SciELO - Scientific Electronic Library Online

SciELO - Scientific Electronic Library Online

Referencias del artículo

SANZ CAMANES, Porfirio. La diplomacia beligerante: Felipe IV y el Tratado Anglo-Español de 1630. Cuad. hist. Esp. [online]. 2009, vol.83, pp. 225-245. ISSN 1850-2717.

    1 La política filipina desplegada y mantenida sobre los órdenes político-estratégico, ideológico y económico, traducidos en el carácter inalienable de las tierras patrimoniales, en razones dinástico-religiosas y en el monopolio de la navegación con las Indias Occidentales, iba a verse cada vez más cuestionada en el noroeste Atlántico por la Inglaterra de Isabel I. Véase, Fernández Álvarez, M., Poder y sociedad en la España del Quinientos, Madrid, Alianza Editorial, 1995, p. 244. [ Links ]

    2 Véase, Fernández Álvarez, M., Felipe II y su tiempo, Madrid, Espasa Calpe, 1998. [ Links ]

    3 La España de Felipe III ha sido recientemente objeto de la atención historiográfica en distintos congresos y reuniones científicas. La obra más completa de los últimos años es la dirigida por Martínez Millán, J., y Visceglia, M. A., con el título: La monarquía de Felipe III, Madrid, Fundación MAPFRE-Instituto de Cultura, 2008. Los cuatro densos volúmenes están dedicados a: La casa del Rey (vols. I y II), la Corte (vol. III) y los reinos (vol. IV). [ Links ]

    4 Recurrimos nuevamente al clásico estudio pero no por ello menos útil de: Thompson, I. A. A., Guerra y decadencia: Gobierno y administración en la España de los Austrias, 1560-1620, Barcelona, Crítica, 1981. [ Links ]

    5 Una buena síntesis de las relaciones internacionales durante la Edad Moderna puede verse en: Rivero Rodríguez, M., Diplomacia y relaciones exteriores en la Edad Moderna. De la cristiandad al sistema europeo, 1453-1794, Madrid, Alianza Editorial, 2000. [ Links ]

    6 Los principios de reputación y de conservación que R. A. Stradling ha traducido en las expresiones modernas de "prestigio" y "seguridad". Véase, R. A. Stradling, Europa y el declive de la estructura imperial española, 1580-1720, Madrid, Cátedra, 1983, p. 42. [ Links ]

    7 Cit. por Alcalá-Zamora, J., "La política exterior de España en el siglo XVII", Estudios, 80/ 81, 1983, pp. 150-151. [ Links ]

    8 El excelente estudio sobre el valido de J .H. Elliott clarifica mucho la serie de actitudes y ambiciones desplegadas durante estos años por el conde duque. Véase, Elliott, J. H., El conde-duque de Olivares. El político en una época de decadencia. Barcelona, Crítica, 1990. [ Links ]

    9 El proyecto de la Unión de Armas puede seguirse en: Elliott, J. H., El conde-duque de Olivares..., pp. 251-283. [ Links ]

    12 Remitimos aquí al el excelente recopilatorio auspiciado en su momento por A. Domínguez Ortiz, quien recogió las conferencias del ciclo anual que sobre Historia Moderna organizó el Centre d'Estudis d'Història Moderna, "Pierre Vilar" en 1989. Véase, Simón Tarres, A., Gil, X., Elliott, J. H., et alii., 1640: La Monarquía hispánica en crisis, Barcelona, Crítica, 1992. [ Links ]

    13 Elliott, J .H., España y su mundo, 1500-1700. Madrid, Alianza Editorial, 1990. p. 165. [ Links ]

    14 Con un mayor detalle de lo transcurrido en estas dos décadas, véase Sanz Camañes, P., "España e Inglaterra: conflicto de intereses y luchas de poder entre 1585 y 1604", en Porfirio Sanz, (Coord.), La Monarquía Hispánica en tiempos del Quijote, Madrid, 2005, pp. 557-592. [ Links ]

    15 Sanz Camañes, P., "España ante las paces del Norte a comienzos del siglo XVII. Del Tratado de Londres a la Tregua de Amberes", Cuadernos de Historia de España, nº LXXXI, 2007, pp. 113-134 [ Links ]

    16 Véase, Sanz Camañes, P., Diplomacia hispano-inglesa en el siglo XVII. Razón de Estado y relaciones de poder durante la Guerra de los Treinta Años, 1618-1648, Cuenca, Servicio de Publicaciones de la Universidad de Castilla-La Mancha, 2002. [ Links ]

    18 La recuperación del Palatinado para su yerno Federico, elector palatino y luterano como él, se convirtió a comienzos de la década de 1620 en una cuestión de prestigio, para un monarca que se consideraba el máximo adalid del protestantismo en Europa. El interés inglés por el Palatinado fue exclusivamente personal y religioso. Inglaterra no poseía ni una piedra o fortaleza en Alemania, su comercio no se había visto afectado y no había ingleses allí que fueran amenazados. Cfr. White, A. W., Suspension al Arms: Anglo-Spanish Mediation in the Thirty Years War, 1621-1625, Unpublished PhD, Tulane University, 1978, p. 574. [ Links ]

    20 Quizá por ello, entre 1624 y 1626 el balance militar español en los Países Bajos resultó tan favorable que los fundamentos económicos de los holandeses, basados en su control comercial del Báltico y del Mar del Norte, se erosionaron con gran rapidez. Cfr. Allen, P. C., Felipe III y la Pax Hispanica, 1598-1621, Madrid, Alianza Editorial, 2001, p. 322. [ Links ]

    21 Su paso por diversos consejos (Hacienda, en 1606; Guerra, en 1621; y Estado, en 1623), su nombramiento como embajador en Inglaterra (1613-1622) –a excepción de los años 1618 y 1619 en que regresó a España para recuperarse de una enfermedad–, su posterior designación como mayordomo de Felipe IV (1623), y su nombramiento con el cargo de Gobernador y Capitán general de Galicia, en 1625, cerrarían un brillante cursus honorum en la administración española. Nos dedicamos por extenso a su figura en: Sanz Camañes, P., "Burocracia, corte y diplomacia: el conde de Gondomar, embajador de España", en Aranda Pérez, F. J., Letrados, juristas y burócratas en la España Moderna, Cuenca, Servicio de Publicaciones de la Universidad de Castilla-La Mancha, 2005, pp. 397-434. [ Links ]

    26 Véase el estudio clásico de: Maltby, W. S., La leyenda negra en Inglaterra, México, F.C.E,, 1982. [ Links ]

    27 Cit. Sánchez Cantón, F. J., Don Diego Sarmiento de Acuña, Conde de Gondomar, 1567-1626, Madrid, 1935, pp. 34-36. [ Links ]

    30 Bartolomé Benito, F., Don Diego Sarmiento de Acuña. Conde de Gondomar. El Maquiavelo español, Gijón, Ediciones TREA, 2005, p. 115. [ Links ]

    31 Véase, Seeley. J. R., The Growth of the British Policy. An Historical Essay, New York: Macmillan and company, 1895, vol. I. p. 280. [ Links ]

    32 La visita a Madrid ha sido descrita al detalle gracias tanto a sus participantes directos como a escritores contemporáneos que le dedicaron no pocas páginas. Una acertada descripción, en: Cogswell, Th., "England and the Spanish Match", en Cust, R., y Hughes, A. (Eds.)., Conflict in Early Stuart England. Studies in Religion and Politics, 1603-1642, London, New York, Longman, 1989, pp. 107-133. [ Links ]

    33 Kamen, H., y Perez, J., La imagen internacional de la España de Felipe II: "Leyenda negra" o conflicto de intereses, Valladolid, Universidad de Valladolid, 1980, pp. 37-38. [ Links ]

    34 Tras el fracaso de las negociaciones del matrimonio anglo-español se desató en Inglaterra una virulenta propaganda anti-española, sobre todo acaudillada por algunos libelistas como Thomas Scott, uno de los mayores defensores de la llamada leyenda negra en contra de España. Cfr. Sharpe, K., The Personal Rule of Charles I, New Haven: Yale University Press, 1992, pp. 5-6. [ Links ]

    35 Cogswell, Th., The Blessed Revolution. English Politics and the Coming of the War, 1621-1624, Cambridge, Cambridge University Press, 1989, pp. 13-14. [ Links ]

    36 La trama, basada en torno a la fracasada boda, atacaba de forma burlesca la desafortunada influencia de Gondomar y de la Monarquía española sobre la Corte inglesa. Cfr. Wright, L. B., "Propaganda against James I's Appeasement of Spain", Huntington Library Quarterly, 6 (1943), pp. 149-172. [ Links ]

    38 Redworth, G., El príncipe y la infanta: una boda real frustrada, Madrid, Taurus, 2004. [ Links ]

    39 Wilson, D. H.., King James VI and I. London, 1956, p. 273. [ Links ]

    40 Carter, C. H., The Secret Diplomacy of the Habsburgs, 1598-1625, London and New York, 1964, pp. 123-130. [ Links ]

    47 "Declaration of the causes mooving the Queene of England to give Aide to the Defence of the People Afflicted and oppressed in the Lowe Countries", publicado en octubre de 1585. En la misma se exponían, de una forma oficial, los motivos que habían llevado a su país a apoyar militar y financieramente a los Países Bajos: ".... quan justa y raçonables causas son las que nos a mobido a dar ayuda y asistencia a nuestros circunvecinos y natural gente de los Estados Bajos, siendo por muy largas guerras y oprisiones de los estrangeros miserablemente angustiados y creyendo benir en una perpetua servidumbre". La traducción española se encuentra en la Biblioteca Nacional de Madrid, Mss. 9.372, fs. 123r-131r. También puede seguirse en Calvar Gross, J. et al. (eds.), La batalla del Mar Océano, I. Madrid, 1988, pp. 512-516. La versión inglesa en Kinney, A. F. (ed.)., Elizabethan Backgrounds. Hamden, Conn., 1975, pp. 197-211. "Declaración de las causas que an mobido a la merced de la Reyna de Yngalaterra a dar ayuda y asistencia a la oprimida y angustiada gente de los Estados Bajos". Richmond, 1/11 de octubre de 1585 (estilos antiguo/nuevo). [ Links ]

    [ Links ]

    48 Cfr. Gómez-Centurión, C., La Invencible y la empresa de Inglaterra, Madrid, Nerea, 1988, pp. 48-50. [ Links ]

    50 Whitehead, B. T., Brags and Boasts: Propaganda in the year of the Armada, Dover, Alan Sutton, 1994, p. 95. [ Links ]

    51 La versión británica sobre el proyectado desembarco de Felipe II constituye –en palabras de J. Alcalá-Zamora– un claro ejemplo de fabulación y mitificación historiográfica. Una imagen creada gracias a las emociones y al miedo existente en la Inglaterra de 1588 sobre la amenaza de un desembarco español irresistible en términos militares. Otras derivaciones, en su opinión, tampoco tienen consistencia. Por una parte, el fracaso de la empresa ni determinó el de la estructura imperial española ni repercutió en ninguna hegemonía naval inglesa; por otra, la derrota de la Invencible tampoco puede satanizarse, santificando la causa de los intereses protestantes. Cfr. Alcalá-Zamora, J., La Empresa de Inglaterra (La "Armada Invencible": fabulación y realidad), Madrid, Real Academia de la Historia, 2004, pp. 20-22. [ Links ]

    53 El Parlamento fue convocado, por lo general, para aconsejar en aspectos fundamentales, tales como: la seguridad de la reina, de la iglesia y del Reino, así como para contribuir económicamente al sostenimiento de la política exterior y de las susceptibles acciones militares que la implicaran. Aunque tradicionalmente los Comunes garantizaban un subsidio simple, a modo de tributación sobre la tierra o determinados bienes, la guerra abierta frente a España demostró que era inadecuado y tuvo que ser incrementado. De hecho, en 1589 la ayuda se transformó en un doble subsidio, que produjo 280.000 libras esterlinas en cuatro años, aunque el gasto de aquel año había alcanzado 1.030.000 libras. Cfr. Hartley, T. E.., Elizabeth's Parliaments. Queen, Lords and Commons, 1559-1601, Manchester, Manchester University Press, 1992, pp. 48-55. [ Links ]

    54 Véase, Recio, O., El socorro de Irlanda en 1601 y la contribución del ejército a la integración social de los irlandeses en España, Madrid, Ministerio de Defensa, 2002, pp. 51-52. [ Links ]

    55 Para profundizar en el conflicto, resulta interesante la consulta de la obra de Morgan, H., Tyrone's Rebellion: Outbreak of the Nine Year's War in Tudor Ireland, Suffolk, Woodbridge, 1993. [ Links ]

    56 Pierson, P., Felipe II de España. México, F.C.E., 1975, pp. 251-264. Cit. por Gómez-Centurión, C., op. cit., p. 65. [ Links ]

    57 Campanella, T., La Monarquía Hispánica. Edición moderna, Madrid, 1982, pp. 189-190. [ Links ]

    58 Dadson, T. J., "La imagen de España en Inglaterra en los siglos XVI y XVII", en López de Abiada, J. M., y López Bernasocchi, A. (eds.), Imágenes de España en culturas y literaturas europeas (siglos XVI-XVII), Madrid, 2004, pp. 129 y ss. [ Links ]

    60 De hecho, en su estudio comparativo sobre el teatro español y el isabelino se viene a constatar cómo el tratamiento dado a ambos soberanos difiere entre la imagen prudente, compasiva e ilustrada, encarnada por la reina Isabel, al menos así se colige en La española inglesa de Cervantes, y el talante arrogante y mezquino que difundían los panfletistas ingleses de Felipe II. Cit. Cruickshank, D. W., "Lisping and Wearing Strange Suits": Personajes ingleses en la escena española y personajes españoles en la escena inglesa: 1580-1680", en Stoll, A. K., Vidas paralelas. El teatro español y el teatro isabelino: 1580-1680. London, Tamesis, 1993, pp. 9-24. Citado por Dadson, T. J., "La imagen de España en Inglaterra en los siglos XVI y XVII", en López de Abiada, J. M. y López Bernasocchi, A., Imágenes de España en culturas y literaturas europeas (siglos XVI-XVII), Madrid, Verbum, 2004, p. 171. [ Links ]

    [ Links ]

    61 Stewart, R. W., "Arms and expeditions: the ordnance office and the assaults on Cádiz (1625) and the Isle of Rhé (1627)" en Fissel (ed.), War and Government, 1598-1650, Manchester, Manchester University Press, 1991, pp. 112-132; y Cogswell, T., "Foreign Policy and Parliament: the case of La Rochelle, 1625-1626", English Historical Review, XCIX (1984), pp. 241-267. [ Links ]

    [ Links ]

    63 La apertura de negociaciones puede seguirse en: Michel, E., "Les missions diplomatiques de Rubens", Revue des Deux Mondes, CXLIII (1987), p. 411; Reeve, L. J., Charles I and the Road to Personal Rule. New York: Cambridge University Press, 1989, pp. 15-16, 43, 53-57, 185-186, 227-239 y 260-265; y Macfadyen, A., Anglo-Spanish Relations, 1625-1660., Unpublished PhD, University of Liverpool, 1967. [ Links ]

    [ Links ]

    [ Links ]

    66 Elliott, J. H., y De La Peña, F. J., Memoriales y cartas del conde-duque de Olivares, 2 vols. Madrid, 1978-1980. cit., "Resumen que hizo el rey don Felipe IV del estado de su Monarquía, a los 6 de haber entrado a gobernarla, al Consejo de Castilla", vol. I, pp. 246-247. [ Links ]

    70 Turner, O., "La segunda embajada de Don Carlos Coloma a Inglaterra y la Paz anglo-española de 1630", Estudios de Historia Moderna, 2, 1952, pp. 138-143. [ Links ]

    78 Cfr. Gardiner, S. R., The Personal Government of Charles I, 1628-1637. Londres, 1877. 2 vols, I, pág. 215. [ Links ]

    79 Véase, Sanz Camañes, P., "Las paces con Inglaterra", en Martínez Millán, J. y Visceglia, Mª. A., La monarquía de Felipe III: Los reinos, Madrid, Fundación MAPFRE-Instituto de Cultura, 2008, Vol. IV, pp. 1316-1349. Los Tratados con Inglaterra pueden seguirse en Abreu y Bertodano, J. A., Colección de los Tratados de Paz. Reinado de Felipe III, Primera parte [ Microforma], Oviedo, 1989. El de 1604 se encuentra entre las pp. 243-282. [ Links ]

    [ Links ]

    83  Rodríguez-Salgado, M.., Felipe II. El «Paladín de la Cristiandad» y la Paz con el Turco. Colección «Síntesis» XI, Valladolid, Universidad de Valladolid, 2004. [ Links ]

    85 Estos hechos constituían un auténtico peligro que amenazaba la jurisdicción inglesa y el prestigio del monarca inglés, quien ostentaba la titularidad de "Sovereign of the Seas", lo que impelía a la acción unilateral de imponer el Ship Money. La popularidad de la demanda venía a justificar el impuesto inglés del Ship Money, a través del cual el rey Carlos pretendía redimir los fracasos de la década anterior. La dominación holandesa de las pesquerías del Mar del Norte se incrementaba al mismo tiempo que los bajeles franceses comerciaban sin obstáculos en las aguas del Canal. Véase, Butler, W. E., "Grotius and the Law of the Sea" en Bull, H., Kinsbury, B., y Roberts, A., (eds.), Hugo Grotius and International relations, Oxford, Oxford University Press, 1990, pp. 209-220. La rivalidad comercial anglo-holandesa puede seguirse en los estudios de: Boxer, C. R., The Dutch Seabome Empire: 1600-1800, New York, 1965; y Bardour, V., "Dutch and English Merchant shipping in the Seeventeenth Century", The English Historical Review, 2, 1930, pp. 261 y ss. [ Links ]

    [ Links ]

    [ Links ]

    86 Véase, Fisher, J. R., Relaciones económicas entre España y América hasta la independencia, Madrid, MAPFRE, 1992, pp. 95-115. [ Links ]

    93 De ello se ocupaba ya el clásico trabajo de Zaragoza, J., Piraterías y agresiones de los ingleses y otros pueblos de Europa en la América Española desde el siglo XVI al XVIII deducidos de las obras de D. Dionisio Alsido Herrero, Madrid, 1883. También, en: Elliott, J. H. (ed.), Hispanic World. Civilization and Empire. Europe the Americas, Past and Present. London, 1991, p. 72; Tomás y Valiente, F., "El Gobierno de la Monarquía y la administración de los reinos en la España del siglo XVII", vol. xxv, La España de Felipe IV, de la Historia de España dirigida por José M. Jover Zamora, Madrid, Espasa-Calpe, 1982. pp. 17, 31-32, 44-46; y Macfadyen, A., Anglo-Spanish Relation, pp. 84 y 117-119. [ Links ]

    [ Links ]

    [ Links ]

    [ Links ]

    94 Sobre las relaciones comerciales en América en tiempos de Felipe II, resulta de interés: Lorenzo Sanz, E., Comercio de España con América en la época de Felipe II, Valladolid, Universidad de Valladolid, 1979. Plantea un análisis de los ciclos comerciales, entre 1551 y 1600. Para la financiación de la carrera indiana, puede verse, Bernal, A. M., La financiación de la carrera de Indias (1492-1824): dinero y crédito en el comercio colonial español con América, Sevilla, Fundación El Monte, 1992, pp. 209-292. La segunda mitad de siglo, en García Fuentes, L., El comercio español con América, 1650-1700., Sevilla, Diputación Provincial de Sevilla, 1980. [ Links ]

    [ Links ]

    [ Links ]

    97 Cit. Davenport, F. O., European Treaties Bearing on the History of the United States and its Dependencies, 4 vols., Washington, 1917-1937, vol. 1, p. 256. [ Links ]

    98 Con respecto a las Bermudas, en verano de 1612 llegaban a Madrid los rumores del establecimiento de una pequeña colonia inglesa de 300 hombres y 60 mujeres. A.G..S. Estado, Inglaterra, legajo 2.513 (año 1607). El Consejo de Estado, a 10 de noviembre de1607 se ocupó, fundamentalmente, de las cartas de Pedro de Zúñiga en relación a la colonización inglesa de la Virginia. También en Andrews, K. R., Elizabethan Privateering: English Privateering during the Spanish War, 1585-1603, Cambridge, Cambridge University Press, pp. 188-189. [ Links ]

    101 Londres, Southampton, Dorset, Devon y Cornwall, Bristol y Bridgewater fueron los puertos más significativos del corsarismo inglés. Cfr. Andrews, K. R., Elizabethan Privateering. Londres, 1966, pp. 33 y 124; Bordeje, F. de, Tráfico de Indias, pp. 164-179; Lorenzo Sanz, E., Comercio de España con América..., Vol. II, pp. 426-428. [ Links ]

    [ Links ]

    104 Cit. Stradling, R. A., The Spanish Monarchy and Irish Mercenaries. The Wild Geese in Spain, 1618-1668, Dublin, Blackrock, 1994, p. 23. [ Links ]

    111  Loomie, A. J., "Olivares, the English Catholics and the Peace of 1630»", Revue Belge de Philologie et d'Historie, 47, 1969, pp. 1154-1166; Adams, S. L., "Spain or the Netherlands?", pp. 99-100; Reeve, L. J., Charles I and the Road to Personal Rule..., pp. 253-55; Sharpe, K., The Personal Rule..., pp. 68-69; y Hibbard, H., Charles I and the Popish Plot, Caroline University, 1983, p. 75. [ Links ]

    [ Links ]

    [ Links ]

    112 Sanz Camañes, P., "England and the Spanish Foreign Policy during the 1640", European History Quarterly, Lancaster University, 1998, vol. 28, n° 3, pp. 291-310. [ Links ]

    116  En España, Cottington recibía una nueva proposición ventajosa –conocida como el papel de Quiroga– que contenía la promesa formal de una completa restitución de la parte española del Palatinado siempre y cuando los ingleses lograsen una liga secreta contra los holandeses. Véase, Reeve, L. J., "Quiroga's paper of 1631: a missing link in Anglo Spanish diplomacy during the Thirty Years War", The English Historical Review, 101, 1986, pp. 913-925. [ Links ]

    118 La bibliografía sobre el sistema de imposición inglesa relacionada con el Ship Money es tan numerosa que requeriría un capítulo aparte. Por tanto, citamos tres trabajos de referencia: Gordon, M. D., "The collection of ship money in the Reign of Charles I", Transactions of the Royal Historical Society, 3rd. Series, 4, 1910, pp. 141-62; Quintrel, B. W., "Charles I and his navy in the 1630s", Seventeenth Century, III, 2, 1988, pp. 160 y pp. 165-166; y Sharpe, K., The Personal Rule..., en cuyo trabajo las referencias son constantes: pp. 103, 195, 265-270, 383-384, 423-427, 509-510, 529-558, 567-596, 624-627, 703-704, 714-730, 865-876, 905 y 926. [ Links ]

    [ Links ]

    121 Las negociaciones hispano-inglesas para formar una alianza durante 1640 han sido estudiadas por Elliott, J. H., "The Year of the Three Ambassadors" en Lloyd-Jones, H., Peal, V. y Worden, B. (eds.), London, Duckworth, 1981, pp. 165-181. [ Links ]

    122 Sobre las ventajas y desventajas del matrimonio español, véase Puyuelo y Salinas, C., Carlos de Inglaterra en España. Un príncipe de Gales busca novia en Madrid, Madrid, Escelicer, 1962, pp. 36-38. [ Links ]