SciELO - Scientific Electronic Library Online

SciELO - Scientific Electronic Library Online

Referencias del artículo

MARTINEZ, Ignacio. El caudillo y el párroco: Centralización política y eclesiástica durante la autonomía santafesina. 1815-1852. Bol. Inst. Hist. Argent. Am. Dr. Emilio Ravignani [online]. 2012, n.34, pp. 11-45. ISSN 0524-9767.

    2 El estudio de la historia política a escala provincial cobró nueva dimensión a partir de los estudios de José Carlos Chiaramonte. Un compendio de las principales hipótesis de este autor puede hallarse en Ciudades, provincias, Estados: Orígenes de la Nación Argentina (1800- 1846). Buenos Aires, Ariel, 1997. [ Links ]

    Algunos espacios provinciales fueron más estudiados que otros. Para Buenos Aires, pueden consultarse los trabajos de Noemí Goldman, Marcela Ternavasio, Jorge Myers, Oreste Carlos Cansanello, Jorge Gelman, Ricardo Salvatore, Gabriel Di Meglio y Raúl Fradkin, entre otros. También existe una cantidad importante de investigaciones para las provincias de Tucumán (se destacan las de Gabriela Tío Vallejo e Irene García), Mendoza (particularmente los trabajos de María Eugenia Molina y Beatriz Bragoni), Córdoba (ver trabajos de Silvia Romano), Salta (para esta provincia pueden consultarse los estudios de Sara Mata y Marcelo Marchionni), Corrientes (aquí siguen siendo los estudios de J. C. Chiaramonte los que mejor han tratado el caso) y Santa Fe (particularmente, la investigación de Sonia Tedeschi). La renovación en historia eclesiástica argentina ha madurado en los últimos años al punto de ofrecer obras monográficas que presentan una nueva imagen del rol político del clero en diferentes regiones. Para Buenos Aires pueden consultarse Jaime Peire, El taller de los espejos. Iglesia e imaginario, 1767-1815. Buenos Aires, Claridad, 2000, [ Links ]

    Roberto Di Stefano, El púlpito y la plaza. Clero, sociedad y política de la monarquía católica a la república rosista Buenos Aires, Siglo XXI, 2004; [ Links ]

    María Elena Barral, De sotanas por la pampa. Religión y sociedad en el Buenos Aires rural tardocolonial. Buenos Aires, Prometeo, 2007; [ Links ]

    para Córdoba, Valentina Ayrolo. Funcionarios de Dios y de la República: Clero y política en la experiencia de las autonomías provinciales. Buenos Aires, Biblos, 2007. [ Links ]

    También existen investigaciones para Salta encabezadas y coordinadas por Gabriela Caretta, y para Mendoza llevadas adelante por Oriana Pelagatti. A nivel supraprovincial, la historia del clero secular ha sido menos explorada. Véanse Roberto Di Stefano y Loris Zanatta, Historia de la Iglesia argentina. Buenos Aires, Grijalbo-Mondadori, 2000, [ Links ]

    y Miranda Lida, Dos ciudades y un deán: biografía de Gregorio Funes. Buenos Aires, Eudeba, 2006. [ Links ]

    3 La decisión de utilizar el término universo eclesiástico en vez de Iglesia para referir a las instituciones y al personal eclesiástico en estos primeros años del siglo XIX obedece a una opción metodológica. La intención es no adjudicar a la compleja realidad eclesiástica tardocolonial del Río de la Plata una coherencia y unidad institucional que adquirirá a lo largo del siglo XIX. Al respecto, ver Roberto Di Stefano, "De la cristiandad colonial a la iglesia nacional. Perspectivas de investigación en historia religiosa de los siglos XVIII y XIX" en Andes, núm. 11, 2000, [ Links ]

    4 El proceso de surgimiento del estado provincial, acompañado por la puesta en práctica de nuevas formas de representación, de ámbitos de deliberación como la Sala de Representantes, pero también de fuerte concentración personal del poder en la figura del gobernador y caudillo Estanislao López, fue estudiado detalladamente por Sonia Tedeschi en su tesis de maestría (Sonia Tedeschi, Política e instituciones en el Río de la Plata: El caso de Santa Fe entre 1819 y 1838. Tesis de Maestría, Universidad Internacional de Andalucía. Sede Iberoamericana "Santa María de la Rábida", 2003). [ Links ]

    Asimismo, el de Santa Fe fue desde temprano comparado con otros casos provinciales: José Carlos Chiaramonte, "Legalidad constitucional o caudillismo: el problema del orden social en el surgimiento de los estados autónomos del Litoral Argentino en la primera mitad del siglo XIX" en Desarrollo Económico, vol. 102, 1986; [ Links ]

    José Carlos Chiaramonte, "Finanzas públicas de las provincias del Litoral, 1821-1841" en Anuario del IEHS, núm. 1, 1997; [ Links ]

    Noemí Goldman y Sonia Tedeschi, "Los tejidos formales del poder. Caudillos en el interior y el litoral rioplatenses durante la primera mitad del siglo XIX", en Noemí Goldman y Ricardo Salvatore (eds.) Caudillismos rioplatenses. Nuevas miradas a un viejo problema. Buenos Aires, Eudeba, [1998] 2005. pp. 135-57. [ Links ]

    6 En la práctica, al subdelegado se le siguió llamando teniente gobernador y sus funciones reales no variaron demasiado. Sobre los límites de las reformas de intendentes a nivel local, puede verse Griselda Tarragó, "Las reformas borbónicas", en Darío Barriera (ed.), Nueva Historia de Santa Fe, vol. 3.: Economía y Sociedad (siglos XVI a XVIII). Rosario, Prohistoria Ediciones / Diario La Capital, 2006, pp. 115-43. [ Links ]

    La reforma intendencial en el Virreinato del Río de la Plata es estudiada con detalle por María Laura San Martino de Dromi, Intendencias y provincias en la historia argentina. Buenos Aires, Editorial Ciencias de la Administración, s/f. [ Links ]

    8 Sobre las funciones del juez foráneo ver de María Elena Barral, "Fuera y dentro del confesionario. Los párrocos rurales de Buenos Aires como jueces eclesiásticos a fines del período colonial" en Quinto Sol, núm. 7, 2003, pp. 11-36; [ Links ]

    9 Una información detallada sobre los oratorios y capillas santafesinas puede encontrarse en Edgar Stoffel, Historia de la Iglesia en Santa Fe, mimeo, s/f. [ Links ]

    10 Al respecto, puede consultarse: Federico Cervera. "Las reducciones indígenas en el período independiente", en Comisión Redactora de la Historia de las Instituciones de la Provincia de Santa Fe (ed.) El problema del indio, fortines y milicias, régimen municipal, instituciones religiosas, moneda y bancos, heráldica-banderas. Santa Fe, Comisión Redactora de la Historia de las Instituciones de la Provincia de Santa Fe, 1970. [ Links ]

    11 dad 15 frailes franciscanos y 7 mercedarios. Mejor provisto estuvo a comienzos del período el convento de San Carlos: en 1810 arribaron de España doce nuevos religiosos que se sumaron a los cuatro ya existentes y a los doce hermanos legos que allí residían. Para los dominicos tenemos cifras demasiado tardías: en 1830 eran siete. E. Stoffel, Historia de la Iglesia en Santa Fe..., p. 23. Los datos correspondientes al convento de San Carlos son de Américo Tonda. El obispo Orellana y la Revolución. Córdoba, Universidad Católica, 1981 [ Links ]

    12 La lista está compuesta por el cura y vicario, Dr. Francisco de Vera y Mujica, el cura rector, Dr. Antonio Guzmán, el sacristán mayor, Dr. Bartolomé Zuviría, el beneficiado de evangelio, Gregorio Antonio de Aguiar, el de epístola, Juan Nepomuceno Caneto, un teniente cura, el licenciado Juan Antonio de Larrechea, y Malaquías Duarte Neves. La visita en Edgar Stoffel. Documentos inéditos de la Santa Visita Pastoral al Obispado del Río de la Plata 1803 y 1805. Santa Fe, Universidad Católica de Santa Fe, 1992 [ Links ]

    13 Para 1808 Cervera menciona la creación de una vice parroquia en la capilla de San Antonio, con un sacerdote destinado a su servicio. No he encontrado confirmación de estos datos en otras fuentes. Manuel Cervera. Historia de la ciudad y provincia de Santa Fe. Santa Fe, Universidad Nacional del Litoral, 1980, pp. 102-105 [ Links ]

    15 Pueden compararse estos números con la proporción del clero secular que Roberto Di Stefano calcula para la ciudad de Buenos Aires en 1805, de un 0,33% de la población (Roberto Di Stefano, "Abundancia de clérigos, escasez de párrocos: las contradicciones del reclutamiento del clero secular en el Río de la Plata. 1770-1840", en Boletín del Instituto de Historia Argentina y Americana "Dr. Emilio Ravignani", 3 Serie, núm. 16-17, 1998, pp. 33-59). [ Links ]

    En la diócesis de Córdoba, Valentina Ayrolo estima una presencia del 0,22% sobre la población para el año 1813, (Ayrolo, Funcionarios de Dios y de la República..., pp. 132-133). En La Rioja, la proporción del clero secular alcanzaba en 1813 una cifra casi idéntica a la santafesina del 0,06% (Caretta, Gabriela, y Ayrolo, Valentina. "Curas seculares del Tucumán entre la colonia y la independencia (1776-1810)." en Rodolfo Aguirre y Lucrecia Enríquez Agrazar (eds.) La Iglesia hispanoamericana, de la colonia a la república. México, D. F.: UNAM / Instituto de Historia, Pontificia Universidad Católica de Chile / Plaza y Valdés Editores, 2008. pp. 45-70). [ Links ]

    16 Esta escasez crónica parece haber provocado ciertas irregularidades en la atención espiritual de la región. En su visita, el obispo Lué y Riega mandó al cura de Coronda prohibir la celebración de misas a seculares o regulares que no contaran con las licencias pertinentes. Pero al mismo tiempo ordenó al párroco que buscara un sacerdote para oficiar en una capilla alejada del poblado. Stoffel. Documentos inéditos de la Santa Visita Pastoral...p. 7. En 1825 el cura de Rosario escribió al gobernador sustituto, Pascual Echage, alertándolo sobre el estado de abandono de la feligresía que habitaba entre Pavón y Arroyo del Medio. Le explicaba que los curas de San Nicolás y Pergamino no se hacían cargo de esta población y le sugería que, dadas las circunstancias, los religiosos de San Lorenzo serían más provechosos en el campo que encerrados en sus claustros. (Nicolás Fasolino, "Un santafesino en el cabildo abierto de 1810. Dr. Pascual Silva Braga. 1774-1828" en Revista de la Junta Provincial de Estudios Históricos de la Provincia de Santa Fe, vol. XXIV, 1958). [ Links ]

    17 Sobre el conflicto con Guzmán, que estaba a su vez entrelazado con uno más vasto entre el Virrey Vértiz y el obispo de Buenos Aires, Malvar y Pinto, ver Cayetano Bruno, Historia de la Iglesia en Argentina. vol. 6. Buenos Aires, Don Bosco, 1970, pp. 298-302 [ Links ]

    19 El conflicto entre Vera y Mujica y Guzmán fue reconstruido por Stoffel, Historia de la Iglesia en Santa Fe.... y Américo Tonda, "El confinamiento del Dr. Vera y Mujica (1810)" en Boletín del Archivo General de la Provincia, núm. 7-8, 1975-1976, pp. 3-13; [ Links ]

    Américo Tonda, "El Dr. José de Amenábar, cura y vicario de Santa Fe" en Res Gesta, núm. 13, 1983, pp. 1-14. [ Links ]

    24 En el Convento de San Lorenzo las autoridades porteñas habían dispuesto la detención de cuatro religiosos. Ver Juan Alvarez, Historia de Rosario (1689-1939). Rosario, UNR Editora - Editorial Municipal de Rosario, 1997, p. 151. [ Links ]

    31 Es notable que, diez años después, la imagen monstruosa de dos cabezas dirigiendo el cuerpo de la parroquia fuera utilizada también por el provisor de Buenos Aires en plena reforma eclesiástica para fundamentar la eliminación del segundo cura de las parroquias de la provincia. Esta medida ha sido interpretada por Roberto Di Stefano como una herramienta más para construir una iglesia provincial unitaria y centralizada. Ver Di Stefano, "Ut unum sint. La reforma como construcción de la Iglesia (Buenos Aires 1822- 1824)", en Rivista di Storia del Cristianesimo, núm. 3, 2008, pp. 499-523. [ Links ]

    34 El caso del Deán de Córdoba, Gregorio Funes, es el ejemplo mejor estudiado de una carrera que busca constantemente combinar el derrotero político con el eclesiástico. Al respecto, puede consultarse un artículo de Halperin Donghi reeditado recientemente: "El letrado colonial como intelectual revolucionario: el deán Funes a través de sus apuntamientos para una biografía." en Nancy Calvo, Roberto Di Stefano y Klaus Gallo (eds.) Los curas de la Revolución. Buenos Aires, Emecé, 2002. pp. 35-57 Para un estudio má [ Links ]

    35 Llama la atención la alta proporción de eclesiásticos que conformaban la Junta. Estaba compuesta por Gregorio A. de Aguiar, beneficiado de la Matriz, el cura de Coronda, Pedro M. Neto y los superiores de las tres órdenes existentes en la ciudad, a los que se sumaban cuatro seglares, miembros de la élite local. Es probable que este hecho responda a la intención de otorgar cierto carácter estamental a la representación, puesto que antes de la ruptura abierta entre los cuerpos Cabildo y Junta sesionaban juntos tomando medidas de gobierno que llevaban las firmas de los miembros de ambos órganos. Sólo han quedado de la Junta documentos dispersos, pero ninguno de ellos aclara los criterios con que fueron elegidos sus miembros. Véase la Gazeta de Buenos Aires, Número extraordinario del 12 de septiembre de 1815. Edición facsimilar de la Junta de Historia y Numismática Americana, 1912, Vol.4. También constan las notas intercambiadas entre el Cabildo, la Junta y Viamonte, en Enrique E. Carbonell et al., Leyes y decretos de la provincia de Santa Fe. Recopilación Oficial, Tomo I, Santa Fe, 1925, pp. 12-26. [ Links ]

    Hemos consultado también algunas actas inéditas que Viamonte envió al Director Supremo en: AGN Gobierno Santa Fe 1815-1822: X 5.9.2. Sobre las circunstancias de su creación, existen las anotaciones de Manuel Ignacio Diez de Andino. Diario de Don Manuel Ignacio Diez de Andino. Rosario, Junta de Historia y Numismática Americana, 1931, p. 27. [ Links ]

    36 Las complejas alternativas de este conflicto están tratadas con más detalle en Griselda Tarragó y Darío Barriera, Adiós a la monarquía. De los años revolucionarios a la crisis de 1820. en Darío Barriera (ed.) Nueva Historia de Santa Fe, Vol. 4, Rosario, Prohistoria Ediciones / Diario La Capital, 2006, pp. 117-138. [ Links ]

    39 En la provincia de Córdoba también se produjo un debilitamiento de las órdenes religiosas sin necesidad de una reforma planificada como en Buenos Aires. Ver Ayrolo, Funcionarios de Dios... pp. 107-114. El caso de La Rioja parece ser, entre los estudiados hasta el momento, similar en este sentido a la experiencia santafesina. Allí los religiosos denunciaron en 1826 una serie de medidas tomadas en conjunto por las autoridades civiles y eclesiásticas de la provincia destinadas a reducir aún más al clero regular y subordinarlo al párroco de la matriz. Ver: Valentina Ayrolo, "Pervivencia de la Iglesia colonial durante la primera mitad del siglo XIX en la Vicaría Foránea de La Rioja". en Valentina Ayrolo y Matías Wibaux (eds.) Actas de las Jornadas de Trabajo y Discusión, problemas y debates del temprano siglo XIX. Espacios, Redes y Poder. Mar del Plata, Ediciones Pedro Suárez, 2005, pp. 145-157. [ Links ]

    40 Esta información está tomada de Urbano de Iriondo, Apuntes para la historia de la Provincia de Santa Fe. Santa Fe, Imprenta de "El Eco del Pueblo", 1876, p. 46-47 [ Links ]

    42 El artículo de Néstor Tomás Auza, "Los recursos económicos de la Iglesia hasta 1853. Antecedentes del presupuesto de culto", en Revista Histórica, núm. 8, 1981, pp. 3-28 trabaja sobre el estado de las rentas eclesiá [ Links ]

    43 Al respecto ver de Roberto Di Stefano "Dinero, poder y religión: el problema de la distribución de los diezmos en la diócesis de Buenos Aires (1776-1820)", en Quinto Sol, vol. núm. 4, 2000, pp. 87-115, [ Links ]

    Di Stefano. El púlpito... pp. 193-205 y del mismo autor "Ut unum sint..." También trata el tema, haciendo foco en las parroquias rurales, María Elena Barral. "Un salvavidas de plomo. Los curas rurales de Buenos Aires y la reforma eclesiástica de 1822-1823" en Prohistoria digital, núm. 13, 2009
    [ Links ]

    49 En mayo de 1824 López refrendó la disposición que había tomado el año anterior su sustituto para aumentar la cuota de los fondos municipales asignada a la festividad del Corpus. Ver Archivo General de la Provincia de Santa Fe, Papeles de Estanislao López, Santa Fe, 1976, tomo III, p. 88. [ Links ]

    51 La disposición de la Junta de Representantes con fecha 9 de septiembre de 1842, en Registro Oficial de la Provincia de Santa Fe. Santa Fe, Tipografía de la Revolución, 1888, t. I, p. 403 [ Links ]

    54 Ver nota de López a su ministro de hacienda, José Lassaga, sin fecha, en Papeles de Estanislao López, tomo III, p. 135. [ Links ]

    58 Perteneciente a la orden de San Francisco, el padre Castañeda había sido uno de los primeros y más acérrimos defensores de la causa revolucionaria en Buenos Aires. A comienzos de la década de 1820, su ferviente campaña periodística en contra de las reformas eclesiásticas rivadavianas le valieron la expulsión de la ciudad de Buenos Aires. A partir de allí, iniciará un azaroso peregrinar por las provincias litorales, hospedado por los gobernadores federales opositores al poder porteño. Sobre Castañeda la bibliografía es abundante; destacamos: Adolfo Saldías. Vida y escritos del P. Castañeda. Buenos Aires, A. Moen, 1903; [ Links ]

    Guillermo Furlong. Vida y obra de Fray Francisco de Paula Castañeda. San Antonio de Padua, Ed. Castañeda, 1994; [ Links ]

    Fabián Herrero. "Francisco de Paula Castañeda, (1776-1832). Sobre algunas líneas bárbaras en su discurso político." en Nancy Calvo, Roberto Di Stefano, y Klaus Gallo (eds.) Los curas de la revolución... pp. 247-64. [ Links ]

    Sobre Castañeda en Santa Fe escribió Guillermo Furlong: "Francisco Castañeda y Estanislao López" en Anuario del Instituto de Investigaciones Históricas, núm. 10, 1969, pp. 249-258; [ Links ]

    "Fray Francisco de Castañeda en Santa Fe" en Revista de la Junta Provincial de Estudios Históricos de la Provincia de Santa Fe, vol. XL, 1969, pp. 51-69; [ Links ]

    y "Buenos Aires Cautiva Periódico santafesino de 1829" en Revista de la Junta Provincial de Estudios Históricos de la Provincia de Santa Fe, vol. XLVIII, 1974, pp. 33-46. [ Links ]

    66 En noviembre de 1823, tras renunciar definitivamente el conflictivo Pedro Neto al curato de Coronda, el provisor del obispado encargó a Amenábar se pusiera "de acuerdo con el Sr. Gobernador de esa Provincia, y me propondrá un Sacerdote de virtud e idoneidad" a los fines de designarlo cura interino hasta tanto se sustancie el concurso. Nicolás Fasolino, "Mtro. Pedro Mártir Neto, 1774-1824" en Revista de la Junta Provincial de Estudios Históricos de la Provincia de Santa Fe, vol. XXIV, 1958, p. 18. [ Links ]

    El 1 de junio de 1839 Amenábar se dirigió al gobernador Juan Pablo López comunicándole el nombramiento del Pbro. Damián Gómez como cura interino de Coronda. Ver Salvador María Dana Montano, "El Dr. José de Amenábar Padre de la patria" en Revista de la Junta Provincial de Estudios Históricos de la Provincia de Santa Fe, vol. LII, 1982, p. 65. [ Links ]

    67 Los escasos datos disponibles sugieren que los procesos aquí descriptos podrían darse en otras provincias que, al igual que Santa Fe, no poseían estructura catedralicia. Sabemos por ejemplo que, a mediados del siglo XIX, casi todas las provincias administraron los fondos de diezmos como un rubro más de los ingresos fiscales, destinando sólo una parte (cuando lo hacían) al sostén del clero (ver de Néstor Tomás Auza "Los recursos económicos de la Iglesia hasta 1853. Antecedentes del presupuesto de culto", en Revista Histórica, núm. 8, 1981, pp. 3-28). [ Links ]

    68 Sobre la importancia de los obispos en el contexto de la sociedad rioplatense a comienzos del siglo XIX y las dificultades que abrió la revolución a los gobiernos criollos para su renovación ver Ignacio Martínez "El obispo universal y sus tenientes. Ingreso de la autoridad papal a las iglesias rioplatenses. 1820-1853" en Signos en el tiempo, Rastros en la tierra, vol. V, Universidad de Luján, 2010 (en prensa) [ Links ]

    69 Sobre la misión Muzi la bibliografía es abundante. Valentina Ayrolo, "Una nueva lectura de los informes de la misión Muzi: la Santa Sede y la Iglesia de las Provincias Unidas" en Boletín del Instituto de Historia Argentina y Americana "Dr. Emilio Ravignani", 3 Serie, núm. 14, 1996, pp. 31-60. [ Links ]

    Desde una visión tradicional: Pedro De Leturia y Miguel Batllori, (eds.), La primera misión pontificia a Hispanoamérica: 1823-25. Ciudad del Vaticano, Biblioteca Apostólica, 1963; [ Links ]

    Avelino Gomez Ferreyra. Viajeros Pontificios al Río de la Plata y Chile (1823-1825). Córdoba, 1970. [ Links ]

    74 Vicente Fidel López. Manual de Historia Argentina. Buenos Aires, La Cultura Popular, s/f, pp. 415-416. [ Links ]

    75 La alusión de Paz es mucho más escueta. José María Paz. Memorias póstumas. Vol. III Buenos Aires, Hyspamérica, 1988, p. 240. [ Links ]

    76 Sobre el ingreso, expulsión y reingreso de Amanábar al Cabildo Eclesiástico de Buenos Aires, trata Américo Tonda, "El doctor Amenabar, canónigo de Buenos Aires" en Revista de la Junta Provincial de Estudios Históricos de la Provincia de Santa Fe, vol. 30, 1963, pp. 35-57. [ Links ]