasileños que participan de la egonet son: Assmann, Boff, Dias de Araujo y Maraschin. Hugo Assmann, nació en Brasil en 1933. Fue Sacerdote católico, doctor en teología y licenciado en sociología. Trabajó como coordinador del Instituto de Teología de São Paulo, secretario de Estudios teológicos e ideológicos de ISAL por tres años y fue uno de los promotores de la creación del DEI de Costa Rica. Estuvo exiliado en Uruguay, Chile y Costa Rica. Leonardo Boff nació en Concordia, Brasil, en 1938. Fue un Teólogo y filósofo franciscano. En 1970 se doctoró en Teología y Filosofía en la Universidad de Munich. Es doctor Honoris Causa en Política por la Universidad de Turín (Italia) y en Teología por la Universidad de Lund (Suecia) y recibió el premio Nóbel Alternativo en 2001. Es uno de los fundadores de la Teología de la Liberación y debido a su pensamiento teológico en 1985 fue condenado por la Sagrada Congregación para la Defensa de la Fe a la suspensión de sus actividades académicas por un año. Si bien la presión internacional obligó al vaticano a levantar la suspensión, en 1992 se le volvió a obligar al silencio, razón por la cual dejó la orden franciscana y trabaja como profesor en la Universidad del Estado de Río de Janeiro. Es autor de más de 60 libros. Junto a Assman fue uno de los principales exponentes de la teología de la liberación. El Reverendo João Dias de Araújo fue un teólogo de la Iglesia Presbiteriana Unida de Brasil, trabajó principalmente en Bahía y fue un activo participante del Consejo mundial de Iglesias. Jaci Maraschin fue profesor de la Universidad Metodista de São Paulo por 35 años. Pastor de la Iglesia Anglicana, filósofo y doctor en Ciencias de la Religión por la Universidad de Estrasburgo. Se dedicó al estudio de las relaciones entre la teología y la cultura y compuso varias canciones cristianas. Con respecto a los argentinos (Croatto y Míguez Bonino). Severino Croatto nació en Córdoba (Argentina) en 1930. Fue sacerdote Vicentino. Estudió en Buenos Aires (Teología, 1954), Roma (Ciencias Bíblicas, 1955-58) y Jerusalén (Historia de Oriente, Arqueología, 1957-58). Se especializó en lenguas semíticas (hebreo, arameo, ugarítico, árabe, acádico). Fue profesor titular en la Universidad de Buenos Aires, en la Universidad Nacional de Salta y en el ISEDET (fue el primer profesor titular católico en este instituto de teología evangélico). José Míguez Bonino, fue Doctor y profesor de teología. Fue el único observador protestante en el Concilio vaticano II. Fue rector del ISEDET (Argentina). El teólogo chileno Segundo Galilea nació en 1928, se ordenó sacerdote en 1956. A principios de los años 60 trabajó en la preparación de misioneros en Cuernavaca, México. Colaboró con el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) desde 1963. Fue director del Instituto Pastoral Latinoamericano (IPLA), dependiente del CELAM y desde el cual promovió la difusión la visión del Concilio Vaticano II. En 1997 fue nombrado por el arzobispo de Santiago de Chile. En el año 2000 partió para Cuba donde fue director espiritual del seminario de San Carlos. Finalmente, el teólogo mexicano Raúl Vidales (tal vez el menos conocido de este grupo) ha estudiado la religiosidad popular y ha participado de investigaciones vinculadas al Centro Bartolomé de las Casas en Lima.

Con respecto a los estadounidenses S. Trinidad y J. Stam. Saúl Trinidad es un teólogo protestante metodista y miembro del Plan Nacional para el Ministerio Hispano de las iglesias Metodistas Unidas en los EEUU. Juan Stam es un Teólogo protestante que de joven se radicó en Costa Rica, es miembro de la Fraternidad Teológica Latinoamericana. Estudió Historia en la Universidad de Wheaton, hizo una maestría en Nuevo Testamento en el Seminario Fuller y un doctorado en la Universidad Basilea, Suiza. 

Los europeos, además del propio Ellacuría son: L. Schuurman, G. Casalis y Negre Rigol. Lambert Schuurman había nacido el 19 de julio 1931 en Rotterdam. Estudió teología en la Universidad Libre de Amsterdam y fue pastor en distintos lugares de Holanda. En 1966 fue enviado a Buenos Aires (Argentina) y se desempeñó como profesor de Ética de la Facultad de Teología Evangélica. Un año después del golpe militar en Argentina de 1976, Schuurman regresó a Holanda donde fue profesor titular en la Universidad de Teología de Kampen. El Dr. George Casalis nació en París en 1917, era profesor de teología protestante en París. También fue Presidente del Comité de Solidaridad Francia-Nicaragua. Falleció en Managua en 1987 cuando se encontraba en ese país. El FSLN otorgó a Casalis la militancia póstuma. El tercer europeo era Pedro Negre Rigol, un Sacerdote Oblato, sociólogo y teólogo fue Profesor Titular de la Universidad de Barcelona. Se dedicó a la teología y a al sociología de la religión.

Como síntesis de la información biográfica puede afirmarse que la egonet de Ellacuría se reparte en forma equitativa entre autores protestantes y católicos. Que sus miembros tienen una alta formación académica y que sin lugar a dudas se encuentran los más altos exponentes de la teología de la liberación latinoamericana, entre ellos el mismo Ellacuría. Finalmente, los autores que no son latinoamericanos han vivido o han trabajado en Latinoamérica (en el caso de Saúl Trinidad, trabaja con latinos que viven en los Estados Unidos).

La egonet de Mauricio López en las publicaciones de la editorial Tierra Nueva

De modo similar al realizado con Ellacuría se analizará la egonet de Mauricio López, comenzando por el grafo de la egonet.

Gráfico 3

La obra en la que participan todos los miembros de la egonet de López es el libro "De la Iglesia y la sociedad", publicado en 1971. El libro está compuesto por un prólogo escrito por Emilio Castro y capítulos escritos por Rubem A. Alves (Función ideológica y posibilidades utópicas del protestantismo en Latinoamérica), Richard Shaull (Iglesia y Teología en la vorágine de la revolución), Leopoldo Niilus (El éxodo como el génesis de la revolución), Mauricio López (La liberación de América Latina y el cristianismo evangélico), Julio Barreiro (Dominación, dependencia y desarrollo solidario), Pierre Furter (de la dominación cultural al desarrollo cultural), Julio de Santa Ana (de la movilización de los recursos humanos a la creación de una sociedad humana), Gonzalo Castillo (La liberación, el nuevo hombre de la paz), Waldo Luis Villalpando (La utopía de la opinión pública), Christian Lalive (Penetración ideológica y prensa protestante el caso de la "primicia evangélica"), Sergio Arce Martinez (¿Es posible una teología de la revolución?), Hiber Conteris (presencia cristiana en la sociedad secular) y Theo Tschuy (El Consejo Mundial de Iglesias y América Latina).

En la egonet de Mauricio López aparecen autores ligados al Consejo Mundial de Iglesias (CMI) e Iglesia y Sociedad para América Latina (ISAL). Se trata de líderes americanos y europeos del movimiento ecuménico. En este caso también está formada solo por varones. El 78% de ellos eran americanos el resto europeos. La totalidad de los europeos eran suizos: T. Tschuy, C. Lalive y P. Furter. Esto se debe a que la sede central del Consejo Mundial de Iglesias se encuentra en Ginebra (Suiza) y muchos de los coautores latinoamericanos (López; de Santa Ana y Villalpando) también vivieron en Ginebra cuando trabajaron en esa institución.

En cuanto a la cantidad de publicaciones en coautoría en Tierra Nueva durante los setenta, el 57% realizó de 2 a 4 contribuciones en coautorías, el 29% sólo una vez participó y el 14% realizó de 5 a 8 trabajos. El cuadro número 7 analiza a los miembros de la egonet de Mauricio López según su país de origen y la cantidad e coautorías en la que participó.

Cuadro 7

La egonet de Mauricio López aparece compuesta por autores de 7 países. Poco más de la mitad de ellos participó publicando de dos a cuatro trabajos. Los coautores con mayor cantidad de publicaciones son los uruguayos Julio de Santa (que fue director de la editorial Tierra Nueva) y Julio Barreiro, editor responsable de la Revista Cristianismo y Sociedad que publicó la editorial entre 1970 y 1975.

La militancia ecuménica queda manifiesta al observar los aspectos biográficos de los miembros de la egonet. Comenzaremos por los latinoamericanos.

Los cuatro uruguayos presentes en la egonet fueron iniciadores del movimiento Iglesia y Sociedad en América Latina (ISAL) y por ello sintieron el impacto de la dictadura militar uruguaya que comenzó en los setenta. Hiber Conteris, Julio Barreiro y Emilio Castro sufrieron la prisión política y Julio de Santa Ana tuvo que exiliarse a Suiza. Conteris nació en 1933 en Uruguay. Estudió Filosofía y Letras y es Doctor por la École Pratique des Hautes Études de la Sorbona. Fue Profesor en la Universidad de la República (Uruguay), la Universidad de Wisconsin y en la Universidad de Arizona. La dictadura militar uruguaya lo apresó por ocho años. Fue integrante de ISAL. Julio Barreiro, protestante metodista, fue uno de los fundadores de ISAL, editor de la revista Cristianismo y Sociedad, investigador y catedrático uruguayo (Duque, 2005). El Dr. Emilio Castro, teólogo y pastor ecuménico optó por la lucha armada uruguaya en los setenta lo que luego le costó la prisión. Entre otras actividades participó en la Asociación Sudamericana de Instituciones Teológicas (ASIT) y el Movimiento por la Unidad Evangélica Latinoamericana (Unelam). En 1984 fue Secretario General del Consejo Mundial de Iglesias. Julio de Santa Ana, fue un activo militante ecuménico fue director de la editorial Tierra Nueva, participó en FUMEC y fue Coordinador de estudios de la comisión sobre la participación de las iglesias en el desarrollo, del CMI. Los argentinos también son tres, López (en él no ahondaremos), Niilus y Villalpando. El abogado Leopoldo Niilus se desempeñó como Secretario General de Iglesia y Sociedad en América Latina (ISAL) y como director de la Comisión de Asuntos Internacionales del CMI. Waldo Villapando fue miembro del CMI y doctor en Ciencias jurídicas. El resto de los latinoamericanos son: Alves, Castillo Cárdenas y Arce. Rubem Alves nació en Brasil en 1933. Hizo su doctorado en teología en el Princeton Theological Seminary (Estados Unidos) en 1968. Protestante y muy influenciado por Harvey Cox, sus reflexiones se sumaron a la teología de la liberación y al movimiento ecuménico ya que participó de ISAL. El reverendo presbiteriano Gonzalo Castillo Cárdenas fue sociólogo de la religión e Investigador indigenista. Miembro del Comité para la defensa del indígena de Bogotá. Junto a Fals Borda y Augusto Libreros fundó la "Rosca de investigación y acción social". El cubano Sergio Arce Martinez (S/A, 2000), fue profesor de Teología en el Princeton Theological Seminary. Posteriormente regresó a Cuba fue el creador de la Teología en la Revolución. Se doctoró en Filosofía y Letras de la Universidad de La Habana y obtuvo un doctorado Honoris Causa en Teología de la Universidad Carolina de Praga (República Checa). En 1968, fue nombrado vicepresidente de la Conferencia Cristiana Por la Paz y también ha sido elegido diputado cubano por tres períodos consecutivo.

El único estadounidense es Richard Shaull, también fue miembro del CMI y de FUMEC, fue un misionero presbiteriano que trabajó en Colombia y especialmente en Brasil en la década de 1960. Shaull salió de Brasil en 1962, tras ser expulsado como profesor del Seminario Presbiteriano de Campinas y durante 20 años no pudo volver por razones políticas, hasta 1982. En los últimos años, Shaull enseñó en el Seminario Teológico de Princeton.

Los europeos de la red son los suizos T. Tschuy, C. Lalive y P. Furter todos ellos vinculados al Consejo Mundial de iglesias cuya sede central se encuentra en Ginebra. Theo Tschuy fue un pastor Metodista suizo, que entre 1961 y 1971 fue Secretario para América Latina del Consejo Mundial de Iglesias y secretario general asociado de SODEPAX, una comisión mixta para la Sociedad, el Desarrollo y la Paz en la que participaba el CMI y la Iglesia Católica Romana. A partir de 1980 fue el responsable del Programa para los Derechos Humanos de las Iglesias. Christian Lalive d'Epinay, sociólogo de la religión suizo, trabajó muchos años en Latinoamérica y el Caribe como asesor de ISAL (Iglesia y sociedad para América Latina). También colaboró con FUMEC-Latinoamérica (FUMEC es la sigla de la Federación universal de movimientos estudiantiles Cristianos). En su país fue el fundador del Centro de Gerontología de la Universidad de Ginebra. Finalmente, Pierre Furter nació en Suiza en 1931. Estudió filosofía y pedagogía en las universidades de Lausana y Neuchatel. Se especializó en literatura comparada en Lisboa, Zurich y Recife. Después de doctorarse en filosofía de la educación, trabajó durante largo tiempo en América latina, primero en Brasil, luego en Venezuela. Fue profesor en la Universidad de Ginebra, presidente de la Sociedad Suiza para la Investigación Educativa y vicepresidente de la Asociación Francófona de Educación Comparada. Ha sido experto de la UNESCO, consultor del Instituto Internacional de Planificación Educativa de París y representante de la Confederación Suiza en diversas conferencias internacionales sobre educación. Al igual que Christian Lalive d'Epinay fue asesor de Isal.

En este caso la totalidad de la egonet está compuestas por protestantes que se vincularon a las instituciones que promovieron el ecumenismo en los setenta, es decir el Consejo Mundial de Iglesias, Iglesia y Sociedad en América Latina (ISAL) y Federación Universal de movimientos estudiantiles cristianos (FUMEC).

Conclusiones

Las publicaciones de la editorial Tierra Nueva divulgaron las reflexiones del progresismo cristianismo de los setenta a las que pertenecieron M. López y Ellacuría que proponían la modificación de la realidad para alcanzar sociedades más justas. Sus vidas tienen muchos puntos de contactos. Ambos se comprometieron hasta poner en riesgo sus vidas con un cristianismo de izquierda, los dos realizaron estudios doctorales, fueron rectores universitarios y fueron asesinados por las dictaduras militares latinoamericanas.

Comparando las dos egonet Ellacuría aparece más ligado al núcleo duro de la teología de la liberación latinoamericana y López al movimiento ecuménico. Paradójicamente la red de Ellacuría es más ecuménica que la López ya que es una red compuesta por católicos y evangélicos, en tanto que la del argentino solo está compuesta por protestantes. Los tamaños de las redes son similares aunque la de Ellacuría es levemente superior en la cantidad de países en la que se extendió.

En cuanto a los orígenes de los autores. En la egonet de Ellacuría es un poco mayor la presencia de europeos y estadounidenses que en la de López. Con respecto a los latinoamericanos en la red del español se destaca la presencia de brasileños mientras que en la egonet de López sobresalen la cantidad de argentinos y uruguayos.

Respecto a la cantidad de coautorías en las que participaron. Más de la mitad de los miembros de la egonet de Ellacuría sólo publicó una vez en Tierra Nueva durante los setenta. Esto implica que para muchos su participación en la editorial se redujo a la publicación del libro "Jesús: ni vencido ni monarca celestial: imágenes de Jesucristo en América Latina" (1977). En la red de López más de la mitad ha publicado de dos a cuatro coautorías. El siguiente cuadro compara el origen y la cantidad de publicaciones en los miembros de las egonets de Ellacuría y López.

Cuadro 8

Finalmente, comparando la información biográfica ambas redes están compuestas por latinoamericanistas religiosos. Todos tienen una sólida formación teológica y han optado por un cristianismo de izquierda que a su vez han enriquecido con sus militancias y reflexiones. Los autores protestantes se han vinculado fuertemente con el Consejo Mundial de Iglesias, Iglesia y Sociedad en América Latina (ISAL) y Federación Universal de movimientos estudiantiles cristianos (FUMEC) en tanto que los católicos han tenido problemas con el vaticano que cuestionó fuertemente a la Teología de la Liberación3.

Notas

1 Un análisis mucho más profundo sobre Tierra Nueva y sus redes de coautoría ha sido realizado por el autor de este artículo en un libro compilado por Claudio Maíz y Álvaro Fernández Bravo (2009).

2 Su plural es "alteri"

3 Fuentes utilizadas:

Escritas:
- 63 libros publicados por la editorial Tierra Nueva en la década de 1970
- Revistas Fichas latinoamericanas (1974)
- Revistas Cristianismo y Sociedad (1970-1975)
- Revistas Cuadernos de Cristianismo y Sociedad (1976-1981)

Orales:
- Entrevista a Julio de Santa Ana, Ginebra Suiza, 2007

Bibliografía

1. Alcaide González, Gregorio; Alonso Arroyo, A.; González de Dios, J.; Sempere, A.; Valderrama Zurián, Juan Carlos y Benavent Rafael Aleixandre. "Redes de coautoría y colaboración institucional en Revista de Neurología". Revista de neurología, v. 46, n. 11, 2008: 642-651.         [ Links ]

2. Alcaide González, Gregorio; Agulló Calatayud, Víctor; Valderrama Zurián, Juan Carlos y Benavent, Rafael Aleixandre. "Participación de la mujer y redes de coautoría en las revistas españolas de Sociología".   REIS Revista Española de Investigaciones Sociológicas, n. 126, 2009: 153-166.         [ Links ]

3. Borgatti, S., Everett, M., Freeman, L. Ucinet for Windows: Software for Social Network Analysis. Harvard, MA: Analytic Technologies, 2002.         [ Links ]

4. Borgatti, Steve. "Social Network Analysis Instructional", 1998. En línea: www.analytictech.com/networks/egonet.htm (26/01/09).         [ Links ]

5. Castro, Emilio et-al. De la Iglesia y la sociedad. Montevideo: Tierra nueva, 1971.         [ Links ]

6. Chiroque-Solano, Richard y Padilla-Santoyo, Paola. "Análisis de coautoría en la revista Biblios: Una aproximación desde Google Scholar". Biblios, n. 33 - 34, 2009.         [ Links ]

7. Duque, José. "Julio Barreiro In Memoriam". Pasos n. 121. DEI, Departamento Ecuménico de Investigaciones: Costa Rica. Septiembre-Octubre, 2005.         [ Links ]

8. Francis, John y Abrecht, Paul. Facing up to nuclear power: A contribution to the debate on the risks and potentialities of the large-scale use of nuclear energy. Edinburgh: Saint Andrews Press, 1976.         [ Links ]

9. Galiana, José Mora. Para leer a Ignacio Ellacuría. En línea:: www.ensayistas.org/filosofos/spain/ellacuria/critica/mora-g1.htm, 1999-2000 (14/2/2011).         [ Links ]

10 . Heras, Eduardo; Guillot, Daniel y Galvez, Rodolfo. Migración Tradicional y Migración de Crisis. Una década de afluencias bolivianas y chilenas a Argentina y la región cuyana (1965-1975). Mendoza: Pispal, 1978.         [ Links ]

11. Iñiguez, Lupicinio; Juan Muñoz, Peñaranda, María Carmen y Martínez, Luz María. "La psicología social en España: estructuras de comunidades". REDES, Vol. 10, n. 3, Junio 2006.         [ Links ]

12. Míguez Bonino, José et-al. Jesús: ni vencido ni monarca celestial: imágenes de Jesucristo en América Latina. Buenos Aires: Tierra Nueva, 1977.         [ Links ]

13. Molina, José Luis; Muñoz, Juan Manuel y Domenech, Miquel. "Redes de publicaciones científicas. Un análisis de la estructura de coautorías". REDES Revista hispana para el análisis de redes sociales, Vol. 001. 1,  enero 2002.         [ Links ]

14. Paredes, Héctor Alejandro. Mauricio Amílcar López. Biografía y escritos sobre las revoluciones en América Latina. Qellqasqa: Mendoza, 2008.         [ Links ]

15. Paredes, Héctor Alejandro. "Redes de coautorías entre Europa y Latinoamérica en la editorial Tierra Nueva (década de 1970)". En: Claudio Maíz y Álvaro Fernández Bravo (editores). Episodios en la formación de redes culturales en América latina. Buenos Aires: Prometeo, 2009: 191-234.         [ Links ]

16. S/A. "Facing up to nuclear power" en: Anticipation, Ginebra: World Council of Churches, 21/10/1975, 43 p.         [ Links ]

17. s/A. "Teólogo cubano recibe homenaje por sus 80 años de edad". cristianos.com, Jueves, 1/4/00, En línea: http://cristianos.com/2004/04/teologo-cubano-recibe-homenaje-por-sus-80-anos-de-edad/        [ Links ]